Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 22 Jun 2017, 22:30

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 67 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 11 Feb 2013, 19:30 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1149
Hola a todos.
En metafísica, las casualidades no existen. Estamos en época de Carnaval y de san Valentín, ilusión de máscaras e ilusión amorosa para empezar. A mí me acusan de usar máscara internética, de simular mi personalidad. Por otro lado, cuando iba a enviar este mensaje con mi respuesta al último mensaje de Lluis, me he encontrado con que, por razones obvias, los administradores del foro Sofos Ágora lo acababan de borrar (aunque hay copias en la papelera del foro y en mi disco duro). Y, para terminar, cuando acababa de preparar una primera versión de mi respuesta... el servidor ha fallado y se ha perdido toda esa versión, aunque su contenido tenía copia en mi cerebro. Demasiadas casualidades aparentes para ser casualidades. No son casualidades, son causalidades.

Veamos, para empezar, un inciso con el borrado del mensaje de Lluis. Precisamente, la extrema derecha se distingue de esos grupos ultrarreligiosos, nacionalistas, imperialistas, militaristas, etcétera, con los que se la suele confundir (a veces incluso de buena fe) en que la extrema derecha se opone siempre y sin excepciones a toda censura de ideas. Reivindico el derecho de Lluis a enviar sus mensajes y a que no se los borren. Y no es que yo sea masoquista, sino que soy de ultraderecha: es que la libertad de expresión incluye el derecho a expresar lo que el interlocutor detesta oír. En cambio, el fascismo, el talibanismo, el materialismo filosófico ovetense (gustavobuenismo) etcétera, propugnan y practican una feroz censura de ideas siempre que pueden. La extrema derecha no es eso, y así la precisamos y distinguimos una vez más de estos grupos autoritarios y totalitarios colectivistas.

Paso ahora a mi primera respuesta al mensaje de Lluis. Mi interlocutor me acusa de simpatizar con unos criminales que patearon a una negra inmigrante, provocándole un aborto. Y dice de ellos que son "tus compadres de extrema derecha".
Pues no. No son mis compadres, porque no son de extrema derecha. Ese honroso apelativo, el apelativo de ultraderechista, no les corresponde a ellos, sino a mí.
¿Qué dice la extrema derecha sobre la raza? En primer lugar, que las razas no son iguales, como no lo son los individuos. Las razas tienen diferentes aptitudes, actitudes y tradiciones. En ese sentido somos racistas. Los negros, por ejemplo, obtienen habitualmente los grandes premios en las competiciones deportivas olímpicas o de alto nivel similar cuando se trata de pruebas de velocidad y salto de longitud, a pesar de que los blancos tienen también centros excelentes para entrenamiento deportivo, porque la capacidad genética máxima de correr y saltar es superior en los negros. Intelectualmente, los judíos destacan en todos los campos de la cultura hace miles de años. Las razas humanas existen, y no son iguales.
Pero, ¿significa eso que en la extrema derecha afirmemos que un hombre vale menos que otro hombre por su raza física, su sexo, su edad, su riqueza, su ideología política, su religión, su nación, su lengua, etcétera? ¡No, nunca! Cuando nos encontramos con un aspirante a derechista revolucionario le decimos: "No nos importan tu raza, tu edad ni demás características circunstanciales. Solamente nos interesa que aspires a la perfección espiritual, a la felicidad absoluta, al Reino de los Cielos, al Nirvana, al Malcute hebreo, al Cielo Verde musulmán; y todo ello según tu propio criterio maduro, nunca según el criterio del grupo al que pertenezcas por nacimiento o por elección. Si aspiras a eso, ya eres de los nuestros: un ultraderechista, un extremista de derecha, un derechista radical, un revolucionario de derecha. Bienvenido.".
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 12 Feb 2013, 22:41 
Desconectado

Registrado: 18 Dic 2012, 17:20
Mensajes: 89
Primero debo pedir disculpas por el lenguaje soez e impropio de un intelectual.
Segundo, dar las gracias al Sr. Administrador por dejarme seguir a pesar esa deleznable actitud mía contra contra Alexandre Xavier --- no volveré sobre lo mismo que sigo pensando; una vez dado el mensaje hay que colgar el teléfono---.
Respecto a ti, Alexandre, podría retarte (digo "podría" porque no creo que pueda por consejo médico)a un debate abierto, pero no creo que éste sea el foro indicado. Aburriríamos a los lectores "ad nauseam". Pero me encantaría hacerlo, siempre que sea con luz y taquígrafos. Al ser dos intelectuales, podríamos hacerlo en un foro de la Universidad, sea en Santiago o Barcelona (preferiría esta última para no tener que desplazarme, no me encuentro bien como ya he mencionado anteriormente). Estos pormenores, a decir verdad, son insustanciales. No creo que nos veamos nunca. Pero si insistes hablaré con el decano de la facultad de filosofía de la UB, muy amigo mío. Si el especialista médico me lo permite, no habrá problema.
He vivido en Noruega, donde el asesino Breivik (creo que se llamaba así) ejecutó a inocentes. Estuve con mi hija mayor poco antes de la masacre en el mismo lugar donde se produjo. Y hoy estaríamos muertos por defender la socialdemocracia y los derechos humanos.
Hablas de la raza. ¡Qué ignorancia la tuya!... Conocí a Luther King siendo muy joven, un adolescente soñador con un mundo más justo. Sólo le di la mano, y de pasada, poco antes de ser asesinado; entonces era yo un estudiante de bachiller primerizo. No lo recuerdo atleta; era un defensor de los derechos de los negros. Y creo que Obama hace ejercicio físico por recomendación médica. No te hablaré de Mandela, a quien también he tenido el placer de estrecharle la mano cuando salió de la cárcel. Yo fui uno de los activistas de Amnistía Internacional implicándome hasta las cejas. O de Gandhi, de quien sigo siendo discípulo por haber conocido a sus discípulos.
Tú hablas de una extrema derecha desconocida por mí (es cierto que en Molde, Noruega, hablé con sus representantes y, en cierto sentido, se acercan a esas posiciones de las que hablas, pero al profundizar eran tan xenófobos y homófobos como indican sus presupuestos ideológicos). Es absolutamente irreal lo que dices. Ya comenté sobre esta cuestión incluso con un trabajo de investigación.
El infumable José Luis Roberto, suele decir "somos preferenciales". Por el amor de Dios, claro que sois preferenciales, redundancias aparte. Cerca de cinco mil personas son agredidas en España cada año según el MCI. Todos negros, moros, homosexuales, sin techo... (pocos gitanos, todo hay que decirlo por miedo a esa etnia, con la que comparto también vida).
Seré escueto y claro: si eres de extrema derecha tal como dices, te respeto, como respeto a los poquísimos batasunos que no se alinearon con ETA. Todos cabemos en un Estado de Derecho.
Dices que eres especialista en religiones orientales. Mucho más que mejor. Sin ponerme medallas: he sido, aparte de lo mencionado, con toda modestia dicho de paso --- ay, cuánto os molesta a los extremistas de derecha, como a los de izquierda, eso de ser "modestos"...---, profesor de Religiones Comparadas según las directrices de mi maestro Mircea Eliade.

Lluis.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 13 Feb 2013, 00:23 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1149
Saludos de nuevo, Lluis.
Voy a empezar por un punto que probablemente no te esperas de ninguna manera. Pero la filosofía (la filosofía de verdad) abunda en sorpresas.
Propones que debatamos filosóficamente en Barcelona o en Santiago de Compostela. Pues no puedo, porque no puedo desplazarme. A ti te falla la salud y por eso te resulta difícil desplazarte. A mí no me falla la salud... pero me falla el bolsillo.
¿No se te ha pasado por la cabeza que no todos los interesados en la filosofía, ni muchísimo menos, gozan de la estabilidad económica y las bolsas de viaje o residencia típicas de los profesores universitarios? No tengo ninguna de esas ventajas, y difícilmente llegue nunca a tenerlas, habida cuenta de que por mis ideas llevo muchos años vetado en las universidades españolas, donde nadie quiere dirigir mi tesis doctoral de filosofía oriental y política, titulada "Contra la democracia".
De nuevo, el incidente nos servirá para deslindar lo que es la extrema derecha de lo que es vulgar autoritarismo colectivista y, en este caso, plutocrático además.
Los ultraderechistas negamos la trapisonda esa de que "todos los hombres son iguales". ¿Cómo van a ser iguales el gran humanista Erasmo de Rotterdam y el siniestro inquisidor Torquemada, por ejemplo? ¡Vamos, anda! Los hombres son profundamente desiguales; unos aprovechan sus talentos para subir a la luz espiritual y otros se hunden en el odio y en la sed de poder. No son iguales.
Los revolucionarios de derecha sostenemos que la diferencia fundamental entre los hombres radica en su grado de desarrollo espiritual. Las castas son una realidad permanente, y por ello el mejor sistema político es el sistema de castas, en sánscrito "varnasrama". Cierto que hoy, en la Era de Cali o Kali Yuga, la degeneración de las castas superiores es tan manifiesta que, ante estos corruptos y mafiosos que nos gobiernan, es cien veces preferible que el pueblo, o sea la casta inferior de los sudras, los expulse y elija representantes de modo periódico por voto universal. Mala como es la democracia, resulta cien, mil veces preferible a unos bramanes, chatrías (kshatriyas) y vaisias corruptos por delante y degenerados por detrás. Los sudras son más limitados; pero, al menos, no son unos locos sangrientos como sus teóricos superiores. Un sudra honrado puede llegar a bramán honrado; un bramán corrupto, no.
Y ahora otra sorpresa (habrá varias más). El sistema originario de castas no era hereditario. Eso está bien claro en los textos de la escuela doble Mimamsa-Vedanta, por ejemplo. En el sistema originario de castas el ideal es la promoción de todos los seres humanos a la casta superior. Igualdad final, sí, ¡pero por arriba, no por abajo como en el igualitarismo y el relativismo!
El igualitarismo y el relativismo, de hecho, crean y perpetúan ominosas desigualdades basadas en la endogamia, la cooptación y el monopolio de los bienes de producción. En la Universidad, casa que tú y yo conocemos, sólo el que tiene padrinos se bautiza, sólo el que compadrea con la media verdad y con la hipocresía llega a nada menos que a catedrático de ética. Eso lo convierte en "superior" a Sócrates, Lao Tse, Plotino, René Guénon o Krishnamurti... que nunca tuvieron grados académicos en ética, ni falta que les hacía.
Pues no, señores. El olvidable catedrático de ética que ante un problema ético gravísimo como la superpoblación declara que ni sí, ni no, sino todo lo contrario, no es igual ni superior, salvo en su infumable grado académico y en las ventajas económicas que conlleva, a estos otros éticos de verdad y muchos más que no se rebajaron por una tesis doctoral, una cátedra o una carrera de niños bonitos en grandes editoriales de libros filosóficos (y también de películas, series televisivas o páginas internéticas, hoy en día). Los grandes filósofos éticos se caracterizan por pronunciarse sin ambigüedades ante los problemas éticos espinosos, aunque eso los haga muy impopulares. Por eso Bertrand Russell tituló a uno de sus libros como "Ensayos impopulares".
Los derechistas radicales, en concreto, afirmamos que las barreras económicas son inadmisibles a la hora de filosofar. Por eso rechazamos la endogamia y la cooptación, propugnando en concreto que se recorte el poder que hoy tienen los severos profesores para decidir entre ellos quién puede y quién no debatir algo en el ámbito académico. Desde el momento en que la sociedad paga con sus impuestos los sueldos de esos severos profesores, tiene derecho a decidir, y no solamente a decir.
Y aquí entra este foro, Sofos Ágora. Es un foro "democrático" en el buen sentido, digamos. Un foro, para empezar, sin barreras económicas ni de "titulitis". Un foro donde no hay censura de ideas. ¡Un foro ideal para filosofar! Para mí, para un absolutista ético y metafísico, esto representa el fin de la desigualdad socieconómica forzada por los mangantes aprovechados, y el principio de la auténtica y deseable desigualdad: la desigualdad que proviene del desigual afán en purificar la propia alma.
Sócrates y Lao Tse lo hicieron en la plaza pública o en el diálogo discreto cara a cara con sus prójimos interesados en la filosofía. Hoy lo hacemos en foros filosóficos internéticos abiertos a todos. Cambian los medios, y hoy son mucho más potentes. Pero la finalidad es la misma: llegar a la armonía total entre todos los planos del ser, hasta liberar al alma de todos sus apegos, sean groseros o sutiles. Hasta que el alma reconozca su propia gloria eterna e incorruptible. Hasta que recuerde completamente su divino origen.
Bueno, creo que ya está. Acepto, claro que sí, debatir físicamente contigo en edificios de alguna universidad. Pero entonces habrá que financiar mi desplazamiento y mi estancia. En ese sentido, ando con una mano delante y la otra detrás.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 14 Feb 2013, 23:12 
Desconectado

Registrado: 18 Dic 2012, 17:20
Mensajes: 89
Me dejas perplejo, Alexandre Xavier. Sin coña ni mala leche: es la primera vez que leo en un extremista de la derecha unas palabras tan fraternales sobre el ser humano en su crecimiento espiritual. Eso sí, me llama mucho la atención tus menciones a Krishnamurti, a quien tuve el placer de escuchar. Ha sido él uno de mis maestros precisamente por no tener discípulos (los "no-discípulos" de Krishnamurti, decía Alan Watts y, sobre todo, su gran amigo Aldous Huxley, quien, cuando se quemó su biblioteca, sólo pidió tres libros, uno de ellos de su querido y admirado Krishnamurti, seguramente el mayor anarquista de la historia de las ideas).
Ojalá que tus ideas contagien a esa extrema derecha intolerante y fascista. Porque tú no tienes nada de extremista; todo lo contrario. Tu tesis, que yo no puedo dirigir por ser catedrático de matemáticas, debería titularse: " Contra la indignidad de las democracias occidentales". Porque, ¿sabes?, tú no vas contra la democracia "per se"; tu discurso se centra en la falta de ética que conlleva un sistema democrático capitalista. Y en eso estoy totalmente de acuerdo contigo.
En una novela que escribí hace casi treinta años decía que la democracia es una dictadura de mediocres. Los escupitajos intelectuales fueron enormes. Pero así lo veía, y lo sigo viendo, porque son la oferta y la demanda de los mercados los que dictan el paso a seguir. Como lo siguen haciendo ahora. "Lo llaman democracia y no lo es", gritamos los de este batiburrillo llamado 15-M, donde he participado activamente (y lo sigo haciendo de forma independiente). En las manifestaciones siempre voy con una flor en la mano, y he sido llevado a comisaría por ello. "Democracia real ya", porque es la democracia el único recurso que llega al pueblo. Y es el pueblo el que debe decidir.
Si defiendes los derechos humanos, podría llamarte "amigo". Y lo haré encantado.
Por demás, no podremos conocernos personalmente. Mi dinero, el poco que poseo, está dedicado a los más desfavorecidos después de atender a mi familia.

Lluis.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 16 Feb 2013, 06:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2010, 21:24
Mensajes: 2605
A veces me alegra olvidar el pasado, sea veridico o fantastico, y comenzar una nueva vida. Ello da la opotunidad de comenzar otro nuevo ciclo a quien lo necesite. Y si nadie necesita de nuevos ciclos, mucho mejor. Lo importante aqui es filosofar, y hacerlo de la mejor forma posible, lo de menos es si lo dice Jaume, Lluis o Alexandre.................Al final sereis jusgados por vuestros actos..............O al menos eso espero



Yo tambien comparto con Lluis esa sorpresa sobre las ideas de Alexandre. Pero en parte me recuerda a mi mismo...............un extremista de izquierdas que rehusa de toda aquella izquierda que se conoce oficialmente. Por ello comprendo a Alexandre, lo que desconocia era que en la extrema derecha se diese ese mismo problema-

La verdad es que en éste mensaje lo que me gustaria destacar es la similitud de ideas entre la "extrema derecha" y la "extrema izquierda". Por supuesto que hay diferencias, que espero confrontar con Alexandre cuando sea posible


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Nueva escuela de filosofía: el arqueoindividualismo.
NotaPublicado: 13 May 2014, 14:02 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1149
Nueva escuela de filosofía: el arqueoindividualismo.

Hola a todos.
En rigor, este anuncio debería ir, dentro del foro Sofos Ágora, en el apartado de anuncios. Pero no puedo, según veo, publicar allí directamente el anuncio, así que lo hago aquí, en mi propia antipresentación, donde encaja bien; y puede que lo ponga también en algún otro hilo donde sea congruente con el fondo de ese hilo. Los administradores del foro Sofos Ágora pueden, si quieren, poner este anuncio en el apartado de anuncios, y harían bien.

Veamos. Quienes sigáis el hilo "La extrema derecha tiene razón." sabréis que ha habido un intenso debate (dentro y fuera del foro Sofos Ágora) sobre cómo denominar y caracterizar a una nueva escuela de pensamiento filosófico, que tiene rasgos fundamentales de la derecha clásica no vergonzante (amor al orden, reconocimiento de un plano metafísico fundante y eterno, etcétera) pero que se desmarca radicalmente de siniestras adherencias típicas de la derecha histórica, como su apología más o menos descarada de la acumulación de riquezas y privilegios, y como la exclusión de la gran mayoría, especialmente contra los más pobres y débiles, de las decisiones políticas de interés común. El carácter libertario, antiautoritario, antigregario e individualista radical de esta nueva escuela la acerca a ciertos aspectos de la izquierda clásica, aunque desde luego esta escuela se aleja de la izquierda clásica en cosas como los impuestos asfixiantes, la institución de la guillotina (la pena de muerte) las jerarquías indiscutibles en sindicatos y partidos de izquierda, etcétera. Además, esta nueva escuela es original y no se limita a copiar puntos de vista anteriores o a hacer una media cuantitativa, ya que en el medio no siempre está la virtud. Un ejemplo típico es que esta escuela se pronuncia coherentemente en contra del aborto y también en contra de la superpoblación, porque el valor supremo ético es, según esta escuela, la vida buena concreta de cada individuo concreto. Es muy raro que alguien rechace, simultanea y ligadamente, el aborto y la superpoblación, ya que quien rechaza la superpoblación suele aceptar el aborto. Pero esta escuela nueva que anuncio aquí no se pliega a modas intelectuales ni a amiguismos; a fin de cuentas, busca la verdad, sea popular o no. Y la verdad científica dice que un embrión o feto sin anormalidades teratológicas, o sea el caso típico, es sin dudas un ser humano, no un mero proyecto de ser humano. Por eso los abortistas saltan como sobre ascuas cuando se les pregunta cuándo comienza la vida humana, puesto que no pueden científicamente ya afirmar que, cinco minutos antes del parto o alumbramiento, el feto no es todavía un ser humano. Matar a un embrión o feto en situación habitual (o sea: viable y que no pone en peligro la salud de la madre) es una aberración ética, como estrangular a un recién nacido. Por eso los abortistas fracasan, y fracasarán siempre, a la hora de ponerse de acuerdo en el siniestro punto de hasta qué grado de embarazo avanzado es lícito el aborto. Como, en realidad, el aborto es siempre ilícito en cualquier fase del embarazo, lo que hacen es dar saltos incongruentes; por ejemplo, fijando que es "lícito" abortar por mero deseo de la madre hasta cierto mes de embarazo arbitrariamente fijado, pero hasta una fecha posterior, igualmente arbitraria, si el embarazo es probable o seguramente efecto de una violación. Todo esto sería gracioso en su ridículo si no fuera porque se trata, a fin de cuentas, de asesinar a un ser humano por la comodidad de otros seres humanos. Y eso es totalmente inadmisible. La superpoblación, en la misma línea, produce una vida penosa y horrible para la gran mayoría, aparte de inducir a un montón de abortos. La cosa está clara en nuestra nueva escuela.

Descartados pues, en plan de nombres principales, apelativos como "extrema derecha" o "derecha revolucionaria", hemos decidido usar el nombre de "arqueoindividualismo", variante fonética con ligeros retoques de su antónimo "anarcoindividualismo". La forma "arqueo" evita la confusión semántica y fonética con "arco", porque el concepto de arco aquí no resulta esencial, y da el matiz deseado de, por una parte, "gran antigüedad" y, por otra, "principio primordial sólido". Así, el arqueoindividualismo es un individualismo radical, pero no basado en un capricho infundado y momentáneo del individuo, sino en la realidad eterna metafísica. Toma mucho del anarcoindividualismo, pero se desmarca de él por su adhesión a la ley eterna, tan distinta a las leyes corruptas de los jueces y los políticos. Lo bueno del anarcoindividualismo y del anarquismo en general debe ser aceptado: ningún hombre tiene derecho a mangonear la vida de otro hombre.

El arqueoindividualismo tiene ya una página propia en Yajú (Yahoo) cuya dirección y cuya descripción pongo aquí. Eso sí, el arqueoindividualismo posee más medios de expresión, y no se limita al mundo internético. Es una escuela de filosofía integral.

Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).

Abajo va la descripción del grupo de Yajú.

----------
Arkeoindividualismo
El arqueoindividualismo (cuyo nombre aparece con letra "k" en el título por razones de claridad fonética multilingüe) es una nueva escuela filosófica creada el año 2014. Su finalidad es la obtención de la felicidad completa y absoluta para el individuo. El arqueoindividualismo tiene una orientación abiertamente metafísica y espiritual, reconociendo la inmortalidad del alma y la libertad de la voluntad, así como la objetividad eterna de las leyes éticas fundamentales. Pero se desmarca radicalmente del colectivismo, el autoritarismo, el altruismo y el autosacrificio de estas religiones e ideologías metafísicas (incluyendo en ellas al marxismo). El arqueoindividualismo es egoísta y radicalmente individualista; lo que importa es la felicidad del individuo. Su lema, tomado de la filósofa rusoestadounidense Ayn Rand, es "Liberad al hombre de los hombres.". Al arqueoindividualismo no le importa caer bien a la tribu, sino ser eficaz: lograr la felicidad del individuo. Es una filosofía abierta a todos y en ella no rige el nefasto principio de autoridad, sino la discusión a fondo de los aspectos conflictivos de la naturaleza humana. Para darles solución racional.
Página web: https://es.groups.yahoo.com/neo/groups/ ... lismo/info


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 15 May 2014, 13:09 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4767
“Y la verdad científica dice que un embrión o feto sin anormalidades teratológicas, o sea el caso típico, es sin dudas un ser humano, no un mero proyecto de ser humano.”


Por curiosidad, en qué momento del desarrollo embrionario ( y por tanto, posterior a la concepción) se alcanza esa “normalidad” por la que ya se puede decir que ha quedado constituida una persona o un ser humano. Porque ello significaría que antes de ese momento no se es persona o ser humano y que no habría ningún problema con el aborto. Por cierto, al no haberse constituido una persona significaría que se estaría abortando pero no que se estaría abortando una persona humana. ¿Cuándo y porqué dices que la ciencia nos ha dicho de forma verdadera que se constituido una persona o un ser humano?
No es que no esté de acuerdo en que no se es persona desde el momento de la concepción. Pero es que he leído argumentos para situar el momento constituyente del ser humano en varios momentos del desarrollo embrionario. Aparte de que la ciencia no nos dice cuándo y porqué se es persona por la sencilla razón de que el concepto de persona es un concepto filosófico. La ciencia nos aportará los datos de el desarrollo embrionario que nos servirán de base para establecer en el plano filosófico cuándo se es o no persona.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 15 May 2014, 20:12 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1149
Saludos, Elansab.
Antes de responderte directamente, debo precisar algo muy olvidado en estos tiempos de pensamiento débil y fragmentario.
El arqueoindividualismo no es débil, porque se apoya en la verdad metafísica, y tampoco es fragmentario, porque forma un sistema que relaciona y estructura los múltiples niveles o planos del ser. Como en el pitagorismo, el platonismo, el budismo, el vedanta, la escolástica tomista, el marxismo, el personalismo munieriano y otras escuelas de filosofía.
El sistematismo clásico del arqueoindividualismo (y, lógicamente, de otras escuelas de filosofía con similar orientación metafísica y sistemática) dice que la verdad completa y exacta se predica de la totalidad. En cada plano o nivel de realidad se puede predicar la mejor adecuación entre expresión y realidad, lo cual no es lo mismo. Un plano de realidad que no sea el plano supremo, o sea el Nirvana o Dios o el Tao, es un plano de realidad donde la expresión de la verdad tampoco puede ser plena, ya que la oscuridad y la fragmentariedad de ese plano de realidad lo impiden. Tampoco es que rija en un plano así una completa arbitrariedad. donde tanto dé la suma estupidez como la máxima sabiduría. Lo que hay y lo que rige en tal situación relativa es una aproximación suficiente para actuar debidamente en ese plano y trascenderlo.
El ejemplo típico, contra el pirronismo escéptico en materia lingüística, es el ejemplo del plátano. Lo he puesto otras veces y lo seguiré poniendo, porque es práctico y gráfico. Cualquier lengua hablada es imprecisa y confusa. Ahora bien, en cualquier lengua, por ejemplo el castellano, si sus hablantes saben qué es un plátano, cuando un cliente habitual de cierta frutería pide un quilo de plátanos, ni él ni su frutero quedan confundidos sobre si lo que el cliente entiende por plátano es lo mismo que lo que el tendero entiende por plátano. La comunicación aquí no es perfecta, pero sí es suficiente. No hay error básico. El tendero pesa el quilo de plátanos, se los da en una bolsa al cliente, el cual los coge, los paga, se va y se los come, para volver dentro de unos días. Pirro diría que ni el frutero ni su cliente saben de qué están hablando cuando hablan de plátanos en la frutería, y que el concepto de plátano es incognoscible e incomunicable. Un error evidente, en realidad: los dos saben bien lo que es básicamente un plátano dulce jugoso para comer crudo, y lo distinguen de otro producto parecido que es la banana dura para freír acompañando, ya frita, al arroz o a la carne.
El frutero y su cliente se entienden porque hay muchos otros niveles de realidad entrelazados; los dos han aprendido castellano; los dos tienen un sistema sensorial que les permite distinguir un plátano de una naranja, incluso un plátano de consumo en fresco y una banana de freir. Por eso si el frutero ha metido inadvertidamente una banana de freír en la bolsa de plátanos, su cliente volverá a la frutería pidiendo que se la cambien por un plátano de consumo en fresco con peso aproximadamente igual, y el frutero le hará el cambio sin rechistar. Hay casos de consumidores con el paladar y el estómago tan dañados, que no distinguen entre comerse un plátano dulce y fresco maduro pero no pasado, y comerse cruda una banana de freír. Mas no es el caso de nuestro goloso comedor de plátanos y de su frutero, que distinguen inmediatamente con los cinco sentidos ambas variedades de banana. Si los otros niveles de realidad fallasen seriamente, si tuvieran alterada su normatividad constitutiva típica, la comunicación podría fallar en este caso. Por eso un cliente con la vista seriamente dañada puede coger pomelos rojos en la frutería, pensando que son naranjas. Luego, al morder un pomelo, el gusto le hará notar ácidamente que se ha equivocado de cítrico. Alguien con buena vista y con luz abundante en la frutería no va a caer en ese error.
Vayamos ya con el aborto.
La persona es una realidad muy compleja, que participa simultáneamente de muchos niveles de realidad, relacionados entre sí con estructuras de muy diversos tipos. Por si fuera poco todo esto, la persona es una realidad que aúna la extrema complejidad con la extrema simplicidad.
Esto nos sitúa al filo de la inabordabilidad cuando queremos determinar qué es una persona humana. Pero estar al filo no es, todavía, haber caído.
De ahí que el plano de la ciencia experimental nos ayuda enormemente en esta determinación, sin reducir la realidad de lo que es una persona humana a lo que de ella, en un momento dado, diga la ciencia experimental.
Empezaré por el caso opuesto al problema del aborto: el problema de certificar una muerte. En el pasado, ante ciertas enfermedades o ciertos accidentes, se podía dar por muerto al paciente, porque se sabía muy bien que, si no lo estaba del todo, pronto lo estaría. Hoy es mucho más frecuente que no se dé por muerto a tal paciente, porque su médico sabe que tiene (el paciente, no su matasanos) muchas posibilidades de salvar el pellejo con el tratamiento adecuado.
Normalmente, los médicos no quieren que el enfermo se les vaya al otro barrio antes de tiempo.
Y más de un fulano con parada cardiorrespiratoria momentánea hoy va andando por ahí. Sin embargo, este criterio de parada cardiorrespiratoria momentánea es el criterio habitual para declarar clínicamente muerto a un fulano a efectos de extraerle órganos para donación a algún vivo bien vivo pero que, a su vez, estiraria pronto la pata si no le trasplantan un órgano que necesita.
El criterio médico seguro de muerte, hoy, es el comienzo de la putrefacción. La parada cardíaca, respiratoria y cerebral prolongada (sin putrefacción todavía) suele indicar muerte real. Pero no siempre. Y, por otro lado, el comienzo de la putrefacción perjudica mucho el estado del órgano que se quiera extraer. De aquí que los médicos (salvo siniestros casos de ciertas dictaduras como en la China) no realicen extracciones de órganos antes de comienzo de putrefacción, a menos que el paciente sea un donante expreso en vida. Mas, ¿y si los familiares dicen que sí que lo era, aunque el paciente no se haya pronunciado? Se corre el riesgo da matar a alguien que todavía puede levantarse y luego, lógicamente, maldecir a los matasanos, a los picapleitos, a los políticos y a sus codiciosos pacientes que pretendían cobrar pronto su herencia.
Por si la cuestión fuera poco compleja todavía, el avance médico puede llevar a salvar pacientes con un incipiente comienzo de putrefacción en ciertos tejidos, si la putrefacción es precozmente detectada y reparada.
En este caso terminal, la medicina científica no lo determina todo, pero nos indica lo que muy probablemente puede hacerse o no. Eso es una guía importante. Entonces, si el paciente ha dejado claro en vida consciente que, ya que el Estado lo ha acribillado a impuestos en vida, ahora al Estado le toca pagar su atención sanitaria cueste lo que cueste, los políticos tragarán y dejarán en este caso de hablar de "encarnizamiento terapéutico". Ya les gustaría, a los políticos, desconectar por su cuenta los aparatos vitales que mantienen vivo al enfermo en estado crítico, para ahorrar unos dineros que luego darán a sus amigos los banqueros. Pero está claro que eso no es lícito, y por eso en cualquier país medianamente civilizado, incluso los Estados Unidos, que están incorporando tardíamente la atención sanitaria universal a los ciudadanos, los políticos y los jueces tienen, afortunadamente, atadas las manos en un caso médico así. Salvar la vida del paciente es lo prioritario, a pocas esperanzas que haya de lograrlo. La codicia y la crueldad de polìticos, banqueros, jueces y abogados, las ansias de heredar (o la venganza) por parte de sus familiares, e incluso la necesidad de practicar un trasplante a alguien que morirá sin tal trasplante, no prevalecerán sobre el derecho de este hombre a intentar seguir viviendo. Y, repito, hay quien se ha levantado de la cama tras un caso así.
En el caso del aborto, el lado es el opuesto: en vez del caso terminal de un enfermo muy grave cerca de abandonar su encarnación en un cuerpo humano, estamos ante el caso germinal de saber si una alma ha entrado ya, o todavía no, en un cuerpo humano.
Como en el caso terminal, la ciencia experimental en sí misma es de carácter aproximativo, pero no nulo ni arbitrario.
¿Podemos, para empezar, afirmar que un espermatozoide o un óvulo fecundado constituye, por sí mismo, un ser humano recién concebido? Parece, según todos los indicios biológicos, que no. No hay individualización genética, para empezar. De un mismo espermatozoide, u óvulo, pueden seguirse muchas dotaciones genéticas distintas según el óvulo o espermatozoide (respectivamente) con el que se combine.
He aquí, pues, el primer criterio de demarcación: sin identidad genética individual no hay vida humana encarnada en un cuerpo.
De ahí, por ejemplo, que nadie diga en serio que masturbarse es parecido a abortar, ni siquiera desde esas corrientes religiosas que condenan ambos actos.
Tras la fecundación de un espermatozoide y un óvulo de ser humano, incluso de todo mamífero en general, el proceso lleva típicamente en horas o días a la formación de un solo embrión fecundado. Tiene dotación genética individualizada, totalmente rastreable y coincidente incluso si ese ser, muchos años después, se encuentra en la situación terminal que antes he descrito.
Naturalmente, hay un proceso adicional posible, no muy frecuente pero sí real y nada patológico: la formación en los primeros días o las primeras semanas de varios fetos, no solamente uno, a partir de un solo óvulo fecundado. Hay pluralidad de fetos aquí, pero para cada feto rige el principio anterior: cada uno de ellos tiene plena individualidad genética (todos estos hermanos de embarazo poseen dotaciones genéticas diferentes para cada uno, incluso si son gemelos homocigóticos) y esa individualidad genética es rastreable e identificable a lo largo de la vida de cada uno de ellos.
Entonces, está claro que sería lícito eliminar un espermatozoide claramente deficiente (o un óvulo) para evitar el probable embarazo de un ser humano con taras. Porque no es de ninguna manera un ser humano individualmente definido.
También está claro que sería ilícito matar a un recién nacido humano porque se sabe o sospecha que tiene graves defectos congénitos, o porque se sabe o sospecha que fue concebido por violación. Bueno, ya sé que los partidarios del llamado "aborto tras el nacimiento" afirman que sí es lícito matar al recién nacido en estos casos. Y notemos que estos abortistas tardíos alegan, con gran coherencia ginecológica, embriológica, tocológica y pediátrica, eso sí, que sigue tratándose de fetos, ahora en etapa extrauterina. Es así, científicamente: son seres humanos todavía no desarrollados, y que de hecho morirían sin asistencia externa.
Ahora bien, si aceptamos que en este caso no es lícito matar al feto ya nacido, ¿qué decidir entre el comienzo del embarazo y su final, el alumbramiento o parto?
Si hay un serio conflicto de vida o salud para la madre embarazada, si el embarazo puede matarla o dañar gravemente su salud, estamos ante un conflicto de intereses en el que, clásicamente, prima el derecho del individuo a poner a salvo su propia vida. Por eso en este caso sí que es licito el aborto, y en general los antiabortistas lo reconocen (lo reconocemos) así. El heroísmo no es exigible.
Pero este caso es muy raro y cada vez, médicamente, será más raro. Ninguna chica normal se muere ni se queda inválida por un embarazo y el consiguiente nacimiento, incluso si el hijo nada tiene de deseado.
¿Qué nos puede ahora decir la medicina, qué nos puede decir aquí la antropología física y biológica?
Por todos los indicios, que se trata de un ser humano característico y que llegará a nacer si no hay improbables contratiempos. Es un proceso biológicamente muy protegido por la naturaleza, y además por los desarrollos culturales del ser humano y su ciencia médica perinatal.
Entonces, si admitimos que la vida del individuo humano es un valor fundamental y que no vale acabar con ella cuando no hay grave conflicto con la vida de otro ser humano, tendremos que concluir que, del mismo modo que no es lícito que una turba mate a palos a un ratero que acaba de hurtar unas tabletas de chocolate de un supermercado, tampoco lo es que una mujer decida abortar porque, en realidad, si ha quedado embarazada ha sido porque un hombre la ha violado. Un hombre al que han cogido pronto y al que, con pruebas reales (no solamente por la declaración acusatoria de esa mujer) han condenado y, lógicamente, metido en chirona.
Diré alto y claro que el derecho de ese ser humano aún no nacido a vivir, prima sobre la incomodidad biológica (y sobre todo social) de la madre embarazada contra su voluntad. Añadiré que, tras el parto, esa mujer tiene pleno derecho a no hacerse cargo afectivo, social ni económico del recién nacido.
Diré también que es absurdo afirmar que en un caso así es licito abortar hasta los dos meses de embarazo, pero no después, o hasta los cuatro meses de embarazo, pero no después. Porque no hay, biológicamente, ninguna forma para determinar que se es "más ser humano" en un estadio embriológico o fetal que en otro. Cierto que hay estructuras y funciones que solamente se desarrollan en estado tardío, pero son características adicionales a la individualidad biológica humana, no características sin las cuales no habría individualidad biológica humana. Por ejemplo, un ser humano normal no puede hablar hasta los dos o tres años de vida, mas ya es un ser humano antes de poder hablar. Y las piernas no aparecen en los primeros días de embarazo, pero no es la aparición de esas piernas lo que constituye al feto como un ser ya humano, sino su dotación genética individualizada; desde los datos de la biología experimental.
Si es lícito el aborto en caso de violación, seamos consecuentes: también lo es dar un fuerte anestésico al recién nacido concebido por violación, para que el pobrecito no sufra, y matarlo a continuación estrangulándolo. No me estoy choteando, pues internéticamente hay documentación de gente que propone lo que estoy escribiendo en este último párrafo; y a lo cual me opongo frontalmente, por supuesto.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo. Correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 16 May 2014, 10:21 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4767
Saludos, Alexandre.

Yo en realidad lo que quería saber era en qué momento la ciencia nos decía según su verdad que ya quedaba constituido un ser humano ( ya que no era en el momento de la concepción) y porqué. Por supuesto que una vez que ha quedado constituido el ser humano cabe hacer todas esas reflexiones que tú haces pero sigo sin conocer en qué momento la ciencia nos dice que ya se es un ser humano y porqué.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Antipresentación en el foro Sofos Ágora.
NotaPublicado: 16 May 2014, 13:36 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1149
Saludos de nuevo, Elansab.
Repito, como decía en mi mensaje anterior y como decías en tu mensaje anterior al mío, que la biología experimental no puede expresar directamente qué es el ser humano, ya que es una realidad (entre otras cosas) metabiológica. Pero, como es también una realidad biológica, en lo que de biológico tiene el ser humano, la biología experimental da respuestas suficientes en el contexto adecuado, siempre un contexto metabiológico, claro está.
Por eso mi mensaje anterior ha empezado con el caso opuesto, el caso terminal. Si no hay una voluntad específica del paciente en que sus órganos sean donados, hoy la biología experimental dice que, incluso con parada cardíaca, respiratoria y cerebral que implica mantener el organismo con funcionamiento apoyado en máquinas, no está claro que el paciente haya muerto ya, no está claro que el alma haya abandonado definitivamente el cuerpo. Los médicos de una unidad de reanimación no entran directamente en análisis metafísicos sobre si el alma existe y si ha abandonado ya el cuerpo de su paciente, pero lo que sí tienen seguro es que la reanimación puede dar lugar a que, incluso tras meses o años de muerte aparente, el paciente abra los ojos y se cisque en los jueces y en los recaudadores de impuestos; estas dos categorías de indeseables ya lo habrían dado por muerto si hubiesen podido. Pero no mandan, y no deben mandar, sobre los médicos.
El paciente, pues, está vivo... ¿de nuevo? Incluso si interpretamos que ha muerto y ha resucitado gracias a los grandes avances de la medicina, conserva en general su dotación genética y el elenco de recuerdos cognitivamente integrados que le dan identidad personal. Por eso, en el improbable caso de que luego un juez le ponga una querella por desacato a la magistratura, el paciente responde por los hechos con su nombre anterior al episodio de muerte clínica, y con sus ya anteriores ideas hostiles a que los picapleitos y políticos decidan por él mismo cuándo debe dejar de pagarse por su atención médica. Tampoco lo duda el propio juez que le pone la querella, y que la pierde claro está. Se trata, según los criterios habituales, del mismo ser humano que antes. Tanto si interpretamos que ha muerto y resucitado como si intepretamos que ha estado vivo todo el tiempo.
Este ejemplo indica claramente que la biología científica no determina, pero orienta claramente y, para empezar, barre la superchería. Una interesada superchería para ahorrar gastos médicos en la atención de un pagano que se ha asfixiado pagando impuestos, para no tener que asfixiarse también porque unos bribones con toga o con escaño parlamentario intenten quitarle el respirador artificial. Esa superchería, la superchería de declarar ya muerto al pagano a efectos médicos y presupuestarios, queda refutada porque la ciencia dice que se puede recuperar todavía al paciente. ¡Y, si se recupera, a pagar impuestos otra vez! Pero no hay hoy por hoy técnica médica contra este otro mal, los impuestos.

Tampoco en el caso opuesto, el caso germinal, puede decirnos directamente la ciencia (biológica experimental) cuándo un ser humano comienza a serlo. Pero puede orientarnos, suficientemente, sobre cuándo considerar que ya tiene continuidad completa con lo que consideramos seriamente ya un ser humano individual.
El embarazo humano puede ser de varios tipos. Lo más habitual es que un solo óvulo fecundado dé lugar a un solo embrión y luego feto. En este caso, desde que se produce la combinación genética hay ya un ser con identidad biológica humana totalmente individualizada e inconfundible a efectos de distinción con cualquier otro ser humano. Esto, antes del anidamiento del óvulo fecundado en el útero. Si el óvulo fecundado da lugar a varios hermanos homocigóticos, o si hay más de un óvulo fecundado, la determinación puede retrasarse un poco, pero en general tras pocos días o pocas semanas sabremos qué embriones están anidados en el útero. Todos ellos están individualizados. No existen, que sepamos, casos de un cuerpo humano con dotación genética múltiple por zonas y con dos conciencias individuales en el mismo cuerpo. Sí que se han dado algunos casos teratológicos viables de hermanos con parte del cuerpo fusionada en común. Tras el nacimiento, siempre se ha comprobado que las partes no comunes del cuerpo fusionado tienen identidades genéticas diferenciadas, y que en particular los dos cerebros funcionan de modo independiente, con experiencias, identidad y producción de habla de tipo independiente. Son dos seres humanos diferentes, que no piensan igual. Los médicos suelen intentar una separación quirúrgica que salve la vida de uno de ellos al menos (el que parezca más viable), y pudiendo ser la de los dos, pero cuando no es posible, a los dos hermanos les toca compartir órganos corporales. Ahora bien, la biología experimental dice sin dudas que, según los criterios típicos de identificación, sería una superchería afirmar que se trata de un solo ser humano con dos cabezas. No hay tal; son dos seres humanos diferentes, en la anormal situación de compartir una zona de sus cuerpos.
En todo caso, no me estoy refiriendo a raros casos teratológicos en particular. Lo que quiero es definir el asunto para el caso anatomofisiológicamente normal. Ese caso incluye los embarazos múltiples. En esos embarazos es más difícil saber cuándo se han producido la concepción y la anidación de los diferentes embriones. Pero, en cuanto se ha detectado la anidación individual de cada embrión, de nuevo la biologia dice que cada embrión identificado tiene individualidad propia; es un ser humano sin duda, diferente de un ser no humano y de cualquier otro ser humano.
La ciencia dice, pues, que en general el ser humano queda constituido desde el mismo momento de la concepción. En el caso de un embarazo múltiple, queda constituido posiblemente después, pero en todo caso queda constituido tras su anidamiento en el útero.
Dicho de otra manera: según la biología experimental moderna, cualquier embrión humano individualizado es un ser humano desde que queda genéticamente caracterizado.
La biología y la medicina no entran directamente en si ese embrión, luego feto, luego bebé, luego hombre o mujer, tiene alma, ni en si existe el alma, ni en qué momento, caso de existir el alma, el alma entra en el embrión, feto o bebé. Pero estas ciencias experimentales sí que nos libran de la superchería, sí que nos dicen que es totalmente arbitrario e injustificado fijar una línea de corte que permita establecer una probable "no humanidad" que nos autorice a considerar "todavía no humano" al feto, embrión o bebé en alguna fase de su desarrollo. Porque hay continudad genética individualizada que no se rompe ni altera, al contrario que en un espermatozoide humano o que en un óvulo humano sin fecundar, ya que estas dos entidades biológicas protohumanas carecen de individualidad genética diferenciada y rastreable; no se puede, científicamente, calificar de ser humano a un espermatozoide humano, ni a un óvulo humano sin fecundar. La concepción y la producción de un embrión cambian radicalmente la situación biológica, inaugurando una continuidad genética, anatómica, fisiológica, sicológica y social con identidad de conciencia individual, que es la que habitualmente sirve para reconocer a un ser humano en concreto.
Con otras palabras: ya es un ser humano desde que se forma su embrión. Y lo es porque el embrión tiene todas las bases para el desarrollo pleno de un pleno ser humano, si el proceso es biológicamente normal. En cambio, no hay proceso biológicamente normal que convierta a un espermatozoide humano solitario, o a un óvulo humano solitario, en un ser humano de ningún tipo. De ahí que la fecundación de un óvulo humano sea el hecho biológico de referencia experimental básica, que marca un cambio radical, no solamente un aumento de tamaño y peso.
Hay, sobre todo ha habido, culturas que consideran que un bebé recién nacido todavía no es un ser humano. Y hay quien considera lícito (lo he indicado en mensajes anteriores) matar a un bebé humano viable. La cuestión no se puede decidir con mera biología experimental; es una cuestión ética. Eso sí, la biología nos dice sin dudas que, en el caso de un embrión humano de un mes o en el caso de un bebé de quince dias, la base somática, anatomofisiológica y mental de un ser humano típico ya está en marcha, y que sería una superchería calificar de mera posibilidad prehumana o protohumana a un feto o a un bebé. Un feto o un bebé no son meras fases avanzadas de un espermatozoide no fecundado o de un óvulo no fecundado, sino algo ya radicalmente diferente, y no detectable antes de la fecundación... porque antes de la fecundación todavía no existe.
Los abortistas nos hablan de "diferencia biológica radical" en algún momento del embarazo, o incluso en los primeros días tras el parto. Pero la biología no les da ninguna prueba de su afirmación.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 67 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO