Guillermo

Avatar de Usuario
solipsista
Mensajes: 1915
Registrado: 25 Abr 2014, 08:15

Re: Guillermo

Mensaje por solipsista »

Treinta y tres

Al entrar a su apartamento el padre de Sofía se asusta al ser recibido por un perro pequeño y feo que le ladra ruidosamente. En eso llega Sofía y le dice:

- Hola pá, ¿cómo te fue?

- Sofía, ¿qué es esto?

- ¡Ah!, es Aristóteles. Es el resultado de mi primera tarea – y Sofía toma en brazos al perrillo, que lame sus manos cariñosamente.

- ¿De qué estás hablando?

- De la tarea que me pusiste, las buenas obras, ¿ya no te acuerdas? Me encontré este perrito abandonado en la calle y lo he adoptado. Ya le di de comer y lo bañé. Lo llamé Aristóteles, ¿qué te parece?

- Pero Sofía, ¿te piensas quedar con él?

-Claro papá, ¿no me mandaste hacer buenas obras?, pues esta es la primera. Este perrito vivía en la calle, sufriendo hambre y maltratos. Ahora es nuestra mascota y lo vamos a cuidar y tendrá una vida feliz. Genial, ¿no?

El padre de Sofía empieza a dudar de si fue buena idea la tarea que le puso a Sofía. Al ver su gesto contrariado, Sofía le dice:

- No te preocupes papá, yo me voy a encargar de los gastos de su alimentación y veterinario, y lo voy a bañar, y le pondré su cama y su retrete, y lo llevaré a pasear todos los días.

- Pero no piensas traer más perros después, ¿verdad?

- Me gustaría papá. Si por mí fuera, adoptaría a todos los perritos callejeros. Pero me doy cuenta de que eso es imposible. Pero por lo menos, a un perrito ya le cambié la vida; es mejor que no hacer nada, ¿no crees?

- Muy bien Sofía, acepto y admiro tu decisión; ¿pero estás consciente de la responsabilidad que implica?

- Claro papá. Ya te dije que me voy a hacer cargo de mantener y cuidar a Aristóteles como se debe. No estoy haciendo esto por un caprichito pasajero. Voy a asumir todas las consecuencias de mi decisión.

- Bueno Sofía, sea pues, bienvenido Aristóteles – y el padre de Sofía sonríe con resignación.
Mis temas en el foro.
Mis participaciones en el foro.
Mi perfil filosófico

Para quien quiere encontrar la verdad hay mil argumentos; para quien quiere aferrarse a sus dogmas no hay ninguno.
Avatar de Usuario
solipsista
Mensajes: 1915
Registrado: 25 Abr 2014, 08:15

Re: Guillermo

Mensaje por solipsista »

Treinta y cuatro

Aquella tarde, Guillermo, Sofía y Aristóteles dan un paseo por el parque.

- ¿Entonces adoptaste a Aristóteles por una tarea que te puso tu papá? – pregunta Guillermo.

- En realidad fue un castigo que me puso por haber pateado al imbécil novio de Vanessa y porque me suspendieron una semana en la escuela. Me dijo que durante todos los días de mi suspensión debía salir en mi horario de clases a hacer buenas obras.

- Y en tu primer día te encontraste a Aristóteles en la calle y te lo llevaste a tu casa.

- Sí. Estaba en la vil desgracia el pobrecito. Flaco, mugroso y asustado. Pero ya lo bañé y le di de comer; lo voy a poner bien gordo.

- No, tampoco; mejor que haga ejercicio para que se ponga atlético.

- Bueno, tienes razón. El fin de semana lo voy a llevar al veterinario para que lo vacunen y preguntar por la alimentación más adecuada. Me acompañas, ¿sale?

- Vale, voy contigo. ¿Y qué otras buenas obras has hecho?

- Al siguiente día preparé unas tortas y salí a buscar niños y personas de la calle, para dárselas. No tardé mucho en repartir las diez tortas que hice. Regresé a mi casa a hacer más, pero sólo tuve dinero para hacer otras diez. Salí otra vez y las volví a repartir muy rápido. Hay muchas personas que no tienen casa, ni comida, ni nada – y el rostro de Sofía adquiere una expresión muy afligida.

- No te pongas triste Sofi. Al menos estás haciendo algo.

- Pero no es suficiente Guillermo; es casi nada. También he salido a darle comida a los perritos callejeros, pero son tantos, que lo que les doy es nada. Y en el fondo esa no es la solución del problema, ni la de los perritos, ni la de las personas de la calle.

- Pero esos ya son problemas de la sociedad que han existido siempre Sofi. Tú no puedes arreglarlos.

- ¿Y por qué no Guillermo? ¿Por qué no atreverse a solucionar esos problemas aunque hayan existido siempre? ¿Por qué no dedicar la vida a cambiar el mundo para bien, en lugar de vivir una vidita cómoda y sin sentido?

- ¿Pero cómo lo harías? Muchos han intentado cambiar el mundo y no lo lograron.

- Cierto, pero creo que es preferible intentarlo, aunque no lo consigas, que rendirte de antemano. Además, actualmente tenemos muchos recursos y conocimientos que antes no teníamos. Yo creo que sí es posible construir sociedades justas donde todas las personas podamos vivir una vida digna y con sentido. Y, ¿sabes?, yo voy a dedicar mi vida a lograrlo.

- ¿Y cómo?

- Todavía no lo sé. Voy a estudiar mucho, voy a pensar mucho, voy a experimentar mucho; tengo que encontrar modos nuevos, maneras distintas de hacer las cosas, de educar a la gente, de dirigir las sociedades, todavía no veo claro cómo lo voy a hacer, pero estoy segura de que puedo hacerlo, y voy a hacerlo. Tengo una misión . . . y la tengo que cumplir, pase lo que pase.

Al decir esto, la mirada de Sofía se endurece y sus grandes ojos brillan como estrellas; en su rostro aparece su gesto de esfinge griega en la máxima expresión. Guillermo la mira y siente un vago temor; pero también siente que su propio destino está inevitablemente unido al de Sofía. Sabe que estará con ella toda su vida; que la acompañará y ayudará en su misión. Que su propia misión tal vez será escribir su historia. Y que estarán juntos hasta el final, sea como sea.
Mis temas en el foro.
Mis participaciones en el foro.
Mi perfil filosófico

Para quien quiere encontrar la verdad hay mil argumentos; para quien quiere aferrarse a sus dogmas no hay ninguno.
Avatar de Usuario
solipsista
Mensajes: 1915
Registrado: 25 Abr 2014, 08:15

Re: Guillermo

Mensaje por solipsista »

Treinta y cinco y final

Y en este punto dejo en libertad a Guillermo y a Sofía. No voy a seguir determinando sus pensamientos ni sus acciones. Yo los creé y los dirigí un tiempo, pero debo dejarlos que hagan sus propias vidas. Me gustaría que Sofía y Guillermo cumplieran sus misiones; que se casaran y formaran una familia genial; que Sofía hiciera realidad sus sueños idealistas y lograra avances admirables que transformaran al mundo y beneficiaran enormemente a la humanidad; que Guillermo escribiera historias increíbles que se convirtieran en clásicos de la literatura y dieran una nueva visión del ser humano; que poco antes del fin, Guillermo escribiera su propia historia y la de su compañera Sofía, para mostrar que en este mundo estrambótico y alucinante el amor absoluto sí es posible; y que al final Guillermo y Sofía entraran al sueño eterno juntos, al mismo tiempo, en un fuerte abrazo infinito.

Pero estos son sólo mis deseos personales. Mejor que Guillermo y Sofía decidan y construyan sus propios destinos. Adiós y gracias.

“FIN”
Mis temas en el foro.
Mis participaciones en el foro.
Mi perfil filosófico

Para quien quiere encontrar la verdad hay mil argumentos; para quien quiere aferrarse a sus dogmas no hay ninguno.
Avatar de Usuario
socrates
Mensajes: 13300
Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Rango personalizado: Usuario y moderador.

Re: Guillermo

Mensaje por socrates »

Uh excelente el capitulo 34... da un poco de tristeza despedirse de estos amenos e interesantes muchachitos... :cry:

Seguro tendrán vidas geniales! :P

Les dejo un gran abrazo y mis mejores deseos para ellos y para sus aventuras. ;)
Las ideas gatillan acciones.
Responder