Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 19 Oct 2018, 18:16

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: 25 Sep 2018, 18:52 
Desconectado

Registrado: 30 Dic 2017, 19:04
Mensajes: 299
Comparto un breve texto que escribí durante los estudios, hoy lo rescaté de otro foro, puede ser de ayuda para comprender algunos de los conceptos e ideas expuestos en otros hilos y que han requerido por parte de algunos usuarios, petición de aclaración.

No obstante, el texto puede ser jodido de leer, ya lo aviso.



Una temática transversal en la antropología de la escuela y la educación es la reificación y formalización del conocimiento con fines funcionales de control burocrático.

Las personas operamos con dos tipos de procesos cognitivos diferenciados: los procesos secuencial-lineales y los procesos holísticos. Los primeros son: determinados y predecibles; binarios; causales;unidireccionales, teleológicos; tienen un comienzo y un final determinados; y su característica principal es que el todo es igual a la suma de sus partes por separado.

Los procesos holísticos son: estocásticos; complementarios; contextuales; no tienen principio y fin determinado; procesuales; pueden tener diversas trayectorias; bi-direccionales; y su característica principal es que el todo es más o diferente a la suma de las partes por separado.

Las personas, sociedades y culturas se codeterminan en y con sus contextos físicos, biológicos. Psicológicos, sociales y culturales. El lenguaje y la posterior escritura son elementos importantes en la codeterminación de preferencias neurocognitivas diferenciales entre secuencial-lineales y holísticos. En lo que conocemos como “Sociedad Occidental” a prevalecido la escritura alfabética y el cálculo aritmético, donde los procesos secuencial-lineales son fundamentalmente necesarios y altamente satisfactorios en contextos restringidos, controlados, predecibles, como un laboratorio o los sistemas formales de la burocracia. Pero insostenibles en contextos dinámicos, abiertos, impredecibles, holísticos, como la realidad que trasciende los formalismos, la realidad incorporada y contextualizada.

La reificación ocurre cuando un sistema dinámico complejo, como lo son las personas, sociedades y culturas, son observadas, analizadas y tratadas como sistemas simples estáticos, como procesos secuencial-lineales descontextualizados, binarios y teleológicamente determinados.

Los antropólogos, en el contacto y estudio con “otras” sociedades y culturas con menor hipertrofia secuencial-lineal, se percataron de la emergencia de las discriminaciones diferenciales con que la “Sociedad Occidental” reificaba lo que desconocía por diverso y complejo, tratando de rehacerlo predecible, controlable y descontextualizado. Ante el etnocentrismo secuencializado emerge la perspectiva holística en las ciencias sociales y en concreto en la antropología.

En la actualidad la perspectiva holística es de gran importancia en la metodología de la etnografía en la escuela. En “ Del campo al texto: dilemas del trabajo etnográfico” Elsie Rockwell denuncia el indiscriminado y abusivo uso de las categorías abstractas(reificadas) en la educación escolar, con las graves consecuencias de las políticas uniformes y normalizadoras que se aplican a las personas, sociedades y culturas. Rockwell propone vincular lo local y lo global, lo holístico y lo reificado como nuevo campo de investigación en el que prime la dialéctica entre categorías técnicas (reificadas) y sociales (regenerativas). Regenerativas en el sentido que Robert B. Everhart en “Leer, escribir, resistir” da al conocimiento , un conocimiento regenerativo , interpretativo que emerge de procesos interactivos entre los conocimientos reificados, conocimientos formalizados abstractos en los que el escolar es concebido como una estructura binaria descontextualizada, de la escuela y los procesos holísticos de la vida diaria de los escolares dentro de los límites físicos del centro escolar, donde persiste un énfasis en el ordenamiento estructural del conocimiento reificado y replicador del que no están a salvo los escolares y maestros como miembros de un sistema en que las tradiciones derivadas de la posición y los privilegios de clase codeterminan la legitimidad del conocimiento.

En “Iniciación a la burocracia”, Elisabeth M. Eddy critica la limitación de la autonomía y enajenación de los maestros sobre los medios y materiales educativos que se complementa con la alienación de los escolares como fundamento burocratizadores en un proceso reificador productor de “clichés” y de un curriculum estandarizado que ha de ser seguido por todos. Elizabeth M. Eddy aboga por un examen de la función simbólica (semiótica) en la evaluación del profesorado que aumentará la comprensión de los modos por medio de los cuales se inicia al profesorado a la burocracia educativa. Una perspectiva holista que comparte y completa Ángel Díaz de Rada en “ Valer y valor. Una exhumación de la teoría del valor para reflexionar sobre la desigualdad y la diferencia en relación con la escuela” proponiendo el estudio de las tres dimensiones de operar con diferenciales de los agentes en un campo de valor concreto: dimensión paramétrica, dimensión semiótica y dimensión posicional. Propone combinar las tres dimensiones en un modelo holista en que un “valor” es cualquier relación diferencial entre personas que se procesa simultáneamente en las dimensiones de la desigualdad ( paramétrica), diversidad ( semiótica) y la vinculación ( posicional).

Para evitar la reificación, Díaz de Rada subraya dos fundamentos del modelo:

1) Un individuo, como sujeto social con un cuerpo biológico, no es portador de “valores” según este modelo, sólo puede serlo como persona social, como individuo que en-actúa en un campo significativo y concreto de relaciones.

2) Cualquier campo de valor es relativo a la posición y situación concreta en las tres dimensiones mencionadas. Cada persona de un espacio social concreto contempla el campo de valor pertinente de diferente forma, y actúa sobre el a su manera. Esto es importante porque la relevancia de las dimensiones desigualdad, diferencia y vinculación pueden cambiar dependiendo de como cada persona social particular los combine en la práctica.

En “¿Qué obstáculos encuentra la etnografía cuando se practica en las instituciones escolares?” Díaz de Rada anuncia los obstáculos burocráticos fundamentados por los procesos secuencial-lineales y de reificación:

1)Reduccionismo de la persona, convirtiéndola en individuo, una abstracción descontextualizada y reducida en extremo de la persona.

2)La producción burocrática como contraria a la etnografía por una ideología individualista opuesta al holismo y/o la indagación de las relaciones sociales.

3)Contraria al estudio de lo concreto, las burocracias conciben las organizaciones humanas como un conjunto abstracto de saberes, funciones y procedimientos, en los que el todo es igual a la suma de las partes por separado.

4)La producción burocrática es contraria a la reflexión sobre procesos, evaluando los resultados, a la inversa de la etnografía cuya característica fundamental es el estudio de los procesos.

Como cuestión a debatir, me parece interesante el estudio de los obstáculos de la burocracia y los sistemas expertos y/o en la escuela para la investigación etnográfica, desde la perspectiva de la hipertrofia secuencial-lineal reificadora, pero extendiendo la investigación a los obstáculos que dicha hipertrofia a levantado respecto al acceso, por parte de los escolares, a la lecto-escritura alfabética y el cálculo aritmético como fundamentos e iniciación a la burocracia.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 26 Sep 2018, 15:30 
Desconectado

Registrado: 19 Ene 2018, 20:42
Mensajes: 807
H.D. escribió:
Comparto un breve texto que escribí durante los estudios, hoy lo rescaté de otro foro, puede ser de ayuda para comprender algunos de los conceptos e ideas expuestos en otros hilos y que han requerido por parte de algunos usuarios, petición de aclaración.

No obstante, el texto puede ser jodido de leer, ya lo aviso.

Una temática transversal en la antropología de la escuela y la educación es la reificación y formalización del conocimiento con fines funcionales de control burocrático.

Las personas operamos con dos tipos de procesos cognitivos diferenciados: los procesos secuencial-lineales y los procesos holísticos. Los primeros son: determinados y predecibles; binarios; causales;unidireccionales, teleológicos; tienen un comienzo y un final determinados; y su característica principal es que el todo es igual a la suma de sus partes por separado.

Los procesos holísticos son: estocásticos; complementarios; contextuales; no tienen principio y fin determinado; procesuales; pueden tener diversas trayectorias; bi-direccionales; y su característica principal es que el todo es más o diferente a la suma de las partes por separado.

Las personas, sociedades y culturas se codeterminan en y con sus contextos físicos, biológicos. Psicológicos, sociales y culturales. El lenguaje y la posterior escritura son elementos importantes en la codeterminación de preferencias neurocognitivas diferenciales entre secuencial-lineales y holísticos. En lo que conocemos como “Sociedad Occidental” a prevalecido la escritura alfabética y el cálculo aritmético, donde los procesos secuencial-lineales son fundamentalmente necesarios y altamente satisfactorios en contextos restringidos, controlados, predecibles, como un laboratorio o los sistemas formales de la burocracia. Pero insostenibles en contextos dinámicos, abiertos, impredecibles, holísticos, como la realidad que trasciende los formalismos, la realidad incorporada y contextualizada.

La reificación ocurre cuando un sistema dinámico complejo, como lo son las personas, sociedades y culturas, son observadas, analizadas y tratadas como sistemas simples estáticos, como procesos secuencial-lineales descontextualizados, binarios y teleológicamente determinados.

Los antropólogos, en el contacto y estudio con “otras” sociedades y culturas con menor hipertrofia secuencial-lineal, se percataron de la emergencia de las discriminaciones diferenciales con que la “Sociedad Occidental” reificaba lo que desconocía por diverso y complejo, tratando de rehacerlo predecible, controlable y descontextualizado. Ante el etnocentrismo secuencializado emerge la perspectiva holística en las ciencias sociales y en concreto en la antropología.

En la actualidad la perspectiva holística es de gran importancia en la metodología de la etnografía en la escuela. En “ Del campo al texto: dilemas del trabajo etnográfico” Elsie Rockwell denuncia el indiscriminado y abusivo uso de las categorías abstractas(reificadas) en la educación escolar, con las graves consecuencias de las políticas uniformes y normalizadoras que se aplican a las personas, sociedades y culturas. Rockwell propone vincular lo local y lo global, lo holístico y lo reificado como nuevo campo de investigación en el que prime la dialéctica entre categorías técnicas (reificadas) y sociales (regenerativas). 1. Regenerativas en el sentido que Robert B. Everhart en “Leer, escribir, resistir” da al conocimiento , un conocimiento regenerativo , interpretativo que emerge de procesos interactivos entre los conocimientos reificados, conocimientos formalizados abstractos en los que el escolar es concebido como una estructura binaria descontextualizada, de la escuela y los procesos holísticos de la vida diaria de los escolares dentro de los límites físicos del centro escolar, donde persiste un énfasis en el ordenamiento estructural del conocimiento reificado y replicador del que no están a salvo los escolares y maestros como miembros de un sistema en que las tradiciones derivadas de la posición y los privilegios de clase codeterminan la legitimidad del conocimiento.En “Iniciación a la burocracia”, Elisabeth M. Eddy critica la limitación de la autonomía y enajenación de los maestros sobre los medios y materiales educativos que se complementa con la alienación de los escolares como fundamento burocratizadores en un proceso reificador productor de “clichés” y de un curriculum estandarizado que ha de ser seguido por todos. Elizabeth M. Eddy aboga por un examen de la función simbólica (semiótica) en la evaluación del profesorado que aumentará la comprensión de los modos por medio de los cuales se inicia al profesorado a la burocracia educativa. 2. Una perspectiva holista que comparte y completa Ángel Díaz de Rada en “ Valer y valor. Una exhumación de la teoría del valor para reflexionar sobre la desigualdad y la diferencia en relación con la escuela” proponiendo el estudio de las tres dimensiones de operar con diferenciales de los agentes en un campo de valor concreto: dimensión paramétrica, dimensión semiótica y dimensión posicional. Propone combinar las tres dimensiones en un modelo holista en que un “valor” es cualquier relación diferencial entre personas que se procesa simultáneamente en las dimensiones de la desigualdad ( paramétrica), diversidad ( semiótica) y la vinculación ( posicional).
Para evitar la reificación, Díaz de Rada subraya dos fundamentos del modelo:

1) Un individuo, como sujeto social con un cuerpo biológico, no es portador de “valores” según este modelo, sólo puede serlo como persona social, como individuo que en-actúa en un campo significativo y concreto de relaciones.

2) Cualquier campo de valor es relativo a la posición y situación concreta en las tres dimensiones mencionadas. Cada persona de un espacio social concreto contempla el campo de valor pertinente de diferente forma, y actúa sobre el a su manera. Esto es importante porque la relevancia de las dimensiones desigualdad, diferencia y vinculación pueden cambiar dependiendo de como cada persona social particular los combine en la práctica.

En “¿Qué obstáculos encuentra la etnografía cuando se practica en las instituciones escolares?” Díaz de Rada anuncia los obstáculos burocráticos fundamentados por los procesos secuencial-lineales y de reificación:

1)Reduccionismo de la persona, convirtiéndola en individuo, una abstracción descontextualizada y reducida en extremo de la persona.
2)La producción burocrática como contraria a la etnografía por una ideología individualista opuesta al holismo y/o la indagación de las relaciones sociales.
3)Contraria al estudio de lo concreto, las burocracias conciben las organizaciones humanas como un conjunto abstracto de saberes, funciones y procedimientos, en los que el todo es igual a la suma de las partes por separado.
4)La producción burocrática es contraria a la reflexión sobre procesos, evaluando los resultados, a la inversa de la etnografía cuya característica fundamental es el estudio de los procesos.

Citar:
0. Como cuestión a debatir, me parece interesante el estudio de los obstáculos de la burocracia y los sistemas expertos y/o en la escuela para la investigación etnográfica, desde la perspectiva de la hipertrofia secuencial-lineal reificadora, pero extendiendo la investigación a los obstáculos que dicha hipertrofia a levantado respecto al acceso, por parte de los escolares, a la lecto-escritura alfabética y el cálculo aritmético como fundamentos e iniciación a la burocracia
.


0. Incluso en ese holismo que tampoco no se consigue definir bien en el texto existe cierta secuenciación "lineal" (yo le hubiera llamado, simplemente, explicación lógica) reificadora porque, de lo contrario, en la interacción natural entre individuos sociales no podríamos siquiera ni comprendernos mutuamente, no te parece?
Es interesante, aunque es conocida ya, la influencia que el contexto social posee en el individuo. Pudiendo afirmar sin miedo a equivoco que el individuo no es solo el sujeto individual sino una suma superior entre este y su propio contexto. Y no solo el contexto social sino las interacciones y experiencias que tenga el individuo con el entorno material que experimente.
Más de una vez, yo mismo, he sido capaz de "hacerme consciente" de cómo percibo el entorno material a mi alrededor. Esta experiencia que no es sino una percepción, genera otra percepción. Ambas percepciones generan, cada una respectivamente, un complejo conjunto de sensaciones.
Por otro lado; no sabría decir con exactitud cual es el grado de incidencia de la estandarización y normalización conceptual de todo lo existente (a fin de poder definirlo exactamente (es necesario e ineludible cierto grado de sistematización del conocimiento)) en las mentes de las personas, no solo de los escolares. No cabe duda de que estar sistemáticamente siendo sistemático y "lineal" (según terminología del texto) con las interpretaciones que se les otorgue a la realidad, máxime si se hace en colectivo, tiene unos efectos determinados también en el propio aprendizaje y en la propia personalidad del sujeto individual, pero es muy difícil cuantificar ese efecto/influencia pues no hay coordenadas de referencia más validas que otras ni sistemas de valor conceptualmente sistematizados. Precisamente, se necesitaría de la estandarización objetiva de esa nueva identidad conceptual y su respectiva fenomenología para poder cuantificar la misma. No creo que exista, al menos en la actualidad, nada que se le pueda parecer.

1. Una pregunta: ¿Robert B. Everhart es el que expresa concretamente los conceptos posición y privilegios de clase en ese párrafo?

2. ¿Podrías concretar a qué te refieres exactamente, o a qué se refieren exactamente lo autores con "posición holista"? Pregunto para tener una comprensión más exacta.

3. Cuando hablas de modelos secuenciales lineales en contraposición a los holísticos y creativos, precisamente; ¿por qué los separas? ¿Es solo para explicitar la diferencia que se da o es que los autores los consideran distintos? ¿No es eso mismo un proceso neurocognitivo secuencial lineal que trata de organizar o estructurar el cuerpo teórico para poder manejarlo teóricamente?
Como bien se expresa por algún otro lado del texto, la separación es una mera categoría epistemológica usada por conveniencia para comprender dos procesos que pareciendo manifestarse con naturalezas distintas en realidad forman parte probable de lo mismo. Pero han de explicitarse como distintos para poder ser comunicados a segundos o terceros sujetos individuales. O, al menos, para poder debatir sobre la posibilidad de su propia naturaleza separada o unitaria.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 27 Sep 2018, 11:52 
Desconectado

Registrado: 19 Ene 2018, 20:42
Mensajes: 807
Sigues ahí, HD?


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 27 Sep 2018, 13:12 
Desconectado

Registrado: 30 Dic 2017, 19:04
Mensajes: 299
Si, si, pero estoy liadillo estos días, discontínuo podríamos decir.

Sobre lo que comentas.

0- El tema del lenguaje es fundamental. Las lenguas y escrituras indoeuropeas, siguen una linealidad irreversible, de un único sentido de izquierda a derecha. Este mismo sentido, es el que sigue la representación del tiempo. Secuencias de acontecimientos lineales de un único sentido irreversible, de izquierda a derecha. Pero esto no ocurre en todas las lenguas y escrituras. Lo que parecía un orden determinado, cuasi divino y universal, resulta que no lo es y nunca lo ha sido. Por otro lado en el propio estudio de nuestras lenguas, nos dimos cuenta que no todo era secuencialidad, que esta era importante en la estructura gramatical, pero no lo era tanto en la semántica. Por eso diferenciamos entre lectura e interpretación, la lectura sigue la secuencial-linealidad comentada, la interpretación emplea el holismo como estructura epistemológica. El holismo es una metodología abierta y dinámica, no se autodetermina, no tiene una teleología irreversible y determinada. La secuencial linealidad no se contrapone al holismo, como sistemas o procesos, la secuencial-linealidad queda incrustada, reducida a un contexto más amplio, la integramos pero no nos reducimos a ella.


El fenomenólogo pasaría de análisis cuantitativos, le interesan las cualidades, los procesos. No las cantidades y las cosas, estos los manipula, pero no se restringe a ellos.Es lo cualitativo, lo diferente, la diversidad lo que nos preocupa y nos da sentido en el análisis, como aquí estamos haciendo.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 27 Sep 2018, 13:36 
Desconectado

Registrado: 30 Dic 2017, 19:04
Mensajes: 299
1.y 2.- No recuerdo si es cosecha mía o de Everhart, pero los autores que cito en el escrito siguen la corriente de la antropología critica, luego podría decirlo cualquiera de ellos, sin incoherencias teóricas.

La posición holista, refiere a la metodología y epistemología de estudio, el holismo interpretativo.

3- Voy a diferenciar, con fines pedagógicos y/o comunicativos, entre fenomenología y antropología, recuerdo me dedico a la antropología fenomenológica, la primera es filosofía y la segunda ciencia. Luego hay dos perspectivas, la filosófica y la científica, que las diferencio, pero no contrapongo. Desde mi propia perspectiva.

Pero...desde las ciencias se diferencia y contrapone por lo general. Luego desde la perspectiva científica se diferencian unos procesos neurocognitivos que siguen patrones secuencial-lineales, estos se localizan principalmente en los lóbulos izquierdos de las personas diestras y derechos en las perzonas zurdas, luego también hay ambidextros, que los tienen parcialmente repartidos y compensados con otras áreas más desarrolladas que ejecutan otros tipos de procesos. Estos procesos secuencial-lineales operan en el lenguaje, escritura, lógica, cuando se trata de seguir patrones secuencial-lineales. Pero cuando escribimos, hablamos, usamos la lógica, no sólo hacemos eso, estamos a la vez respirando, moviéndonos, algunos pensando en las musarañas, viendo, oliendo, oyendo, el cerebro no se restringe a la operatividad secuencial-lineal, hay muchos más procesos en sincronía, abiertos, dinámicos, complejos, que no siguen leyes de la lógica, ni secuencias lineales. Tener este conocimiento y tenerlo en cuenta a la hora del estudio del cerebro, la inteligencia, las ciencias, la lógica, el lenguaje, es tener una perspectiva holística.

Desde la filosofía de las ciencias se diferencian el individualismo metodológico, que sigue la causalidad, y la linealidad de los sitemas simples a la hora de encarar los "objetos de estudio", en contraposición critica con el holismo naturalista que siguen las ciencias naturales y el holismo interpretativo que siguen las ciencias sociales, las cuales no olvidan que todas las ciencias son por definición sociales. Las perspectivas del individualismo metodologico son seguidas por las políticas neoliberales, que financian gran parte de los estudios. El holismo naturalista e interpretativo, aunque gozan de gran salud académica, son vistos con desconfianza y resquemor, por los politicos neoliberales y conservadores.

Desde la fenemenología tratamos de darle sentido a ese particular ordenamiento de los fenómenos en el tiempo y en el espacio, lo que llamo el cronotopo institucional, ordenamiento de los fenómenos en secuencias lineales de izquierda a derecha, de menos a más, de un único sentido irreversible.

Voy a buscar textos que tengo sobre el tema y los comparto por aquí.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 27 Sep 2018, 13:52 
Desconectado

Registrado: 30 Dic 2017, 19:04
Mensajes: 299
Este es un estracto de un trabajo sobre la dislexia en la escuela, habla sobre las categorías, lo que viene al caso.

Categorizaciones como fluidas y dinámicas.

El sentido de “categoría” tiene su origen en la Grecia Clásica, en Esquilo y en Hipócrates significa “ que revela”. Posteriormente en Herodoto significa “acusador” y con este significado fue usado con frecuencia, junto con el de “reproche”, contraponiendo al término “apología” que significa “defensa” y/o “alabanza”. Aristóteles parece que fue el primero en darle un sentido filosófico, refiriendo “categoría” al término medio entre la acusación y el reproche con respecto a la apología. Volviendo al sentido original, neutro, de “que revela”.

En la actualidad, “categoría” designa una clase de cosas que agrupamos porque cumplen un criterio de agrupamiento previamente definido. Es una designación institucional, las categorías como cosas que podemos “ordenar” en el cronotopo institucional. Por eso prefiero referirme a “categorizaciones”, ya que estas significan procesos por los que representamos entes juntos, siguiendo criterios paramétricos, semióticos y posicionales que nos sirven de referencia para comparar, discriminar, diferenciar, vincular , identificar y ordenar. Por medio de las categorizaciones estructuramos las relaciones entre los entes: las cosas, las personas, sentimientos, emociones, etc., damos sentido a la realidad. Categorizar es una parte fundamental del proceso del conocimiento, pero este proceso se ha ido reificando. Siguiendo el cronotopo institucional, categorizar fue adquiriendo un sentido secuencial-lineal irreversible, hasta que se “hizo categoría”, dicho proceso de institucionalización, se fundamentó en valoraciones paramétricas como demarcadoras de los límites de las clases, es el fundamento de la clasificación que han seguido las ciencias cognitivistas y que incluye a la “dislexia” como categoría analítica. En la pretensión de objetividad y universalidad, las ciencias suprimieron al sujeto trascendental, al sujeto que da sentido a la realidad, imponiendo el sentido institucional.
La valoración paramétrica da un sentido discriminador, pone límites, mide y cuantifica la realidad, bipolariza. El híbrido es el enemigo del parámetro, sino que le pregunten a los números primos, que no son hermanos, pero tampoco extraños. Para Eugenia Ramírez Goicoechea “ la fortaleza analítica de un concepto no reside en su vocación inclusiva, sino en su capacidad heurística ( “reveladora”) de hacer inteligibles procesos complejos y dinámicos como son los sociales”, las categorizaciones institucionales se restringen al cronotopo institucional, por lo que se vuelven “categorías” analíticas “acusadoras”, que reprochan constantemente a quienes no sigan el cronotopo institucional, mediante la apología del “orden estructurado”.

Las categorizaciones, fluidas y dinámicas, son procesos que no siguen necesariamente el cronotopo institucional. Los criterios paramétricos, semióticos y posicionales, se solapan e incrustan en una compleja red de relaciones que varía según los entornos, para darnos referencias desde las que discriminar, diferenciar, comparar, vincular, identificar y ordenar. Desde las ciencias cognitivas, siguiendo el individualismo metodológico, la clasificación de “disléxico” hace referencia al grupo de personas con trastornos, dificultades o discapacidad para el aprendizaje de la lecto-escritura. Viene, al igual que “clasificación”, del griego clásico, donde el prefijo “dis” significa dificultad o anomalía y “lexis” significa habla o dicción. La capacidad heurística del término “disléxico” es muy limitada respecto a un proceso tan complejo y dinámico. El proceso de categorización de la “disléxia” es un proceso dinámico y fluido, pero con continuidades y discontinuidades con el proceso de categorización institucional, ha ido revelando el complejo proceso de la resistencia al cronotopo institucional. La clasificación institucional va aumentando en complejidad, alimentada por los procesos de categorización, identificación y alterización personales y colectivos. Ambos procesos se codeterminan, pero no siempre en simétrica interacción, las clasificaciones institucionales con sus pretensiones de objetividad y universalidad, tienden al dominio, pero esta tendencia es contestada, criticada, otras veces aceptada, negociada o negada.

Siguiendo a Eugenia Ramírez Goicoechea, entendemos procesos identitarios como categorizaciones de las clasificaciones y las prácticas, un proceso estructurante de representaciones, evocaciones, interpretaciones por las que nos relacionamos con nosotros mismos y los demás, en términos de semejanzas y diferencias, proximidad y distancia, en diferentes relaciones y niveles.

Acción y representación, son mutuamente constituyentes en sus distintas relaciones dinámicas. Por esto las categorizaciones institucionales describen y prescriben las relaciones, ordenan los cronotopos y las relaciones sociales. Los procesos identidarios-alteritarios como principios ordenadores de la operatividad estratégica.

Las teorías del conocimiento incorporado tratan de estructuraciones cognitivas que emergen de patrones sensoriomotrices recurrentes y que permiten a la acción ser perceptiblemente guiada. Siguiendo al neurobiólogo Francisco Varela, el conocimiento depende de la clase de experiencias que tenemos por medio de un cuerpo dotado de capacidades sensoriomotrices involucradas en un contexto complejo e interpretativo. El patrón sensoriomotriz recurrente y que permite a la acción ser perceptiblemente guiada, es un patrón holístico e interpretativo, no necesariamente secuencial -lineal e irreversible y representacional, como pretenden los procesos y contextos interpretativos institucionalizados, que siguen el cronotopo institucional, del tiempo y espacio reificados.

Siguiendo el concepto de Varela y Maturana (1992), de la acción perceptualmente guiada, el medio de las personas es en-actuado ( enacted ) por medio de la historia de acoplamiento estructural de la persona orientada interpretativamente con respecto a otros procesos sistémicos que conforman lo que ha configurado como su entorno, una co-ontogenia que no es adaptación óptima sino viabilidad posible.

Es importante significar el proceso co-ontogenético de la persona y el entorno interpretativo, no como adaptación óptima sino como viabilidad posible. Esta viabilidad posible incluye los cronotopos, institucionales o representativos y no institucionales o evocativos, y explica lo contingente del dominio universalista y globalizador de las categorizaciones de la “Modernidad” y el “Desarrollo”, fundamentadas en la co-ontogenia de múltiples sistemas y subsistemas complejos como: el lenguaje, representación, escritura, matemáticas, clasificaciones, identificaciones y relaciones de las personas y sociedades en procesos secuencial-lineales irreversibles de sentido parametrizado de izquierda a derecha, la sincronización y coordinación es más simple si los diferentes cronotopos que interactúan, siguen la misma lógica secuencial-lineal e irreversible en un mismo y único sentido. Resulta paradójico que Einstein, el creador de la Teoría de la Relatividad, fuese considerado en su infancia un niño con dificultades de aprendizaje, con resistencia al cronotopo institucional, en la actualidad aparece vinculado a los procesos identitarios de la como un referente comparativo de semejanza y una “apología” de la “dislexia”.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 6 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO