Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 22 Abr 2018, 18:00

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
 Asunto: Re: El cambio climático
NotaPublicado: 07 Abr 2018, 22:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2010, 21:24
Mensajes: 2831
Alancitus2 escribió:
[mi opinion es q esto sucede porq si se acepta q el hombre esta matando al planeta tendrian q dejar de usar petroleo o dejar de cazar indiscriminadamente,cosa q afectaria sus intereses de algunos pocos.
Así es. Estamos gobernados por unos pocos, a quienes importa más su cuenta bancaria que la salud del planeta.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El cambio climático
NotaPublicado: 17 Abr 2018, 23:00 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1366
Saludos, Toni.
Dices lo siguiente.

"Alexandre, eres el primer ecologista de derechas que he conocido, cosa que me alegra enormemente. Pero no me han quedado claras las diferencias entre tu ecologismo y el ecologismo llamesoslo "normal o de izquierdas" ¿Me podrias aclarar cuales son las diferencias?".

Pues hay más ecologistas de derechas. Uno al que forzosamente conoces por los medios de comunicación es el actor y político austroestadounidense Terminator (pronunciación: Terminéitor) o sea Arnold Schwarzenegger (pronunciación: Árnold Suarchenéguer). Es un hombre de la derecha moderada, lo que llamaríamos centroderecha, aunque conserva rasgos siniestros de la peor derecha (y de la peor izquierda) como su apuesta por la pena de muerte; eso sí, reducida a asesinatos de especial gravedad.
Durante su etapa como gobernador de California, Terminator ha promovido una amplia legislación ecologista y serias medidas contra la contaminación y a favor del desarrollo sostenible; después, ha continuado con grupos de influencia y acciones socioculturales en este sentido, desmarcándose de la zafiedad antiecológica de su teórico patrón y compañero del Partido Republicano, o sea el presidente estadounidense Donald Trump. Con todo, Terminator es, y sigue siendo, un representante de la derecha conformista, que no ahonda en las causas últimas del desastre ecológico. Y no puede hacerlo, ya que participa del muy estadounidense mito de la Nueva Frontera: siempre más alto, más grande, más extenso y más rico.
Por mi parte, soy, como sabes, un ecologista de la derecha revolucionaria, o sea que en este sentido estoy a años luz de Terminator. Y no admito nunca la pena de muerte.
Bueno; sin más preámbulos responderé a tu pregunta.
El ecologismo de la derecha revolucionaria (obviamente, no hablaré aquí del ecologismo de Terminator) tiene unos claros rasgos que lo diferencian del ecologismo normal o de izquierdas.
Esencialmente, lo que ocurre es que la derecha revolucionaria se toma tan en serio a los tres maestros de la sospecha, o sea Marx, Freud y Nietzsche (pronunciaciones: Marx, Froid y Niche, a los que añado a una cuarta filósofa: Ayn Rand) que no cae en los cuentos ilusos del pensamiento desiderativo, para el cual mis deseos son la realidad.
La derecha conformista, igual que la izquierda convencional, dice al pueblo, a los sudras, lo que los sudras en su baja casta quieren oír. ¿Y qué quieren oír los sudras? Pues que el mundo es un Eldorado pleno de recursos infinitos y elásticos, que soporta un crecimiento demográfico e industrial infinito y exponencial, si no en la teoría sí al menos en la práctica.
Y eso... es como creer en la honradez de los abogados y de los jueces. O como creer en la generosidad sin ánimo de lucro de los banqueros. O en la castidad de las furcias.
Vamos: que eso es más falso que lo que los eruditos o redichos en estudios grecolatinos llamamos las calendas griegas (Grecia no tenía calendas, período del año que sí se celebraba en Roma) y que, en castellano corriente, se dice así: eso pasará el próximo treinta de febrero.
Eso lo dice aquí, en el foro Sofos Ágora, alguien que, como yo, es de derechas, mas en este caso de la derecha conformista: Jbell.
Jbell nos promete un próximo futuro dorado en el que desaparecerán, por obra y gracia del libre mercado, el desempleo, la pobreza, la contaminación y la guerra. Todos seremos ricos en un mundo fascinante. Y tendremos tantos hijos como queramos.
Y eso pasará... el próximo treinta de febrero, por supuesto.
Jbell no está solo en este delirio.
Si repasas, Toni, los programas políticos y las medidas políticas concretas de los partidos y sindicatos de izquierda en todo el mundo en general, observarás que (con excepciones, claro está) esta izquierda convencional tiene este delirio en la cabeza e intenta ponerlo en práctica como si fuera realizable.
Frente a tantos desatinos, llegamos desde la derecha ecologista revolucionaria y llamamos al pan, pan, y al vino, vino.

Primero: la creación de infinitos o al menos suficientes puestos de trabajo bien pagados para todos es y será siempre totalmente imposible. Para empezar, porque la impide casi siempre la creciente e irreversible automatización del trabajo, que deja en una cantidad irrisoria el número de horas de trabajo que requieren mano de obra humana, no robótica ni mecanizada de uno u otro modo. Y, para seguir, porque en los residuales (pero a veces importantes) sectores productivos donde seguirá siendo importante la mano de obra humana, a los capitalistas no les conviene de ninguna manera el pleno empleo. El pleno empleo sería tirar piedras contra su propio tejado: pagar salarios altísimos sin necesidad. Que haya siempre, en todos los sectores en general, un notable ejército industrial de reserva, es el mecanismo básico de contención y rebaja salarial que permite a los capitalistas exprimir toda la plusvalía que puedan. Las cosas, como son.
Segundo: incluso en una economía coherentemente comunista, sin capitalismo depredador, hay un límite ecológico objetivo a la expansión demográfica, industrial y comercial, límite que no se puede sobrepasar. Es obvio que si, en todo el planeta, no hubiera más que ciento cuarenta mil o ciento cincuenta mil seres humanos (que es la población que propugno, en torno a la cifra bíblica clásica de los ciento cuarenta y cuatro mil elegidos) no habría ningún problema ecológico serio, y no habría que tomar medidas sistemáticas de control ecológico sobre la producción económica. Con siete mil millones de seres humanos, y tirando para diez mil millones en el futuro, sí que hacen falta esas medidas... y siempre se quedarán cortas ante esta barbarie demográfica. Vuestro mismo número es ya un crimen, como dijo Stefan George (pronunciación: Estefan Llorlle)
En cambio, con una población muy reducida, ya estable (que no crezca ni disminuya mucho año tras año) en todo el planeta, sí que podemos llevar a cabo una revolución comunista viable mundial. Una revolución ecologista de derechas, como suelo exponer en mis diálogos, ensayos y relatos simbólicos de fantasía y ciencia ficción.
Sed muy pocos, si queréis ser, todos y a la vez, muy ricos.
Lee a Martín Sagrera, por ejemplo su clásico libro Demasiados españoles.

Como has visto, Toni, esta vez mi mensaje es relativamente corto. Es que tengo ya las ideas muy claras sobre el asunto, tras años de reflexión.
Claro que puedes estar en desacuerdo. Explícame, pues, como podríamos ser todos muy ricos siendo miles de millones, y con aumento demográfico, como desgraciadamente sigue ocurriendo. Y con capitalismo depredador, abominación que se retroalimenta con la desgracia demográfica. En efecto, el capitalismo habitual no conoce frenos, y por tanto quiere cada vez más clientes, más compradores; es a largo plazo la fuerza poblacionista, y ecológicamente destructiva, más poderosa que hay. Lo que necesitamos es una producción limitada y ecológicamente integrada, hecha para durar mucho tiempo; y en una sociedad de ciudadanos libres igualmente dignos, que dan la cara, que participan en política.
Lo de que en el futuro habrá más puestos de trabajo que ahora, no me lo creo ni borracho. ¡Y soy un abstemio fanático, partidario de la ley seca por ende!
Y me vas a decir que soy un obseso del antipoblacionismo, que todo lo quiero solucionar reduciendo la natalidad y la población.
No, Toni, no. Mi propósito es muy distinto. Es el clásico propósito revolucionario de que no haya nada por encima del hombre y ningún hombre esté por encima de otro hombre.
Y para eso tenemos que limpiar el planeta. De jueces y abogados sucios. De centrales nucleares siempre sucias, sean de uso militar o civil. De banqueros sucios. De políticos sucios. De la sucia, delirante y muy dañina mentalidad según la cual, cuantos más seamos, más reiremos.
No quiero el valle de lágrimas que nos auguran, y que realizan ellas mismas, las opresivas religiones clásicas, sean el hinduismo o el cristianismo. Tampoco quiero las atrocidades capitalistas o marxistas que igualmente perpetúan este valle de lágrimas. Todas estas ideologías han recurrido a aumentar la natalidad y la población para autoperpetuar su propio poder, el de las propias ideologías; nunca para mejorar, realmente y a largo plazo, la vida de los individuos humanos concretos.
Y, para eso, para mejorar realmente y a largo plazo la vida de los individuos humanos concretos, necesitamos una población moderada, estabilizada, ecológicamente armónica. No se trata de reducir la natalidad porque sí, sino con un objetivo revolucionario realista, bien concreto: el bienestar de los hombres y las mujeres en el planeta.
Argumenta ahora lo que quieras, Toni. Como siempre, te escucharé cortésmente y con atención.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Última edición por Alexandre Xavier el 22 Abr 2018, 16:28, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El cambio climático
NotaPublicado: 21 Abr 2018, 23:25 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 14 Oct 2010, 21:24
Mensajes: 2831
Saludos, Alexande.

A mi pregunta de "cual es la diferencia entre tu eologimo de derechas y el ecologismo tradiconal o de izquierdas" me respondes con el unico argumento de la superpoblacion. Argumento que me parece valido y digno de reflexion, aunque yo discrepe de ese maximo de ciento cicuenta mil personas, que como en otra ocasion te dije, me parece insignificante para la cantidad de personas que este planeta puede acojer sin resentirse ecologicamente.

Por supuesto que éste planeta seria una maravilla ecologica con 1500000 habitantes. El problema es hacer eso compatible con tu maxima ......................." no haya nada por encima del hombre y ningún hombre esté por encima de otro hombre."......... De donde se extrae la conclusion de que el hombre debe ser libre para procrear cuanto quiera y sin limites. Es una pregunta que te htce algun tiempo, y que todabia no me has contestado, pues no entiendo un hombre libre cuya libertad para procrear esta liitada, como al parecer propones por otro lado. Es una pregunta que me ayudara a compnderte, si es que tienes la amabilidad de explicarme


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El cambio climático
NotaPublicado: 22 Abr 2018, 17:48 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1366
Saludos, Toni.

Dices lo siguiente.

"Saludos, Alexande.
A mi pregunta de "cual es la diferencia entre tu eologimo de derechas y el ecologismo tradiconal o de izquierdas" me respondes con el unico argumento de la superpoblacion. Argumento que me parece valido y digno de reflexion, aunque yo discrepe de ese maximo de ciento cicuenta mil personas, que como en otra ocasion te dije, me parece insignificante para la cantidad de personas que este planeta puede acojer sin resentirse ecologicamente.
Por supuesto que éste planeta seria una maravilla ecologica con 1500000 habitantes. El problema es hacer eso compatible con tu maxima ......................." no haya nada por encima del hombre y ningún hombre esté por encima de otro hombre."......... De donde se extrae la conclusion de que el hombre debe ser libre para procrear cuanto quiera y sin limites. Es una pregunta que te htce algun tiempo, y que todabia no me has contestado, pues no entiendo un hombre libre cuya libertad para procrear esta liitada, como al parecer propones por otro lado. Es una pregunta que me ayudara a compnderte, si es que tienes la amabilidad de explicarme".

Bueno, Toni, antes de responderte, haré una observación general, dada la Historia ya transcurrida en este foro Sofos Ágora.

Quiero decir que quienes se lamentan de que el foro no vale nada, olvidan que un foro de discusión, en realidad, vale lo que valen sus miembros. Muchos de los miembros en este foro caen en el anonimato, el convencionalismo, el anticonvencionalismo sistemático (que es otra forma de convencionalismo) los ataques personales, la ambigüedad hipócrita calculada o una flagrante incultura general, formalmente traducida muchas veces en ataques terroristas contra la ortografía y la gramática.
Ahora bien, hay gente aquí que no es así, que es todo lo contrario, en realidad. Toni es un ejemplo de ello, y mi tocayo Alejandro Ramos Cid, también. Eso quiere decir que, de un modo u otro, este foro y otros de parecida orientación filosófica van a evolucionar a un núcleo sólido más serio, más profundo; evidentemente, y ya de entrada, con el rechazo radical y sin excepciones del anonimato. Quien no es capaz de dar ni su propio nombre en filosofía, nada de valor va a dar... y sobra en la discusión.
Dicho de otra manera: en el futuro, una sección especial de acceso restringido a usuarios con nombre real en este mismo foro, o un foro formalmente independiente pero de hecho e incluso de derecho vinculado al foro internético Sofos Ágora, ¡también con nombres reales!, van a subir radicalmente el nivel filosófico aquí, codeándose con los grandes desde Lao Tse y Platón a Einstein (pronunciación: Áinstain) y Krishnamurti, pasando por Descartes (pronunciación: Decart) o Marx.
Los otros se quedarán en su miseria anónima y llena de mutuas cuchilladas.
Pero el foro Sofos Ágora alumbrará cosas grandes. Ya las está alumbrando.

Bueno, Toni; hecha que ha sido mi perorata profética, paso a responderte.

Si lees y relees mis mensajes de política en este foro, pronto reconocerás que propugno desde mi ecologismo derechista revolucionario muchas más cosas que la disminución de la natalidad y de la población, disminución que, eso sí, es central y no marginable en mi proyecto político.
Por ejemplo, insisto machaconamente en la implantación de una Renta Universal Incondicionada de Vida Digna y Holgada. No me lo vas a negar.
Y tampoco me vas a negar que, si esa implantación va a ser real en vez de una proclama demagógica irrealizable, necesita como requisito previo la reducción y luego la estabilización de la población mundial.
Mi intención es implantar esa renta, sí. Para lo cual ha de caer la natalidad, y reitero que lo más realista, hoy, es lograr una disminución a la mitad de la población mundial tras unos cincuenta años.
Observarás que todavía no he respondido directamente a una espinosa pregunta que me reiteras.

"Por supuesto que éste planeta seria una maravilla ecologica con 1500000 habitantes. El problema es hacer eso compatible con tu maxima ......................." no haya nada por encima del hombre y ningún hombre esté por encima de otro hombre."......... De donde se extrae la conclusion de que el hombre debe ser libre para procrear cuanto quiera y sin limites. Es una pregunta que te htce algun tiempo, y que todabia no me has contestado, pues no entiendo un hombre libre cuya libertad para procrear esta liitada, como al parecer propones por otro lado. Es una pregunta que me ayudara a compnderte, si es que tienes la amabilidad de explicarme".

Como siempre, como corresponde a un verdadero arqueoindividualista, te respondo francamente a la cuestión espinosa.
El arqueoindividualismo, en lo político, es conocido como derecha revolucionaria y, en tanto que escuela de filosofía con implicación política, tiene un programa político individualista radical coherente, ecológico y comunista, con el objetivo final de que la vida humana individual y su bienestar primen sobre todo lo demás en política. De ahí que los arqueoindividualistas nos veamos en la aparentemente extraña tesitura de rechazar, simultáneamente, la pena de muerte, la tortura, el aborto, el infanticidio, la guerra, la eutanasia, la natalidad desbocada y el suicidio. Pero es que tenemos que hacerlo así, para defender, de modo coherente y eficaz, la vida feliz del hombre individual o de la mujer individual. Somos antigregarios, aunque a la vez somos comunistas.
La derecha conformista, con Margaret Thatcher (pronunciación: Márgaret Zácher) suele decir que no existe la sociedad, existen los individuos. Pero la derecha revolucionaria dice algo muy distinto.

Sin sociedad no hay individuos.
Sin individuos no hay sociedad.
El individuo está por encima de la sociedad.

La conclusión es hacer todo lo posible por liberar al individuo, mas dentro de la sociedad, sin la cual no puede existir el individuo en el nivel humano de la realidad.
El zacherismo, filosóficamente, es una cosa muy miserable, como suele serlo toda producción filosófica de la derecha conformista. Ahora bien, los que somos de la derecha revolucionaria pretendemos y damos solvencia ética e intelectual en nuestro discurso.
Y con esto entro en el muy vidrioso núcleo de tu objeción.
Lo que ocurre es que las propuestas políticas del arqueoindividualismo no están desligadas de su cosmovisión metafísica, del mismo modo que el algo fallido experimento político de Pitágoras en Crotona no estaba desligado de su visión mistérica, nóstica y transmigracionista en metafísica. Del mismo modo que las propuestas políticas marxistas, desde mediados del siglo XIX hasta hoy, no están desvinculadas de los presupuestos epistemológicos y metafísicos del materialismo histórico dialéctico.
¿Para qué, por ejemplo, tomarse el ímprobo esfuerzo de zurrar una y otra vez a los jueces y abogados, hasta que dejen de condenar, encarcelar y ejecutar a los inocentes? Por un lado, claro, es de justicia política elemental poner fin al terror de estos mafiosos con toga... pero la cosa va más allá. Va a la metafísica.
Cuando digo nada por encima del hombre y ningún hombre por encima de otro hombre, estoy reiterando la clásica proclama revolucionaria, comunista y libertaria, que no ha perdido actualidad y que sigue plenamente vigente.
La cuestión es que nada de lo que hace un individuo se queda en ese mismo individuo. El hombre es, a la vez, cada hombre o mujer individualmente, y el conjunto de los seres humanos. Son dos niveles ontológicos distintos, pero no separables.
Por eso he abierto este mensaje con un ejemplo tan claro como la Isla de Pascua. En esa isla, o en otra isla diminuta poblada desde hace siglos, Malta, está claro que la libertad para cada hombre o mujer de tener ocho hijos chocará con la libertad de los habitantes de su isla para vivir bien. El territorio está limitado, y ninguna ideología política va a cambiar eso; ninguna ideología política (o religiosa) va a conseguir que las parejas en Rapanui o en Malta tengan ocho hijos de media sin crear una situación horrorosa en pocas generaciones.
Como había prometido, aquí llega la metafísica.
El nivel humano de realidad es un nivel necesariamente oscuro, precario e insatisfactorio. Podemos disminuir muchísimo el sufrimiento físico concreto, podemos ampliar los horizontes generales hasta convertir en sabios humanos a todos los hombres, sí, mas incluso así toparemos con los límites infranqueables propios de la misma condición humana, por encima de los cuales el hombre ya sería un ángel o un dios.
Y eso precisamente es lo que pretendemos abiertamente los arqueoindividualistas: convertir al hombre en un ángel y en un dios, haciéndolo subir radicalmente hacia el Nivel Supremo de la Realidad.
Pondré ahora un ejemplo físico que ya he tratado en otras ocasiones.
El hombre puede andar. ¿Puede también levitar? Puede, y de hecho lo logra fácilmente cuando ha llegado a un nivel espiritual muy alto. Pero eso no quita que incluso el experto levitador está sometido a la limitación y oscuridad de la carne. No le basta, para librarse de eso, el vuelo físico de la levitación; le hace falta, sobre todo, el vuelo metafísico y espiritual de la meditación, por el cual se despega de los lazos cármicos con la materia burda, densa e ilusoria.
Para lograr esto, la emancipación del hombre no solamente como individuo físico sino también como totalidad, como Humanidad... hay que poner límites a la natalidad y a la población, pues la naturaleza de la encarnación humana así lo exige.
Y, como soy muy de derechas, no caeré en el adanismo de pretender que he inventado la pólvora.
La fórmula real de que baje de modo eficaz y sostenido la natalidad se conoce desde hace tiempo, y sólo es cuestión de aplicar esa vieja y promisoria fórmula.
¿Cuál es? La educación de las mujeres. Cuando las chicas van de la guardería a la universidad, la natalidad cae y no vuelve a subir. Luego, además, estas chicas no se dejarán manejar por sus novios, maridos, padres o hermanos. Ni por la mafia de los jueces, abogados, políticos, recaudadores de impuestos, militares, sacerdotes, periodistas, banqueros y filósofos.
Reitero: si queremos vivir como reyes, y lo cierto es que todos queremos vivir como reyes, no podemos procrear como cucarachas, sino más bien con la parsimonia de los dioses, como ese Yavé que por lo visto solamente tuvo un Hijo.
Pero oye, Toni: quizás me equivoco.
Puede que todos acabemos viviendo como reyes con ocho hijos de media por pareja reproductiva.
Pues anda, Toni, ¡dinos cómo lograrlo con semejante natalidad!

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 14 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO