Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 12 Dic 2017, 17:59

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 13:46 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Cuestionando la Felicidad

Cuestionando… desmitificando… poniéndola en su sitio o, al menos, intentando un acercamiento al concepto. No sé ni lo que voy a escribir, a ver qué sale.

La cuestión es que aquí, y en todas partes, se ha hablado muchas veces de la felicidad como el objetivo único de la vida, o como el objetivo de todos los objetivos.

Analicemos el asunto desde un enfoque evolutivo (que ayuda mucho en muchas cuestiones y sin embargo, pocas veces se aplica).


Uno de los primeros bichitos, de los más simples y primitivos, si nota que por su derecha el líquido donde vive es dañino (tiene una temperatura, un ph o una composición que no le hace bien), los cilios del lado derecho comienzan a agitarse de manera que el bichito se desplaza hacia la izquierda, alejándose del peligro… me lo estoy inventando pero se entiende…

Hay una respuesta al entorno pero es una reacción automática, la misma que hace que se cierre una planta carnívora cunado entra un insecto, o que el girasol gire al sol. No hay consciencia ni, siquiera, sistema nervioso.

Una lombriz es algo más compleja y tiene sistema nervioso. Las lombrices son fotofóbicas (huyen de a luz) y buscan la humedad.

Si noto luz, empiezo a cavar y a descender; si no noto suficiente humedad, sigo descendiendo; si noto demasiada humedad, voy para arriba...

Hay sistema nervioso y las respuestas a los estímulos son más complejas pero… tampoco decide nada. Siguen siendo reacciones automáticas.
Desde luego la lombriz no siente felicidad ni ningún tipo de satisfacción cuando encuentra la humedad adecuada; simplemente, si no lo es, mueve el culo.

A medida que los animales evolucionan se hace más complejo su sistema nervioso, percibiendo un número mayor de estímulos y respondiendo con un arsenal mayor de reacciones.

Así, si la lombriz responde a temperatura, luz, humedad o algunas composiciones químicas, un ratón responde ya, además, a olores muy diversos, sonidos, estímulos visuales y a un gran número de situaciones como la presencia de un depredador u otros peligros (agua donde se podría ahogar, un desnivel donde podría caer, etc).

En la continua evolución de ese sistema nervioso, se dan un montón de notables saltos hacia la complejidad del asunto. Por ejemplo, llega a haber tantas respuestas programadas para tantos estímulo que, a veces, se dan varios de estos a la vez, requiriendo reacciones contradictorias: el ratón huele a queso, pero también huele a gato… y por un lado quiere acercarse y por otro alejarse…
Entonces el sistema de respuesta desarrolla además la capacidad de reaccionar en función a la intensidad de los estímulos. El ratón con la barriga llena, no se acercará lo más mínimo si huele un poco a gato, pero mientras más hambre tenga, más se jugará el pellejo tolerando ciertos peligros. Así surgen las primeras falsas sensaciones de toma de decisión.

El ratón se para a olisquear y huele a gato y a queso, y se queda olisqueando unos segundos, dando la impresión de que está valorando la situación cuando en realidad, probablemente, está midiendo la intensidad de ambos estímulos.

Luego hay otro ´salto´ que aporta gran complejidad a este sistema de estímulos y respuestas, y viene de la mano del desarrollo de la memoria. Los bichos, en algún momento, recuerdan el resultado de algunas de las ´decisiones´que tomaron (si sobrevivieron), y estas experiencias pasan a ser decisivas en las próximas respuestas.

Así, si el ratón come de una seta o una fruta tóxica y se tira dos días vomitando, la próxima vez que encuentre ese alimento, si tenía un color o un olor particularmente llamativos, será capaz de rechazarlo. Por eso tantos elementos tóxicos de la naturaleza presentan coloración ´de aviso´: “Aunque a mí me comas, no te comerás otra vez a uno de mi especie”.

Bueno, y ya tenemos: capacidad para reconocer un montón de estímulos, capacidad para tener en cuenta la intensidad de nuestras necesidades, una buena colección de respuestas y memoria para aprender de las experiencias. Pero todavía no hemos hablado de felicidad y satisfacción.

La lombriz no experimenta ninguna sensación de bienestar cuando encuentra la humedad adecuada. Simplemente experimenta la necesidad de moverse cuando no lo es. Sin embargo, en algún momento entre la lombriz y el ratón, surge esa placentera sensación.

El ratón, no solo siente un impulso a buscar queso y comérselo cuando su barriga está vacía, o a buscar una hembra para violearla cuando llegan las temperaturas primaveriles, si no que además, cuando consigue cualquiera de estos objetivos, experimenta una sensación muy placentera y se fuma un cigarro.

Y es que, ya que tenemos una memoria que nos permite recordar el resultado de las experiencias, la sensación de bienestar (o malestar) posterior a una esxperiencia, se convierte en un estímulo muy interesante para que esa aparente capacidad de tomar decisiones sea mucho más eficaz.


Y así estamos. Y así está el ratón. Con un montón de pulsiones invitándole a hacer un montón de cosas, un montón de experiencias diciéndole a veces lo contrario, olores a gato y a queso y temperaturas primaveriles...

Como sabe que hay gatos por ahí, se quedaría metidito en su boquete, pero tiene hambre y huele a queso… y además es primavera y huele a chochito de ratona.

Pero de todas formas, cada vez que satisface uno de sus deseos, sigue fumándose un cigarrillo porque el ratón, aunque distingue bien el olor y la figura del gato, no llega a reconocer los males que le perjudican muy a largo plazo.

Lo nuestro es mucho más complejo. No solo vemos el alimento y el depredador. Nosotros vemos la vitrina de la pastelería repleta de dulces (y el azúcar es un fuerte estímulo), pero no rompemos el cristal y nos tiramos sobre ellos, como haría un ratón de ochenta kilos. Nosotros sabemos que el pastelero nos atacará con un rodillo o llamará a la policía.
Somos capaces incluso de tener en cuenta consecuencias muy a largo plazo, si los pasteles nos engordarán, la respuesta social a nuestros actos, si el viernes no se come carne, si es más saludable comer cinco piezas de fruta al día…


…Y ahora paro porque, de tanto hablar de comida, el hambre produce un en mí un deseo mucho más fuerte de calentarme un plato de lentejas que el de seguir escribiendo.

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Última edición por TEG el 21 Sep 2017, 15:45, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 13:57 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Y mientras tanto, para que no os aburráis...


_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 14:51 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Bueno, el asunto es cada vez más complejo y ese sistema de estímulos y respuesta (que al final no es otra cosa que un sistema de causas y efectos), se vuelve por tanto más complejo, haciendo todavía más complejo el asunto y forzando esto a ese sistema a hacerse aún más complejo para gestionarlo con más eficacia... Otra consecuencia del imparable incremento de complejidad de todo lo organizado.


Al final, bichos como nosotros, a poco que lo pensamos tenemos la impresión de que la felicidad no es otra cosa que esa sensación de bienestar que experimentamos al haber satisfecho todas las pulsiones que traemos programadas de serie. Pero la cosa es más complicada… La cuestión es que tanta complejidad es un lío que te cagas y al final pasan cosas muy raras.

Al final el principal estímulo a actuar de una u otra forma, no es ya tanto la reacción programada al propio estímulo, sino que la búsqueda de esa sensación de satisfacción, realización y felicidad pasa a ponerse en cabeza entre las cosas que nos empujan a hacer cosas.

Acaba dándose el caso de bichos que buscan esa sensación de satisfacción haciendo lo correcto, pero lo correcto es algo ya tan complicado y discutible, que puede llegarse a experimentar la felicidad habiendo hecho lo incorrecto, siempre que no nos hayamos dado cuenta de ello… Entonces lo que importa no es ya tanto la felicidad, como saber qué es lo correcto y cómo hacerlo.


Porque al fin y al cabo, si la felicidad es la sensación que experimentamos al haber hecho lo que creemos que tenemos que hacer, decir que lo que tenemos que hacer es intentar ser felices, es como decir que lo que tenemos que hacer, es hacer lo que tenemos que hacer…

Y aunque tengamos claro entonces que lo que tenemos que hacer es lo correcto, esto también es como decir que tenemos que hacer lo que tenemos que hacer. Así que lo que tenemos que hacer, antes que nada, es saber qué es lo que tenemos que hacer. Saber qué es lo correcto.

¿Y qué es lo correcto?

Pero me he acabado las lentejas y he visto que mi nevera está muy vacía y me toca hacer la lista de la compra e ir a la aldea a por víveres...

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Última edición por TEG el 21 Sep 2017, 15:50, editado 3 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 14:53 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Y mientras tanto, para que no os aburráis...


_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 16:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Qué complicado parece todo… pero tranquilos.

¿Qué es o correcto? ...decíamos.

¿Qué es lo que tendría yo que hacer… si es que tendría que hacer algo? Porque esa es otra… igual no tengo que hacer nada. Bueno, entonces voy a hacer lo que me dé felicidad, que por lo menos es una sensación agradable, y mejor pasar el tiempo con esa sensación que con la de infelicidad, insatisfacción y amargura…

¿Y si lo que me da felicidad no es lo correcto? Bueno, mientras no nos demos cuenta, bien, pero… ¿y si sí? ¿Y si un día me doy cuenta de que lo que he hecho no era lo correcto? Vaya corte de rollo y que triste e insatisfecho me encontraré…
Lo dicho. Más vale dedicar un poco de tiempo al menos, a averiguar qué es lo correcto.


Entonces vienen todas esas cuestiones sobre el sentido de la vida, para qué estamos aquí, por qué, etc.

Y es normal, porque para saber qué es lo que tiene que hacer una cosa, lo primero será preguntarse qué es esa cosa, por qué está ahí y, claro, dónde está, para qué, etc.

De hecho, las razones por las que estamos aquí, si las hubiera, el por qué y el para qué y, concretamente, qué es esto donde estamos, son cuestiones cuyas respuestas, de conocerlas, influirían decisivamente en qué es lo que tenemos que hacer. En qué es lo correcto.

Y cuando hablamos de por qué, de para qué y de sentido, en realidad, estamos hablando de dirección, de hacia dónde.


Y tú dirás “¡coño! Si estoy siendo arrastrado por un río, ¿que más me da a mí la dirección del río, si ya la estoy viendo? Yo nadaré hacia la orilla”… Pero no es así.
Es que a lo mejor no estamos siendo arrastrados por ningún río.
Es que igual esto que se está moviendo en una dirección clara, hacia la complejidad, no es algo malo que nos arrastra y que terminará por ahogarnos.
Es que quizá nosotros somos, no solo parte de ello, sino el máximo exponente, lo más lejos que ha llegado a ser esa corriente.
Igual la dirección que todo esto lleva es la correcta.
Igual no hay que nadar en contra ni hacia ninguna orilla, que igual ni existe, sino que la misma corriente es el sentido y lo correcto…

Así que... lo dicho: ¿Hacia dónde va todo? ¿cuál el sentido, la dirección, lo correcto?

No ya el sentido de la vida ni mucho menos de la vida de los humanos, porque ya puestos, ¿por qué nos vamos a preguntar por el sentido de una etapa tan relativamente corta, pudiendo preguntarnos por el sentido del Universo, de Todo…?

Y el sentido de Todo, es un imparablemente acelerante, impepinable y torpedo sexual, incremento de la complejidad… La complejidad, eso sí, ordenada.

La complejidad ordenada (…si no entendéis algo, Salieri os lo explica).

Pero claro, aquí uno no se acaba de fiar y algo le dice de seguir nadando hacia la orilla, aunque no haya orillas… ¿Por qué iba yo a dedicar mi vida a impulsar el aumento de la complejidad (eso sí… ordenada), aunque vea que esa es la dirección del Universo y, aunque sepa que yo mismo soy parte de él? ¿por qué no me echo aquí mismo a dormir y que pase o que tenga que pasar?
¡Pues claro, coño! ¡Haz lo que te salga de los cojones! Eres tú el que preguntaba por el sentido, y el sentido es ese… pero cada uno hace lo que le venga en gana.. en Gana, en Etiopía o en eritrea… Pero el sentido es ese: la conservación del orden y su evolución a estructuras ordenadas más complejas.

-”Muy bien, me ha quedado claro lo del sentido… Sobre todo después de leer y comprender la Teoría de la Evolución General. Pero yo prefiero de todas formas dedicar mi vida a los pequeños momentos de felicidad, aunque sea una felicidad de lo incorrecto, aunque sea una ilusión… yo prefiero vivir de la ilusión...”
-”Pues muy bien...”


Están llamando a la puerta. Perdonadme...

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 16:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
y mientras tanto, para que no os aburráis...



_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 18:26 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Y claro, vosotros diréis: “si están llamando a la puerta… ¡pues que vaya la puerta!” ...Pero las cosas no son tan simples como parecen. Todo es muy complicado y cada vez más.

...Y concluyendo, que os ponéis a leer y no hay quien os pare:

El orden se conserva, pues las relaciones ordenadas se trasmiten de unas estructuras a otras. Además, las relaciones ordenadas adquieren progresivamente complejidad, dando lugar todo esto a la emergencia de estructuras ordenadas cada vez más complejas. Estructuras con relaciones ordenadas más complejas, exactamente.

Hasta ahora, hasta nosotros, hasta la vida, esto ha pasado y punto, desde El Principio. Y nosotros somos resultado de esa tendencia universal; somos al fin y al cabo estructuras ordenadas con un nivel de complejidad relativamente elevado, fruto de la evolución de un sinfín de estructuras anteriores.

Lo que pasa es que nuestra complejidad es ya tal que, a diferencia de todas esas estructuras que nos preceden, hemos llegado a un nivel que nos permite nada menos que “decidir” lo que hacemos (dentro de lo que hemos visto que en realidad son las decisiones…).

Así que, si los átomos no han reflexionado sobre la posibilidad de unirse formando moléculas (lo han hecho sin más), si las moléculas no han decidido unirse para formar moléculas más complejas (simplemente lo han hecho), si la materia no decidió formar estrellas y planetas orbitándolas, si las lombrices no decidieron buscar la humedad para sobrevivir y evolucionar a organismos más complejos, sino que hasta ahora todas las estructuras han contribuido a esa corriente hacia el incremento de complejidad, sin preguntarse por qué, nosotros, podemos “decidir”.

Podemos incluso llevarle la contraria a los átomos, las moléculas, los planetas, las estrellas y las lombrices…

Podemos destruir todo lo que han construido, solo por ver qué pasa. Solo por pereza, por pequeños momentos de felicidad o por ver hasta qué punto somos capaces de llevar la contraria al Universo… Pero también podemos hacer lo correcto.

¿Te lo vas a cargar todo? ¡Pues claro! Si es que puedes hacer lo que te de la gana… En algún punto del Universo empezará todo otra vez tranquilamente a adquirir complejidad… eso sí, ordenada.


¿Y esto qué? ¿me lo estoy inventando yo? No, coño. A mí no me echéis la culpa. Si esto está ya hasta en la Biblia (y yo soy ateo y, si no lo fuera, sería hereje).

¿Qué creéis que es el Misterio de la Santísima Trinidad? ¿Qué es eso de que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son uno al mismo tiempo? ¡Pues eso! El espíritu es esa tendencia imparable, impepinable y torpedo sexual hacia la complejidad, eso sí, ordenada…
El hijo es la primera de esas estructuras cada vez más complejas que llega, dada su complejidad, a ser consciente del espíritu, de esa tendencia, y tiene el poder de decidir si formar o no parte de ella. ¿Y el padre? El padre, es lo que todo esto podría llegar a ser, a una organización eficaz que nos permitiera escapar de este planeta antes de que reviente y extendernos y colonizar el espacio ¿Qué es si no la promesa del reino de los cielos a los hijos, si siguen al espíritu santo hacia el padre? ...Y a estas conclusiones llegaban ya los bichos más complejos del lugar hace dos mil años.



Ahora bien, ¿A qué conclusión llegamos? ¿Qué es exactamente lo que tenemos que hacer, aparte de empezar por leer la T.E.G. y comprender lo que propone, para entender el sentido de Todo? ¿Cuál es el sentido de Todo y cuáles los primeros pasos en esa dirección?

Pues la conclusión, queridos compañeros, a la que nos lleva todo lo dicho, lo correcto, lo que no deberíamos perder más tiempo en empezar a hacer, resulta evidente una vez comprendidos estos hechos.

Cada uno puede hacer lo que quiera, cada uno es “libre” de “decidir” (y lo pongo entre las comillas del determinismo) a lo que le apetece dedicar su vida; pero al menos yo, os aseguro que desde mi derecho y capacidad para hacer lo que yo quiera, en este mismo momento os comunico que, por ahora, no tengo más ganas de escribir… ya me he quedado a gusto y estoy feliz.

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 20:48 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 9545
Ya era hora....

Te quieres mojar o no? porque aunque hayas escrito todo eso mostrando interés tal vez por hacerme la contra no lo quieras hacer.

Si el universo trata de aumento de complejidad ordenada, entonces está cada vez aumentando mas su variedad, más separación, pero a la vez está uniendo, ordenando.

Si no crees en una expansión aleatoria y sin finalidad (sin orden) entonces tienes todo para comenzar a jerarquizar que es lo que trae mas orden al universo y que es lo que no.

Luego, si, harás lo que DESEES de acuerdo a si quieres mas orden en el universo o si quieres mas caos; pero tambien puede que DESEES que haya mas orden a veces pero otras veces mas caos.


Pero ese DESEO surgió como un ORDEN dentro de la complejidad. Que quede claro esto. Porque esto significa, que bien puedes tener un DESEO de hacer caos, por ejemplo suicidarte (caos del organismo), pero en el fondo, en tu adn por ejemplo, existe la tendencia hacia el orden.


Puede que...tal vez... te interese ser COHERENTE a todo ese orden que tienes de base a estos pensamientos que has traducido a palabras aquí.


Yo creo que si realmente comprendes que todo está ordenandose, entonces verás que cuando deseas caos o pensás que hay que hacer caos, entonces verás que simplemente ese deseo y esos pensamientos no están siguiendo el orden. Son ignorancia, Mal, Caos, Separación.



Todos en el fondo queremos Orden. Tal vez tu actitud de "hacer lo que deseamos" es una busqueda del orden mediante un Poder (el poder trae Orden), el poder de sentirse Libre y no condicionado por nuestras células, adn, etc.

Es lo bueno y malo de la mente, que puede contradecirse en comportamiento al resto del organismo cuerpo.


Entonces, volviendo a lo de jerarquizar el Orden, puedes preguntarte sobre las acciones humanas y analizar cuales comportamientos tienen mayor orden que otros. Que orden le suma más al universo en su totalidad.

Por ejemplo, el Amor tiene mas Orden que el Miedo? el Amor Une, el Miedo Separa.....

Si tienes que elegir entre matar 1 persona o matar a 7, cual decisión traerá mas Orden?

El aumento de educación trae mas Orden que el aumento de Tecnología?


pd: Por cierto, esa sensación llamada felicidad, tienes que ver como la juntas a la sensación de Amor siendo que son lo mismo pero en diferentes grados de manifestación. entonces luego todo te queda como que hay una unica energía, extasis, que experimentamos junto a las experiencias de los sentidos.

Entonces, luego analizas esas experiencias y te fijás la relación entre el Amor y el cómo se dan las experiencias (Ordenadas o Caoticas), y ahí veras que:

Cuanto mas Orden mas Amor (energía, extasis). Solamente que cuando el sistema es más complejo, ese Amor se percibe con mayor duración, entonces nuestra percepción del Amor es mas duradera que la de la lombriz.


Cuanto mas Complejo el sistema, mayor separación, mayor estimulos....


Pero la lombriz tiene mas Amor...


Al final terminé escribiendo todo resumido y tocando ciertos puntos, corriendo el riesgo de que me subestimes como siempre y que al menos te hice leer algunas cosas que luego en un futuro comprenderás mejor.


Saludos y suerte! (me despido por si no contestas con seriedad)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 21 Sep 2017, 20:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Jun 2011, 21:52
Mensajes: 4144
Pocas cosas hay seguras en esta vida, pero entre esas pocas cosas hay una: ahora no me voy a leer ese tocho.

De todas formas, puede que te interese esto: etica/alegria-como-herramienta-supervivencia-t77.html

O puede que no. Ya he visto por encima que luego enlazabas con la TEG, así que al menos en parte va por otro lado, pero creo que en una buena parte puede solaparse.

En una buena parte...

Imagen

_________________
Spoiler: show
Imagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La felicidad, la, la, la, laaa...
NotaPublicado: 24 Sep 2017, 16:41 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1341
Citar:
Pocas cosas hay seguras en esta vida, pero entre esas pocas cosas hay una: ahora no me voy a leer ese tocho.

Por supuesto, y no me esperaba menos. De hecho, si te soy sincero, hasta me habría molestado que perdieses el tiempo con estas chorradas teniendo cosas más importantes que hacer.

En la vida hay un tiempo para las obligaciones y un tiempo para las devociones, un tiempo para las cosas importantes y un tiempo para las chorradas, pero las obligaciones y las cosas importantes deben atenderse primero.
Este tema forma parte de las chorradas sin importancia y por mí no deberías ni leerlo pero, desde luego, si decides hacerlo, debería ser después de contestar al otro tema que tenemos pendiente.

En tu idioma: Si tenemos pendiente un tema importante X y surge un tema secundario Y, ya que X>Y, pues no se pone uno con el tema secundario Y, sin concluir el tema pendiente X.






Pendiente X…

Imagen

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 12 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO