Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 16 Jul 2018, 08:47

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 74 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 09 Jul 2018, 03:22 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10430
Rango personalizado: Usuario y moderador.
FelinoVeloz escribió:
Dios creó seres libres. Y por la libertad cada uno elige si quiere ser santo o pecador.


Pero existe previamente la posibilidad de pecar.

Dios creó en el hombre la posibilidad de pecar. ¿Por qué?

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 09 Jul 2018, 03:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10430
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Mara escribió:
Creo que estas respondiendo como si tu no tuvieras sentimientos, expectativas, intenciones, deseos. socrates por favor no te aisles afectivamente al momento de filosofar, como si la razón fuera tratar de responder lo mas templado posible.

Las dos preguntas que te he dicho tratan sobre ti, sobre que piensas, deseas, esperas, desde tu lado, como humano. No es filosofia sino es pedirte abrirte a responder sobre que sensaciones e intenciones te genera esto del sentido de la vida.
Gracias por abrirte a la sinceridad de tus sentimientos.

Uno de los aspectos importantes es conocerte a ti mismo, como decian los griegos, pero eso no solo eran conocer los pensamientos, sino tambien el alma.

Otra vez:
¿Para qué tu le buscas el sentido a la vida?
¿Qué quieres tu obtener déspues de saber el sentido de la vida?

gracias socrates


jaja. Yo trato de filosofar y tú tratas de psicoanalizarme. :D

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 09 Jul 2018, 03:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Jun 2015, 18:02
Mensajes: 2558
socrates escribió:

jaja. Yo trato de filosofar y tú tratas de psicoanalizarme. :D

Dejate psicoanalizar :geek: :geek:

_________________
Sors de l'enfance, ami, réveille-toi!
Jean Jacques Rousseau


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 09 Jul 2018, 03:47 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10430
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Mara escribió:
Dejate psicoanalizar :geek: :geek:


Dejate filosofar. :D

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 09 Jul 2018, 04:03 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 20 Jun 2015, 18:02
Mensajes: 2558
el socrates real se hubiera dejado :( :(
(no se ni que rayos digo :lol:, ni Alcibíades pudo sacarle a socrates lo sentimental)

_________________
Sors de l'enfance, ami, réveille-toi!
Jean Jacques Rousseau


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 16 Jul 2018, 00:07 
Desconectado

Registrado: 10 Ago 2012, 15:53
Mensajes: 243
Amigos, nuestra búsqueda misma de una comprensión de la vida, de su significado, nuestra lucha por abarcar toda la esencia de la vida o de descubrir la verdad, destruye nuestra comprensión. En esta plática voy a tratar de explicar que donde existe una búsqueda con el fin de comprender la vida, de descubrir su significado, esa búsqueda misma pervierte nuestro juicio.
http://jiddu-krishnamurti.net/es/obras- ... scuchar-21


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 16 Jul 2018, 00:09 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10430
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Un texto sobre el sentido de la vida:

Spoiler: show
El sentido de la vida

Introducción.

La vida es algo que ocurre, que nos ocurre. Incluso antes de pensar en ello ya estamos viviendo. Se podría decir que hemos sido arrojados a la existencia fenoménica. Le demos o no un sentido, el hecho es que aquí estamos. Y estamos vivos en este planeta, junto a una cantidad de personas y otros seres vivos, conformando sistemas.

Y nos preguntamos ¿qué sentido tiene la vida? O bien ¿qué sentido tiene mí vida? ¿Tiene un sentido la vida?

No creemos que podamos arribar a un sentido universal y objetivo, válido para todos. Cada uno le da a su la vida un sentido, de acuerdo a sus propios criterios, valores, intereses, creencias, aptitudes y tendencias personales. Estos valores pueden haber sido heredados de la cultura, la familia y el entorno, o bien surgido de tendencias individuales o del producto de un proceso de reflexión y desarrollo personal.

Describiremos ahora una enumeración de 5 sentidos de vida generales que observamos que tienen las personas. Los llamaremos de la siguiente manera:

1- Placeres básicos
2- Éxito personal
3- Sentido Transpersonal
4- Nihilismo (sin sentido)
5- Sentido Trascendente

Antes de comenzar a describir cada uno de ellos diremos que se trata de una clasificación teórica. En la realidad no hay una división tan definida. Por otro lado es posible que vayan varios de ellos combinados. Esto implica que una persona pueda tener varios de estos sentidos mixturados, quizás en diferente proporción. Lo interesante será poder hacer explícitos estos sentidos de vida. Poder observarlos, tanto en uno mismo como en otros.

Desarrollo.

1- Placeres básicos

En esta primera categoría incluimos a todos ellos que quizás ni se preguntan por el sentido de la vida, solamente viven. No lo decimos peyorativamente, simplemente realizamos una descripción. Tiene que ver con una vida “que se va viviendo”. No hay planteos existenciales, ni grandes ambiciones.

Este individuo se levanta a la mañana para ir a trabajar. Vuelve y procura algunos placeres sencillos como la comida, la bebida y el sexo. También la conversación con amigos y la familia, algún entretenimiento (ejemplo hacer un deporte o manualidad), o ver la TV. Luego dormir y otra vez lo mismo.

Estos ciclos pequeños dentro del ciclo de vida más grande de divertirse en la niñez y juventud, adentrarse en el mundo laboral en la adultez, tener hijos, envejecer y morir.

En este plano se “va viviendo” más o menos conforme al entorno, a la época, a las tendencias naturales y de acuerdo a las posibilidades inmediatas. No hay grandes metas ni expectativas. Los deseos son bastante simples. Por lo que muchas veces las satisfacciones son más directas, aunque más limitadas también.

Por ejemplo, si el deseo es volver a la casa para ver la TV y tomar una bebida, es algo relativamente fácil de realizar. Viajar por el mundo es más difícil, requiere más pasos intermedios. El problema con los deseos más complejos, a diferencia de los deseos simples, es que, al haber una trayectoria mayor para concretarlos, pueden conducir a la frustración en caso de no poderse realizar. Sin embargo, una vez alcanzados, el nivel de satisfacción, enriquecimiento y expansión personal es mayor. Además, a fin de poder alcanzar tales metas, se requiere el despliegue de una cantidad de acciones y habilidades personales, las que ya implican un desarrollo (satisfactorio).

No decimos por esto que una cosa sea superior a otra. Los deseos simples tienen la ventaja de poder realizarse más fácil. Lo que produce satisfacción inmediata. Los deseos más complejos, son más difíciles de realizar, por lo que pueden generar frustración, como también pueden producir mayores niveles de satisfacción y crecimiento personal.

Finalmente unos y otros no son excluyentes.

2- Éxito personal

Dentro de esta categoría incluimos los deseos más complejos recién mencionados, el éxito personal, el poder, el dinero y la fama.

El sentido de vida de muchas personas es alcanzar una de las metas recién mencionadas, vinculadas con el éxito. Hay personas que tienen deseo de poder, de alcanzar un cargo jerárquico. Esto les da satisfacción, o al menos tiene tal ambición. En general este deseo está vinculado al deseo de reputación.

El deseo de dinero es muy común, ya que el dinero es un medio que permite alcanzar otros elementos: una buena casa, un buen auto, la posibilidad de tener más cosas, viajar, y hasta tener mayor reputación.

La fama es directamente un deseo de reconocimiento. Un hombre de negocios quizás desea por sobre todo dinero. Un artista probablemente desee dinero, pero quizás desee por sobre todo fama, reconocimiento. Ser considerado un gran artista.

Otro también puede desear ser reconocido en su profesión: deporte, música, medicina, ciencia, arte o cualquier otra profesión. Ser reconocido por lo que hace. Este nivel tiene que ver, como se ve, y en sus diferentes modalidades, con la idea de éxito personal. El sentido de vida estaría en alcanzar el mayor nivel de éxito personal posible.


Algunos planteos se le podrían hacer a este nivel. Primero que el tipo de satisfacción de esta categoría es individual, no compartido, se circunscribe al ego.

En el nivel anterior la satisfacción se limitaba al cuerpo, y quizás un poco más. No se requieren grandes esfuerzos para alcanzar los placeres instintivos y sensoriales. En este nivel se requiere más esfuerzo y la satisfacción es más amplia que la de los meros placeres sensoriales (comer, beber, etc.). Sin embargo la satisfacción adquirida en este nivel tiene también un límite, el límite del propio ego.

Otro planteo que se le podría hacer es el balance del “costo y el beneficio”. Muchas veces los costos son muy elevados y las satisfacciones menores a los costos invertidos. Por ejemplo, hay personas que invierten toda una vida, y hasta otros valores, a fin de acumular dinero. Luego las satisfacciones vividas, en algunos casos, no son comparables a los sacrificios realizados. En algunos casos, sin embargo, un buen pasar material resulta satisfactorio para quien trabajó duramente para ello. No pretendemos establecer criterios rígidos ni cánones morales de lo que está bien o mal, sino estamos procurando analizar y desglosar estas diferentes metas de vida, viendo sus pros y contras.

Finalmente podríamos decir que la satisfacción de estas metas en algunos casos resulta transitoria. Por ejemplo, una persona logra ser famosa. Puede que esta fama perdure de por vida, o también que caiga en el olvido, o peor, que caiga en la difamación. Lo mismo con el poder. Generalmente el poder en un cargo es transitorio, luego habrá que dejar que otro ocupe tal lugar.

3- transpersonal

En el primer nivel el sentido de vida quedaba circunscripto a los placeres del cuerpo y un poco más. En el segundo al éxito personal, al ego. En el tercer nivel el sentido de vida es más expansivo, pues se extiende más allá de la propia persona, por eso decimos transpersonal.

Aquellas personas que deciden formar una familia, que deciden ser parte del algo más, que quieren aportar algo a otros (en este caso cónyuge e hijos) se expanden en ello. Dejan algo de sí por algo mayor (a ellos mismos). Hay un dar, un darse. El sentido de vida no se limita entonces a “yo estar bien y ser feliz”, sino en que todo el grupo familiar esté bien y sea feliz.

Por supuesto, hay personas del nivel 1 y 2 que forman una familia. Pero en el primer caso más instintiva e inconscientemente. En el segundo, el tener una familia, no implica que le dediquen adecuada atención, tiempo y cuidados.

Acá hablamos del darse a la familia en tanto vocación. Se trata únicamente de diferencias cualitativas quizás no tan claras de diferenciar en la práctica. Y habrá matices desde actitudes más negligentes e indiferentes o egoístas (por ejemplo posesivas y demandantes) a actitudes más comprometidas y generosas.

A su vez en este nivel se incluye a aquellos que realizan una amplia labor social, pueden ser personas consagradas a una religión o bien dedicadas a un trabajo social en pro del bienestar de otros. También se podría incluir a aquellas personas comprometidas con una buena causa, por ejemplo un ambientalista. Viven, en parte, para servir a una causa que los trasciende, a algo mayor que ellos. Su sentido de vida es más amplio que la propia personalidad.

A su vez se incluyen aquí a quienes brindan un aporte a la humanidad, sea mediante descubrimientos científicos, inventos, desarrollo de nuevos conocimientos en algún campo del saber o quienes realizan aporte artístico.

Aquellos que han creado una hermosa obra de arte han dejado algo a la humanidad. Han dado algo de su riqueza. Constituye un acto de generosidad. Lo mismo que quienes han hecho avanzar el conocimiento en algún área o realizado algún invento útil a la sociedad.

Como dice una frase “hemos de ser más contribuyentes que consumidores”. Erich Fromm en “El arte de amar” dice que el amor es una cualidad “productiva”, en tanto dadora. Tiene que ver con dar (más que con tomar).

Hay casos en que el nivel 2 (éxito personal) y el 3 (transpersonal) podrían estar mezclados. Ejemplo, una persona se vuelve famosa a través de su arte. Distingamos más finamente estos niveles en un caso así.

Supongamos que una persona desea a priori ser famosa. Luego se pone a “trepar” para llegar al poder y a la fama. Entonces, por su intencionalidad, da prioridad y sentido a la fama. Estaría en el nivel 2. Si por el contrario una persona tiene el don de crear, independiente de la fama que pueda tener o no, y aunque ocurra no le da tanta trascendencia, entonces estamos hablando del nivel 3. Porque la persona prioriza y valora más el acto de crear que la fama que se erige sobre su persona. Tiene amor al arte, y no tanto un “enamoramiento de sí” (narcisismo).

Diremos algo más sobre este nivel. Muchas personas que han sentido un vacío existencial (falta de propósito o sentido para sus vidas) han encontrado en el hecho de ser útiles a otros, un sentido que les resultó vital, motivador, estimulante y atractivo. Pudieron pasar de la sensación de “sin sentido” a sentir que su vida tenía un valor, una razón de ser, esto es ser útil a otros, servir para algo más grande que el propio ego.

4- Nihilismo

El nihilista llega a la conclusión de que “la vida no tiene sentido”. Al menos no tiene un sentido en términos absolutos. El nihilista dirá que cada cual se inventa un sentido subjetivo pero que en el fondo no lo hay. Y que esos sentidos inventados carecen a su vez de valor (en sí).

Por ejemplo, alguien puede encontrar valor en formar una familia. ¿Y cuál es el valor de ello? Preguntará el nihilista. Y así seguirá indagado hasta que el interlocutor entrará en un círculo sin un punto de apoyo. Pensemos en un ambientalista, quien defiende la vida, al ecosistema, al planeta. ¿Cuál es el valor de la vida? Indagará nuestro pesado personaje. ¿Qué importa si el mismo planeta dejara de existir? De hecho en su momento, unos miles de millones de años, dejará de existir. Quizás la vida desaparezca antes. ¿Qué le importa al universo este pequeño planeta?

Ha habido pesimistas entre los grandes intelectuales. Albert Camus ha escrito sobre la absurdez (lo absurdo de la vida) en “El mito del Sísifo”. Arthur Schopenhauer ha realizado escritos pesimistas de enorme profundidad y coherencia racional. Su pesimismo es filosóficamente muy consistente. El mismo budismo afirma en su base que la vida implica sufrimiento (en las 4 nobles verdades).

Respecto de la tradición filosófica por supuesto hay diversas posturas. Por poner sólo un ejemplo (diferente al mencionado): para Aristóteles la meta de la vida es la felicidad. Por supuesto hay que detenerse a ver a qué llama felicidad. Luego también ver cómo él propone que se llega a ella. Esto lo trata en un maravilloso libro titulado “Ética Nicomaquea”.

Sigamos con nihilismo. Habría que diferenciar aquí dos tipos de pesimistas. Uno emotivo y otro filosófico. El pesimista emotivo es quien ha tenido una existencia desgraciada, tiene emociones negativas (es depresivo, etc.) y carece de incentivos de vida.

El pesimista filosófico (que aquí se llama nihilista) puede ser una persona jovial, hasta alegre, bromista, muy activa y sin depresión alguna. Acepta el pesimismo como una postura racional, lo que no afecta necesariamente su estado de ánimo. Pues puede, asumiendo que la vida tiene mucho de absurdo (nihilismo) adoptar una actitud de vida que le permita al menos no sufrir por ello. Por ejemplo la ataraxia (ecuanimidad ante los pares de opuestos de la vida).

Schopenhauer, para decirlo muy sintético, dice que las penalidades de la vida son mayores que las alegrías. Pensemos en algunos casos de los primeros niveles. El individuo del nivel 1 trabaja todo el día para luego sentarse a ver tv y beber algo, y al día siguiente trabajar otra vez todo el día. Pasa más fatigas que placeres. El del nivel 2 quizás se ha esforzado y sacrificado toda la vida para apenas tener un momento fugaz de un éxito mediocre que no le brinda casi alegría sino desilusión. O bien es tan fugaz (su momento de éxito) que no alcanza para pagar todo el esfuerzo invertido de una vida. “Tanto esfuerzo para nada” dirá.

Por supuesto esto es una visión pesimista. Habrá casos más óptimos. Sin embargo si somos honestos y realistas, veremos que la mirada pesimista no deja de ser aguda y tener mucho de certero.

Creemos que las personas nihilistas, al menos algunos de ellos, son espíritus profundos que han “rascado” más allá de la superficie. No se habla aquí del fracasado que está negativo merced a su frustración personal, ni de aquél pesimista que no encuentra sentido a “su” vida porque es desgraciado. Sino de aquel espíritu profundo que logra ver que detrás de cada alegría hay una pena, detrás de cada éxito, un fracaso. Logra ver que todas las experiencias de la vida, por más deseables que parezcan, son transitorias. Aquellas metas tan anheladas pronto se vuelven polvo (aun habiéndose alcanzado, que no siempre se da el caso).

El cuerpo da placeres en la juventud y problemas en la vejez. El ego se siente orgulloso en la fama y humillado en la difamación o en el olvido. ¿Hay alguna meta digna de ser alcanzada? Se pregunta el nihilista.

La pregunta queda abierta. Todo es un absurdo (dirá el nihilista). “Dios nos creó con un plan” le contestará el religioso. Y el nihilista inquirirá: “¿Y para que Dios creó un plan?¿Con qué sentido lo hizo? Al final hay mucho sufrimiento”.

Racionalmente, el nihilismo parece imbatible.

Una aclaración. El nivel 4 (nihilismo) produce desde la razón un sentido de vacío existencial y absurdez. En el nivel 3 se alcanza una sensación de “propósito significativo de vida”, que no necesita de la aprobación racional. Hay un sentido intuitivo y empírico de que vivir por una causa mayor “da sentido” a la propia vida. Es al menos un sentido de vida relativo. Es suficiente para erradicar la sensación personal de vacío existencial.

Otra aclaración. Que el nihilismo esté expuesto en el nivel 4 no implica que se considere valorativamente superior al nivel 3 ni tampoco que haya algún tipo de relación temporal de evolución (de un nivel a otro). No. Son simplemente diferentes grupos en que se clasificó los sentidos de vida, con diferentes pros y contras que se han detallado en cada uno (de los grupos o niveles).

Se podrá preguntar ahora, hablando de los pros, ¿qué ventaja (si es que la hay) puede tener una filosofía tan negativa como el nihilismo?

Por raro que parezca responderemos que hay ventajas. Al menos una, no poco interesante. El nihilista, al ilusionarse menos con la vida (al no hacerse demasiadas expectativas) no se desilusiona. Al saber que el sufrimiento es inevitable, si bien sufre, se lo toma de otra manera. No se desmoronará, o al menos no se sorprenderá cuando llegue. Desarrollará quizás la ataraxia (una actitud equilibrada ante los opuestos de la vida: salud y enfermedad, juventud y vejez, éxito y fracaso, placer y dolor, etc.).

Pongamos un ejemplo. Una persona de nivel 2 (lleno de deseo y expectativa) y un nihilista (filosófico, no el pesimista emotivo ya descripto) van de viaje. Resulta que en parte del trayecto el tren se detiene. Pierden la combinación. Tienen que dormir en una posada mal oliente. Además perdieron el dinero de la reserva del otro hotel que habían reservado en la ciudad a la que se dirigían.

La persona del nivel dos seguramente se encontrará contrariada, malhumorada, frustrada y finalmente apenada, triste, quizás sintiéndose víctima de una injusticia de la vida.

El nihilista, al no tener tantas expectativas y saber que la vida le puede deparar este tipo de infortunios, podrá adaptarse sin mayores inconvenientes. Incluso, aunque suene paradójico, podrá estar más receptiva a algún encanto en este nuevo parador. A disfrutar de alguna pequeñez sencilla. Como una rica comida o una grata conversación. O disfrutar de ver la noche estrellada en una fría noche.

El nihilista que describo, no espera tanto, lo que no lo incapacita para disfrutar del devenir tal como ocurre. Al mismo tiempo tiene templanza y paciencia en el infortunio. Como vemos el nihilismo esconde una interesante sabiduría de vida.

Una comparación. El nihilista (o lo que aquí denominamos así) podrá parecerse al individuo del nivel 1, viviendo una vida sencilla. Un sencillo hombre de campo, disfrutando de “las pequeñas cosas de la vida” y el nihilista (tal como aquí se lo describe) desde un lugar filosófico y reflexivo, estarían al final bastante cercanos. Una diferencia tal vez podría estar en que el primero lleva esa vida desde una actitud natural, espontánea y por consecuencias del entorno. El segundo más bien por una elección consciente y finamente elaborada.

Un punto negativo que podríamos resaltar es la falta de entusiasmo para realizar proyectos a que el nihilismo puede llevar. En psicología se dice que el deseo es un motor esencial para la vida. Quien no tiene deseos “muere de falta de interés”. Se habla de tener una “zanahoria delante”. Una meta que nos motive para movernos y encaminarnos hacia ella. El nihilista dirá que ello puede constituir un “moverse en círculos sin sentido alguno”, pero una persona aventurera, apasionada y luchadora dirá: “el gusto está en el simple hecho de moverse, en sentir el viento en la cara, en experimentar, e incluso en levantarse luego de caer”.

Por otro lado, siguiendo un contrapunto, el budismo dirá que el deseo es la causa raíz del sufrimiento. Esto nos lleva al siguiente nivel o categoría.


5- Trascendente

En este nivel hablaremos de la espiritualidad. Digo espiritualidad y no religión para no limitar el término a cuestiones doctrinales de una institución humana. En cambio hablar en un sentido universalista.

Las distintas figuras religiosas o mejor espirituales (Jesucristo, Buda), desde el marco de un tiempo, lugar, cultura, costumbres y creencias, parecieron indicar a la humanidad que limitar la vida humana a los sentidos de vida 1 y 2 (vivir únicamente para las gratificaciones corporales o egóticas) era restrictivo, teniendo el individuo posibilidades de desarrollo transpersonal y trascendental.

Toda espiritualidad tiene dos grandes dimensiones, una horizontal y otra vertical. La horizontal tiene que ver con el nivel 3. El ser útiles a otros. Amar al prójimo, desarrollar el altruismo. La espiritualidad soluciona la vacuidad existencial de vivir “sólo para sí” (lo que el nihilista tuvo la agudeza de descubrir que es algo pobre) al dedicarse a una labor transpersonal.

Las experiencias de las personas que se han dedicado a causas humanitarias manifiestan en general que ello conduce a una expansión interior, a una experiencia satisfactoria y gratificante. Una satisfacción, no corporal o egótica, sino transpersonal. De una calidad y durabilidad superiores.

Luego hay otra vertiente que corresponde a lo que llamamos vertical o bien trascendente. Es la vertiente mística. En el cristianismo se habla de la comunión con Dios en éxtasis. Los monjes se apartan “del mundo” (de las ambiciones y metas mundanas) a fin de hallar la meta trascendente: Dios. Los budistas buscan la iluminación, el estado de Nirvana (o beatitud perfecta).

El asceta (místico) tiene una coincidencia con el nihilista. Pues dice: en el mundo no hay felicidad (perfecta) ni plenitud. No se ilusiona con obtener una felicidad duradera en “las cosas y experiencias del mundo”. Pero el místico sí tiene la esperanza de encontrar una felicidad perfecta. Para él esa felicidad está en algo trascendente: Dios (en el cristianismo) o el Nirvana (iluminación budista).

Hay personas que quizás no lleven una vida completamente consagrada a la unión divina (o iluminación), sin embargo pueden tener una cierta tendencia, o al menos creencia, en dicha meta trascendente. Eso ya les da un horizonte que amplía su mirada respecto de la vida. No miran solamente lo que está del lado del horizonte hacia abajo, la “Tierra”, sino que también miran al cielo de las realización trascendente como posibilidad última del hombre. Aunque la meta esté lejos, existe allí como posibilidad.

La perspectiva de una meta (finalidad de vida) trascendente puede coexistir con otros sentidos de vida (1, 2, 3 y 4). Con algunos podrá parecer contradictorio (niveles 1 y 2), con otros complementario (niveles 2 y 3).

Puntos desvaforables de este nivel.

Primero no hay demostración de la veracidad de la existencia de Dios o del Nirvana. Sólo hay testimonios. El punto de apoyo entonces está en la fe o la intuición personal.

Segundo que pocos sienten el llamado a una búsqueda trascendente. Respecto del nivel horizontal (de la espiritualidad), coincidente con el sentido de vida 3, no todas las personas sienten tal motivación para una vida generosa, dedicada al bienestar de los demás. En tal sentido las tendencias “egoístas” (no lo decimos a modo de sanción moral sino de modo descriptivo indicando intereses del “yo”) compiten con las tendencias altruistas. No siempre resulta atractivo renunciar a las preferencias egóticas (personales) para entregarse a la caridad, el servicio, la ayuda, la generosidad, el amor (en tanto dar) y el altruismo. Implica un cierto grado de sacrificio que no siempre se está dispuesto a realizar.

Conclusión.

Esta clasificación y descripciones son arbitrarias. Podría haber otros criterios. Este es sólo un esquema posible. Consideramos que se pueden incluir aquí todos los sentidos de vida diversos. Quizás alguien considere que pudiere haber más categorías que las mencionadas, que hay sentidos de vida no contemplados o que no quedan incluidos en dichas categorías.

O bien alguien puede tener valoraciones diferentes de las que se filtraron inevitablemente en los diferente niveles, pues si bien se quiso tener cierta objetividad, sería falso decir que lo dicho no va cargado de valoraciones personales y subjetivas.

La finalidad de la propuesta presentada no es establecer criterios fijos o valoraciones estandarizadas, sino abrir en el lector la posibilidad de reflexionar sobre el asunto. Quizás se pueda identificar, reconocerse en algunas de las categorías. Quizás a partir de su propia reflexión pueda descubrir nuevas aristas de la propia o de otras modalidades de vida.

Quizás pueda encontrar nuevos sentidos de vida, o bien darse cuenta de que tal actividad o meta no tiene en el fondo tanto sentido. O incluso reafirmarse en el camino que lleva con más convicción. El pensamiento filosófico no viene a darnos respuestas acabadas sino más bien a abrir preguntas. No a construir edificios de conocimiento sino a deconstruir nociones previas (instaladas quizás inconscientemente por la cultura y el entorno). Tal trabajo previo quizás permita que podamos pararnos sobre nuestros propios pies a fin de establecer nuestras propias metas e ideales.

Parafraseando a Kant, El hombre ilustrado es aquél que tiene el valor de servirse de su propio entendimiento.

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 16 Jul 2018, 00:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 21 Feb 2015, 09:47
Mensajes: 880
Mara escribió:
el socrates real se hubiera dejado :( :(
(no se ni que rayos digo :lol:, ni Alcibíades pudo sacarle a socrates lo sentimental)

xD no te rebajes tanto hombre, socrates tenía un problema a la hora de vivir, ya que necesitaba romper las premisas de los demás para sentirse existir xD

_________________
“En vérité, le chemin importe peu, la volonté suffit.” Albert Camus

“Cualquier cosa que sea contraria a la naturaleza lo es también a la razón, y cualquier cosa que sea contraria a la razón es absurda.” Baruch Spinoza


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 16 Jul 2018, 04:52 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 602
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Socrates, si el texto lo escribiste tú, te felicito porque logra su objetivo:La finalidad de la propuesta presentada no es establecer criterios fijos o valoraciones estandarizadas, sino abrir en el lector la posibilidad de reflexionar sobre el asunto. Me he quedado pensando un poco, pero creo que ya tengo algunas ideas para comentar.

- las personas que ni se preguntan por el sentido de su vida diría que son pocas, porque tarde o temprano los acontecimientos de la vida (la muerte, el fracaso, la culpa, etc.) llevan justamente a pensar, y el pensamiento permite salir de la corriente del "hombre-estómago" o del "hombre light" en que todo se rige por lo inmediato, por lo instintivo y fácil
Dices: Los deseos simples tienen la ventaja de poder realizarse más fácil.
Sí, pero precisamente porque son los más fáciles son los menos satisfactorios. Como le leí a un médico "el placer es un valor, pero está en la parte más baja de la jerarquía de valores".

Respecto a la 2 categoría: el tipo de satisfacción de esta categoría es individual, no compartido, se circunscribe al ego. Concuerdo, por eso es también insatisfactorio. Es más, yo diría que aquí no hay satisfacción ninguna sino puro egoísmo, lisa y llanamente.

Respecto a la 3 categoría: Viven, en parte, para servir a una causa que los trasciende, a algo mayor que ellos. Su sentido de vida es más amplio que la propia personalidad. Este está mejor, pero le falta un ingrediente de aventura: si sabemos adonde vamos, si sabemos qué aporte concreto queremos hacer a la humanidad, entonces seguimos girando sobre nosotros mismos: somos nosotros quienes decidimos qué haremos y cómo lo haremos. En última instancia, no se ha abandonado el criterio del "coste v/s beneficio" porque no hay riesgo, no hay "salto de fe" en el sentido puramente natural. Hay entrega, sí, pero una que puede cesar una vez los costes sean mayores a los beneficios.

Sobre el nihilismo: Aquí ni me pronunciaré, porque el nihilismo es simplemente renunciar a soñar, y en tanto renuncia a todo proyecto también es una renuncia a ser seres humanos con vocaciones, ilusiones, proyectos, sueños.

Sobre el sentido trascendente: diría que tiene muchos errores en su exposición, pero independiente de eso, diría que es el más alto grado de desarrollo personal porque implica riesgo (el riesgo de equivocarse), porque implica Éxodo (dejar atrás la zona de confort para penetrar territorios inexplorados) e implica confianza en el testimonio de otros. La fe, por ser un conocimiento que proviene de terceros, puede unirnos unos a otros y redimirnos de los defectos que tenía la categoría 3

Eso por ahora. Saludos socrates.

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El sentido de la vida.
NotaPublicado: 16 Jul 2018, 05:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10430
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Amigo Felino,sí el texto lo escribí la semana pasada, no con el foro como destinatario, por eso tiene otro formato o registro. Pero luego hoy lo copié aquí a modo de socialización del mismo.

Gracias por tus valiosos comentarios, muy buenos. ;) Y me alegro que haya sido de tu interés y provechoso a fin de estimular tu propia reflexión sobre el tema.

Un cordial saludo para ti. :P

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 74 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO