Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 17 Sep 2019, 01:09

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 
Autor Mensaje
NotaPublicado: 09 Dic 2012, 21:30 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1681
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
La estética tiene siempre ética.

Hola a todos.
Mi argumentación inaugural de este hilo será breve y principalmente gráfica.
En el hilo "Dibuja a alguien del foro", Diazepán publicó una caricatura sobre mí. Erróneamente, al leer mi comentario en gallego, el propio Diazepán creyó que yo no quería la caricatura, así que borró su mensaje y la caricatura misma, explicando después su borrado con un mensaje escrito en sueco; por traducción automática, ya que Diazepán no habla sueco. También Socrático Mayéutico y otros creyeron erróneamente que yo había pedido la retirada de la caricatura.
Pero no es verdad.
¿Qué había ocurrido en realidad?
La caricatura es buena y soy el primero en aplaudirla. Presenta a un dandi anticuado y formalista con aires de creerse superior a todos. Esto, la acentuación o exageración de rasgos reales en el caricaturizado, es propio de la caricatura. Mi formalismo o purismo lingüístico, con su correspondiente tendencia a la pedantería idiomática pasada de moda; mi afirmación de que los hombres no son iguales, y de que me considero superior a Torquemada, a Maquiavelo y a muchos otros hombres; mi afición a lo clásico por antiguo que sea, desde la metafísica taoísta hasta los disquetes de ordenador, etcétera, son aficiones o vicios que se satirizan bien en esta caricatura.
Ahora bien, soy un abstemio fanático y un decidido partidario de la ley seca. Si fuera un borracho vergonzante, todavía podría valer la copa llena de vino que porta el dandi de la caricatura original. Pero como es fácil comprobar que no bebo alcohol, coherentemente con mi saña antialcohólica teórica... la caricatura falla ahí.
Porque, señores, la estética tiene siempre una ética. No vale en ningún caso introducir en una caricatura un rasgo o vicio que no se encuentra en el caricaturizado.
Un ejemplo: en su libro "Los versos satánicos" el escritor angloíndio Salman Rushdie caricaturiza ferozmente a Jomeini. El sangriento ayatolá persa, en consecuencia, dictó una condena a muerte contra el escritor, condena que seguirá vigente para muchos sicarios islámicos hasta la muerte de Salman Rushdie, diga lo que diga la versión oficial. Este hombre tendrá que cuidar sus pasos toda la vida. Pero, aparte de esto, veamos por qué el ya difunto Jomeini entró en cólera. El libro (que he leído entero) acusa entre otras cosas a Jomeini de comerse crudos a los niños persas, y así en una terrible escena (para mí, también hilarante) Jomeini abre la bocaza y se traga a los niños y otras víctimas suyas que sumisamente van entrando en ella. Teniendo en cuenta la masacre que Jomeini perpetró contra su propio pueblo, y concretamente que utilizaba a niños de catorce años alistados en la guerra contra el Irac, que lógicamente morían como moscas ante las balas enemigas sin más utilidad que distraer tropas del enemigo, la sangrienta caricatura literaria tenía su base. Pero Salman Rushdie, en todo el libro, nunca pone de borracho a Jomeini, del que por el contrario destaca su afición casi religiosa por el agua. Porque sería una caricatura inválida.
La estética, pues, tiene siempre su ética. La libertad del artista no es capricho. Hay unos principios estéticos permanentes y objetivos, que como sabía Platón nos orientan en nuestra búsqueda de la Belleza Absoluta.
En nuestro caso, como ya he apuntado en el propio hilo "Dibuja a alguien del foro", no hacía ninguna falta borrar el dibujo original. Yo mismo, con un programa informático de pintura, lo he retocado, cambiando el color del vino rojo por agua transparente de color gris muy tenue casi imperceptible, más la sigla química "H2O" del agua. En efecto, soy tan intransigente y petimetre como para beber agua del grifo en una finísima copa de champán o de vino selecto.
Bien, creo que ya está completa la parte verbal de mi argumentación. ¿Y la gráfica? A continuación la tenéis. En un gráfico podéis ver la caricatura original, y a continuación la caricatura corregida. Si no aparecen correctamente, podéis descargarlas en la sección de Archivos del grupo "Alexandre Xavier" (http://es.groups.yahoo.com/group/alexandrexavier) para lo cual debéis haceros miembros de él momentáneamente; o bien podéis pedírmelas privadamente por correo electrónico. Si conocéis algún expositor internético público y gratuito de dibujos que funcione aceptablemente, decídmelo por favor, que será de mucha utilidad en este hilo.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo punto es).

Imagen

Imagen


Última edición por Alexandre Xavier el 11 Dic 2012, 14:48, editado 3 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 09 Dic 2012, 22:16 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 Oct 2011, 22:30
Mensajes: 782
Bueno, bajo mi punto de vista la idea, que tiene su base racional, se lleva a un extremo demasiado radical donde pierde su sentido, en el momento que dice esta frase:

Citar:
No vale en ningún caso introducir en una caricatura un rasgo o vicio que no se encuentra en el caricaturizado.


¿Y por qué digo esto? Pues porque creo que también depende mucho del contexto (es decir, de si existe con esa caricatura la posibilidad de causar un daño real) y de la intención. Por ejempo se puede hacer una caricatura de un personaje poniendo cosas que en verdad no hace, pero con intención totalmente diferente a la de difamar, y allí sería lícito.

Para esto usaré un ejemplo: en algunos tebeos de Superlopez, sale un personaje llamado Paxo Enaxera, que es un científico malvado cuya caricatura es la del también dibujante de tebeos Paco Najera(llega a trabajar en el proyecto de crear una raza superior, bajo las ordenes de un tal Eugene Menguelele, nombre que hace referencia clara a la eugenesia y al nazi Menguele. En otra ocasión intenta ganar mucho dinero con un robot que juegue y gane siempre en los juegos tales como la lotería, las carreras o las quinielas. En su última aparición tebeística trabaja en un laboratorio en el cual producen un nuevo virus que crea una enfermedad terrible, para luego comercializar el medicamento y hacerse así muy ricos). Obviamente, esto es una broma sin intención de dañar a Paco Najera. Éste, en verdad (cuando digo "en verdad" me refiero en el mundo real, no en los tebeos) no es un científico, y como persona no sé si es malvado o no (no le conozco), pero en cualquier caso no hay intención alguna de dañar la reputación de Najera por parte de Jan (autor de Superlopez). En realidad tienen buena relación y Jan incluye a Najera en sus tebeos como personaje malvado a modo de broma, sin que haya motivos maliciosos. A su vez, a Najera le hace gracia el asunto y cada vez que sale en un tebeo de Superlopez le hace la suficiente ilusión como para anunciarlo en su blog. Para muestra 2 botones:

http://miroalicoalsol.blogspot.com.es/2 ... nuevo.html
http://miroalicoalsol.blogspot.com.es/2 ... oigan.html

Aqui podemos ver que Najera, pese a ser representado como un malvado, le hace mucha ilusión el asunto y tiene afecto por Jan, pues suyas son sus palabras:

Paco Najera escribió:
Reiterar mi eterno agradecimiento al maestro y amigo Jan por darme cancha de nuevo

Paco Najera escribió:
ya en su librería habitual una nueva entrega de nuestro superheroe patrio merced a los buenos oficios del entrañable Jan, al que Dios o la instancia pertinente guarde muchos años.


Además, en la sección "enlaces" del blog, pone un hipervínculo a la web del propio Jan, y también a la web de su creación Superlopez.

Viendo que:

1) No hay intención por parte de Jan de dañar la reputacion de Najera, si no de caricaturlizarlo en sus tebeos a modo de broma-homenaje
2) A Paco Najera le hace ilusión
3) No hay daño alguno a la reputación de Najera, pues bien es bastante obvio que es un tebeo, que cuenta una historia de ficción y que las cosas que se cuentan son falsas.

Creo que podemos concluir que no es cierto que "no vale en ningún caso introducir en una caricatura un rasgo o vicio que no se encuentra en el caricaturizado". Lo que sí que podemos afirmar es que no es lícito hacerlo cuando ello vaya a producir un daño al caricaturizado


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 09 Dic 2012, 23:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1681
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Hola, Socrático Mayéutico.
La situación que citas se da y sigue dando profusamente en la literatura y en las artes gráficas.
Pero es que hay dos tipos diferentes de parodia gráfica, que conviene distinguir.
La primera es la parodia por inspiración parcial en modelos históricos (o ficticios, incluso) cuya veracidad no tiene interés directo. Es parodia o sátira, pero no es caricatura en el sentido moderno estandarizado principalmente en la prensa ilustrada desde el siglo XIX.
Lo explicaré con un ejemplo tomado de otro dictador, en este caso un dictador elegido democráticamente. Ya sabéis de mi fuerte rechazo de la democracia y sabéis lo que pienso de las relaciones entre la democracia y el fascismo. Bueno, el sangriento y borracho dictador es el ya fallecido presidente ruso Yeltsin. En vida de este político, la prensa rusa e internacional hizo frecuentes caricaturas suyas en las que sobresalía su evidente y nunca disimulado alcoholismo.
En cambio, las caricaturas simultáneas de otro siniestro político, el presidente estadounidense Clinton, lo ponían de sátiro (ojo: sátiro no quiere decir "satírico" sino "lúbrico, fornicador, jodedor"), lo mostraban como un revientabraguetas, como un asaltacunas cuando las cunas eran de becarias o secretarias, etcétera, mas nunca de borrachón, porque en su despacho "Oral" (oval) practicaba el sexo más o menos oral pero nunca le daba con ilusión al güisqui.
Las caricaturas de Yeltsin nunca lo ponían de jabalí ruso cubridor entusiasta de jabalinas, y las caricaturas de Clinton nunca lo ponían de borracho. Porque estas caricaturas precisamente dichas hubieran sido impropias. Y eso que, frecuentemente, eran caricaturas destinadas a ridiculizarlos y degradarlos, caricaturas hechas con feroz intención difamatoria. El libidinoso y hacedor de cuernos era Clinton; el embriagado era Yeltsin.
En cambio, la pintura, la literatura, el teatro, y hoy también el cine y la televisión, presentan frecuentemente sátiras políticas clarísimamente inspiradas en personajes históricos bien reconocibles, para poner a caer de un burro a los políticos ficticios así compuestos, pero sin intención de hacer caricatura propiamente dicha. Este recurso es muy frecuente en el cine político estadounidense.
Hablo de la práctica real de la caricatura contemporánea, sin partir cada pelo en cuatro. En estos casos, cuando el caricaturista dibuja a un personaje concreto (sin inspirarse de manera genérica en él, que es otro caso, insisto) no le pone nunca rasgos incompatibles con el personaje real.
Ha habido un caso ilustrativo reciente. El malvado personaje Magneto de unos tebeos estadounidenses ha presentado recientemente una indumentaria "fusilada" del traje militar de gala que el rey de España, Juan Carlos I, suele sacar en sus apariciones públicas. No se trataba de una caricatura, puesto que Magneto nada tiene que ver con el Rey y el tebeo en cuestión no inducía a confusiones.
Pero, incluso así, el caso levantó una protesta formal de la Casa Real española, que no quería ver asociada la imagen del Rey con un siniestro personaje de notable audiencia entre los españoles aficionados a tebeos (iba a decir "yo entre ellos", mas no soy español sino gallego). La vestimenta "fusilada" fue retirada del personaje de ficción.
En nuestro caso concreto, Diazepán se enteró al instante de que no me podía caricaturizar con una copa de vino en la mano, porque eso era inviable como caricatura propiamente dicha, como una alusión directa a mí en tanto que miembro de este foro.
Por eso el ejemplo que pones no es una caricatura propiamente dicha, y el tal Paco Nájera lo sabe perfectamente.
Por otra parte, no olvides que las caricaturas propiamente dichas, frecuentemente, tienen la intención directa de producir un daño al caricaturizado.
Pondré otro ejemplo real y regio que viene al pelo aquí.
Durante la invasión napoleónica de España, Napoleón Bonaparte puso como rey títere de España a un hermano suyo, José I. Este rey fue totalmente odiado por el pueblo, desde el principio hasta el final, y por ello su reinado real, valga el juego de palabras, se limitó a Madrid, el territorio controlado de verdad por las tropas francesas. Dado que en el resto del país el dominio francés era precario o inviable, proliferaron terribles sátiras y parodias de José I, destinadas a quitarle legitimación y seriedad. Eran propaganda de guerra, claro.
Y aquí entroncamos con mi fallida caricatura. Incluso siendo unas caricaturas injustas y ofensivas, que no buscaban hacer justicia con el caricaturizado, sino, por el contrario, contribuir a que fuera colgado de inmediato caso de ser pillado por los guerrilleros españoles... tenían que atenerse a datos reales, pues de lo contrario hubieran sido contraproducentes como propaganda de guerra.
Si José I hubiera sido, como yo, un fanático abstemio partidario de la ley seca, nunca hubiera prosperado el mote con el que fue bautizado en vino (que no en agua) para siempre en la conciencia del hostil pueblo: Pepe Botella.
José I bebía muy poco vino, pero algo bebía. Si en su corte madrileña, desde su llegada, aparte de no beber vino ni champán, se hubiera hecho famoso por romper contra el suelo todas las botellas de la bodega real, y por no dar más que agua y leche incluso al embajador francés (auténtico amo de la situación, no lo olvidemos) nunca hubiera sido denigrado en innumerables coplas y dibujos como Pepe Botella. Pero lo fue, porque bebía algo de alcohol.
Como ves, la caricatura propiamente dicha, si se va a hacer bien, se atiene a los hechos reales.
Y, así, derrotadas las tropas francesas, y temiendo Pepe Botella por su pellejo, decía el sarcasmo popular.

"Ya se va por Las Ventas
el Rey Pepino.
Con una bota de tinto
para el camino.".

Aclaremos que Las Ventas eran unos puestos para ventas de víveres y alojamiento de viajeros; una zona nororiental de camino para la frontera francesa a las afueras de Madrid, hoy un barrio de Madrid ciudad.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 11 Dic 2012, 01:27 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 23 Dic 2011, 00:27
Mensajes: 490
Ubicación: Buenos Aires
Rango personalizado: Vivito y coleando.
Interesante el hilo, estoy de acuerdo con la afirmación de Alexandre acerca de que la caricatura siempre explota rasgos existentes del caricaturizado, y que esto implica un existencia de ética en la estética, lo que no comprendo es por que generalizas Alexandre, el titulo claramente dice "siempre". ¿Y si uno se propone hacer arte sin implicancias éticas?, claramente tendrá que evitar la caricatura y un sin fin de estilos artísticos, ¿pero de todos?
Si pinto una rosa de color rojo con mi mano izquierda eso no me hace comunista ni nada...
Hay una innegable relación entre la estética y la ética, pero sostengo que la estética puede ser independiente, después de todo Nietzsche rescata al arte (entre otras cosas) por que a diferencia de la ciencia o la religión, esta no niega verdades para imponer las propias (cosa común en política y ética vale acotar) sino que solo crea y se expresa. ¿Crear y expresar no pueden ser actividades mas haya de ética?


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 11 Dic 2012, 15:11 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 22 Nov 2012, 16:43
Mensajes: 1054
Rango personalizado: Inmortal, Infinito, Indestructible.
La pregunta a mi modo de ver es: ¿se pueden saber las intenciones del autor únicamente conociendo al mismo, a la obra de arte en sí, y a lo representado en ella, sea una persona o no? La respuesta en mi opinión es no. No sólo porque lo que dice jacaranda, que uno puede pintar una rosa roja con la mano izquierda, es que incluso una rosa roja pintada con la mano izquierda puede para el autor no representar una simbología de nada.

PD: Yo también soy abstemio, pero la ley seca lo único que nos iba a traer es narcotráfico a raudales. Hacen falta más educación y alternativas de ocio.

_________________
Imagen
Mi referente filosófico:
Spoiler: show
Imagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 5 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO