Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 23 Jul 2017, 06:51

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 25 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 17 Mar 2017, 19:28 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1231
ADOLFO

Mi nombre y apellidos están desde hace tiempo en el trabajo al que enlaza mi firma. No obstante, no estoy nada de acuerdo contigo en la necesidad de identificarse ni mucho menos en la de ofender a quienes no quieren hacerlo. No sé de qué comes tú, si eres rico de herencia y no tienes que trabajar pero, a mí, por ejemplo, que a veces necesito echar currículos, no me parece que ayudara nada a que me contrataran saber que estoy trabajando en una teoría sobre el mecanismo que impulsa la evolución del Universo, o que intervengo a menudo en un foro bastante friki donde la mayoría de los temas son chorradas y de esas chorradas, una gran parte son mías.
Además, el anonimato, como para el voto o la denuncia de un delito, en ciertos debates, puede ser una medida positiva.
Pero no vengo a hablar de lo que no comparto contigo. En realidad pasaba por aquí a comentar que también yo estoy convencido de que somos demasiados y, el sacrificio que supondría tomar medidas para paliar la superpoblación, sería una inversión a largo plazo de la que no nos arrepentiríamos…
Y volviendo al tema, ¿tú crees que esas ideas y el interés por esos temas (a mi me han preguntado si pretendo castrar a la mitad de la población o si simpatizo con Hitler…) lo tomaría como un dato positivo un departamento de recursos humanos que se cuestiona mi contratación?
¿Tú contratarías a Vazana para cuidar tus niños el fin de semana?


Y ponte un avatar, que eso sí que es positivo y ayuda, como utilizar la opción quote (cuote), en lugar de:

”Adolfo, dices lo siguiente:

ADOLFO

Mi nombre y apellidos están desde hace tiempo en el trabajo al que enlaza mi firma. No obstante, no estoy nada de acuerdo contigo en la necesidad de identificarse ni mucho menos en la de ofender a quienes no quieren hacerlo. No sé de qué comes tú, si eres rico de herencia y no tienes que trabajar pero, a mí, por ejemplo, que a veces necesito echar currículos, no me parece que ayudara nada a que me contrataran saber que estoy trabajando en una teoría sobre el mecanismo que impulsa la evolución del Universo, o que intervengo a menudo en un foro bastante friki donde la mayoría de los temas son chorradas y de esas chorradas, una gran parte son mías.
Además, el anonimato, como para el voto o la denuncia de un delito, en ciertos debates, puede ser una medida positiva.
Pero no vengo a hablar de lo que no comparto contigo. En realidad pasaba por aquí a comentar que también yo estoy convencido de que somos demasiados y, el sacrificio que supondría tomar medidas para paliar la superpoblación, sería una inversión a largo plazo de la que no nos arrepentiríamos…
Y volviendo al tema, ¿tú crees que esas ideas y el interés por esos temas (a mi me han preguntado si pretendo castrar a la mitad de la población o si simpatizo con Hitler…) lo tomaría como un dato positivo un departamento de recursos humanos que se cuestiona mi contratación?
¿Tú contratarías a Vazana para cuidar tus niños el fin de semana?

Y ponte un avatar, que eso sí que es positivo y ayuda, como utilizar la opción quote (cuote), en lugar de:

”Adolfo, dices lo siguiente:

ADOLFO

Mi nombre y apellidos están desde hace tiempo en el trabajo al que enlaza mi firma. No obstante, no estoy nada de acuerdo contigo en la necesidad de identificarse ni mucho menos en la de ofender a quienes no quieren hacerlo. No sé de qué comes tú, si eres rico de herencia y no tienes que trabajar pero, a mí, por ejemplo, que a veces necesito echar currículos, no me parece que ayudara nada a que me contrataran saber que estoy trabajando en una teoría sobre el mecanismo que impulsa la evolución del Universo, o que intervengo a menudo en un foro bastante friki donde la mayoría de los temas son chorradas y de esas chorradas, una gran parte son mías.
Además, el anonimato, como para el voto o la denuncia de un delito, en ciertos debates, puede ser una medida positiva.
Pero no vengo a hablar de lo que no comparto contigo. En realidad pasaba por aquí a comentar que también yo estoy convencido de que somos demasiados y, el sacrificio que supondría tomar medidas para paliar la superpoblación, sería una inversión a largo plazo de la que no nos arrepentiríamos…
Y volviendo al tema, ¿tú crees que esas ideas y el interés por esos temas (a mi me han preguntado si pretendo castrar a la mitad de la población o si simpatizo con Hitler…) lo tomaría como un dato positivo un departamento de recursos humanos que se cuestiona mi contratación?
¿Tú contratarías a Vazana para cuidar tus niños el fin de semana?

Y ponte un avatar, que eso sí que es positivo y ayuda, como utilizar la opción quote (cuote), en lugar de :”Adolfo, dices lo siguiente...””




Sobre eso si que se ha manifestado consenso en este sitio.

Tampoco hace falta que me contestes porque no sé si voy a tener tiempo de responderte. Estoy con otras cosas. Es que ayer viendo una película me acordé de ti. Me dije: “¡Coño! ¡Seguro que esta es la secuencia cinematográfica preferida de de Alexandre!


_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 18 Mar 2017, 07:52 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Jul 2015, 03:24
Mensajes: 801
pienso al igual que tu Alexandre que la felicidad es algo individual, y cambia según cada persona, mas allá de que se puedan encontrar algunas condiciones básicas y comunes para todos, mi enfoque en ese sentido es sobre el ying y el yang, el equilibrio, es decir me parece que somos seres humanos y necesitamos tanto de emociones "positivas" como "negativas" no creo que a felicidad sea estar 24 horas alegre, como si uno estuviera drogado y siendo inconsciente, insensible a la basta e inmensa realidad

pienso que la mayor fuente de felicidad es la consciencia, aunque ser consciente implique volverse sensible al dolor, al sufrimiento, a la tristeza, al miedo, a la rabia, a la bronca, a la impotencia y a todas las perturbaciones emocionales que sentimos los seres humanos, pienso que la mayor felicidad esta en ser consciente de las cosas que nos perturban, de las cosas que perturban a los demás, y buscar encender una luz, una antorcha en medio de la oscuridad para dejar de estar tan perdidos, desesperados, confundidos y desorientados, como se relata en la alegoría de la caverna, traer luz a la oscuridad, bajar el cielo a la tierra, llevar agua al desierto, aliviar el propio sufrimiento o entenderlo ,y aliviar el sufrimiento de los demás o entenderlo

Puede ser desde lo más simple como encontrar a una persona abandonada y darle un poco de dinero, un abrigo, algo de comer y beber o algo más complejo

el amor pienso que es una gran fuente de felicidad, o esos pequeños momentos de armonía que se tienen junto a otra persona al compartir una charla, un partido de fútbol, una comida, una caminata, pero sin duda todos esos pequeños detalles solo son posible valorarlos por el opuesto, es decir, si no existiera la oscuridad no seriamos capaces de comprender lo que es la luz, o valorar la luz, es cuando pasamos momentos de tristeza, que después es posible valorar la alegría, porque si solo existiera alegría, estaríamos incompletos, no seriamos humanos

solo podemos valorar la belleza, cuando comprendemos la fealdad, valoramos la riqueza cuando comprendemos la pobreza, valoramos la soledad solo después de estar hartos de la compañía, o valoramos la compañía de otras personas cuando estamos hartos de estar solos, pienso que necesitamos de la dualidad, o de la totalidad, no podemos pretender elegir una sola cara de la moneda, si tenemos una moneda obviamente la tenemos con sus dos caras, si queremos felicidad, no puede venir refinada, aislada de sus otros componentes, vienen muchas cosas dentro del combo

pienso que el mundo ira poco a poco a un descenso de la población, quizás no en este momento quizás dentro de 1000 años, o 2 mil, 3 o 4, quien sabe, pero hasta entonces, quizás tendríamos que preguntarnos ¿como ser feliz, en este mundo actual, con las condiciones actuales?, pienso que la respuesta esta en esperar mas de uno mismo, y menos del exterior, pienso que esta en hacerse cada vez mas responsable de uno mismo, cada vez mas consciente, aprendiendo del pasado, de los errores

pienso que a veces encontramos la felicidad después de haber pasado por momentos de tristeza, angustia, miedo, bronca o impotencia, por ejemplo en el amor, nos enamoramos, sentimos alegría, después celos, después queremos controlar a la persona, nos enojamos, nos ponemos tristes, tenemos miedo, dudas, confusión, terminamos esa relación, nos quedamos solos, pero después, nos vuelve a gustar otra persona, nos enamoramos, sentimos alegría, amor, pero esta vez, recordamos el pasado, la triste experiencia del pasado, los errores, y ya estamos mejores preparados, para una nueva experiencia, ya no nos tomamos tan enserio lo celos, o si somos celosos, lo somos cariñosamente, sin tratar de manipular, controlar, o anular,

Pienso que una gran felicidad surge al experimentar todo lo que es humano, celos, amor, odio, humildad, soberbia, arrogancia, paciencia, impaciencia, esfuerzo, pereza, rigidez, flexibilidad, ambición, gratitud, codicia, generosidad

"aprender a ser" de la mejor manera que uno pueda ser o ser la mejor versión de uno mismo, pienso que es el camino a la felicidad, hoy pensaba que la manera mas fácil de ser infeliz es ser ambicioso y perezoso al mismo tiempo, es decir no hay peor cosa que querer muchas cosas y no querer hacer el esfuerzo para conseguirlas, y por oposición pensaba que "la receta" o la formula para ser feliz puede estar hecha de gratitud+ esfuerzo, es decir, estar a gusto con lo que se tiene, pero además, tener la predisposición de "ir por mas"

también es necesario la perseverancia, la paciencia, porque a veces tenemos deseos, y queremos que se hagan realidad "ya", "ahora mismo" y a veces hacemos un pequeño esfuerzo sobrehumano, de unos segundos y pensamos "porque no consigo lo que quiero" y quizás es porque no necesitamos, esforzarnos muchísimo por unos instantes, sino tener un esfuerzo moderado, pequeño, pero sostenido en el tiempo, con paciencia, perseverancia ,para ir avanzando paso a paso, poco a poco, todo cuesta, nada es fácil, aun así pienso que necesitamos del equilibrio, tanto de la actividad como del reposo, del movimiento y de la quietud

los valores y las virtudes pienso que son la esencia de la felicidad, a veces ante una situación actuamos con soberbia, con vanidad, y esa manera de actuar, despierta diferentes reacciones negativas alrededor de uno, después uno se arrepiente o se molesta, pero después ante una nueva situación uno quizás se le presenta la oportunidad para actuar con soberbia, con arrogancia, pero uno elige de acuerdo a su experiencia pasada actuar con humildad, con sencillez, prudencia y observa algunos cambios en las reacciones y sentimientos y así se registra en nuestra memoria, la asociación de la humildad, la prudencia como algo bueno, pero no como un mero concepto que lo dicen sino como una experiencia personal, pienso que nada es mas valioso que la propia experiencia, podemos leer que la violencia es mala, y que el amor es bueno, pero si no experimentamos por nosotros mismos situaciones que nos permitan actuar y experimentar los efectos de nuestra propia agresividad, y después ante nuevas situaciones actuar amorosamente y recoger esos frutos, pienso que no es posible llegar a un conocimiento propio y experimental, quizás teóricamente sea posible saber muchas cosas, pero la sabiduría lo da la experiencia, y en la vida se presentan situaciones que ni siquiera dan tiempo para reaccionar, suceden muy rápido, y uno responde según la conciencia que tiene en ese momento y nada mas

como en el fútbol, de nada sirve que un jugador sepa toda la teoría del fútbol, como hacer una gambeta, o cosas así, lo que le da sabiduría al jugador es jugar al fútbol, del mismo modo, lo que de la sabiduría a una persona es vivir, los libros pueden servir, para entender un poco mejor todo el pasado, todo lo vivido, pero para decirlo de manera vulgar o simple" a vivir se aprende viviendo" no hay otra manera

a cosechar buenos frutos se aprende sembrando, a veces es inevitable que nos equivoquemos, nadie nace sabiendo todo, quizás existe una diferencia entre saber y conocer, el saber es quizás parte de la sabiduría, de la experiencia personal, y el conocer es prestado, parte del conocimiento, o la información de uno leyó, uno puede leer, que el amor es algo bello, dar y recibir amor, es algo muy valioso, o lo mas importante o un mandamiento, pero eso solo puede ser un conjunto de oraciones que hasta un loro las puede repetir, si se le enseña, un loro puede decir "el amor es algo muy bello, es muy valioso dar y recibir amor" pero aun así el loro puede repetir esas palabras y ni siquiera saber que significan, los seres humanos también, somos así, podemos decir miles de cosas, discursos, pero en el fondo quizás no aplicamos ni usamos ni un 10% de lo que decimos, aun así esta bueno tener una filosofía, es mejor a no tener nada

Personalmente lo que mas me llamo la atención de los libros de Brian Weiss, son su énfasis en los valores y las virtudes que cada persona desarrolla vida tras y vida y como esos valores y virtudes le dan color a la vida de una persona y como a veces la falta de esos valores y virtudes ensombrecen la vida de una persona

ese pienso que es el camino de la felicidad, ir creciendo en virtud, en valores, ir creciendo en sabiduría, aprendiendo de las experiencias pasadas, ir aprendiendo de todas las cualidades humanas para ir moldeando al propio ser, en lugar de preguntarse ¿quien quiero ser? quizás nos tendríamos que preguntar ¿como quiero ser?

Albert Einstein decía "no trates de convertirte en una persona de éxito, trata de convertirte en una persona de valor"

una persona puede tener como objetivo ser rica, millonaria pero para eso quizás, tenga que empobrecer un poco su alma, con codicia, con ambición, sin generosidad y otra persona puede pretender cultivar su espíritu con muchas virtudes y buscar esa riqueza interior, esa fuente de vida, esa sombra en medio del desierto y podemos pensar que tiene mas valor? la riqueza interior o la riqueza exterior? obviamente seria ideal ser rico tanto externa como internamente, pero quizás si pretendemos ser ricos internamente y llevar lo externo de la mejor manera posible, logremos ser felices, de todas maneras de este mundo no nos llevamos nada material.

_________________
Todos los días se aprende algo nuevo, el tiempo nunca se pierde, siempre se gana experiencia


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 19 Mar 2017, 01:57 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1200
Saludos, Adolfo Recober Montilla.

Dices lo siguiente.

"ADOLFO

Mi nombre y apellidos están desde hace tiempo en el trabajo al que enlaza mi firma. No obstante, no estoy nada de acuerdo contigo en la necesidad de identificarse ni mucho menos en la de ofender a quienes no quieren hacerlo. No sé de qué comes tú, si eres rico de herencia y no tienes que trabajar pero, a mí, por ejemplo, que a veces necesito echar currículos, no me parece que ayudara nada a que me contrataran saber que estoy trabajando en una teoría sobre el mecanismo que impulsa la evolución del Universo, o que intervengo a menudo en un foro bastante friki donde la mayoría de los temas son chorradas y de esas chorradas, una gran parte son mías.
Además, el anonimato, como para el voto o la denuncia de un delito, en ciertos debates, puede ser una medida positiva.
Pero no vengo a hablar de lo que no comparto contigo. En realidad pasaba por aquí a comentar que también yo estoy convencido de que somos demasiados y, el sacrificio que supondría tomar medidas para paliar la superpoblación, sería una inversión a largo plazo de la que no nos arrepentiríamos…
Y volviendo al tema, ¿tú crees que esas ideas y el interés por esos temas (a mi me han preguntado si pretendo castrar a la mitad de la población o si simpatizo con Hitler…) lo tomaría como un dato positivo un departamento de recursos humanos que se cuestiona mi contratación?
¿Tú contratarías a Vazana para cuidar tus niños el fin de semana?
Y ponte un avatar, que eso sí que es positivo y ayuda, como utilizar la opción quote (cuote), en lugar de:

”Adolfo, dices lo siguiente:

ADOLFO

Mi nombre y apellidos están desde hace tiempo en el trabajo al que enlaza mi firma. [...]

Sobre eso si que se ha manifestado consenso en este sitio.

Tampoco hace falta que me contestes porque no sé si voy a tener tiempo de responderte. Estoy con otras cosas. Es que ayer viendo una película me acordé de ti. Me dije: “¡Coño! ¡Seguro que esta es la secuencia cinematográfica preferida de de Alexandre!". [Sigue un enlace internético a la conocida película contra los abogados titulada El Cabo del Miedo]."

Aquí tienes la última edición de la T.E.G. [Sigue un enlace internético al libro, en formato electrónico, sobre la Teoría de la Evolución General].".

Comenzaré a responderte con una cuestión de forma, bien entendido que, en filosofía, las cuestiones de forma siempre son, al mismo tiempo, cuestiones de fondo. Aunque los severos profesores de filosofía, en su ambigüedad hipócrita, se salten esta implicación filosófica mutua de la forma y el fondo. La forma nunca es neutral, en filosofía.
La cuestión de forma, como acabas de comprobar, es mi modo de citar. Puedo, claro está, utilizar procedimientos que ocultan la visión inmediata de cierta porción en el mensaje, como el marcado de cita (quote) o el marcado de cortinilla descorrible (spoiler). Y veo que muchos lo hacen aquí.
Pero a mí eso no me resulta una facilidad, sino, por el contrario, una incomodidad. Lo que quiero es tener de una vez todo el texto del mensaje y leerlo de arriba abajo en la pantalla o (si está impreso físicamente) en la hoja de papel. Tener que abrir con el ratón la sección de cita o de cortinilla me resulta un estorbo totalmente inútil.
Lo que hay aquí de fondo, claro está, es la generalizadísima alergia a la lectura de libros y textos largos. Pues eso es un defecto sicológico que hay que combatir y vencer, un vicio al cual no conviene dar facilidades, sino todo lo contrario. Hay verdades que exigen una larga presentación y una larga argumentación.
Por eso puedo, pero no quiero, utilizar esos procedimientos. Hago lo que quiero que se haga con los mensajes que me envían: poner todo inmediatamente a la vista.
El inmaduro o perezoso incapaz de leer treinta líneas seguidas es un inepto para la filosofía. Le toca a él madurar, y no me toca a mí involucionar hasta su incapacidad.
Entro en el fondo. Y, en el fondo (valga la redundancia) ya he entrado en el fondo al tratar la cuestión previa, la cuestión de forma.
Porque los juicios éticos desfavorables sobre alguien lo deprecian, claro. Si no, no serían juicios éticos desfavorables. Por ejemplo, el pequeño ladrón que se cuela sin pagar en el metro, el autobús urbano o cualquier otro vehículo para el transporte de cercanías es eso: un pequeño ladrón. Por muchas excusas que ponga, y por muchos que sean los que así defraudan. ¿Qué queréis, que no diga esto por el evidente hecho de que ofende a los pequeños ladrones que se cuelan en el transporte público de cercanías?
También mi clara condena de la cobardía y la mediocridad que se producen con el uso sistemático y generalizado de seudónimos entre filósofos va a producir irritación y ofensa entre los aludidos. Mas sigue siendo verdad para estos defraudadores de la filosofía, como lo es en el caso del gorrón del metro para el defraudador del transporte público. Como lo es en el caso del analfabeto funcional incapaz de leerse de cabo a rabo la Crítica de la razón pura pero muy capaz de gastar y desperdiciar hora tras hora todos los días en jugar con una videoconsola al enésimo juego consistente en alguna forma de asesinar al enemigo. Lo que tiene que hacer ese analfabeto funcional es sobreponerse a su propia pereza, dejar esos videojuegos inútiles y envilecedores, y ponerse a leer los clásicos tochos antiguos y actuales, en los que se condensa la sabiduría filosófica. No diré que sea fácil; diré que es posible.
Así que no me voy a callar al dar estos juicios públicos tan incómodos.
Profundizo en tus objeciones, oh Adolfo Recober Montilla.
A partir de, digamos, los cuarenta años como mucho, cada quien es responsable de la cara que tiene. La mía (que tiene una foto en nuestro Dropbox) es la de un individuo feo hasta el horror, pero honrado. Y así pienso seguir.
Si veo una injusticia en el mundo, por muchos inconvenientes que para mí tenga denunciarla, ¡la voy a denunciar! ¡No me voy a callar!
Claro que es verdad que una actitud en busca de la verdad y la justicia cierra muchas puertas laborales y económicas en la sociedad de hoy en día.
¿Cuándo he negado, silenciado o minimizado este espinoso hecho, oh Adolfo Recober Montilla?
Por el contrario, siempre lo he reconocido de plano. Y sufro día a día, en mis propias carnes, las consecuencias de mi radical sinceridad pública filosófica.
No soy rico de herencia, padezco dificultades económicas permanentes dado que soy un subempleado crónico (no, obviamente, un desempleado absoluto, pues tengo sobrecualificación) y, además, mis actitudes sobre los abogados, la democracia o la superpoblación, por ejemplo, me vetan muchas puertas laborales.
Coincido también en gran parte contigo en que intervengo a menudo en un foro bastante friqui, o sea Sofos Ágora donde la mayoría de los temas son chorradas y de esas chorradas, ni una gran parte ni una sola son mías.
Como ves, al final también afloran las diferencias. A diferencia de tu confesada participación voluntaria en las chorradas de este foro, no he metido (voluntaria y conscientemente) ni una sola chorrada más en el propio foro. Siempre he procurado intervenir inteligentemente. Sin excepciones.
En cuanto al anonimato para denunciar delitos, te recuerdo que, como militante antitogas que soy desde hace muchos años, me opongo radicalmente a los testimonios anónimos en los juicios, incluso si son de niños bajo presunto abuso sexual que declaran contra sus presuntos agresores. Todo proceso penal limpio implica identificación plena de los testigos.
El secreto del voto tiene sentido en su contexto político concreto, y lo reconozco. Mas no es el contexto de las discusiones filosóficas.
Por otro lado, si se presentara a las elecciones españolas un partido político con un programa realista y concreto para cargarse de una vez a los jueces, fiscales, abogados y demás criminales institucionalizados con toga y birrete, ¡pediría públicamente el voto para tal partido, y votaría a ese partido, sin secreto alguno por mi lado!
En la vida pública, el anonimato tiene que ser la excepción y no la regla.
Sigo con el tema. Hoy, dados los recursos internéticos, si un departamento de contratación no investiga tus aspectos conflictivos, lo que ocurre es que ese departamento de contratación está aburrido de currículos y entrevistas. Por eso no mirarán el enlace a tu libro sobre la Teoría de la Evolución General. Si estuvieran muy interesados, lo harían fácilmente.
Voy acercándome ya al asunto positivo de tu mensaje, al punto de vista en el que coincidimos. Pero antes haré un par de matizaciones más.
A mí, como a ti, por mis (nuestras) ideas demográficas me han tachado de nazi, de nuevo Herodes exterminador de niños, de bárbaro muy leído, etcétera.
Pues hay que contar con ello, y a muy largo plazo. Por tus investigaciones en sicobiología, ya estarás al cabo de la calle de que hay potentísimos y complejos mecanismos, tanto genéticos como culturales, que siguen impulsando el viejo rollo de que muchos hijos son una bendición. Aunque luego eso se combine con tomas masivas de píldoras anticonceptivas, y con fronteras para impedir la llegada de los muchos hijos... de los extranjeros. El ser humano medio está lejos de ser un dechado de inteligencia, bondad, coherencia y profundidad. El ser humano medio es un sudra, no un bramín o bramán. Si el ser humano medio fuera, ya, un esclarecido bramín, habría corrido a pedradas hace tiempo a los jueces, banqueros, políticos y recaudadores de impuestos. Y no superpoblaría el planeta con miles de millones de sudras.
No: evidentemente, lo que pensamos ambos sobre el asunto no lo tomaría como un dato positivo ningún departamento de recursos humanos que se cuestionara mi contratación. O la tuya.
Así que ambos tenemos que arrostrar públicamente las incómodas consecuencias de nuestras ideas. El progreso siempre se da oponiéndose a la inercia estúpida de la masa, de los muchos, demasiados sudras.
¿Qué hacer entonces con Vazana? Evidentemente, es un varón joven altamente lúbrico, libidinoso, rijoso y salaz. Puedo emplear léxico más vulgar para describirlo; pero bien sabes, áulico Adolfo Recober Montilla, que el lenguaje vulgar y soez no me va. Prefiero ser culto y aun pedante.
Vazana no es homosexual, por lo cual dejarlo a cargo de niños varones no presenta peligro. Con niñas y muchachas en torno a la pubertad, antes o después de la pubertad, la cosa cambia mucho.
Vazana, si tiene trato frecuente con esas niñas o chicas... es muy capaz de seducirlas (sin violarlas ni forzarlas, eso no) y copular con ellas.
No tengo hijos ni hijas, y no quiero tener prole. Mas entiendo perfectamente tu pregunta sobre Vazana. Así que respondo.
Vazana es un peligroso pederasta potencial si tiene niñas o chicas muy jóvenes a su cargo.
Me sugieres que me ponga un avatar. Bueno, sinceramente... pondría una foto mía reciente de carné, en la que saldría tan feo como soy, y con la que se me reconocería fácilmente.
Pero no es eso lo que quieres. Evidentemente que no. Y, mira, entonces te replicaré por anticipado que estoy hasta los apéndices nasales de fatuo simbolismo personal y de oscuridad para aparentar falsamente profundidad. Por eso mi nombre va a ser el de verdad, y por eso en mi avatar mi cara sería mi cara de verdad.
Incidentalmente, te diré que veo con frecuencia la película El Cabo del Miedo, en alguna de las varias versiones que periódicamente sacan de la historia, y que disfruto cuando el cliente estafado, e indebidamente encarcelado durante varios años por la voluntaria desidia de su abogado, le da una histórica zurra al susodicho picapleitos, tan grande y buena que esa zurra jamás la olvidará el zarandeado rábula. Ya te lo esperabas de mi parte, ¿no? Y qué decir de otros filmes como Nido de cuervos, Pactar con el diablo, etcétera, etcétera, etcétera... Ya sería tema de estética judicial, que en mi opinión pasaría sobre todo por afeitarle sus barbas de chivo al Príncipe de los Abogados.
Vayamos, pues, al auténtico tema serio de tu pasado mensaje. Vuelvo a citarte.

"Pero no vengo a hablar de lo que no comparto contigo. En realidad pasaba por aquí a comentar que también yo estoy convencido de que somos demasiados y, el sacrificio que supondría tomar medidas para paliar la superpoblación, sería una inversión a largo plazo de la que no nos arrepentiríamos…".

El asunto es más sutil de lo que parece. Y, al mismo tiempo, mucho más sencillo de lo que parece.
El gran defecto de las éticas populares masivas, sean religiosas o laicas, ha sido complicar hasta el infinito las obligaciones y los procedimientos... convirtiendo al individuo en un esclavo, que jamás logrará, asfixiado por leyes y reglamentos de imposible cumplimiento, el único objetivo real de la ética y la filosofía: la felicidad individual.
En cambio, si tenemos siempre en mente que la felicidad completa del individuo es el único objetivo, y que todo lo demás es meramente un medio para este único fin, dejamos de estar agobiados y vemos todo en su debida perspectiva, actuando bien así para ser felices.
Por tanto, ¿es la reducción de la población y luego su estabilización razonable, un fin en sí misma? ¡No, padre, el fin intrínseco es la felicidad del individuo inmerso en esa situación!
Y aquí, claro, cae una bomba metafísica. Ante la previsible objeción de que no todos los individuos quieren lo mismo para ser felices, respondo que, en el Nivel Supremo de la Realidad, solamente existe un único individuo, un único Yo Absoluto Eterno.
El que quiera ser feliz a fondo, en este punto, va a ser como el que, en lo material burdo, quiera ser rico a fondo, asquerosamente rico. Hay unas reglas, no reglas éticas (sino, por el contrario, reglas en general muy inmorales y antiéticas) para hacerse asquerosamente rico, y quien pretende ser asquerosamente rico, en serio, las va a utilizar. De lo contrario, no pasará de ser una persona económicamente acomodada, y esto con la típica zozobra permanente que sufre la clase media.
Similarmente, el que pretende ser feliz a fondo debe hacerse consciente por larga meditación de que él es el Yo Absoluto Eterno (aunque en un nivel de realidad muy bajo y degradante: el plano humano de existencia) y que los demás son aspectos de él mismo, en realidad. Si no lo tiene claro, incurrirá en contradicciones insalvables crecientes, se agotará, se autodestruirá... y nunca será feliz.
En cambio, el que tiene clara la situación fundamental comprende que el camino objetivo a la felicidad es desasirse del negro y pesado carma inherente a los planos existenciales inferiores. Y, así, inicia el camino de la castidad (bramacharía) de la frugalidad, de la sencillez radical en los medios de vida, de la sinceridad intachable, del rechazo a la violencia innecesaria (actitud de ajinsa o ahimsa), de no consumir drogas duras ni realizar actos que pongan absurdamente en peligro su vida o su salud, etcétera. Al obrar así, se convierte de inmediato en un faro que ilumina a los demás; y, por otro lado, los restantes bramines, los que, como este bramín, avanzan por el camino de la pureza espiritual, lo ayudan naturalmente en su camino a la Gran Liberación, como él ayuda espontáneamente a los demás bramines.
Lo que parecía imposible, se hace posible, y en el fondo fácil aunque muy largo de realizar, cuando se comprende lo fundamental.
Que tu alma es Dios mismo, aunque todavía no lo sepa plenamente.
Para lograr eso, importa que este planeta en el que vivimos como seres encarnados en cuerpos humanos no esté superpoblado. De este modo, los hombres no luchan miserablemente unos contra otros por un pedazo de pan, se pueden formar reservas abundantes de todo lo necesario para vivir y, en fin, nadie atosiga a nadie con abogados y demás esbirros de Satanás.
Lee, buscador Adolfo Recober Montilla, mi libro El mundo de Supreniranto, que trata extensa y resolutivamente el problema de la superpoblación, o sea que lo trata para darle solución. Lo encontrarás en el Dropbox de este foro internético.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 19 Mar 2017, 21:10 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1200
Saludos de nuevo, Federico Salvatierra.
En general, tu modo de pensar es muy "eslogánico", muy dado a frases y aserciones populares con cierto grado de verdad, pero que suelen esconder un importante factor de falsedad. Contra ese pensar a medias reacciona el arqueoindividualismo.
Como muestra basta un botón. Dices lo siguiente.

"el amor pienso que es una gran fuente de felicidad, o esos pequeños momentos de armonía que se tienen junto a otra persona al compartir una charla, un partido de fútbol, una comida, una caminata, pero sin duda todos esos pequeños detalles solo son posible valorarlos por el opuesto, es decir, si no existiera la oscuridad no seriamos capaces de comprender lo que es la luz, o valorar la luz, es cuando pasamos momentos de tristeza, que después es posible valorar la alegría, porque si solo existiera alegría, estaríamos incompletos, no seriamos humanos
solo podemos valorar la belleza, cuando comprendemos la fealdad, valoramos la riqueza cuando comprendemos la pobreza, valoramos la soledad solo después de estar hartos de la compañía, o valoramos la compañía de otras personas cuando estamos hartos de estar solos, pienso que necesitamos de la dualidad, o de la totalidad, no podemos pretender elegir una sola cara de la moneda, si tenemos una moneda obviamente la tenemos con sus dos caras, si queremos felicidad, no puede venir refinada, aislada de sus otros componentes, vienen muchas cosas dentro del combo".

Pues no, oye. ¡No!
Consideremos a una típica hija de papá que es la estadounidense Paris Hilton, o a un tal Froilán, un vividor español hijo de papá, sin más méritos que ser familiar de la casa reinante actualmente en España, los Borbones; y que, por ello, tiene la vida resuelta, sin ninguna preocupación económica.
Estos dos chicos no necesitan apearse de su condición de hijos de papá, para comprender que ser pobre es malísimo. No les hace falta ser parados, pobres, desempleados o subempleados de larga duración para valorar, y mucho, sus envidiables privilegios. De hecho, tanto los valoran que ambos tienen mucho cuidado en que sus gorilas, sus guardaespaldas, eviten que los secuestren. Saben muy bien que, en caso de salir vivos del secuestro, les tocaría pagar, como rescate, una parte considerable de sus respectivas fortunas a sus secuestradores. Y no están dispuestos a ello, comprensiblemente.
Conclusión: no hace ninguna falta sufrir la experiencia de ser pobre para apreciar y disfrutar lo buenísimo que es ser rico.
Y ya sé que John Lennon (pronunciación: Chon Lenon) cantaba aquello de que todo lo que necesitas es amor, ¡mas estaba forrado, y su esposa Yoko Ono, viuda tras el asesinato de John Lennon, se aseguró de que las canciones de John Lennon dieran oro a mansalva, incluso después de la muerte del cantante!
Vamos: menos rollo de la Nueva Era. Estoy muy de vuelta de todo eso. Ya no soy un papanatas crédulo en estas cosas. Reconozco que en el pasado lo fui, que me creí mucho estas historietas.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 20 Mar 2017, 07:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Jul 2015, 03:24
Mensajes: 801
Saludos Alexandre, aprecio tu punto de vista y lo considero muy real, muy objetivo, claro, certero, y mas en cuanto al pensamiento de la superpoblación como un problema actual, es un problema muy serio, en argentina existen estadísticas de muchas madres que son menores de 20 años, y algunas, varias de ellas fueron madres a los 15 años aproximadamente, esto lleva a pensar, que por un lado, se hace mucho ruido con la legalización del aborto, sin embargo sigue una cuestión de fondo sin resolverse que es la educación sexual, para usar métodos anticonceptivos, eso pondría fin a muchos embarazos no deseados, existe mucha culpa, vergüenza, y las estadísticas afirman que a menor educación mayor taza de embarazos no deseados, sin duda alguna la educación es un primer paso para disminuir el numero de embarazos no deseados y para erradicar la pobreza también, porque una chica joven que tiene un hijo se ve obligada a cuidarlo y depender de su familia o de su novio, en donde a veces tiene que dejar los estudios para trabajar, por lo tanto la educación es la única solución, tanto para disminuir la pobreza, como para disminuir la población poco a poco, algunos piensan que no se tendría que legalizar el aborto porque esos niños pueden ser adoptados, sin embargo, existen muchos niños que están para ser adoptados pero no los adoptan, y después algunos no saben que hacer, son criados en un orfanato, y después quien sabe, por ese motivo, no es que se tenga que legalizar el aborto, sino usar métodos anticonceptivos, la adopción también es algo muy cruel, y quizás mas que el aborto, sin embargo para evitar el aborto, y las adopciones, lo mejor es que las personas estén bien informadas, sobre métodos anticonceptivos, y eso solo se logra con educación, a la frase de John Lennon tendría que modificarse o "evolucionar" en alguna canción que diga "todo lo que necesitas es educación, o libros"

porque incluso si alguien quiere dinero, necesita educación mínimamente, o muchas habilidades comerciales, ganar experiencia en el mercado laboral, o ser un inventor, un creativo, y para eso necesita amor, amar lo que hace, por ese motivo, el amor sigo afirmando es una gran fuente de felicidad, sin amor una persona no puede progresar, es el gran motor me parece de todos los seres humanos, el amor es fundamental, una persona que quiera estudiar alguna carrera prestigiosa, necesita amar su carrera, o incluso una persona que consigue un puesto de trabajo, necesita amar su trabajo, amar lo que hace, porque si lo hace sin disfrutarlo, no tiene sentido, ganar mucho dinero, pero sin disfrutar del proceso de hacer ese dinero, o teniendo una pésima relación con los compañeros o compañeras de trabajo, disfrutar de lo que se hace es fundamental, es como el sentido de la vida, no esta al final en el ultimo suspiro, esta en el recorrido mismo de la vida el sentido, la felicidad se encuentra en el camino, no en el final, lo mismo que el dinero, el dinero es valioso, pero no como un fin, sino como un medio, un medio para hacer otras cosas, o tener algunas comodidades, pero por lo general, muchas de las personas que son millonarias, no tienen esa mentalidad de querer ser millonarias, sino simplemente por lo general, saben hacer algo, y lo disfrutan, aman lo que hacen, son apasionados con lo que hacen y eso les basta, el dinero por supuesto esta muy bien, pero eso no cambia y seguramente, mas de un futbolista profesional seguiría siendo futbolista por mas que el sueldo sea mínimo, y si le dicen "oye están pagando millones por ser administrativo en una computadora" el futbolista quizás diga "nahh, lo mío es el fútbol, es lo que amo y lo seguiré haciendo por mas que no me paguen millones"

Hay gente que tiene éxito con mucho esfuerzo y sacrificio, o con mucha disciplina, sin embargo no hay que endiosar al capital y hacer un monumento al "dios euro" o al "dios dólar", y si se lo hace el principal santo de esa nueva religión seria "san esfuerzo" "san talento desarrollado" y "Santa dedicación" esa seria la trinidad de ese dios

pero bueno no todo en la vida es dinero, de la misma manera que no todo en la vida es sexo, hay muchas cosas que le dan sentido a la vida y están mas allá del dinero o del sexo, para una persona pobre, de bajos recursos si, quizás el dinero pueda ser muy atractivo, porque le permitiría "hacer lo que quiere" sin embargo, se sabe de mucha gente que gano la lotería y no paso a mejor vida, sino todo lo contrario, la malgasto en drogas, mujeres, se peleo con familiares, se distancio de amistades, en fin, otra frase popular "el dinero no hace a la felicidad"

en algunas situaciones es necesario cierta cantidad de dinero, pero no mas que eso, el dinero puede ser como el fuego, no es ni bueno ni malo, si esta en buenas manos puede hacerse cosas muy buenas, en manos equivocadas, es un poder que puede corromper

el dinero, al igual que la fama puede ser un espejismo de felicidad, como esa vieja fabula de querer encontrar un tesoro, al final del arco iris, es imposible, porque en primer lugar un arco iris no tiene fin, es una ilusión óptica, uno puede pensar "cuando sea millonario, cuando tenga fama seré feliz" sin embargo si imaginamos por ejemplo, que un día ganamos la lotería, que haríamos? tendríamos una gran carga, tendríamos que hacer algo con ese dinero, por otro lado, los chismes entre la familia correrían, muchos quizas nos pedirían ayuda, algunos amigos también, y quizás por influencia de alguno, uno la malgaste en fiestas, bebidas, drogas, mujeres, cosas si sentido o de una "felicidad pasajera"

no niego el valor del dinero, es muy necesario para tener ciertas comodidades, comida, abrigo, entre otras cosas, puede existir también el deseo o la fantasía inconsciente en el hombre de asociar el dinero a "un par de tetas" en el deseo inconsciente de una mujer, una mujer puede pensar que con un par de tetas puede atraer a los hombres, y el hombre puede pensar "mm si consigo tener dinero, atraeré a las mujeres, el dinero es el viagra de las mujeres, el cardumen que atrae a las mujeres" porque como dice otra frase popular "billetera mata galán"

sin embargo a veces no pasa todo en una mujer por tener un par de tetas, o en un hombre por tener plata, no es un fetiche suficiente para tener éxito incluso en la conquista del sexo opuesto, desde luego que si, muchos hombres pueden "enamorarse" de una mujer con un buen (con perdón de la expresión) un buen culo, un buen par de tetas, y muchas mujeres también pueden "enamorarse" de un hombre con plata, sin embargo es ridículo, es un amor muy superficial, si una mujer no tiene personalidad, carácter, ideales, no importa que tenga curvas increíbles, lo mismo un hombre, si solo tiene dinero, pero no tiene un alma interesante de conocer, carece de algo, la mujer también, carecen de un mundo interior, de una vida espiritual

Jesús decía" con el sudor de tu frente ganaras el pan" puede interpretarse como metafórico, asociar al pan a lo materia, eso quiere decir que todo lo material se consigue con esfuerzo, perseverancia, pero al mismo tiempo otra frase muy famosa de Jesús dice "no solo de pan vive el hombre" no solo de lo material, también necesita algo mas, y ese algo mas, es Dios, es una vida espiritual, es amor, es música, danza, alegría, experiencias, compartir junto a otras personas, desarrollar la creatividad, crear, producir, jugar, etc.

_________________
Todos los días se aprende algo nuevo, el tiempo nunca se pierde, siempre se gana experiencia


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 21 Mar 2017, 18:49 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1200
Saludos de nuevo, Federico Salvatierra.

El problema de fondo con plantamientos como el tuyo, Federico Salvatierra, es que incurren en un serio error epistemológico de fondo. Un error compartido por los monoteísmos bíblicos y por los movimientos laicos izquierdistas.
Es el error de pensar que el plano humano de existencia es un plano de seres racionales en poder de sus propias mentes.
Los maestros de la sospecha y luego otros pensadores, nos han demostrado que eso no es así. Incluso, lo cierto es que Marx, Nietzsche y Freud (pronunciaciones: Marx, Niche y Froid) se han quedado muy cortos porque las ciencias han demostrado lo limitadísima que es la voluntad consciente humana, y la oscuridad que el propio hombre al actuar padece sobre sus motivaciones reales y sobre sus auténicas posibilidades.
Para empezar, tu planteamiento presupone que el mundo físico humano es un océano abundante de riqueza material para todo hombre hábil y voluntarioso.
¡Falso!
La biosfera en la que vive el hombre ofrece unos recursos de vida dentro de unos márgenes muy determinados, y que además son fuertemente inelásticos, rígidos.
A eso hay que sumar que la economía tiene ciclos causales propios, ampliamente independientes de consideraciones morales. En cambio, los voluntaristas religiosos o laicos tenéis una marcada tendencia a pensar que, salvo unos cuantos explotadores abusivos, el que quiere vivir en la abundancia suele conseguirlo.
¡Falso también!
Veámoslo con un ejemplo sencillo.
Un tendero de esquina puede ser un incompetente o alguien muy hábil. Si es muy hábil, tendrá más ingresos y clientes... dentro de lo que se puede lograr con una tienda de alimentación de esquina. En cambio, los grandes accionistas de una fuerte cadena de alimentación presente en todo el país, aunque sean algo incompetentes como gestores de los detalles, si contratan a gestores espabilados para el grueso del trabajo, ganan mucho más que el más hábil de los tenderos de esquina, por obvias razones de escala, de magnitud, en el negocio de la alimentación.
La economía no se rige espontáneamente por la moral ni por los ideales. Ni por el premio cuantitativo al más capaz. Muchos profesores, por ejemplo, son buenísimos en lo suyo... mas, al llegar la edad de jubilación, los echan a patadas de sus cargos, desperdiciando por cierto el inmenso talento que tienen y que han cultivado. Y, mientras tanto, esos grandes profesores nunca se han embolsado un montón de plata.
Los derechistas revolucionarios somos de derechas. Y somos revolucionarios. Ya que somos derechistas, vemos las cosas como son, sin las típica fantasías desiderativas izquierdistas. Y, ya que somos revolucionarios, buscamos un cambio positivo radical, no una mera reforma secundaria: el bienestar duradero para todos.
Por lo cual hay que considerar las cosas en su complejidad real y con perspectiva amplia, total. Es la manera de entender lo que está pasando.
Para empezar, hay que tener en cuenta las leyes de la Termodinámica y las características de la biosfera en nuestro planeta. Esos saberes científicos nos dicen, sin asomo de duda, que el crecimiento demográfico y económico perpetuo es totalmente imposible.
Por tanto, si queremos que todos sean ricos, lo primero es fijar la cantidad óptima de seres humanos en el planeta, dentro de un intervalo flexible pero bien delimitado, y luego trabajar para que la población real se ajuste, se reduzca, hacia esa población óptima.
No hacerlo así será cualquier cosa menos resolver el problema de fondo. Por tanto, no será revolucionario. La revolución de verdad es efectiva.
En cambio, las medias verdades bonitas ya no son efectivas. Cito un pasaje pertinente tuyo a continuación.

"porque incluso si alguien quiere dinero, necesita educación mínimamente, o muchas habilidades comerciales, ganar experiencia en el mercado laboral, o ser un inventor, un creativo, y para eso necesita amor, amar lo que hace, por ese motivo, el amor sigo afirmando es una gran fuente de felicidad, sin amor una persona no puede progresar, es el gran motor me parece de todos los seres humanos, el amor es fundamental, una persona que quiera estudiar alguna carrera prestigiosa, necesita amar su carrera, o incluso una persona que consigue un puesto de trabajo, necesita amar su trabajo, amar lo que hace, porque si lo hace sin disfrutarlo, no tiene sentido, ganar mucho dinero, pero sin disfrutar del proceso de hacer ese dinero, o teniendo una pésima relación con los compañeros o compañeras de trabajo, disfrutar de lo que se hace es fundamental, es como el sentido de la vida, no esta al final en el ultimo suspiro, esta en el recorrido mismo de la vida el sentido, la felicidad se encuentra en el camino, no en el final, lo mismo que el dinero, el dinero es valioso, pero no como un fin, sino como un medio, un medio para hacer otras cosas, o tener algunas comodidades, pero por lo general, muchas de las personas que son millonarias, no tienen esa mentalidad de querer ser millonarias, sino simplemente por lo general, saben hacer algo, y lo disfrutan, aman lo que hacen, son apasionados con lo que hacen y eso les basta, el dinero por supuesto esta muy bien, pero eso no cambia y seguramente, mas de un futbolista profesional seguiría siendo futbolista por mas que el sueldo sea mínimo, y si le dicen "oye están pagando millones por ser administrativo en una computadora" el futbolista quizás diga "nahh, lo mío es el fútbol, es lo que amo y lo seguiré haciendo por mas que no me paguen millones".

En primer lugar, te hago notar escuetamente que Paris Hilton o Froilán, obviamente, quieren dinero, mas para obtenerlo no necesitan educación mínimamente, o muchas habilidades comerciales. Lo obtienen y conservan por su muy favorable situación económica previa y por un mínimo de sentido común (por ejemplo, no ir sin escolta a sitios donde probablemente serían secuestrados). O sea, que tu afirmación queda desmentida por los hechos. La relación con el dinero de un hijo de papá es fundamentalmente diferente que la de quienes no son hijos de papá. Y, además, como en economía nada está aislado del todo, la existencia y el modo de actuar de esos hijos de papá condicionan siempre, para mal o para bien, la existencia y el modo de actuar de quienes no lo son. No es casualidad que una de las primeras medidas de las revoluciones históricamente más radicales, haya sido siempre intentar expropiar las fortunas de los hijos de papá.
En cuanto al trabajo, la verdad es que hay trabajos que dan mucho dinero pero que no se pueden amar. Un ejemplo típico, y no de los más extremos, es el de entrenador de fútbol masculino profesional de primera categoría. Estos entrenadores ganan mucho dinero, si están en equipos puntero, o selecciones nacionales punteras de fútbol. Ahora bien, se encuentran en un ambiente extremadamente competitivo, en el que la continuidad del entrenador depende de sus resultados. Por eso sufren continuos despidos, cosa que no se puede amar. Luego, de todas maneras acaban fichando por otros equipos (aunque quizás con un sueldo no tan bueno) y, como son excelentes profesionales, a menudo escalan en las ligas o los campeonatos... hasta que el nuevo equipo que lideran tiene que enfrentarse al antiguo equipo al que pretendidamente ese entrenador había jurado fidelidad eterna. Los abucheos y hasta los lanzamientos de monedas por parte del público del equipo anterior, durante el partido, contra el traidor, están a la orden del día, en tales casos. Y todos estos inconvenientes son inherentes a la naturaleza del oficio de entrenador futbolístico de elite: un mercenario más o menos travestido de lealtad a los colores de su equipo (de su equipo de turno).
¿Van por eso los entrenadores futbolísticos de elite a rebajarse a un oficio que se puede amar sin problemas, aunque mucho peor pagado, por ejemplo maestro de escuela primaria? Ni borrachos se les ocurrirá tal cosa.
Hacer un trabajo sin amar lo que hace, sin disfrutarlo, tiene muchísimo sentido. Tiene sentido ganar mucho dinero, pero sin disfrutar del proceso de hacer ese dinero, o teniendo una pésima relación con los compañeros o compañeras de trabajo. Para empezar, es posible estar unos pocos años haciendo eso, acumular plata... y luego retirarse para hacer algo que lo llene más a quien ha hecho un trabajo muy desagradable sólo por la plata. Ahora bien, el que se retira así, puede hacerlo porque previamente ha ganado mucha plata con algo desagradable. El que no puede retirarse, por muy bueno que sea en lo suyo y mucho que ame su trabajo, es un profesor de escuela primaria. Porque si se retira, se queda con una mano delante y otra detrás: pobre.
Repito, Federico Salvatierra, que la clave en estos asuntos es: desmitificación, desmitificación y desmitificación.
Y cuando dices que seguramente, más de un futbolista profesional seguiría siendo futbolista por más que el sueldo sea mínimo, te respondo que, efectivamente, se han dado unos poquísimos casos de futbolistas profesionales que se han degradado a ser buenos jugadores o entrenadores del equipo de fútbol aficionado de su pueblo o barrio, donde ganan muchísimo menos o donde no ganan ningún dinero... mas que esos casos son muy excepcionales, tanto que son noticia. Lo que no es noticia es que un futbolista profesional siga ganando mucha pasta allí donde está la pasta. No juega simplemente por el placer de jugar. Las cosas claras.
También me fijo en algo tuyo al respecto, y que ya he citado.

"muchas de las personas que son millonarias, no tienen esa mentalidad de querer ser millonarias, sino simplemente por lo general, saben hacer algo, y lo disfrutan, aman lo que hacen, son apasionados con lo que hacen y eso les basta".

Pues eso se da, claro que se da, pero en muy pocos casos, generalmente vinculados al mundo de la cultura y el arte, cuando tienen mucha suerte... y teniendo en cuenta que no pasan, en general, de ser millonarios pobres, gente muy acomodada mas nunca auténticos multimillonarios. Un caso típico es el de los cantantes o actores de gran éxito... los cuales hoy, de todas maneras, tienen buen cuidado de contratar a buenos gestores profesionales y fiscales, para no trabajar casi de balde, y para que la plata que ganan no se la lleven los recaudadores de impuestos. Seguro que Bob Dylan, por ejemplo, está bien asesorado para no pagar ni un dólar de impuestos más de lo que tenga que pagar si quiere evitar un castigo. Que Bob Dylan disfruta con lo que hace, está muy claro. Que no lo hace con la idea primaria de ser millonario, también está claro.
Pero también está claro que muchos otros cantantes, tan buenos como Bob Dylan o mejores, no ganan tanto como él, o ni siquiera consiguen vivir de la canción, simplemente porque no consiguen tantos seguidores dispuestos a pagar por sus conciertos. La oferta de cantantes pagados es muy superior a la demanda, lo cual implica que la mayoría de los aspirantes ganará muy poco. Y hay quien canta simplemente por el placer de cantar, claro que sí. Mas eso no paga las facturas. En nuestro mundo superpoblado, no se vive del aire, sino que se vive de una cuenta bancaria bien repleta. Bueno, de mendigo cantor también se puede vivir. No es mi intención, ni es tu intención.
Ya que hablamos de entrenadores de fútbol, acuérdate de Mourinho (pronunciación: Mouriño). Este traductor portugués probablemente disfrutaba más traduciendo textos bellos de diferentes idiomas que entrenando a futbolistas, pero de lo primero escasamente viviría (y soy traductor profesional, sé de qué hablo) mientras que lo segundo era más desagradable y sin embargo mucho mejor pagado. Así que, lógicamente, Mourinho no dudó su cambio laboral, de traductor profesional a entrenador profesional de fútbol masculino.
Y subrayo que de fútbol masculino por una buena razón.
Las mejores jugadoras profesionales de fútbol, las que ganan campeonatos mundiales y cosas así, las, digamos, cien mejores y más pagadas jugadoras mundiales de fútbol profesional, oscilan entre tener que compaginar su afición futbolística con otro empleo para poder pagar sus facturas, y tener un sueldo justo para ir viviendo, poco más o menos como un maestro de escuela primaria.
En los países de gran tradición futbolística, como España, la Argentina, Alemania o Inglaterra, suele haber media docena de categorías de fútbol profesional, aparte del fútbol aficionado no pagado. Y en esos países, los jugadores de la segunda categoría o segunda división ganan mucho más que sus compañeras, las jugadoras de la primera división femenina de fútbol profesional. No solamente ocurre eso: los mejores jugadores profesionales de segunda división pueden ir a primera división (por ascenso de sus clubes, o por fichajes) posibilidad para incrementar sus sueldos de la que carecen las jugadoras de la elite (por llamarla así) del fútbol femenino.
Está claro que ser muy bueno en la propia profesión no es ninguna garantía de hacerse rico, ni siquiera de unos ingresos para estar cómodo. Porque el mercado está ahí, y el mercado en sí mismo es indiferente a la inteligencia o a la ética. ¿No gana mucho más un gran fabricante de armas bélicas que un probo maestro argentino de escuela primaria?
Un error serio también, mas de naturaleza muy diferente, se encuentra en otra cita tuya.

"el dinero es valioso, pero no como un fin, sino como un medio, un medio para hacer otras cosas, o tener algunas comodidades ".

Eso entra en la categoría de lo que, en lógica y epistemología, llamamos las falacias complejas, falacias que, por su carácter sutil y complejo, a menudo son invisibilizadas o minimizadas, especialmente cuando hay fuertes intereses sociales ilícitos en tapar el conflicto subyacente.
Mas, en fin, los arqueoindividualistas no hemos venido para tapar los conflictos en la filosofía, sino para sacarlos a la luz y resolverlos.
Decir que el dinero es solamente un medio para hacer otras cosas es como decir que el sexo humano es solamente un mecanismo para reproducir la especie, o como decir que las lenguas son solamente unos sistemas para comunicarse.
Son, repito, falacias complejas. Su parte de verdad no puede, al final, ocultar la verdad: que el dinero, el sexo y las lenguas son realidades polifuncionales y que sus muchas finalidades son constitutivamente conflictivas entre sí[/i]. El sexo, por ejemplo, sirve para reproducirse, pero también para divertirse; de ahí que las parejas que quieren copular mas no tener hijos, usan anticonceptivos... lo cual , a su vez, suele entrar en conflicto con los poderosos sacerdotes, militares, empresarios o políticos que quieren tener más creyentes, más soldados como carne de cañón, más clientes o más pagadores de impuestos.
También el dinero es una realidad polifuncional conflictiva. Y, al revés que el sexo, comparte un rasgo importante con las lenguas: es convencional, nunca natural. Hay mecanismos prehumanos en la sexualidad humana, pero no existe el dinero entre los animales prehumanos, y la probable existencia de un rudimentario lenguaje oral articulado generalizador entre algunos cetáceos o primates distintos al hombre, no sirve para entender el habla de esos animales a partir del habla humana. El signo lingüístico es fundamentalmente arbitrario; por eso la mayoría de las lenguas y hablas humanas carece de inteligibilidad mutua; incluso dos lenguas tan parecidas como el portugués y el español no se entienden bien mutuamente.
El dinero, pues, para empezar, es una convención. Se puede vivir sin dinero, y de hecho durante la mayor parte de su Historia, el ser humano desconoció el uso del dinero, el cual no tiene más de unos siete mil años de antigüedad, como mucho.
Podemos racionalizar el dinero reduciéndolo a un medio de intercambio, mas eso sería falsear los hechos. Sería, para empezar, falsear la Historia del Dinero, que en economía científica muestra claramente la gran resistencia que encontró esta convención social coercitiva, el dinero, entre las capas más desfavorecidas económicamente de las sociedades antiguas, que temieron justificadamente quedar a merced de los caprichos y la codicia de los banqueros, comerciantes y recaudadores de impuestos.
En la fijación del precio, del valor cuantitativo y dinerario de las cosas, siempre hay un factor volitivo político. Quienes toman esa decisión volitiva política son, obviamente, casi siempre los privilegiados, así que naturalmente darán a las cosas el precio que más les convenga a ellos. Todavía hoy existen los poderosos Bancos Centrales en los países con más riqueza del mundo, y la principal función de esos Bancos es fijar el interés bancario de referencia, buen indicador de que el valor del dinero es siempre, a fin de cuentas, una cuestión política y no meramente económica.
Hay más: cualquier mercado depende, en su origen y su desarrollo, de unas decisiones políticas previas implícitas o explícitas; no existe ningún pretendido libre mercado exento de política.
Volviendo al ejemplo futbolístico, si el mercado de fútbol masculino es mucho más importante que el de fútbol femenino, eso no se debe solamente a las preferencias individuales de cada forofo, sino también a decisiones y actitudes culturales, sociales y políticas previas. Los deportes de alta competición, históricamente, son un derivado y un sustitutivo de la guerra, la cual era realizada, casi siempre, por combatientes varones. De ahí que los torneos y luego el juego de pelota en Centroamérica o en las Islas Británicas fueran realizados por esos soldados que, en vez de matarse, ahora se disputaban con ardor la pelota. Las mujeres no jugaban a eso, como no guerreaban antes de eso. También hoy los grandes equipos nacionales o las grandes selecciones nacionales de fútbol reafirman la identidad cultural, estatal, regional o patriótica. Y, en paralelo con el ascenso social de la mujer, asistimos a un incipiente pero claro ascenso del fútbol profesional femenino, con el consiguiente aumento de retribuciones económicas a las jugadoras. El mercado, como si no fuera ya suficientemente complejo para desesperar a los estudiantes universitarios de Economía o Ciencias Empresariales, cambia continuamente.
El dinero en concreto, además de su obvia función (nada neutral, como hemos visto) de señalizador de valor para intercambiar productos y servicios, tiene también funciones de jerarquizador social (a quien no tiene dinero, por lo general, se lo trata peor que a un perro) y de exclusor del acceso a los bienes escasos no ampliables; el ejemplo típico histórico de esta función es el latifundismo, pues ayer y hoy solamente los muy ricos pueden hacerse con amplísimas porciones de tierra cultivable o de tierra que contenga generosos yacimientos de minerales. También el dinero tiene función de otorgador directo de poder político; función tan obvia que no necesita comentarios. Por tanto, el dinero, en numerosas ocasiones sociales, no es un medio para otras cosas, sino un insustituible fin en sí mismo.
Por eso hay una seria objeción a una proposición tan bonita como la que das a continuación.

"el dinero puede ser como el fuego, no es ni bueno ni malo, si esta en buenas manos puede hacerse cosas muy buenas, en manos equivocadas, es un poder que puede corromper".

Porque, en última instancia, ¡el dinero es siempre malo! Independientemente de las buenas o malas intenciones de quien lo maneje, siempre ha sido, es y será un factor de primer orden a la hora de corromper y degradar las relaciones humanas. Una sociedad de hombres libres y éticamente limpios abolirá el dinero; no puede ser de otra manera. El dinero es malísimo en malas manos y menos malo en buenas manos; mas bueno, lo que se dice bueno, ¡nunca! Siempre implica, para empezar, la subordinación de unos hombres a otros hombres: esclavitud, con unas palabras o con otras.
Si el dinero no fuera bueno ni malo, cualquier pagano de impuestos podría elegir entre pagar sus impuestos con dinero o en especie. Y el Estado, que es el que tiene el opresivo poder para aplastar a sus súbditos con la excusa de proveer servicios que llegan tarde, mal y nunca, jamás aceptará el pago de impuestos en especie, sino siempre en dinero.
O sea: que no hay libertad social para aceptar o rechazar el uso del dinero. Por eso es algo impuesto: porque es malo. Y es malo porque pone a la gran mayoría en precariedad permanente, y en privilegio a la minoría de banqueros, recaudadores de impuestos, abogados, políticos profesionales y grandes propietarios de los medios de producción que, sin aportar valor añadido real en bienes y servicios, asfixian a la gran mayoría simplemente porque son los que tienen el dinero y el poder de dar valor económico, social, cultural y político al dinero.
A largo plazo, solamente hay algo bueno que lograr respecto al dinero: su desaparición.
Dices también otra cosa, Federico Salvatierra.

"Hay gente que tiene éxito con mucho esfuerzo y sacrificio, o con mucha disciplina, sin embargo no hay que endiosar al capital y hacer un monumento al "dios euro" o al "dios dólar", y si se lo hace el principal santo de esa nueva religión seria "san esfuerzo" "san talento desarrollado" y "Santa dedicación" esa seria la trinidad de ese dios".

Muy bonito lo que dices, sí, y en principio estoy de acuerdo. Pero, ¿estás de acuerdo con lo que digo a continuación? Digo que eso únicamente funcionará si expropiamos sin indemnización todos los grandes capitales, ya que ninguno se ha hecho fundamentalmente a base de esfuerzo, talento desarrollado y dedicación. Y esos ricachos siempre se opondrán a ser expropiados, tenlo por seguro.
Voy terminando. Ahora, Federico Salvatierra, puedes pensar que en el fondo mi pensamiento es un materialismo vulgar y que no estoy interesado en la vida espiritual. ¡Craso error si piensas eso! Lo que digo es que el ascenso a los planos superiores, suprahumanos, libres ya de la miseria que es vivir encarnado en un cuerpo denso, implica una vida material estable y cómoda, porque nadie puede meditar bien estando siempre lleno de miedo a la pobreza y a la crueldad de los poderosos impunes en la dictadura.
Y las posibilidades económicas del mundo humano son siempre limitadas. Eso es pensar con objetividad. Sin confundir los cuentos de hadas con el acceso efectivo, por larguísima meditación, a la comunión del alma con el sereno poder del Altísimo.
De ahí una exigencia tan dura para los partidarios del movimiento conocido como Nueva Era, o para los sudras en general: la castidad, la bramacharía.
Aquí hay una dicotomía: o se permanece en la atracción sexual, o se asciende al Reino de Dios. No se puede ascender al Reino de Dios mientras se permanezca en la atracción sexual. Eso es una ley espiritual objetiva, conocida mucho antes que anteayer.
Mas la gente (la gente de los sudras, no los bramines) quiere prostitución y pornografía, como demuestra el millonario negocio en torno a estas cosas. ¡Así le va! ¡Por mi lado, no me dejaré cegar por el culto al sexo y al dinero! ¡Si lo hiciera, daría vueltas sin cesar en la Rueda de las Reencarnaciones, sin liberarme jamás!
Y todo el sentido de esto que estamos discutiendo, oh perseverante Federico Salvatierra, es que lleguemos al poder supremo. A ser reyes de nosotros mismos, o sea dioses ya libres de la miseria en la que nacen, viven, se reproducen y mueren las plantas, los animales y, entre los otros animales, los hombres.
Seremos felices cuando nos convirtamos en dioses. Eso tiene un camino con etapas y procesos bien definidos.
Para no hacerse falsas ilusiones con el dinero, recomiendo un poderoso y desmitificador libro, fácilmente legible, escrito por Steven Levitt y Stephen Dubner, libro ya traducido al castellano sin cambio de título: Freakonomics. Pronunciación: Friconómics.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Última edición por Alexandre Xavier el 22 Mar 2017, 00:07, editado 1 vez en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 21 Mar 2017, 19:55 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Jul 2015, 03:24
Mensajes: 801
interesante lo que dices Alexandre Xavier, me llamo la atención que dijeras que eras teólogo y ahora traductor, esa profesión siempre me llamo la atención aunque me gustaría saber si es fácil conseguir trabajo como traductor (aunque me da la impresión de que es como todo trabajo, es decir tiene su competencia) y cuanto pagan por traducir un libro por ejemplo de 300 paginas, y cuanto se demora en hacer esa traducción.

un autor que habla mucho sobre economía, es David Icke, el dice que los grandes banqueros son miembros de una élite llamada iluminatis, y que controlan la humanidad desde hace siglos, ayer falleció uno de los supuestos miembros de esa elite, el millonario David rockefeller

hablar de economía puede ser un poco áspero, es un tema difícil, perturbador y la mejor manera de hacerlo me parece que es con optimismo, con realismo, pero sin llegar a un pesimismo, con una inclinación hacia el optimismo. algo muy perturbador, es la monarquía no entiendo como en gran bretaña pueda existir una reina, que tenga un gran poder económico, o en España, como puede ser que en pleno siglo XXI existan reyes

una verdadera revolución seria echar a esos reyes, reinas y príncipes, porque tiene que existir reyes y reinas? porque tienen que ganar dinero sin hacer nada? del mismo modo que porque los políticos tienen que ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo, o con mucha ambición, no se como viven los políticos, porque el ambiente de la política es muy áspero, de constante tensión, es casi como ser un narcotraficante, puede hacer mucho dinero, pero no se si llevar una vida tranquila

una verdadera revolución seria que el pueblo exija una buena distribución del sueldo, y mas del sector político, el poder legislativo, por lo menos aqui en argentina, se sabe que es muy corrupto, muchos legisladores, tienen empleados de los cuales muchos no van al trabajo o trabajan por muy pocas horas y ganan mucho dinero, o a veces los legisladores de cargos altos, "contratan a varios subempleados" a los cuales le dan una cierta cantidad de dinero, y ellos se quedan con otra gran cantidad considerable, es decir existe una muy mala administración

por ley hace unos años, creo que era obligatorio, que todos los políticos tengan su patrimonio anual en Internet, para que cada persona pueda ver cuanto gana y que hace con sus ingresos, si es que paga los impuestos o no y se hicieron muchos juicios por las irregularidades de los patrimonios que figuran en algunos políticos y lo que verdaderamente tienen

es decir, el poder, el dinero y la corrupción, están muy presente en todas partes, y un cambio, una revolución verdadera, seria que eso desaparezca, y que la política sea algo mas democrático, que la riqueza se pueda distribuir como corresponda, si existen sueldos miseros, es porque "los de arriba" los que están en el poder, se llevan la mejor parte, los que "parten el queso" se llevan la mejor porción, ademas de existir políticas en Argentina por ejemplo de ofrecer "planes sociales" en donde a personas se le da plata por "hacer nada" y en donde esa plata sale de los impuestos que pagan los trabajadores, en donde ademas, las personas que cobran esos planes, eligen seguir votando a esos políticos que le dan plata sin hacer nada, y la clase que tiene que pagarlo es la clase trabajadora, la clase media, es una situacion muy injusta,desagradable, (a no ser que interpretemos que todo es por voluntad Divina y que cada uno recibe lo que siembra, de acuerdo a sus vidas pasadas ) esa es quizas la única explicación que hace parecer "justa" esta situacion

la política, la política de verdad sigue siendo una asignatura pendiente en la humanidad, si bien, existieron, existen grandes políticos de verdad, pienso que a mas de uno le da esa impresión, que los políticos, el sistema político tendria que mejorar, ser mas democrático, ganar sueldos acordes al esfuerzo que realizan

_________________
Todos los días se aprende algo nuevo, el tiempo nunca se pierde, siempre se gana experiencia


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 22 Mar 2017, 20:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Jul 2015, 03:24
Mensajes: 801
Spoiler: show
Aquí hay una dicotomía: o se permanece en la atracción sexual, o se asciende al Reino de Dios. No se puede ascender al Reino de Dios mientras se permanezca en la atracción sexual. Eso es una ley espiritual objetiva, conocida mucho antes que anteayer.
Mas la gente (la gente de los sudras, no los bramines) quiere prostitución y pornografía, como demuestra el millonario negocio en torno a estas cosas. ¡Así le va! ¡Por mi lado, no me dejaré cegar por el culto al sexo y al dinero! ¡Si lo hiciera, daría vueltas sin cesar en la Rueda de las Reencarnaciones, sin liberarme jamás!


con respecto a lo sexual y a la divinidad, pienso que es un tema complejo tambien, sin embargo mi punto de vista es que la sexualidad no es ni buena ni mala, todo depende del uso que se le da, si se le da un buen uso, es buena, si se le da un mal uso es mala, como la comida, la comida puede ser o muy buena o muy mala depende de cada persona y como se alimenta, el sexo forma parte del ser humano, es parte de uno de sus sistemas, el sistema reproductor, como lo es la comida, parte del sistema digestivo, condenar al sexo porque algunos hagan mal uso del mismo, es como condenar la comida por la misma causa, si bien existe mucha propaganda hacia la comida chatarra o hacia una sexualidad superficial, eso no significa que la comida sea mala o que el sexo sea malo como tal

pienso que es responsabilidad de cada persona, mejorar su alimentacion y mejorar su sexualidad, humanizarla cada vez mas, y pienso tambien que el desarrollo sexual tiene que ir emparejado con el desarrollo emocional, mental y espiritual, todos los aspectos de la vida humana son importantes, es mi punto de vista. ya se sabe que la represion no es el camino porque muchas curas trataron ese camino y lamentablemente despues la sexualidad se desencadeno en forma de abusos o violaciones

una opción mas aceptable es la sublimación, hacia alguna actividad, como el deporte, el pensamiento, la lectura, la escritura, el servicio o lo que sea, pero bueno no se, me parece difícil que una persona logre ser 100% racional, o 100%emocional, en algun momento lo sexual aparece y se manifiesta

es difícil, es incomodo hablar de sexualidad tambien, porque no es fácil a veces conseguir una pareja estable, no es fácil intentar crecer en pareja, y resolver todos los conflictos que se afrontan en pareja, porque en una pareja no solo existe atraccion sexual sino necesariamente, una contención emocional, y tambien proyectos en común, y es difícil realmente, desarrollarse tanto en lo sexual, en lo emocional como en lo económico o mental, todo cuesta, nada es fácil, todo requiere esfuerzo y dedicacion

es una dicotomia pensar "o el sexo o la divinidad" el buda, o parte del budismo enseñaba el tantra, una disciplina que busca erradicar la idea del sexo como algo sucio o pecaminoso y darle un caracter sagrado, un espacio en donde dos seres pueden intercambiar energías sutiles por medio de sus chackas y crecer juntos espiritual, emocional y mentalmente


a veces en un intento de querer ser superiores pensamos que nos podemos liberar de los impulsos o de los procesos fisiológicos naturales, cuando es algo que sucede naturalmente a la edad mas adulta, la andropausia en el hombre, o la menopausia en la mujer, llega a una determinada edad, y por lo general no se lo considera un logro espiritual, pero si puede ser la puerta, para que un hombre o una mujer, se empiece a interesar verdaderamente en el mundo espiritual, aunque por supuesto, que antes de llegar a esa etapa es importante que tanto el hombre como la mujer, estén vinculados a lo espiritual

_________________
Todos los días se aprende algo nuevo, el tiempo nunca se pierde, siempre se gana experiencia


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 23 Mar 2017, 03:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 26 May 2012, 17:00
Mensajes: 1231
Al final te voy a contestar porque te lo mereces. Es un placer leerte y después del mensaje que te has currado…
Lo que no estoy seguro es de leer tu libro. Intentaré intentarlo más adelante, pero te digo ya que si va de filosofía oriental… Es que a mi eso de los chacras...

Citar:
Como ves, al final también afloran las diferencias. A diferencia de tu confesada participación voluntaria en las chorradas de este foro, no he metido (voluntaria y conscientemente) ni una sola chorrada más en el propio foro. Siempre he procurado intervenir inteligentemente. Sin excepciones.

No he dicho que mis chorradas sean voluntarias. Es algo que, de vez en cuando, no puedo evitar. Además me parece positivo. Hay que ser serio cuando hay que serlo y, ahí es donde creo que te pierdes un poco. Sí, estimado Alexandre: yo, que soy un marciano, te aseguro que tú, a veces no me pareces de esta galaxia.

Cada cosa en su momento y en su lugar, y no creo que sean esto los tiempos ni mucho menos este el sitio para enorgullecerse uno de dar su nombre y apellidos.

Y me pasa lo mismo con las izquierdas y las derechas -si me permites un relativo offtopic (perdón por el anglicismo)- que tampoco me parece una mejor que la otra, si no es teniendo en cuenta el lugar y el momento. A mí, que siempre soy más curioso intentando reconocer patrones generales que entender los detalles, no me preguntes por Pablo iglesias, por Alfonso Guerra o por Adolfo Suárez. Me parce que una sociedad evoluciona, y que en las sociedades más “primitivas”, una dictadura es lo que funciona. Y a medida que esa sociedad está más desarrollada, empiezan ese tipo de sistemas a ser un problema, y pasan a ser más adecuados sistemas más democráticos. Y probablemente una sociedad muy desarrollada, a todos los niveles, podría llegar a permitirse una cierta anarquía.
Pero como digo, ese es otro tema, y como dije, no tengo ahora mucho tiempo. Quizá algún día abra un hilo sobre el asunto.
Respecto a lo de la reducción de la población viene a ser más o menos lo mismo: Estoy de acuerdo, pero ¿cómo lo hacemos?
¿Seguimos difundiendo el mensaje en este foro, a ver si la gente se va concienciando y tira más de condón? ¿Cogemos la navaja de capar y nos liamos a cortar? ¿Estamos en el momento adecuado para esperar que esa decisión surja del pueblo por voluntad propia, o no hay tiempo de esperar a que la gente lo entienda? ¿Estamos en el lugar adecuado para difundir el mensaje, o estamos haciendo el chorra? Voluntaria, o involuntariamente...


Saludos cordiales, TEG

_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: En tu propio nombre.
NotaPublicado: 25 Mar 2017, 21:15 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1200
Saludos de nuevo, Adolfo Recober Montilla.
Dices lo siguiente.

" Al final te voy a contestar porque te lo mereces. Es un placer leerte y después del mensaje que te has currado…
Lo que no estoy seguro es de leer tu libro. Intentaré intentarlo más adelante, pero te digo ya que si va de filosofía oriental… Es que a mi eso de los chacras...

Citar:
Como ves, al final también afloran las diferencias. A diferencia de tu confesada participación voluntaria en las chorradas de este foro, no he metido (voluntaria y conscientemente) ni una sola chorrada más en el propio foro. Siempre he procurado intervenir inteligentemente. Sin excepciones.

No he dicho que mis chorradas sean voluntarias. Es algo que, de vez en cuando, no puedo evitar. Además me parece positivo. Hay que ser serio cuando hay que serlo y, ahí es donde creo que te pierdes un poco. Sí, estimado Alexandre: yo, que soy un marciano, te aseguro que tú, a veces no me pareces de esta galaxia.
Cada cosa en su momento y en su lugar, y no creo que sean esto los tiempos ni mucho menos este el sitio para enorgullecerse uno de dar su nombre y apellidos.
Y me pasa lo mismo con las izquierdas y las derechas -si me permites un relativo offtopic (perdón por el anglicismo)- que tampoco me parece una mejor que la otra, si no es teniendo en cuenta el lugar y el momento. A mí, que siempre soy más curioso intentando reconocer patrones generales que entender los detalles, no me preguntes por Pablo iglesias, por Alfonso Guerra o por Adolfo Suárez. Me parce que una sociedad evoluciona, y que en las sociedades más “primitivas”, una dictadura es lo que funciona. Y a medida que esa sociedad está más desarrollada, empiezan ese tipo de sistemas a ser un problema, y pasan a ser más adecuados sistemas más democráticos. Y probablemente una sociedad muy desarrollada, a todos los niveles, podría llegar a permitirse una cierta anarquía.
Pero como digo, ese es otro tema, y como dije, no tengo ahora mucho tiempo. Quizá algún día abra un hilo sobre el asunto.
Respecto a lo de la reducción de la población viene a ser más o menos lo mismo: Estoy de acuerdo, pero ¿cómo lo hacemos?
¿Seguimos difundiendo el mensaje en este foro, a ver si la gente se va concienciando y tira más de condón? ¿Cogemos la navaja de capar y nos liamos a cortar? ¿Estamos en el momento adecuado para esperar que esa decisión surja del pueblo por voluntad propia, o no hay tiempo de esperar a que la gente lo entienda? ¿Estamos en el lugar adecuado para difundir el mensaje, o estamos haciendo el chorra? Voluntaria, o involuntariamente...


Saludos cordiales, TEG


_________________
Aquí tienes la última edición de la T.E.G.".

Enlace internético:
https://www.dropbox.com/s/qm6vlikoa9pj4 ... ..pdf?dl=0.

La respuesta a esto que dices me parece relativamente sencilla. Empiezo.
Para empezar, voy a leer tu libro, Teoría de la Evolución General. También te recomiendo de nuevo que leas el mío, El mundo de Supreniranto. En cuanto lo ojees, te darás cuenta de que no es ningún sermón de filosofía oriental... y de que su autor, un especialista en filosofía oriental, es crítico de la filosofía oriental en aspectos radicales, especialmente al reivindicar la gloria del yo individual, en choque con el grueso de la tradición filosófica oriental más famosa, y en particular en choque frontal con el budismo.
Me parece muy bien que tus chorradas no sean voluntarias, aunque la redacción inicial de tu mensaje anterior parecía indicar lo contrario. Muy bien: no son voluntarias, y prefiero equivocarme en este punto, por supuesto. Ahora bien, no basta con no meter chorradas adrede. Porque, además, las chorradas involuntarias que uno meta, hay que rectificarlas tan pronto como se pueda. Y hay que abstenerse radicalmente de tomar parte en aquello reconocido como chorrada. Un ejemplo histórico de chorrada es la discusión bizantina de si los ángeles tienen o tienen sexo. Eso no es filosofía de verdad.
En filosofía las chorradas nunca son positivas. En filosofía hay que ser serio siempre.
Por eso son estos los tiempos y el sitio para dar uno su nombre y apellidos, sin enorgullecerse de ello, como un deber ético elemental. ¿Y por qué esta exigencia? Porque estamos en la filosofía, que, por serlo, por ser filosofía, rechaza siempre y sin medias tintas toda actitud de disimulo y ocultación.
La exigencia de dar la cara en filosofía es supracircunstancial; nació con la filosofía misma, no hay situación filosófica posible en la que el filósofo esté exento de dar la cara y, mientras exista la filosofía, el filósofo no podrá ir de incógnito, tendrá que dar la cara y su verdadero nombre, contando con los inevitables inconvenientes que por ello surgirán.
Porque si no... ¿qué? ¿Sugieres, oh dilecto Adolfo Recober Montilla, que a partir de ahora empiece a usar seudónimo, foto falsa en el avatar gráfico, distorsionador de voz y máscara en los debates con presencia física, etcétera? Por muy borracho que estés, nunca me propondrás eso.
Tu extratema (sin anglicismos inútiles) sobre la política es muy interesante, y responde a las tres etapas de la vida espiritual en general.
Para los sudras embrutecidos: dictadura que frene, en lo posible, su ceguera tumultuosa, su codicia y su violencia. No suelen entender un lenguaje más sutil.
Para los medianamente avanzados, la brutalidad civilizada, valga la contradicción, que es la democracia; discusión libre, pero al final decisión por el torpe y bastante mafioso procedimiento de sometimiento, por votación, de la minoría a los deseos y caprichos de la minoría. Es un gran avance respecto a la dictadura... y una porquería, objetivamente hablando.
Para los bramines avanzados: anarquía santa en el buen sentido; comunismo libertario. Aplicación de la máxima individualista radical de Ayn Rand: liberad al hombre de los hombres. En este estadio a ningún hombre se le ocurre hacer daño a otro hombre, ni a sí mismo, de modo que sobran los gobiernos como predice Jorge Luis Borges para esta fase superior, y los apedreados jueces y recaudadores de impuestos ya nunca volverán a incordiar. Los hombres rigen, ahora, por pactos voluntarios todas sus conductas.
Entro ahora en el fondo: cómo incitar a reducir la natalidad y la población.
Estamos en el foro adecuado para ello, sí.
No te dejes engañar por las apariencias en este punto, tenaz Adolfo Recober Montilla. Es cierto que del miserable intercambio de insultos entre el energúmeno capitalista y el energúmeno comunista en un hilo de política, o entre el energúmeno ateo y el energúmeno cristiano en un hilo de teología (o de metafísica) se saca evidentemente que estos infumables miserables tapados con seudónimo no son verdaderos filósofos.
¡Y no lo son, claro! ¡Si fueran filósofos, para empezar procurarían a fondo entender las razones del otro, nunca se insultarían mutuamente y todos ellos firmarían con sus nombres verdaderos!
Ahora bien: algo tan prometedor, importante y valioso como ha sido y está siendo el foro internético de filosofía Sofos Ágora no se para aquí; va mucho más allá. El foro Sofos Ágora deja que pululen los incompetentes y los mediocres... al mismo tiempo que permite florecer a los grandes filósofos, a los sabios que descubren la verdad y, así, solucionan los problemas; especialmente cómo ser feliz del todo.
Por eso tenemos ya este hilo de discusión, En tu propio nombre., para gente que da su verdadero nombre, y podemos abrir más hilos así. Esto avanza.
Entonces, ha llegado el momento, entre verdaderos filósofos, de hablar de este grave problema, la superpoblación; y de darle una razonable solución.
Lo primero, claro, es estimar las vías inmediatas más eficaces de actuación, siempre que no perjudiquen la actuación profunda a medio y largo plazo.
Y entonces está claro por dónde empezar: la economía cotidiana.
La superpoblación produce pobreza para la gran mayoría como efecto inevitable. Es pobreza tendrá diferentes grados y matices según la situación física, histórica, política, cultural, etcétera, pero nunca deja de haberla cuando hay superpoblación, y nunca dejan los pobres de ser la gran mayoría, cuando hay superpoblación.
Hubo una excepción aparente en el período de los llamados treinta años gloriosos, de 1945 a 1975, aproximadamente entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y los plenos efectos de la Crisis Árabe del Petróleo, una combinación de embargo de petróleo y alza de precios por razones de encarecimiento objetivo del producto, maniobra monopolística de los grandes productores (árabes casi todos, en la época) y arma de guerra contra el gran enemigo árabe del momento, Israel, y contra sus aliados (los países europeos occidentales y los Estados Unidos, principalmente).
Durante estos treinta años, ciertos países como Francia, Alemania, Escandinavia, el Japón y otros en menor medida, tuvieron un impresionante crecimiento económico aparentemente indefinido y permanente, que dio pie a los mitos del Estado del Bienestar, el desarrollo económico y demográfico cada vez mayor, el pleno empleo bien remunerado, etcétera.
Naturalmente, todo eso dependía de ciertos factores reales irrepetibles, como la ausencia de competidores asiáticos industriales para el Japón, una densidad demográfica muy baja en Escandinavia que permitía una alta natalidad con ampliación consiguiente del mercado (sin daños ecológicos aparentes por el momento) año tras año y unos precios muy bajos de la energía, que en aquella época quería decir, sobre todo, del petróleo, el gas natural y demás hidrocarburos localizados en unas pocas zonas del Tercer Mundo.
A partir de 1975 todo eso cambió, y en realidad los efectos pasajeros del embargo petrolífero y del alza de precios fueron metabolizados por los países industrializados atacados, que a medio y largo plazo podían causar mucho más daño a los países árabes productores de petróleo que a la inversa. De hecho, la permanente presencia militar anglofrancoestadounidense en el Oriente Medio petrolífero a partir del decenio de 1981 fue, esperablemente, una consecuencia duradera de aquella agresión económica árabe. Ahora bien, forzar el acceso militar y político a los pozos de petróleo árabe no solucionaba la creciente carestía del hidrocarburo. Por razones simplemente físicas, el pico del petróleo barato se alcanzó a finales del siglo XX. No se va a acabar el petróleo, claro, pero va a ser un petróleo siempre más caro que antes del pico, un petróleo inquietantemente cerca del equilibrio energético (o sea: que cueste tanta energía sacar un barril de petróleo, cerca de 160 litros, como la energía que proporciona ese barril) y por tanto carente ya de interés económico. Seguirá siendo interesante obtener hidrocarburos para producir plásticos y otros materiales, pero ya no es posible obtener un creciente suministro de energía industrial con el petróleo. Hay poco petróleo, y es demasiado caro.
Por otro lado, en los países escandinavos se alcanzó una saturación demográfica dentro de sus pocas zonas habitables. Claro que seguía habiendo mucho espacio vacío, por ejemplo en Groenlandia (perteneciente a Dinamarca) pero la gente huía y sigue huyendo de vivir en zonas tan frías, a pesar de los incentivos gubernamentales y empresariales para hacerlo; el mercado de consumidores ya no se podía ampliar mediante el crecimiento demográfico interno. Y todas estas zonas, en sucesivas oleadas desde el año 1981, se enfrentaron a la nueva competencia, cada vez mejor preparada, del Sudeste Asiático, Iberoamérica, Europa Oriental, Oriente Medio y, por último, algunos países de África.
El mito del pleno empleo fijo (incluso aunque no estuviera bien pagado) se derrumbó en Alemania y en el Japón; en los Estados Unidos nunca había existido. A finales del siglo XX se produjo la reaparición de bolsas permanentes de pobreza nativa (de ciudadanos nacidos en el país, no de inmigrantes pobres que siempre hubo) en Francia, Alemania, el Japón, Escandinavia y otros países del famoso milagro económico entre 1945 y 1975.
Esta situación no va a cambiar gobierne quien gobierne en estos decaídos países antes tan alabados económicamente, porque, como hemos visto, las causas son estructurales y globales, fuera del alcance de los poderes locales. Incluso el país más poderoso entre estos países perjudicados, o sea los Estados Unidos, ha sido incapaz, con todo su poderío militar, económico, político y cultural, de evitar la pauperización inexorable de su clase media tras el fin de la Guerra del Vietnam, aproximadamente al terminar los treinta años gloriosos de la posguerra mundial.
Lo que estoy diciendo no me lo he sacado de la manga, Adolfo Recober Montilla.
Lo encontrarás, formulado de una u otra manera, en todos los análisis económicos que no oculten los datos pertinentes, sean esos análisis de una cuerda ideológica o de otra (pongamos que de una cuerda ideológica marxista o, al revés, ultracapitalista) e incluso en los análisis patrocinados por grandes multinacionales que, implícitamente, basan su actuación en el mito del crecimiento demográfico y económico indefinido. Todas esas facultades o escuelas de economía, sean públicas o privadas, van a reconocer, por ejemplo, que no es posible pescar más; que ese límite ecológico es totalmente insuperable en el mar.
Lo que podrán hacer y hacen los políticos, grandes intelectuales del régimen, empresarios multinacionales, sindicatos y partidos de izquierda es minimizar estos espinosos hallazgos económicos y, sobre todo, no mencionarlos.
Ahora bien: cógeme por el cuello a un típico sindicalista o líder de un partido político izquierdista y pregúntale sencillamente cómo va a compatibilizar su programa de pleno empleo estable y bien pagado para todos, con los límites ecológicos del planeta, y con la automatización y la robotización de la producción.
No te va a responder nada concreto, por supuesto. Como mucho, hará vagas alusiones a los nuevos yacimientos de empleo, como si todos o casi todos pudieran ser cuidadores de viejos en asilos, cuidadores de niños en guarderías, paseadores de perros, peluqueros de gatos o plañideros. Sí: la vieja profesión de la plañidera, de la llorona pagada en los entierros, ha reaparecido, ahora también para hombres, y con aditamentos como conciertos fúnebres o sicólogos para afrontar el duelo por la muerte de un ser querido. Del mismo modo, la tan despreciada profesión de limpiabotas, tan despreciada que se prohibió públicamente en algunos lugares, ha reaparecido, y no por ello es más apreciada ni se paga bien.
La propuesta poblacionista, industrialista y laborista de los sindicatos y la gente de izquierdas es la miseria permanente para la gran mayoría. Son hechos probados.
Y ahí entramos nosotros, los filósofos. Como no estamos presionados por el salario que dejemos de percibir al decir la verdad (ojo: no he dicho severos profesores de filosofía, sino filósofos, cosa bien diferente) ni por perder votos, ni por perder clientes, ni por perder creyentes, podemos decir la verdad a corto, medio y largo plazo.
Entonces la interesada sordera voluntaria selectiva del sudra medio, que no escucha lo que no quiere oír, se va a ver compensada, neutralizada, superada, por nuestra insistencia.
Al final, lo cierto es que si queremos vivir todos en la abundancia, el camino objetivo es reducir la población a unos pocos millones de habitantes, produciendo bienes y servicios no sometidos a la hoy implacable obsolescencia planificada sino, por el contrario, de alta calidad y gran duración, respetuosos ecológicamente, y con el principio del barbecho, añeja palabra agrícola que se refiere a tener extensas tierras en reserva y en descanso de producción, incluyendo reservas de minerales y de vida salvaje no urbanizada.
Con una población así de escasa, estabilizada, ecológicamente respetuosa y que, claro, haya corrido a pedradas a los jueces, políticos, banqueros, recaudadores de impuestos y militares, todos podemos ser millonarios y vivir muy bien en este planeta. Es un sueño hedonista realizable.
La gente lo entiende (otra cosa es que le resulte desagradable oír esto que entiende muy bien) y, además, comprueba cada vez más que las mentiras agradables no funcionan. Porque esos políticos de derechas o de izquierdas que prometen pleno empleo... no lo dan. Se suceden las elecciones, y se ve que no es un problema de un buen partido político frente a otro malo, sino de automatización y robotización de la producción, un hecho tan refractario a la ideología como que los plátanos y los dátiles son dulces.
Ése es nuestro momento.
Alegaremos ante la gente que no intentamos caer bien, y sabemos que decimos cosas desagradables, pero las decimos... porque son verdad.
A fin de cuentas, el hecho es que, incluso en países sociológicamente católicos desde hace siglos, la píldora anticonceptiva, el preservativo y otros procedimientos antinatalistas se han difundido masivamente, no sólo en contra de los sacerdotes, sino también en contra de los gobernantes. En la laica (pero, al mismo tiempo, católica) Francia, las campañas católicas a favor de la natalidad, desde el siglo XIX, han ido de la mano con las medidas a favor de las familias numerosas por parte de políticos ateos, anticlericales, laicos, protestantes, judíos o musulmanes. Incluso, pues, con todas estas barreras en contra (que llegaban a encarcelar o exiliar a los propagandistas del control de natalidad en Francia) las parejas francesas siguieron usando anticonceptivos, y cuanto más alta era la tasa de educación de las mujeres en un grupo social, más caía y sigue cayendo la tasa de fecundidad de esas mujeres. Las ayudas económicas a la natalidad en Francia (o en Suecia) eran y son en general una birria, claro está, por lo cual la gente se está hartando de ejercer como formadora gratuita de mano de obra que, tras la adolescencia, se convertirá, a su vez, en gratuita o casi gratuita mano de obra.
Los únicos que ganan con altas densidades de población son los sacerdotes, los comerciantes, los banqueros, los abogados, los políticos, los sindicalistas profesionales, los recaudadores de impuestos, los militares, los monopolistas y los intelectuales del régimen. Dicho en otras palabras y en general: los parásitos. El resto de la gente, la inmensa mayoría, pierde mucho con la superpoblación; vive mucho peor por culpa de la superpoblación.
En resumen: la superpoblación es una eficacísima máquina de hacer pobres. Y la despoblación controlada es la manera efectiva de que el hombre medio recupere el control sobre su propia vida y se haga rico.
Nuestro mensaje, oh atento Adolfo Recober Montilla, comienza pues por ahí. A corto, medio y largo plazo, seremos escuchados. Damos con los sudras, que, lo admito, son muy duros de oído. Pero no son sordos.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 25 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO