Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 26 Jun 2019, 02:54

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 27 Mar 2019, 00:35 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 12070
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Según la psicología existen 3 formas generales de gestionar las emociones: expresión, represión (o supresión) y negación.

Expresión. La expresión tiene que ver con actuar desde la emoción presente y mostrándola hacia afuera. Por ejemplo, si se tiene ira o enojo, será expresar ese enojo abiertamente, lo que puede incluir palabras agresivas en un tono furioso.

El punto favorable de expresar la emoción es que "se saca para afuera" en lugar de ser reprimida (lo que ya se verá). Pero expresar las emociones puede traer consecuencias negativas. Por ejemplo quien expresa la ira puede destruir sus vínculos.

Represión. En psicología se explica que si se reprime una emoción ésta sigue operando a nivel inconsciente, lo que nos puede producir trastornos de diferente índole (incluso se pueden somatizar en forma de enfermedades físicas). La represión es como guardar un veneno. Finalmente nos destruirá por dentro. Quien siente ira y la reprime generará un resentimiento "enquistado" lo que provocará un deterioro del sistema emocional.

Hay quienes diferencian la represión de la supresión. La represión sería a nivel inconsciente mientras la supresión sería a nivel consciente.

Negación. La negación implica no reconocer que uno tiene determinada emoción. Al negarla se dice que uno la proyecta en otros. Creemos luego que el problema está afuera, en otros, en las circunstancias. Proyectamos por doquier aquello que en realidad tenemos dentro pero de lo que no nos hacemos cargo. Por ejemplo, aquel que sutilmente (en un plano inconsciente) se siente culpable de algo, pero lo niega, buscará culpables afuera. Entonces se pondrá en víctima de situaciones. Está proyectando el complejo de "culpabilidad" sobre el mundo exterior a quien acusa. En el fondo no se está integrando sanamente un aspecto de sí mismo (lo que en psicología junguiana le llaman "la sombra").

---

Habiendo visto estos tres modos habituales de gestión de nuestras emociones, viendo que ninguno de ellos es 100% favorable, pregunto si hay alguna forma más saludable de gestionarlas. Me remito también a su propia experiencia. ¿Cuál es el modo en que gestionan sus emociones y que les resulta?

_________________
Las ideas gatillan acciones.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 29 Mar 2019, 08:33 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 705
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Socrates: me parece que el tema es excelente, y no sé por qué tiene tan pocos comentarios. Acá va el mío
socrates escribió:
Me remito también a su propia experiencia. ¿Cuál es el modo en que gestionan sus emociones y que les resulta?
Como bien dices, la "expresión", la "represión" y la "negación" tienen cada una sus pros y contras. De lo que se trata es de cómo gestionarlas.

Yo personalmente, siento desde hace varios años una apatía radical hacia la vida, hacia la presente vida (¿habrá otra?). Casi nada me importa. Por ejemplo, poco a poco he ido perdiendo el miedo hacia cosas como la muerte y infierno (de existir), o hacia cosas como la pobreza, lo cual repercute en mis hábitos de conservación, porque justamente el miedo sirve para esto: para conservarnos. Y sin algún tipo de miedo no se puede sobrevivir porque todo da lo mismo.

Bueno, como sabrás yo acudo a profesionales para aliviar mis síntomas, pero como la enfermedad no tiene cura, pues... como que todo me da lo mismo :lol: . La cuestión es ir el centro de salud donde me atiendo y "dejarse llevar". Desgraciadamente en mi familia las "enfermedades mentales" proliferan (estoy yo, mi hermano, una tía y un primo), en fin, así no más son las cosas.
socrates escribió:
viendo que ninguno de ellos es 100% favorable, pregunto si hay alguna forma más saludable de gestionarlas
Me siento tentado a decir que las circunstancias son lo que decide cómo gestionar las emociones. Pero no, porque ellas con sólo el marco en el que nosotros decidimos como gestionar las emociones.
Así, yo creo que hay que gestionarlas según las prioridades.

Casi toda la gente tiene como prioridad el "pasarlo bien" al mismo tiempo que se "autoconservan". Pan y circo. "Mientras haya comida y diversión, entonces todo va bien", suelen decir. Yo no lo creo así, pero en fin.

Me parece que las emociones deben ser gestionadas según las prioridades, que deben responder a un proyecto de vida, que a su vez responde siempre a una decisión llena de riesgos.
****


Finalmente, preguntaría cómo se sabe que una emoción reprimida traerá consecuencias más tarde. Suena lógico que así suceda, pero ¿cómo lo saben?

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 30 Mar 2019, 02:26 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 11136
FelinoVeloz tiene tanta energía que quiere salir afuera pero sus creencias la contienen atrapada. Consecuencia: Enfermedad mental y luego física.

Por esa energía fue que empezó a hacerse religioso, porque sentía o entendía algo que los demás no. Pero en vez de separar lo correcto y lo equivocado de la religión, se agarró todo y cree que soltandolo dejará de sentir eso.

Ahora, paradojicamente, está dejando de sentir eso.

Reacción de Jesús si te leyera:

Imagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 30 Mar 2019, 05:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2015, 21:06
Mensajes: 468
FelinoVeloz escribió:
Yo personalmente, siento desde hace varios años una apatía radical hacia la vida, hacia la presente vida (¿habrá otra?). Casi nada me importa. Por ejemplo, poco a poco he ido perdiendo el miedo hacia cosas como la muerte y infierno (de existir), o hacia cosas como la pobreza, lo cual repercute en mis hábitos de conservación, porque justamente el miedo sirve para esto: para conservarnos. Y sin algún tipo de miedo no se puede sobrevivir porque todo da lo mismo.


¿depresión?

FelinoVeloz escribió:
Me parece que las emociones deben ser gestionadas según las prioridades, que deben responder a un proyecto de vida, que a su vez responde siempre a una decisión llena de riesgos.


¿Pero se pueden gestionar realmente?, hay situaciones que nos sobrepasan y que es casi imposible (y poco saludable) contenerse. Especialmente si estamos agotados. Después si una emoción se niega por ende intuyo que se desconoce que se padece, entonces no se puede operar con ella. Y si es al revés entonces la negación no es una opción, porque no es una operación que se hace a voluntad. En todo caso creo que se podría elegir entre contenerse o expresarse, solo cuando sufrimos emociones moderadamente, que no sobrepasen nuestra voluntad.
El problema es que usualmente las emociones que nos ganan suelen ser las que más perjudiciales pueden llegar a ser, por ejemplo la expresión del odio mediante la violencia (había leído por ahí que el odio es el deseo de destruir aquello que nos hace infelices) particularmente peligroso cuando se trata de odio hacia personas, razas, etcétera.

Socrates escribió:
¿Cuál es el modo en que gestionan sus emociones y que les resulta?


Intento ser lo más prudente posible, aunque a veces sea difícil (“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”. - Aristóteles). Lo que suelo hacer una vez que la emoción haya pasado es reflexionar sobre la situación que la desencadenó y sobre la misma. Creo que es algo que más o menos hacemos todos.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 30 Mar 2019, 07:14 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2011, 20:39
Mensajes: 9523
Citar:
Habiendo visto estos tres modos habituales de gestión de nuestras emociones, viendo que ninguno de ellos es 100% favorable
La expresión no tiene por qué hacerse contra personas reales, yo no juego al tenis contra una pared porque busque expresar enojos (y no creo que sea una negación de que los tenga), pero esa podría ser una forma, de hecho hace mucho se lo escuché decir a algún psico o chanta en una radio. También leí o escuché que algunas terapias incluyen hacer digamos obras de teatro en que las personas hablaban con quienes tenían problemas, quizá llegando al punto de usar un muñeco y golpearlo, no sé si se sigue usando pero creo haberlo visto. También se puede hacer mediante arte o imaginar que se habla con la persona conque se tiene problemas.
Para evitar perder vínculos y evitar quedar en ridículo o cosas así todo debe hacerse a escondidas. Yo algunas cosas las hago a escondidas creo, las preparo, no sé, saco lo que me parece mal, pero otras no. Por ejemplo en mi "arte" de intentar crear misiones, hay cierta analogía de lo que cuento ahí con respecto a mi vida real. Yo estaba anotando cosas que me pasaron relacionadas con una persona a quien tengo un poco de rabia, cosa que dejé por resultarme muy difícil, cansador y aburrido, pero ahora en la creación de misiones casualmente se trata de un personaje que está recordando cosas. Por supuesto puede deberse a una casualidad, también recientemente vi un cómic de alguien que tiene sueños recordando un mal que le hicieron, una situación de amnesia es algo ultratrillado. Pero bueno, podría tener que ver una cosa con la otra. Y sí, me gusta ser consciente de la posibilidad de que lo sea, trato de analizar por qué hago las cosas y también por qué las hicieron otros. Por ejemplo sin tener puñetera idea de qué iba a tratar, me pareció que Anastasia era una película antiizquierdista (la vi hacia años), pues habla de seguir el camino recto e ir hacia la derecha, lo cual me pareció una casualidad pero los villanos son unos que intentan destruir la monarquía y en wikipedia se dice que critica al comunismo. Pero eso es sólo un ejemplo.

Citar:
si hay alguna forma más saludable de gestionarlas
Al meditar, las emociones son enviadas al gran dios Viznú ¿?

Es mejor prevenir que curar dicen.

También sería bueno que hagas una lista de las emociones a ver (cosa que creo ya has hecho o algo similar, en otro tema). Pero me remito a lo anterior, el tema no es ocultarlas (por ejemplo a veces quiero evitar sonrerir por ciertos chistes por los cuales me siento tonto si sonrío) sino tener un estado mental tal que no se presenten.

Citar:
¿Cuál es el modo en que gestionan sus emociones y que les resulta?
No sé a qué le llaman emociones. Sé que la ira es una, la tristeza, la alegría o risa, pero me confundo con deseos o sentirse atraído por alguien. Básicamente no miro mujeres, y a veces hasta realmente quiero no mirarlas pero están por todos lados, o sea, vas en un bus y no podés mirar la ventana porque hay una, y entonces mirás para el costado y hay otra :shock: En fin, el punto es que luego en mi casa si me dan ganas me las saco y ya está. Por supuesto eso está lejos de ser lo ideal,pero a estas alturas... en realidad pareciera que me hice ideas equivocadas respecto a qué mujeres debían gustarme (o quizá no pero como esas no me dieron bolilla mi mente empezó a desear otras), no entiendo "la vida" y no tengo ya interés en entender ese aspecto, aunque sí me gustaría poder contar mis experiencias y que otros puedan aprender de ellas. Es decir, yo miraba películas por ejemplo intentando aprender cosas y pensé que había aprendido bastante pero la realidad resultó ilógica digamos, no sé, lo que pensé que estaba mal puede que esté bien, como eso de enojarse con una persona y decirle lo que parece estar haciendo mal, en vez de "no enojarse". Ya que en las películas muchas veces las mujeres se ponían a gritar cosas a los hombres y estos se enojaban y se rompía el vínculo, pensé que lo mejor era no enojarse, pero... pero... pero... Si entendiera mi situación te diría el resto :\

¿Y el miedo? ¿y el deseo de huir de lo difícil? No sé si cuentan, y es bastante complicado responder una por una. Need a list.

_________________
Si no puedes hacerlo, intenta primero hacer algo más simple aunque similar.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 21 Abr 2019, 20:24 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 12070
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Retomo un hilo que quedó abandonado, pero que había habido respuestas. Perdón por no responder en su momento.

Citar:
Yo personalmente, siento desde hace varios años una apatía radical hacia la vida


Según lo que describes considero que es correcto el término con el que lo describes: apatía.

Citar:
Pan y circo. "Mientras haya comida y diversión, entonces todo va bien", suelen decir.


El buscar "pan y circo" (distracciones superficiales) es justamente el comportamiento de la negación. No se afrontan los verdaderos conflictos y se los evade con "pan y circo" como bien dices. El inconveniente es que al no abordarlos no se resuelven.

Citar:
Finalmente, preguntaría cómo se sabe que una emoción reprimida traerá consecuencias más tarde. Suena lógico que así suceda, pero ¿cómo lo saben?


Esto forma parte de la teoría del psicoanálisis. Esta terapia pudo haber fracasado en su clínica, pero creo que dicha rama ha logrado un conocimiento de la psiquis humana muy profundo.

_________________
Las ideas gatillan acciones.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 21 Abr 2019, 20:26 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 12070
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Agu escribió:
Socrates escribió:
¿Cuál es el modo en que gestionan sus emociones y que les resulta?


Intento ser lo más prudente posible, aunque a veces sea difícil (“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo”. - Aristóteles). Lo que suelo hacer una vez que la emoción haya pasado es reflexionar sobre la situación que la desencadenó y sobre la misma. Creo que es algo que más o menos hacemos todos.


Excelente aporte Agu. Muy bueno lo de Aristóteles! :P

_________________
Las ideas gatillan acciones.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 21 Abr 2019, 20:29 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 12070
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Compartiré ahora los estilos de abordar conflictos (bastante relacionado al modo de gestionar las emociones).

Hay cinco estilos de manejo de conflictos:

1- Estilo complaciente. “Uds gana, yo pierdo”. Comportamiento pasivo, de seguidor. La conservación de la relación es prioritaria.

2- Estilo colaborativo. Interés por necesidades ajenas y propias. “Ud gana, yo gano”. Resolución de manera conjunta. Comportamiento asertivo.

3- Estilo evasivo. Poco interés por necesidades ajenas y propias. Comportamiento pasivo. “Ud pierde, yo pierdo”. Se ignora el conflicto.

4- Estilo negociador. La resolución se logra al lograr concesiones asertivas de dar y recibir. Estilo adecuado para la intervención socio-comunitaria (temas complejos).

5- Estilo impositivo. Gran interés por las necesidades propias. “Ud pierde, yo gano”. Estilo de liderazgo autocrático.

---

Sin duda los modos más adecuados y eficaces son el colaborativo y el negociador.

_________________
Las ideas gatillan acciones.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 27 Abr 2019, 00:04 
Desconectado

Registrado: 10 Ago 2012, 15:53
Mensajes: 288
Si me doy cuenta de que soy violento, si lo percibo sin tratar de transformar dicha condición ni de volverme “no violento”; si simplemente me doy cuenta de ello, entonces, por el hecho de consagrarle mi plena atención, descubro las diversas cosas que la violencia implica, y a causa de ello prodúcese sin duda en mí una transformación interior. Pero si practico la “no violencia” o la “no codicia”, o lo que os plazca, entonces no hago más que postergar - ¿no es así? - porque no presto atención a lo que es, o sea a la codicia o violencia. Como sabéis, casi todos tenemos ideales, ya sea como un medio de aplazar, o para ser algo, para lograr un resultado. El deseo mismo de llegar a ser el ideal, evidentemente, encierra violencia. En el esfuerzo mismo de llegar a ser algo, en el hecho mismo de avanzar hacia una meta, está sin duda involucrada la violencia, ¿no es verdad? Observad que todos deseamos ser algo. Deseamos ser felices, deseamos ser más bellos, deseamos ser más virtuosos, deseamos ser más y más. Ciertamente, el deseo mismo de algo más, encierra violencia, codicia. Pero si nos damos cuenta de que, mientras más deseamos ser algo, mayor conflicto existe, entonces podemos ver que el ideal contribuye tan solo a acrecentar nuestro conflicto, lo cual no significa que yo esté satisfecho con lo que soy. Por el contrario. Mientras yo desee ser algo más, tiene que haber conflicto, dolor, ira, violencia. Si eso lo siento realmente, si me afecta profundamente, si lo veo, si me doy cuenta de ello, entonces soy capaz de habérmelas de inmediato con el problema, sin tener una colección de ideales que me estimulen a ser esto o aquello. Entonces mi acción es inmediata, mi relación con ello es directa.

Pero en esto también surge otro problema: el del experimentador y la experiencia. Para la mayoría de nosotros, el experimentador y la experiencia son dos procesos diferentes. El ideal y yo somos dos estados distintos. Yo deseo llegar a ser eso. Por lo tanto el “yo”, el experimentador, el pensador, es diferente del pensamiento. ¿Es cierto eso? ¿El pensador es diferente del pensamiento? ¿O existe tan solo pensamiento, el cual crea al pensador? Mientras yo esté, pues, separado del pensamiento, podré manipular el pensamiento, podré cambiarlo, podré transformarlo. ¿Pero el “yo que actúa sobre un pensamiento, es acaso diferente del pensamiento? Son, por cierto, un fenómeno conjunto. ¿No es así? El pensador y el pensamiento son uno, no están separados. Cuando uno está enojado, uno es enojo; hay un sentimiento integrado que llamamos enojo, ira. Entonces yo digo: “estoy enojado”; y, por lo tanto, me separo de ese enojo y puedo actuar sobre él, hago algo a su respecto. Pero si me doy cuenta de que soy ira, de que soy esa condición misma y que la condición no es separable de mí, cuando experimento eso, es obvio que existe una acción del todo diferente, un enfoque enteramente distinto. Ahora bien, nosotros nos separamos del pensamiento, del sentimiento, de la condición. El “yo”, por lo tanto, es en tal caso una entidad distinta de la condición; y es por eso que el “yo" puede obrar sobre la condición. Pero la condición no es diferente del “yo”, del pensador; y cuando existe esa experiencia integrada en la que el pensador y el pensamiento son uno, no separados, entonces, sin duda, el enfoque es muy distinto y la respuesta diferente. Una vez más os digo: experimentad con esto y veréis. Porque en el momento de la vivencia no existe el experimentador ni la experiencia. Solamente cuando la vivencia se desvanece, es que hay experimentador y experiencia. Entonces el experimentador dice: “me gusta aquello”, o “no me gusta”; “de eso quiero más”, o “de eso quiero menos”. Entonces él desea cultivar un ideal, convertirse en el ideal. Pero si el pensador es el pensamiento y no existen dos procesos separados, entonces su actitud se transforma íntegramente, ¿no es así? Entonces hay una respuesta enteramente distinta con respecto al pensamiento; entonces ya no es cuestión de aproximar el pensamiento a un ideal o de librarse del pensamiento; entonces no existe el que hace el esfuerzo. Y creo que es en realidad muy importante descubrir esto por uno mismo, experimentarlo directamente, no porque yo lo diga o porque lo diga otra persona. Es importante llegar a esta experiencia: que el pensador es el pensamiento. No dejéis que eso se convierta en una nueva jerga, en una serie de palabras de uso corriente. Por medio de la “verbalización no experimentamos; tenemos meras sensaciones, y las sensaciones no son experiencia. Y si uno puede darse cuenta de este fenómeno conjunto, de este proceso en el que el pensador y el pensamiento son uno, creo que entonces se comprenderá el problema mucho más profundamente que cuando sólo tenemos ideales o no tenemos ninguno, lo cual, en realidad, está fuera de discusión.

Si yo soy mis pensamientos, y si mis pensamientos no son diferentes de mí mismo, entonces no existe el que hace el esfuerzo, ¿verdad? Entonces yo no me convierto en aquello; entonces ya no cultivo la virtud. No es que yo sea ya virtuoso. No bien tengo conciencia de que soy virtuoso, no lo soy. En cuanto soy consciente de que soy humilde, cesa sin duda la humildad. Así, pues, si yo puedo comprender al que hace el esfuerzo ‑ al “yo” que se convierte en sus propios deseos y exigencias autoproyectadas, las cuales son yo mismo - entonces se opera ciertamente una transformación radical en toda mi perspectiva. Por eso es importante que haya verdadera meditación, saber qué significa la verdadera meditación. No es la aproximación a un ideal, no es el esfuerzo para conseguir algo, no es lograr, concentrarse, desarrollar ciertas cualidades, etc., cosa que ya hemos dilucidado. La recta meditación es la comprensión de todo ese proceso del “yo”. Porque, como lo he dicho, la verdadera meditación es conocimiento propio; y sin meditación no puede uno descubrir qué es el proceso del “yo”. No habiendo meditador que medite sobre algo, la meditación es la vivencia de aquello que es, el proceso total del pensamiento como pensamiento. Sólo entonces existe una posibilidad de que la mente pueda estar realmente quieta. Entonces es posible descubrir si hay algo más allá de la mente - lo cual no es una mera afirmación verbal de que lo hay o de que no lo hay, de que hay atman, alma, o lo que sea; no estamos discutiendo esas cosas. Es ir más allá de toda expresión verbal. Entonces la mente está quieta no sólo en las primeras capas, en su nivel superficial, sino que está quieto su contenido íntegro, la conciencia en su totalidad. Pero no hay quietud si hay quien hace un esfuerzo, y lo habrá, habrá voluntad de acción, mientras él se crea distinto del pensamiento. Esto requiere una gran dosis de investigación, de ponderación; no basta experimentarlo en forma superficial y sensacional. Y cuando uno tiene esa experiencia directa, resulta ilusorio y carece de todo sentido el convertirse en el ideal. Ese es un enfoque totalmente erróneo. Uno ve entonces que todo ese proceso de llegar a ser lo más, lo más grande, nada tiene que ver con la realidad. La realidad sólo se manifiesta cuando la mente está enteramente quieta, cuando no hay esfuerzo. La virtud es ese estado de libertad en que no existe el que hace esfuerzos. La virtud, por consiguiente, es un estado en el cual el esfuerzo ha cesado por completo; pero si os esforzáis por llegar a ser virtuosos, ello deja evidentemente de ser virtud. ¿No es así?

De suerte que mientras no comprendamos, mientras no experimentemos que el pensador y el pensamiento son uno, todos esos problemas existirán. Pero tan pronto experimentemos eso, el que hace esfuerzos desaparece. Para experimentar eso, uno debe darse completa cuenta del proceso del propio pensar y sentir, del propio deseo de devenir. Y por eso es importante, si uno busca de veras la realidad, o a Dios, o lo que os plazca ver que debe terminar esa mentalidad que nos lleva a encaramarnos, a crecer, a lograr. Somos demasiado mundanos. Con la mentalidad del empleado que se convierte en jefe, del capataz que se convierte en director, con esa mentalidad abordamos la realidad. Creemos que haremos lo mismo: trepar la escala del éxito. Temo que ello no pueda hacerse de esa manera. Si lo hacéis, viviréis en un mundo de ilusión, y por lo tanto, de conflicto, dolor, miseria y lucha. Pero si uno descarta toda esa mentalidad, tales pensamientos, tales puntos de vista, llega a ser realmente humilde. Es, no llega a ser. Existe entonces una posibilidad de tener una experiencia directa de la realidad, que es lo único que disolverá todos nuestros problemas, pues no los disolverán nuestros astutos esfuerzos, nuestro gran intelecto, nuestro profundo y amplio saber.

Jiddu Krishnamurti

http://jiddu-krishnamurti.net/es/el-con ... o-mismo-09


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 19 May 2019, 19:41 
Conectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 12070
Rango personalizado: Usuario y moderador.
A fin de no abrir otro hilo comparto aquí un link sobre la psicología positiva (no sabía que existía esta corriente). Me pareció muy interesante.

https://es.wikipedia.org/wiki/Psicolog%C3%ADa_positiva

_________________
Las ideas gatillan acciones.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 11 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Alexa [Bot] y 2 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO