Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 14 Nov 2018, 21:44

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 13 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
Autor Mensaje
NotaPublicado: 25 Jun 2018, 21:20 
Desconectado

Registrado: 19 Ene 2018, 20:42
Mensajes: 914
Alexandre Xavier escribió:
Saludos, Ostrovitianov.
Dices lo siguiente.

"Que la inmigración masiva siempre deprime los salarios del país que la recibe.

Lo que más me deprime a mi es la cobardía y el carácter miserable de quien se erige como portador de una verdad cuando esta es lo más miserable y mezquino que existe.".

Veamos. En principio, hay dos cautelas complementarias en filosofía sobre esto; complementarias, pero no contradictorias.
La primera cautela es la primacía de la verdad del mensaje sobre la catadura moral de su mensajero. O sea, clásicamente: la verdad es la verdad, dígala Agamenón o dígala su porquero.
1) En temas sin implicación de intereses humanos contrapuestos y conflictivos, basta con esa regla epistemológica. Por ejemplo, 2) en las matemáticas si alguien demuestra que todo número par es la suma de dos números primos; o, por el contrario, si nos muestra un número par que no es la suma de dos números primos. Ambos posibles hallazgos en torno a la clásica conjetura de Goldbach (pronunciación: Góldbaj) son, en principio, independientes de si quien los hace es un santo o un mafioso, de si regenta un bufete para nacionalizar extranjeros o es un inmigrante legal mal pagado, etcétera. Lo mismo valdría, en química, si alguien alega que ha descubierto gases nobles con carga magnética (que atraen al hierro, al níquel y al cobalto). En el caso matemático, y en el caso químico, las circunstancias personales de los dos descubridores o inventores son, en principio, irrelevantes. Pero la sencilla regla anterior no basta para casos con implicación de intereses humanos contrapuestos y conflictivos. Un ejemplo paradigmático es la prostitución. Hay objetividad en este tema, como la hay en el caso de la química, la cual predice que es muy improbable, según la tabla periódica de Mendeléief y otros conocimientos químicos, que existan gases nobles metálicos con propiedades magnéticas. En el caso de la prostitución, insisto, también hay objetividad: que la prostitución es un fenómeno dañino e indeseable, cuya erradicación es tarea permanente de la ética y de toda política decente.
En el caso de la prostitución, siempre hay intereses de corto, medio y largo plazo para cualquiera que emita un juicio sobre este fenómeno social. Por eso, la información sobre las circunstancias personales de quien emita un juicio a favor de la prostitución o, como en mi caso, en contra, siempre es relevante. No es que las circunstancias personales determinen mecánicamente la verdad o falsedad de lo alegado, pero sí que lo enmarcan y permiten investigar por qué hay omisiones, minusvaloraciones, énfasis, tipos de tratamiento, etcétera.
En el caso de la inmigración masiva, por ejemplo, el célebre informe Verstrynge, aparecido en la revista de izquierda radical y alternativa llamada El viejo Topo, se ha señalado que la omisión o el roce con la disculpa que Verstrynge (pronunciación: Ferstringue) hace del papel consciente que las clases económicas capitalistas juegan en la inmigración masiva (a la cual tanto Verstrynge como yo somos radicalmente contrarios) tiene mucho que ver con la posición de privilegio familiar, social, político y económico que este conocido y atípico político español de derechas ha disfrutado toda su vida. Igualmente, se señala que mis análisis sobre la inmigración masiva, aunque ampliamente coincidentes con los de Verstrynge en forma, conclusiones y propuestas, difieren en este punto, porque acuso directamente a los capitalistas de fomentar o restringir la inmigración según sus intereses de plusvalía, por mucho que esos perjudique a nacionales y extranjeros. Y también se señala que cuando, al revés que Verstrynge, soy expreso y prioritario expositivamente sobre el papel de los grandes empresarios capitalistas en la inmigración masiva, en ello tiene mucho que ver que, al revés que Verstrynge, no soy un privilegiado económico, sino que pertenezco al precariado de una antigua clase media profesional o intelectual hoy muy erosionada y con pocas probabilidades individuales de enriquecerse.
Eso no hace automáticamente más auténtico objetivamente o más sincero subjetivamente al discurso contra la inmigración masiva de un precario como yo, que al discurso contra la inmigración masiva de un privilegiado como Jorge Verstrynge. Pero introduce una imprescindible contextualización social y mental sobre este fenómeno. Los hechos históricos (y la prostitución o la inmigración son hechos históricos) jamás son hechos simples, sino siempre hechos intrínsecamente complejos.3 ) Por eso su tratamiento epistemológico no puede ser como el de los hechos relativamente simples, como la naturaleza matemática de los números primos o la naturaleza química de los gases nobles.
Es fácil deducir además, por ejemplo, que el discurso a favor o en contra de la inmigración masiva también tiene que evaluarse de modo muy diferente al mío, al discurso de un precario pero un precario que come todos los días caliente, si quien pronuncia ese discurso es un precario absoluto, un pobre severo; por ejemplo, un inmigrante legal (no clandestino) que cobra un salario por su trabajo en el país de recepción, mas un salario tan canijo y miserable que, regularmente, tiene que pedir ayudas sociales (y dar sablazos a familiares o amigos) para poder pagar el alquiler de su habitación donde duerme.
4) Otro ejemplo fácil de entender, es que mi discurso contra la inmigración masiva está fuertemente motivado, dada mi situación socioeconómica y cultural, en evitar que una masa enorme de hablantes de luso o de castellano procedentes del Brasil, la Argentina, Angola, Timor Oriental, etcétera, me haga la competencia a bajísimo precio, ya en España, para traducciones al castellano o al portugués. Un hablante muy fluido de gallego, y yo lo soy, tiene fácil acceder a la plena competencia en brasileño o en portugués europeo, que son comprensivamente hablando tres dialectos de la misma lengua lusa. Si fuera un vasco, con escaso o nulo conocimiento del gallego, como traductor no temería la competencia de extranjeros brasileños o mozambiqueños, porque traducir al portugués no figuraría entre mis expectativas. Y no se da en la práctica ningún hablante fluido de vascuence que proceda del Tercer Mundo, contratable por tanto a precio irrisorio para traducciones o interpretaciones al vascuence o del vascuence.
Euskara ikasten ari naiz. Estoy aprendiendo vascuence.


1) Qué temas dirimidos por seres humanos no tienen intereses humanos implicados? :roll: Ilumíname, ser adimensional y ahumano. Ser independiente de si mismo. :roll:
2) Los números no son entidades neutras. Puede que tu quieras considerarlos asi pero eso es una apreciación tuya, y de otros muchos, que obviamente está influenciada por que eres un ser humano y como individuo posees intereses personales.
Si me hablas de matemáticas, no siendo problema del método ni de la herramienta te pondré un caso muy simple: cuando en una manifestación de una huelga obrera la institución policial establece que la participación es de 30000 personas y los convocantes establecen el resultado NUMERICO en 80.000, no es que no sepan contar, ni tampoco es que no sepan hacer cálculos simples de áreas y superficies. No es que a los matemáticos se les vaya la pinza y se inventen unas matemáticas nuevas. Es que hay intereses de muy distintos tipos y, por supuesto, hay mentira, autoengaño y manipulación.
Debes primero saber apearte de esas condicionantes. Luego están los componentes que hacen referencia a la propia naturaleza de los números. Esto esta muy relacionado con el concepto aristotélico de la unidad con el que el propio Aristóteles tenia guerras consigo mismo. Y es que "los números" y las matemáticas, así como su interpretación y concepción, también son directamente influenciados por el humano (desarrollado al nivel que fuere para cada caso) que los pretenda usar.

Es muy gracioso presenciar a matemáticos dogmáticos afirmar que ellos son capaces de describir toda la realidad humana a través de las matemáticas. Que todo es matemáticas. Qué estúpidos y deshonestos son consigo mismo!

La química lo mismo. Todo lo que el humano hace y conoce/comprende está directa o indirectamente, de distinta forma, grado, ámbito o cualidad/propiedad influenciado por lo que el humano es; en donde "es" incluye sus intereses, de muy distintos tipos. No obstante, no significa que esos intereses le impidan comprender la realidad externa siendo efectiva dicha comprensión para los objetivos que se marca: por ejemplo, coger un vaso cuando previamente se ha identificado la existencia de este sobre una mesa.

De cualquier forma es sorprendentemente macabro y endiabladamente interesado el que trates de buscar objetivación científica en la valoración de una fenomenología sociológica cuando las causas de esta tienen que ver con la lucha de clases y la explotación humana, y no con que unos empobrecidos acudan desesperados a las costas de tu patria, porque unos cuantos siglos antes saqueasteis sus territorios y asesinasteis a todo el que se opusiese al crimen (y ahora lo acabáis de volver a hacer (guerra abierta) y lo lleváis haciendo desde antes de las colonias (explotación y dominación)) para definiros a vosotros mismos como "desarrollados". Es realmente repugnante. Todo.

3) Bueno es que lo aclares pues afirmas A para contradecirte al cabo de unas líneas con la afirmación y defensa de no A.... :roll:

4) :D :D Me agrada tu honestidad Alexandre. Pero ese es precisamente el problema; que ves la realidad solo a 3 metros de distancia sin percatarte de que el horizonte esta a más de 10 kilómetros. No son los inmigrantes los que "te hacen" a competencia en ganarte el pan y practicar tus cualidades, sino los que gestionan la humanidad para que tu seas y sigas siendo un precarizado (eufemismo del Capital para no hablar del sistemático y necesario empobrecimiento de las clases socioeconómicas subalternas a sus criminales voluntades), al igual que y en mayor medida los empobrecidos inmigrantes.
Eres un lacayo, y como tal indigno de defender la Justicia frente a la Injusticia de tus amos. Pero por lo menos eres educado y escribes bien. Enhorabuena.

5) Enhorabuena. Excelente. Así podrás hacerte una idea preclara de la real preexistencia de naciones en la península ibérica que nada tienen que ver con las pretensiones imperialistas y centralizadoras del Capital "español". Podrás comprobar que el Euskera no es un idioma élfico.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 26 Jun 2018, 16:34 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1513
Hola a todos.
Como este nuevo hilo va teniendo vida, copio y pego en este mensaje, sin comentarios por el momento, unos mensajes de Elansab que ha mandado recientemente al hilo En tu propio nombre., hilo que no admite seudónimos como "Elansab", ni ningún otro seudónimo.
Aquí sí que leeré y analizaré sus mensajes copiados a continuación, ya que este nuevo hilo admite seudónimos.

"Saludos, Alexandre
Estoy de acuerdo con el fondo que planteas pero no estoy de acuerdo con la forma, o mejor dicho, me pregunto cuál es la forma de alcanzar dicho fin. Dices que la solución pasa por tener unas tasas de natalidad inferiores a las tasas de mortalidad.
Sí, dicho así parece bastante sencillo. Parece que la solución pasa por un aspecto meramente cuantitativo. Pero qué pasa con el aspecto cualitativo mientras se trata de alcanzar el aspecto cuantitativo. En fin, trataré de explicarme.
Hoy en día hay una serie de valores que nos parecen irrenunciables. Y uno de esos valores es una buena calidad de vida en nuestra vejez. Hoy, y en nuestra país, España, escuchamos en los medios de comunicación que las pensiones no están aseguradas para el futuro. Y no están aseguradas, según nos cuentan (aunque vaya uno a saber con los cuentos) precisamente debido a la baja tasa de natalidad. Es decir, la pirámide poblacional tiende al envejecimiento. Con lo cual, y el día de mañana, y para los que estamos cotizando para pagar las pensiones de nuestros mayores, se nos dice que nuestras pensiones no están aseguradas. Y con ello, y como es obvio, nuestra sanidad. Y por tanto, nuestra calidad de vida futura. O dicho de otra forma, estamos cotizando para que nuestros mayores tengan una buena calidad de vida pero se nos dice que nosotros no tendremos una buena calidad de vida porque no habrá quien cotice por nosotros.
Si la solución que propones se lleva a cabo, es decir, si seguimos disminuyendo la tasa de natalidad entonces me pregunto que pasará con las generaciones futuras en su vejez. Quién o quiénes nos sostendrán en nuestra vejez. En caso de no poderse hacer cuál va a ser el sufrimiento de todas esas generaciones.
Y las preguntas que me planteo son las siguientes:
¿ Es moralmente correcto que muchas generaciones tengan que sufrir para que en un futuro incierto muchas generaciones puedan beneficiarse a costa de de dicho sufrimiento?
¿Están las generaciones en la actualidad dispuestas a tales sufrimientos?
Un saludo.".

----------

No es que en este hilo no se admitan mensajes bajo seudónimo, ya que mis mensajes han sido admitidos, sino que tú no los lees sin son escritos bajo seudónimo.
Y no, no voy a reenviar el mensaje, pero no y como dices a un hilo donde sí estén permitidos porque lo están en todos, a otro hilo porque no me apetece.
En este hilo, y en todos, está permitido y admitido escribir mensajes bajo seudónimo. Si no los quieres leer pues no los leas.

----------


Verás, Alexandre, yo soy una persona que habla suficientemente claro (al menos por tal me tengo). No rechazo hablar de tema alguno. Eso sí, lo que no estoy dispuesto es a repetirme una y otra vez porque ciertos miembros del foro tengan una enfermedad diagnosticada que no desean tratarse. No estoy dispuesto a participar una y otra vez para hablar de lo mismo cuando he dejado claro mi punto de vista, se esté o no de acuerdo con él, total o parcialmente, porque ciertas personas, y tú eres una de ellas, crean que han sido enviadas a este mundo con la misión de imponer apologética y sistemáticamente determinadas cuestiones en el foro.
No estoy dispuesto a que se hable de lo que se hable, ya sea del reclamo del alce en celo o de la construcción de motores fuera borda, las mismas personas intervengan para hablarnos del mismo “rollo” una y otra vez. No, simplemente no participo de ese tipo de obsesiones.
Yo he contestado a Manuel b infinidad de veces en relación al problema del mal en el mundo, la concepción del alma o sobre el concepto de re-creación. Y él podrá estar de acuerdo o no con mis creencias. Pero lo que no tolero es que, y al post siguiente, me vuelve a preguntar exactamente por lo mismo y como no alimento su obsesión, que raya con la paranoia, me diga que es que no deseo contestarle.
Y ahora viene una persona, que desde el punto de vista psiquiátrico es indistinguible de Manuel b, y me dice que mi problema es que no hablo claro y que abrirá un hilo para que hablemos claro. Ya, ya…. para qué. Para que me digas que existe un nuevo plano de realidad, que no hay que actuar bajo seudónimo, que hay que apalear a los jueces, fiscales y abogados o para que el otro nos diga pero qué pasa con el determinismo o qué pasa con el mal en el mundo.
En fin, Dios los cría y ellos se juntan.".

Observaréis que Elansab se refiere a un mensaje previo mío en el hilo En tu propio nombre.. Para mayor comodidad de todos (pues pienso contestar pronto a Elansab en estehilo, Atrévete a hablar claro) lo copio a continuación también a este nuevo hilo que admite seudónimos.

" Lo que realmente quieres.

Saludos, filósofo.
A ti, que eres un auténtico filósofo, y que por tanto das tu nombre real sin ocultarte, tan cobarde como inútilmente, bajo un seudónimo, van estas palabras de verdad.
En la filosofía, la seudofilosofía es tan vieja como la propia filosofía. Por ejemplo, tenemos esos debates cuyos participantes, con aparente seriedad, se preguntan para qué sirve la filosofía, o esos sindicatos de profesores de filosofía (pero no auténticos filósofos) que claman pidiendo que la filosofía sea asignatura obligatoria para muchachos de enseñanza primaria y secundaria.
Majaderías.
Si un hombre no tiende espontáneamente a la búsqueda racional de la felicidad, de nada servirá que se la impongan como asignatura obligatoria de la que se tiene que examinar. ¿Ser feliz bajo amenaza de reprobación académica? ¡Andad ya, farsantes academicistas!
Y en cuanto a esos debates sobre para qué sirve la filosofía, son tan estúpidos como los debates sobre para qué sirve la geometría, o la biología, o la arquitectura, o la música, o la informática, o la pintura, o el aprendizaje del idioma indonesio. Todas estas materias tienen evidentemente sus diversas utilidades propias... y la filosofía también.
Por eso nadie debate seriamente sobre la utilidad de la biología o del idioma indonesio.
Por eso nadie debate seriamente sobre la utilidad de la filosofía.
Porque está bien claro para qué sirve la filosofía: para ser, efectiva y no ilusoriamente, feliz.
¿Qué es lo que realmente quieres, filósofo? Lo mismo que yo, lo mismo que cualquier hombre o mujer: ser feliz.
Puede interesarte saber si Dios existe o no, si el alma es inmortal o no, si la voluntad es libre o no, etcétera, pero todas estas cuestiones de nada te servirían si, incluso conociendo sus respuestas (y estas cuestiones tienen respuestas certeras, claro que sí) no te acercaras a la felicidad. Lo primero, pues, es ser feliz, y si Dios existe o no, si el alma es inmortal o no, si la voluntad es libre o no, viene después e importa muchísimo menos.
Naturalmente, y con lógica material en vez de esa birria de garabatos y conectores con forma de flecha que llaman abusivamente lógica simbólica, lo que pasa es que para ser feliz tienes que dar respuesta a las grandes cuestiones.
O sea: Dios es real, sí. El alma es inmortal en su estado purificado, sí. La voluntad es libre para el meditador persistente, sí.

- Bájate de esas alturas metafísicas. Se está ahogando miserablemente mucha gente que viene, en pateras desde África o el Oriente Medio, a las playas del paraíso europeo. Lo primero es que dejen de ahogarse, porque ningún sistema político o económico, ninguna ideología, justifican la pérdida de una sola vida humana. Con toda tu cháchara, tú que tanto increpas a los hueros e hipócritas severos profesores academicistas por su hipocresía, su ambigüedad y su ineficacia, ¿vas a dar respuesta a este problema, ya que los que se ahogan, en tus propias palabras, no pueden ser felices?
- Sí: me bajo a esta realidad terrible, y de inmediato daré respuesta.

El conocimiento metafísico liberador no viene de ayer, igual que el teorema de Pitágoras no viene de ayer en geometría, ni la teoría de la evolución viene de ayer en biología.
Lo que llamamos Dios, Tao, Nirvana, Paraíso y de muchas otras maneras en las religiones, filosofías o ideologías políticas, alude a algo bien real: el Nivel Supremo de la Realidad. Allí el marido no pondrá los cuernos a su mujer, no habrá pobreza, ni crimen, ni guerra. Nadie llorará a sus muertos en el funeral, porque no existirá la muerte. Ni siquiera hará falta correr a pedradas a los jueces y a los abogados, porque su jefe supremo, o sea Satanás, no estará allí.
Aquí, en el mundo de los hombres, estamos muy lejos de Dios y muy cerca, ¡ay! de los abogados.
La realidad tiene múltiples estados, planos y niveles, en compleja relación dinámica y jerárquica. El más elevado de esos niveles es, insisto, el Nivel Supremo de la Realidad, Dios. Es el estado de plenitud, en el cual el alma goza de perfecta felicidad.
Los moros y negros miserables que intentan llegar a Europa en pateras, como esos policías europeos que, lejos de ayudarlos a desembarcar, intentan repelerlos con disparos y botes de humo a ver si se ahogan o se vuelven por donde han venido, están muy abajo de nivel, como es obvio. Se encuentran en un estado de realidad caracterizado por la oscuridad, la limitación y la actuación de tendencias mecánicas que arrastran al alma por donde el alma no debería ir.
Es, en suma, el infierno. Un lugar, más precisamente un estado, un plano, un nivel de realidad, en el que no cabe la esperanza, en el que el sufrimiento es eterno.
La única actitud realista posible ante el infierno es huir de él.
Empiezo por lo más urgente, sin olvidarme de lo más necesario a medio y largo plazo.
Lo más urgente, claro, es que esos moros y negros no se ahoguen.
A plazo inmediato, con botes de salvamento, mantas, un desayuno en la playa, etcétera. Eso está claro. Pero tan claro como que Europa (o el relativamente rico Occidente en general) no puede sostener un sistema de crecimiento económico y demográfico indefinido, sea el capitalismo, sea el marxismo o sea otra variante de tal desarrollismo inviable y suicida. Ni África ni el resto del mundo pueden tampoco sostener eso.
Por eso la natalidad debe detenerse en África, en Europa y en el mundo entero ahora mismo. Debe iniciarse un proceso de paulatina pero clara reducción de la población, con unas tasas de natalidad siempre menores que las tasas de mortalidad. Aquí saldrá el típico imbécil malintencionado que me acusará de pretender matar a la gente, y le responderé que sus calumnias ya no engañan a nadie, y que reducir la natalidad no es matar.
Podemos, si queremos, lograr que esta misma semana deje de haber ahogados en las playas del Mediterráneo o, en Norteamérica, en las riberas del Río Grande o Bravo del Norte, que separa al pobre Méjico de los ricos Estados Unidos. Unos ricos Estados Unidos que, por otra parte, bullen de pobres anglosajones, nacidos allí hace muchas generaciones y que hablan inglés. Mas es que el capitalismo no puede dejar de generar millones de miserables, como tampoco puede el marxismo típico dejar de generar montañas de pobres en la China y en otros lugares.
Donde hay demasiada gente, habrá pobreza. Es una ley inexorable del bajo plano, el nivel material animal de existencia, propio de la condición humana.
Por eso, si queremos que en el bajo nivel humano de la realidad la existencia sea menos desgraciada, lo menos desgraciada posible, tiene que haber un férreo control de natalidad, y cuántos hijos van a tener no se puede dejar a la libre decisión de las parejas. Si esa libre decisión de las parejas desembocara en una media de tres hijos por pareja (aunque no lleguen a tres, cuatro, cinco o seis) habrá desastres, injusticia, violencia, locura, contaminación, hambre y desesperación. O sea, lo de hasta ahora.
Una sociedad ya por lo menos medianamente civilizada, que ha dejado atrás la barbarie animal prehumana, es una sociedad que reconoce algo, ay, tan difícil de percibir por el bajo miembro de la más baja de las cuatro castas humanas, el sudra: que la realidad material no se amolda a los deseos como la arcilla a las manos del escultor.
La relativa felicidad posible en el plano humano necesita riqueza en vez de pobreza. Y eso implica una relación ecológicamente armoniosa con la tierra, que no la llene abusivamente de gente, que no mate a todos los bisontes, que no tale a todos los árboles.
No eres tonto, filósofo: ya me has entendido.
Cuando se pasa de la barbarie (o sea, de la superpoblación generalizada) a la civilización, el alma tiene ya medios materiales y síquicos para hacer lo que debe hacer en este bajo plano de realidad: ¡meditar!
La meditación a larguísimo plazo, aunque lleve millones de años y muchas reencarnaciones al paso del tiempo, no fracasará. Su objetivo está bien claro: la consecución de la completa simplicidad.
Los planos inferiores del ser son complicadísimos, sus complicaciones parciales no tienden a la sencillez sino a nuevas y peores complicaciones, y nada se hace a fondo; todo sigue siendo precario, después de tantos esfuerzos. Por eso son los planos del infierno, y forman el reino de Satanás con su ejército de complicadísimos abogados.
La meditación, entonces, rompe con todo este rollo. La simplicidad, en el plano físico, comienza con la sencillez en el vivir, con la producción duradera y ecológicamente respetuosa, con el equilibrio demográfico, con la castidad (por lo menos, con la monogamia sin adulterio) con el vegetarianismo (por lo menos, sin consumo excesivo de carne y pescado, y sin tabaco, alcohol, cocaína o heroína) con la integridad intelectual sin mentira, sin ambigüedad escaqueadora y sin seudónimos. Y haciendo con las armas de guerra lo único bueno que se puede hacer con ellas: ¡quemarlas!
Mas la simplicidad de la meditación no se queda en lo material. Llega a lo propiamente espiritual, a lo que trasciende a toda situación material transitoria: al Yo Eterno.
Este Yo Absoluto Eterno, el Atman sánscrito, es la realidad última y la fuente de la felicidad perdurable. Podemos (y debemos) comprenderlo intelectualmente, descubrir las bases teóricas que lo muestran en su verdad racional, pero eso no es todavía aprehenderlo en cuerpo y alma.
Aprehender en cuerpo y alma al Atman implica reconocer vivencialmente la identidad del meditador con el Atman. O sea, según la insuperable fórmula sánscrita: Tat tvam asi.. Literalmente: Eso tú eres.. Lo cual significa que El alma individual es, ya purificada y en última instancia, Dios mismo.. Cuando lo sientas como sientes los dedos de tu mano, habrás llegado.
Espero tus respuestas, filósofo. En tu propio nombre, sin seudónimo ninguno. Al seudofilósofo que intente responderme ocultando su verdadero nombre, ni siquiera lo leeré. Al filósofo de verdad sí, por supuesto. Ése siempre da la cara por la verdad.".

Como decía, próximamente responderé a Elansab en este mismo hilo. No haré ataques personales ni directa ni indirectamente; iré al grano con los conflictivos asuntos de fondo planteados por Elansab.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 26 Jun 2018, 20:56 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1513
Saludos, Elansab.
Paso ahora a responder tus últimos mensajes, publicados originalmente en el hilo En tu propio nombre..
La objeción que planteas al principio, o sea que la baja natalidad puede implicar una desatención a quienes hoy se estén haciendo viejos, tiene solución clara... mas difícil.
Esencialmente, la solución es la expropiación sin indemnización de la inmensa plusvalía acumulada por los capitalistas, pues es injusta en su inmensa mayoría. No se trata de dejarlos sin nada, pero sí de quitarles por lo menos las tres cuartas partes. Incluso si se quedan con la cuarta parte de lo que ya tienen (lo que roza con un exceso de generosidad) van a estar forrados para toda la vida.
Con esa plusvalía bien redistribuida, podemos hacer frente a una población en suave, razonable y sostenido descenso.
Este descenso debe ser lento, si queremos evitar males mayores. En principio, de un uno por ciento a un tres por ciento menos de población al año en media para todo el planeta. Un descenso más rápido causaría indeseables problemas de adaptación. Y esta adaptación ecológica debe ser todo lo suave posible.
Debería reducirse a la mitad la población mundial, mas no de inmediato, sino en unos cincuenta años. Y en períodos equiparables, seguiría la reducción hasta el máximo ecológicamente seguro, que está en unos quinientos millones de personas. Eso incluye el tramo de seguridad, por ejemplo cubriendo un transitorio aumento a seiscientos o setecientos millones de personas.
A medio y largo plazo, pues, se trata de planificar desde una economía de crecimiento pretendidamente infinito a una economía de equilibrio ecológico respetuoso con el planeta, y con un sistema social de comunismo de la abundancia, como el que describo en mi libro El mundo de Supreniranto y otras obras. El rollo de la pena de muerte, la guerra, el asesinato, la tortura, etcétera, va fuera como es obvio; y los jueces o abogados, igual que los recaudadores de impuestos, banqueros o políticos profesionales, serán corridos a pedradas, y no volverán.
No hay ninguna necesidad física de que las generaciones actuales sufran en el proceso de reducción demográfica y, a la larga, de estabilización demográfica ecológicamente armoniosa, sociopolíticamente libertaria, económicamente de abundancia generalizada y, espiritualmente, abierta a la meditación emancipadora del alma sobre su encarnación física circunstancial.
Se trata, insisto, de una revolución comunista libertaria bien planificada. Aunque algunos me acusen de ser un lacayo, y como tal indigno de defender la Justicia frente a la Injusticia de mis amos.
Hay bastante más en tus alegaciones y objeciones, claro está. Pero, de momento, haremos bien en centrarnos en lo implicado por mi respuesta de ahora.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 13 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO