Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 28 Jun 2017, 21:18

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 16 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: PseudoVedanta
NotaPublicado: 07 Ene 2017, 16:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 7664
Rango personalizado: Nuevo usuario.
Antes de comenzar agradezco a Alexandre (y a Sajuuk) por esta nueva sección del foro y por invitarme (todos lo tenemos permitido) a crear hilos nuevos.

---

Hoy día está bastante difundida la filosofía Vedanta. Y se ven muchos simpatizantes por doquier.

Creo que mal interpretan algunos aspectos básicos desvirtuando tal línea de pensamiento y práctica.

En la Vedanta, a través de un trabajo de discernimiento y práctica gradual, se va logrando un discernimiento del verdadero Yo.

Primero se lo distingue del cuerpo, el Atman (Yo) no es el cuerpo. Luego se lo distingue de la mente. El Yo es diferente de la mente.

Entre otros postulados se toma al universo como aparente (ilusorio) y finalmente se llega al postulado trascendente de que la esencia de nuestro Ser, el Yo, no así la personalidad con sus limitaciones, es idéntico a Brahman (Dios o lo Absoluto): lo Real.

Ahora bien, para poder realizar tal identidad con Brahman habrá que deconstruir la identificación con las limitaciones del ego, volviendo a la fuente del sí mismo , y de allí a la comunión con Dios.

Si bien en esencia ya existe la unidad Atman-Brahman (alma-Dios), no es suficiente con enunciarlo para realizar (en consciencia y experiencia) dicha reunificación o identidad. Esto se debe a que la consciencia se haya exteriorizada e identificada al cuerpo, las tendencias, los gustos y aversiones particulares, la personalidad, el nombre, la nacionalidad, etc. etc.

a) Algunas personas se llenan de vanidad diciendo "yo soy Dios" lo que no tiene nada que ver con la experiencia trascendente de comunión divina en éxtasis.

b) Por otro lado, al verificar que finalmente nuestro ser individual es una expresión de Dios, consideran que no tenemos responsabilidad alguna sobre nuestros actos y que podemos hacer lo que venga en gana.

Si se quiere poner a Dios como último responsable (negando el libre albedrío) no me parece mal, pero si se realizan acciones erróneas se deberán cosechar los frutos de dichas acciones (sufrimiento).

Por otro lado, quien se encuentre atado (esclavizado) por los hábitos, tendencias, gustos y aversiones de su cuerpo y caprichoso ego, está remotísimamente lejos de poder comulgar con la bienaventurada consciencia del Ser (la esencia de su alma que es idéntica a Dios, así como una gota de agua es idéntica al océano).

c) Luego, conocer (por contemplación, y no por mero razonamiento intelectual) la verdadera naturaleza de la consciencia pura, es sólo un primer paso en el sendero. Muchos niveles sucesivos se requiern para que la consciencia del Ser se expanda hasta abarcar al Absoluto. Esto es algo que apenas podemos concebir.

Quienes están en camino de ello son humildes (no dan importancia a su pequeña personalidad) y compasivos con todos los seres vivientes (por sentir la Unidad con todo). Recuerda a personas como un San Francisco de Asis que en un rapto de éxtasis decía "hermano sol y hermana luna" y hablaba con los pájaros, pues sentía a Todo como su propio Ser expandido. Un amor inconmensurable.

Eso es por ahora. Saludos a todos ;)

_________________
"Por cada vez que seas exaltado, luego serás humillado"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 07 Ene 2017, 17:30 
Conectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1162
Hola, Sócrates, y hola a todos.

La Vedanta (o el Vedanta, género gramatical más habitual en España) se ve sometida, por una parte, a las críticas de quienes, como los budistas ortodoxos o como Jvahn, niegan la realidad del yo. Y, por otra parte, la Vedanta está cuestionada también por quienes denuncian el carácter ideológico (en el sentido marxista de teoría tendenciosa y apuntaladora del dominio ejercido por los poderhabientes) que tienen no solamente la Vedanta sino otras ideologías metafísicas abstractas que silencian, minimizan o pasan por alto que ser rico es muy diferente, y mucho mejor, que ser pobre.
Soy arqueoindividualista. Y los arqueoindividualistas, ante la Vedanta, tenemos en cuenta las críticas anteriores. Eso, en una escuela filosófica, el arqueoindividualismo, tan radicalmente basada en la Vedanta.
Empezaré por lo más facil a mi juicio: el yo.
Digan lo que digan los budistas, los sicoanalistas froidianos, los estructuralistas, Jvahn y otros negadores del yo, al final no llevan razón en su tesis central: que el yo no existe en última instancia.
Por una razón tan sencilla como (al parecer) difícil de percibir.
Si alguien dice que el yo no existe, su frase equivale exactamente a la que sigue destacada en el párrafo siguiente.
Digo que el yo no existe.
Porque alguien tiene que decir esa frase. Y, entonces, hay una conclusión inmediata.
Digo que mi yo no existe.
Pero, claro, si puedo decir que mi yo no existe... es que existo en el mismo momento en que afirmo que no existo.
La aporía es clásica entre budistas ortodoxos y vedantistas ortodoxos. Y no voy a ser neutral, ambiguo ni enredador como un abogado o un severo profesor hipócrita. Voy a ser tajante. Doy aquí la razón a los vedantistas. El yo existe como realidad última y trascendente a los cambios fenoménicos contingentes.
Y la demostración de esto es la constatación que el propio yo hace de que existe incluso cuando afirma que él, el yo de quien habla, niega la existencia de ese mismísimo yo.
Lo que pasa es que el yo es supraverbal, existe con independencia de que una palabra le dé nombre en el idioma que sea. Y eso ocurre porque el yo es la realidad, advaita, adual, por excelencia.
Jvahn o los budistas ortodoxos pueden ahora y aquí venir a intentar refutarme. ¡Que lo intenten... han tenido siglos y milenios para intentarlo!
Digo, por tanto, que el yo es sumamente real, no una ilusión.
Dicho esto, ahora conviene precisar que dentro de la Vedanta hay diferentes concepciones enfrentadas entre sí. La Vedanta Advaita (o monismo yoico suprafenoménico ilusionista absoluto) es la rama vedántica más conocida en Occidente. Ahora bien, aparte de que el radicalismo de esta tendencia vedántica se debe más bien a los discípulos sancarianos que al mismo Sancara o Shankara, ya desde el comienzo las críticas a las consecuencias de la Vedanta Advaita absoluta afloraron... y no solamente desde escuelas no vedánticas, sino también desde la Vedanta matizada (a la vez dvaita y advaita, dual y adual) de Ramanuja y Madhva, los otros dos jefes de escuela señeros de la Vedanta antigua. Y el desarrollo moderno de esta escuela sigue introduciendo matizaciones.
Está claro que la anécdota del propio Sancara perseguido por un elefante y subiéndose a un árbol cuando, apurado por sus maliciosos críticos que le reprochaban trepar a un árbol para protegerse de la mera apariencia de un elefante, respondía que sólo era una simulación su carrera con escalada al árbol salvador... desvela una farsa en la teoría atribuida al propio Sancara (quien, en realidad, no pensaba así; quienes lo leemos profusamente en sánscrito sabemos que dijo otras cosas).
El elefante furioso de esta historia apócrifa es relativamente real. El miedo que Sancara tiene de que el elefante lo coja y le rompa las costillas es, también, relativamente real. Y la protección que el árbol ofrece al atribulado filósofo indio también es relativamente real.
El mundo fenoménico ordinario no es la realidad última sabia y salvadora, mas tampoco es una completa ilusión sin sentido y sin causas fenoménicas objetivas. Es relativamente real, y por eso hay que tenerlo en cuenta, aprovechando sus mejores posibilidades, en el camino a la sabiduría liberadora, mocsa (moksha) o nirvana.
De momento, me detengo aquí. Reflexionad, que no he intentado la Seudovedanta denunciada, con razón, por Sócrates.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 07 Ene 2017, 17:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 7664
Rango personalizado: Nuevo usuario.
Alexandre Xavier escribió:
Empezaré por lo más facil a mi juicio: el yo.

[...] Digo que el yo no existe.
Porque alguien tiene que decir esa frase. Y, entonces, hay una conclusión inmediata.
Digo que mi yo no existe.
Pero, claro, si puedo decir que mi yo no existe... es que existo en el mismo momento en que afirmo que no existo.


Muy buena reflexión. :idea:

Citar:
El yo existe como realidad última y trascendente a los cambios fenoménicos contingentes.


Excelente definición. Me la anoto. ;)

---

Gracias Alexandre por tu pertinente y profundo aporte.

Un cordial saludo. ;)

_________________
"Por cada vez que seas exaltado, luego serás humillado"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 07 Ene 2017, 23:22 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Ene 2015, 23:15
Mensajes: 836
Alexandre Xavier escribió:
Hola, Sócrates, y hola a todos.

La Vedanta (o el Vedanta, género gramatical más habitual en España) se ve sometida, por una parte, a las críticas de quienes, como los budistas ortodoxos o como Jvahn, niegan la realidad del yo. Y, por otra parte, la Vedanta está cuestionada también por quienes denuncian el carácter ideológico (en el sentido marxista de teoría tendenciosa y apuntaladora del dominio ejercido por los poderhabientes) que tienen no solamente la Vedanta sino otras ideologías metafísicas abstractas que silencian, minimizan o pasan por alto que ser rico es muy diferente, y mucho mejor, que ser pobre.
Soy arqueoindividualista. Y los arqueoindividualistas, ante la Vedanta, tenemos en cuenta las críticas anteriores. Eso, en una escuela filosófica, el arqueoindividualismo, tan radicalmente basada en la Vedanta.
Empezaré por lo más facil a mi juicio: el yo.
Digan lo que digan los budistas, los sicoanalistas froidianos, los estructuralistas, Jvahn y otros negadores del yo, al final no llevan razón en su tesis central: que el yo no existe en última instancia.
Por una razón tan sencilla como (al parecer) difícil de percibir.
Si alguien dice que el yo no existe, su frase equivale exactamente a la que sigue destacada en el párrafo siguiente.
Digo que el yo no existe.
Porque alguien tiene que decir esa frase. Y, entonces, hay una conclusión inmediata.
Digo que mi yo no existe.
Pero, claro, si puedo decir que mi yo no existe... es que existo en el mismo momento en que afirmo que no existo.
La aporía es clásica entre budistas ortodoxos y vedantistas ortodoxos. Y no voy a ser neutral, ambiguo ni enredador como un abogado o un severo profesor hipócrita. Voy a ser tajante. Doy aquí la razón a los vedantistas. El yo existe como realidad última y trascendente a los cambios fenoménicos contingentes.
Y la demostración de esto es la constatación que el propio yo hace de que existe incluso cuando afirma que él, el yo de quien habla, niega la existencia de ese mismísimo yo.
Lo que pasa es que el yo es supraverbal, existe con independencia de que una palabra le dé nombre en el idioma que sea. Y eso ocurre porque el yo es la realidad, advaita, adual, por excelencia.
Jvahn o los budistas ortodoxos pueden ahora y aquí venir a intentar refutarme. ¡Que lo intenten... han tenido siglos y milenios para intentarlo!
Digo, por tanto, que el yo es sumamente real, no una ilusión.
Dicho esto, ahora conviene precisar que dentro de la Vedanta hay diferentes concepciones enfrentadas entre sí. La Vedanta Advaita (o monismo yoico suprafenoménico ilusionista absoluto) es la rama vedántica más conocida en Occidente. Ahora bien, aparte de que el radicalismo de esta tendencia vedántica se debe más bien a los discípulos sancarianos que al mismo Sancara o Shankara, ya desde el comienzo las críticas a las consecuencias de la Vedanta Advaita absoluta afloraron... y no solamente desde escuelas no vedánticas, sino también desde la Vedanta matizada (a la vez dvaita y advaita, dual y adual) de Ramanuja y Madhva, los otros dos jefes de escuela señeros de la Vedanta antigua. Y el desarrollo moderno de esta escuela sigue introduciendo matizaciones.
Está claro que la anécdota del propio Sancara perseguido por un elefante y subiéndose a un árbol cuando, apurado por sus maliciosos críticos que le reprochaban trepar a un árbol para protegerse de la mera apariencia de un elefante, respondía que sólo era una simulación su carrera con escalada al árbol salvador... desvela una farsa en la teoría atribuida al propio Sancara (quien, en realidad, no pensaba así; quienes lo leemos profusamente en sánscrito sabemos que dijo otras cosas).
El elefante furioso de esta historia apócrifa es relativamente real. El miedo que Sancara tiene de que el elefante lo coja y le rompa las costillas es, también, relativamente real. Y la protección que el árbol ofrece al atribulado filósofo indio también es relativamente real.
El mundo fenoménico ordinario no es la realidad última sabia y salvadora, mas tampoco es una completa ilusión sin sentido y sin causas fenoménicas objetivas. Es relativamente real, y por eso hay que tenerlo en cuenta, aprovechando sus mejores posibilidades, en el camino a la sabiduría liberadora, mocsa (moksha) o nirvana.
De momento, me detengo aquí. Reflexionad, que no he intentado la Seudovedanta denunciada, con razón, por Sócrates.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).

Todo cuanto dices es interesante, pero vale la pena hacer la observación de que lo que dices es correcto, sólo si hablas del Yo en sentido impersonal (como sinónimo del Atman), pues el lenguaje es engañoso.

Y por otro lado, no hay qué confundir, porque cuando se dice en lenguaje metafísico que algo es ilusorio (como el yo personal), no implica inexistencia, sino impermanencia. La cosa es muy diferente. Y "real" también significa otra cosa, no inexistencia. Sólo es real lo que no cambia.

Por otro lado, lo que dices equivale al "pienso, luego existo" de Descartes.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 08 Ene 2017, 16:37 
Conectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1162
Saludos a mi tocayo Alejandro Ramos Cid y a todos.
Alejandro: dices lo siguiente.

"Todo cuanto dices es interesante, pero vale la pena hacer la observación de que lo que dices es correcto, sólo si hablas del Yo en sentido impersonal (como sinónimo del Atman), pues el lenguaje es engañoso.
Y por otro lado, no hay qué confundir, porque cuando se dice en lenguaje metafísico que algo es ilusorio (como el yo personal), no implica inexistencia, sino impermanencia. La cosa es muy diferente. Y "real" también significa otra cosa, no inexistencia. Sólo es real lo que no cambia.
Por otro lado, lo que dices equivale al "pienso, luego existo" de Descartes.".

Veamos, Alejandro. Sancara fue acusado por los védicos de las seis escuelas ortodoxas (Mimamsa-Vedanta, Nyaya-Vaisesika y Samkhya-Yoga) de budista embozado. Siendo cierto que Sancara mismo no cayó en el grosero nihilismo ilusionista contra el mundo físico fenoménico que sí se dio efectivamente en los vedantistas posteriores de su tendencia... es verdad que la ambigüedad y el acento de sus proposiciones lo acercan a la negación budista del yo (anatta en pali, anatman en sánscrito).
En general, el budismo ha sido acusado por la cultura o "religión" védica, por el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, de ser una filosofía despersonalizadora que anula al individuo. Ya el propio Gautama Buda se defendió explícitamente de la acusación de ser un nihilista... una acusación que ni sus peores enemigos hicieron nunca contra Patañjalí, jefe de escuela en la Yoga. Y eso porque no había base por ningún lado para sugerir o sospechar nihilismo en la obra de Patañjalí. Ya que Patañjalí propugna la plenitud final del Yo, dentro de la pura ortodoxia védica.
No es que Sancara y el Buda sean nihilistas, claro. Mas es verdad que no dicen clara y rotundamente que el Yo Absoluto, en el estado pleno de liberación y conocimiento (mocsa o nirvana) es consciente del flujo de los fenómenos transitorios... y también totalmente consciente de sí mismo.
El Yo Absoluto de la cosmovisión védica, el atman, es impersonal en el sentido de que no está constreñido por las múltiples, cegadoras y pesadas cadenas causales del mundo fenoménico, que limitan su actividad y su comprensión. Está libre de estas gunas o modalidades limitadoras, claro que sí. Pero el Atman es un Yo en sentido personal, también, porque es consciente, y plenamente, de sí mismo. Está más cercano al Yavé-Jesucristo-Alá de los monoteísmos bíblicos que lo pensado por quienes hacen simplistas (y falsas, en última instancia) dicotomías entre un pensamiento occidental personalista y un pensamiento oriental impersonal.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 08 Ene 2017, 20:44 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 8362
hola buenas personas.

quería decir que el advaita vedanta se limita a explicar que todo es el mismo ser y explicar la paradoja donde el universo mutable es brahmán inmutable.

luego, todas las conclusiones que saquen de esa metafísica ya no forma parte del advaita.

así que, las conclusiones que comenta socrates ya no es advaita.

yo construí mis propias conclusiones basadas en esta metafísica, pero no puedo asociarlo al advaita.

más bien son las religiones las que se crearon en base a esta enseñanza simple y corta.


no mezclen.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 09 Ene 2017, 15:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 7664
Rango personalizado: Nuevo usuario.
Anónimo escribió:
yo construí mis propias conclusiones basadas en esta metafísica, pero no puedo asociarlo al advaita.


Aquí hay dos cosas que aclaras que son importantes.

Primero que son tus conclusiones, lo que no implica que coincida con la Vedanta Advaita.

Segundo se tratan de conclusiones, lo que es meramente un acto intelectual y no una realización empírica de la verdad.

Veamos lo que dicen algunos textos respecto de las fases iniciales o requisitos que ha de tener el aspirante.

Mencionaré el Viveka Churhamoni (La joya suprema del discernimiento) de Sri Shankaracharya, y Vedantasara (La esencia de la Vedanta) de Sadananda Yogindra.

En los mismos inicios de ambos textos se mencionan los siguientes requisitos:

Vairagya: renunciación, el deseo de abandonar todos los goces transitorios.

shama: La práctica de mantener firme a la mente sobre su meta.

Dama: autocontrol, retirar los órganos de la acción y percepción de los objetos que los distraen.

Uparati: no permitir que la mente funcione ante los impactos de los objetos de los sentidos.

Titiksha: imperturbabilidad, sobrellevar toda clase de aflicciones sin queja e inquietud.

Mumukshutva: ardiente anhelo de liberación.

Samadhana: es la constante concentración de la mente que conlleva a la firme convicción del Ser.

Versículo 26 del Vedantasara: "Un aspirante tal es un aspirante calificado".

---

En el camino del Yoga (unión del alma con Dios, o mejor dicho, realización de dicha unidad) se podrán ver preceptos parecidos llamados yama y niyama. Éstos se encuentran en textos como el Bhagavad Guita y los Yoga sutras de Patánjali:

Yama:
ahimsa: no dañar
satya: veracidad
asteya: no robar
brahmacharya: continencia
aparigraha: desapego

Niyama:
saucha: pureza de cuerpo y mente
santosha: contentamiento en toda circunstancia
tapas: austeridad
svadhyaya: estudio, introspección.
Isvara Pranidhana: entrega a Dios.

Luego vienen:

Asana: la postura correcta.
Pranayama: el control del prana, las sutiles corrientes vitales presentes en el cuerpo.
Pratyahara: el recogimiento interior que resulta de retirar los sentidos de los objetos externos.
Dharana: la concentración intensa; fijar la mente en un solo pensamiento u objeto.
Dhyana: la meditación, la absorción en la vasta percepción de Dios en uno de sus infinitos aspectos.
Samadhi: la experiencia supraconsciente de la unidad del alma individual con el Espíritu Cósmico.

---

Como puede verse, el camino de la realización de nuestra verdadera identidad con la divinidad no se trata
de un mero ejercicio intelectual, sino que se trata de un proceso práctico y gradual de disciplina psicofísica y espiritual.

Hay gente que leyendo unos cuantos textos imagina haberse realizado, ser gurús de otros, o tiene la caradurez de decir en alta voz que es dios y disparates por el estilo.

Cada uno sabrá discernir la verdad de las sandeces.

Saludos a todos.

_________________
"Por cada vez que seas exaltado, luego serás humillado"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 09 Ene 2017, 20:54 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 8362
ajam, y que tiene que ver con lo que dije?

lo único que dije, por si no se entendió, es que por ejemplo todo eso de requisitos para los discípulos ya no es Advaita.

advaita es una enseñanza de tres renglones:

Brahmán es Real e inmutable.
El universo es Ilusorio y mutable.
Brahmán es el universo.

todo lo concluido luego, serán Enseñanzas de x persona, enseñanzas de x religión o secta, etc, etc.

pero ya no es advaita.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 09 Ene 2017, 22:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Ene 2015, 23:15
Mensajes: 836
Alexandre Xavier escribió:
Saludos a mi tocayo Alejandro Ramos Cid y a todos.
Alejandro: dices lo siguiente.

"Todo cuanto dices es interesante, pero vale la pena hacer la observación de que lo que dices es correcto, sólo si hablas del Yo en sentido impersonal (como sinónimo del Atman), pues el lenguaje es engañoso.
Y por otro lado, no hay qué confundir, porque cuando se dice en lenguaje metafísico que algo es ilusorio (como el yo personal), no implica inexistencia, sino impermanencia. La cosa es muy diferente. Y "real" también significa otra cosa, no inexistencia. Sólo es real lo que no cambia.
Por otro lado, lo que dices equivale al "pienso, luego existo" de Descartes.".

Veamos, Alejandro. Sancara fue acusado por los védicos de las seis escuelas ortodoxas (Mimamsa-Vedanta, Nyaya-Vaisesika y Samkhya-Yoga) de budista embozado. Siendo cierto que Sancara mismo no cayó en el grosero nihilismo ilusionista contra el mundo físico fenoménico que sí se dio efectivamente en los vedantistas posteriores de su tendencia... es verdad que la ambigüedad y el acento de sus proposiciones lo acercan a la negación budista del yo (anatta en pali, anatman en sánscrito).
En general, el budismo ha sido acusado por la cultura o "religión" védica, por el judaísmo, el cristianismo y el islamismo, de ser una filosofía despersonalizadora que anula al individuo. Ya el propio Gautama Buda se defendió explícitamente de la acusación de ser un nihilista... una acusación que ni sus peores enemigos hicieron nunca contra Patañjalí, jefe de escuela en la Yoga. Y eso porque no había base por ningún lado para sugerir o sospechar nihilismo en la obra de Patañjalí. Ya que Patañjalí propugna la plenitud final del Yo, dentro de la pura ortodoxia védica.
No es que Sancara y el Buda sean nihilistas, claro. Mas es verdad que no dicen clara y rotundamente que el Yo Absoluto, en el estado pleno de liberación y conocimiento (mocsa o nirvana) es consciente del flujo de los fenómenos transitorios... y también totalmente consciente de sí mismo.
El Yo Absoluto de la cosmovisión védica, el atman, es impersonal en el sentido de que no está constreñido por las múltiples, cegadoras y pesadas cadenas causales del mundo fenoménico, que limitan su actividad y su comprensión. Está libre de estas gunas o modalidades limitadoras, claro que sí. Pero el Atman es un Yo en sentido personal, también, porque es consciente, y plenamente, de sí mismo. Está más cercano al Yavé-Jesucristo-Alá de los monoteísmos bíblicos que lo pensado por quienes hacen simplistas (y falsas, en última instancia) dicotomías entre un pensamiento occidental personalista y un pensamiento oriental impersonal.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).

Hola tocayo Alexandre

Existe un gran malentendido por parte de Occidente hacia todo lo oriental en sentido védico y filosófico, principalmente por las ambiguedades del lenguaje, y porque como lo expresa reiteradamente H.P. Blavatsky en varios de sus textos, ninguna lengua europea tiene las características necesarias para expresar de manera correcta las trascendentales verdades de las doctrinas de la India, y por lo tanto ya hay una limitante para nuestra mente. Errará todo aquel que niegue el hecho evidente de que el lenguaje determina la manera en que pensamos.

Si tú le pones el nombre de "yo personal" a algo que lo trasciende absolutamente todo, entonces lo estarás equiparando con un yo en el sentido de un yo con nombre, como quien es un yo llamado Alejandro, Sócrates, o Edu. Y no hay sofisma más grande que esto. Por eso las religiones monoteistas de Occidente, tal como nos las presentan, son grandísimos sofismas, a menos que se interpreten sus doctrinas en su auténtico sentido.

El Yo en el sentido personal, tal como nosotros lo concebimos, es un constructo cultural de occidente. No es que el individuo como foco de consciencia no exista en la naturaleza, pero en las cosmovisiones antiguas éste no se concibe como no sea en relación con algo mayor, un absoluto que trasciende la personalidad, o sea, no se ve el individuo como algo separado. La mente individual es un engaño, algo ilusorio, y no un absoluto. La personalidad es un fenómeno, y lo absoluto es un noúmeno, por lo tanto, debe estar más allá de lo personal. Pero Occidente siempre ha interpretado la filosofía de la India a partir de sus propias categorías, y justamente por eso no la entiende.

Por otro lado, si tú interpretas que el Atman de la cosmovisión hindú es un Yo en sentido personal, equivalente al Jehová personal y antropomorfo del judeocristianismo, entonces ese Atman no es lo Absoluto, y lo estás reduciendo a no ser más que el tercer logos, o sea, el Arquitecto, que en el Árbol Sephirotal cabalístico ocupa el tercer puesto de arriba hacia abajo, siendo el Sephira femenino Binah. Este Atman del que tu hablas no llegaría a ser ni siquiera Kether (la Corona), y por lo tanto lo estás convirtiendo en una manifestación material. Un Dios personal antropomorfizado es una concepción por completo materialista. Si este es el Atman que propones, entonces no podría en modo alguno ser Sat, la Seidad, la Realidad Una, Absoluta, Inmutable y Homogénea. Un Jehova personal no puede ser inmutable, ni tampoco un cristo como el del cristianismo, si presenta características de la consciencia humana tales como pasiones, como puede ser ira, celos, y pasar de eso a compasión. No es filosóficamente sostenible su absolutez.

Otro grave error es atribuir a estas filosofías características de nihilismo, o decir que hay expresiones de ellas que son nihilistas. Quienes las han interpretado así, no las entienden.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: PseudoVedanta
NotaPublicado: 12 Ene 2017, 01:23 
Conectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1162
Hola, tocayo Alejandro Ramos Cid.
Dices lo siguiente.

"Existe un gran malentendido por parte de Occidente hacia todo lo oriental en sentido védico y filosófico, principalmente por las ambiguedades del lenguaje, y porque como lo expresa reiteradamente H.P. Blavatsky en varios de sus textos, ninguna lengua europea tiene las características necesarias para expresar de manera correcta las trascendentales verdades de las doctrinas de la India, y por lo tanto ya hay una limitante para nuestra mente. Errará todo aquel que niegue el hecho evidente de que el lenguaje determina la manera en que pensamos.
Si tú le pones el nombre de "yo personal" a algo que lo trasciende absolutamente todo, entonces lo estarás equiparando con un yo en el sentido de un yo con nombre, como quien es un yo llamado Alejandro, Sócrates, o Edu. Y no hay sofisma más grande que esto. Por eso las religiones monoteistas de Occidente, tal como nos las presentan, son grandísimos sofismas, a menos que se interpreten sus doctrinas en su auténtico sentido.
El Yo en el sentido personal, tal como nosotros lo concebimos, es un constructo cultural de occidente. No es que el individuo como foco de consciencia no exista en la naturaleza, pero en las cosmovisiones antiguas éste no se concibe como no sea en relación con algo mayor, un absoluto que trasciende la personalidad, o sea, no se ve el individuo como algo separado. La mente individual es un engaño, algo ilusorio, y no un absoluto. La personalidad es un fenómeno, y lo absoluto es un noúmeno, por lo tanto, debe estar más allá de lo personal. Pero Occidente siempre ha interpretado la filosofía de la India a partir de sus propias categorías, y justamente por eso no la entiende.
Por otro lado, si tú interpretas que el Atman de la cosmovisión hindú es un Yo en sentido personal, equivalente al Jehová personal y antropomorfo del judeocristianismo, entonces ese Atman no es lo Absoluto, y lo estás reduciendo a no ser más que el tercer logos, o sea, el Arquitecto, que en el Árbol Sephirotal cabalístico ocupa el tercer puesto de arriba hacia abajo, siendo el Sephira femenino Binah. Este Atman del que tu hablas no llegaría a ser ni siquiera Kether (la Corona), y por lo tanto lo estás convirtiendo en una manifestación material. Un Dios personal antropomorfizado es una concepción por completo materialista. Si este es el Atman que propones, entonces no podría en modo alguno ser Sat, la Seidad, la Realidad Una, Absoluta, Inmutable y Homogénea. Un Jehova personal no puede ser inmutable, ni tampoco un cristo como el del cristianismo, si presenta características de la consciencia humana tales como pasiones, como puede ser ira, celos, y pasar de eso a compasión. No es filosóficamente sostenible su absolutez.
Otro grave error es atribuir a estas filosofías características de nihilismo, o decir que hay expresiones de ellas que son nihilistas. Quienes las han interpretado así, no las entienden.".

Voy a empezar a responderte por las cuestiones lingüísticas.
Conocerás la hipótesis de Whorf-Sapir, una hipótesis determinista de la lengua sobre el pensamiento. Esta hipótesis ha sido sometida a contraste experimental, encontrándose que es falsa su formulación fuerte o determinista, pero verdadera parcialmente su formulación débil o probabilista, tendencial. Un caso típico es la capacidad para la percepción cromática en las lenguas, bastante numerosas, que no tienen parejas simples de palabras para diferenciar cromáticamente entre el azul y el verde, frente a las lenguas que, como el castellano, sí que tienen una pareja de palabras cromáticas para el caso. Los estudios experimentales indicaron claramente un puntaje estadístico mayor en la discriminación cromática, del azul y el verde, entre los hablantes del segundo tipo de lenguas. Otro buen ejemplo es la fuerte dificultad para expresar la diferencia entre la adecuación de dar a cada uno lo que le corresponde, y la organización del poder político judicial, ya que en castellano se utiliza una sola palabra en ambos casos: justicia. Y suele pasar en la mayoría de las lenguas conocidas. No así en esperanto, que diferencia nítidamente con "justico" para el primer caso y "justeco" para el segundo (pronunciaciones respectivas: yusticho y yustecho). De ahí que quienes, en castellano, somos decididos partidarios de atacar y destruir a los jueces, abogados y fiscales para que haya verdadera justicia, solemos diferenciar entre "poder judicial" (justo o injusto) y "justicia". Y de ahí, también, nuestra introducción sistemática del neologismo "juripoder", para diferenciar bien entre lo que pretendemos derrocar y lo que queremos exaltar; o sea, respectivamente, el juripoder y la justicia.
La dificultad lingüística a la que aludes es, pues, bien seria, y hay que tenerla en cuenta en estos asuntos sutiles. No es, sin embargo, una dificultad insuperable. Todas las lenguas son intertraducibles.
Del mismo modo que el latin tuvo que tomar numerosos vocablos filosóficos del griego, y lo hizo, siriviendo eso para que la filosofía en latín y en lenguas neolatinas (también en inglés o en alemán) avanzara con fuerza, hoy hay que tomar numerosas incorporaciones semánticas del sánscrito, el pali, el hindí, el árabe, el japonés, el tibetano, etcétera, en filosofía oriental.
Como sabrás ya en este sentido, acudo directamente de modo sistemático a las fuentes orientales lingüísticamente originales, concretamente a los tratados vedánticos clásicos citados por Sócrates... en sánscrito, no por traducción al inglés o al castellano. Soy, por ello, bien consciente de la dificultad implicada, por más que, obviamente, en ambientes de lengua española cite las frases y los términos pertinentes en castellano. Los que hablamos sánscrito, sabemos con qué frecuencia las exposiciones metafísicas no son lo que parecen, en filosofía oriental.
En tu orden, la Sociedad Teosófica, a la cual conozco, tenéis históricamente un buen plantel de orientalistas conocedores de estos problemas, que ya asesoraron a Helena Petrovna Blavatsqui en la redacción de su magna obra Isis desvelada.
Pasemos ahora a las tradiciones bíblicas. Es cierto que obras exotéricas (con equis) como la Biblia o el Corán, dicen lo que dicen. Mas también es cierto que existen obras esotéricas (con ese) dentro de estas tradiciones, y que esas obras esotéricas van más allá. Tú mismo citas a la Cábala.
Y, en la Cábala, Yavé es ciertamente personal y autoconsciente... pero no es antropomorfo. También Alá es desantropomorfizado en el sufismo islámico, como el Cristo divino es desantropomorfizado en la obra del Maestro Eckhart.
René Guénon (pronunciación: René Guenón) tiene certeros y extensos desarrollos sobre el esoterismo occidental en relación con Dios como Posibilidad Universal, y sobre el esoterismo oriental también.
Interpreto que el Atman de la cosmovisión védica es un Yo en sentido personal, mas no equivalente al Yavé antropomorfo del judeocristianismo exotérico. Así pues, ese Atman es lo Absoluto, y no lo estoy reduciendo al tercer logos, o sea al Arquitecto, conocido como la séfira femenina Biná en el Árbol Sefirótico cabalístico, la cual ocupa el tercer puesto de arriba hacia abajo. Este Atman del que hablo va mucho más allá del primer sefirote, o sea Queter (la Corona). Se trata, por el contrario, del último y supremo sefirote: Malcuce, el Reino.
Es una manifestación material.
¡Es, tambien, una realidad eterna inmaterial! ¡Ambos aspectos a la vez: un Dios personal (aunque no antropomorfo) y el desarrollo del universo material manifestado! Como Dios personal es, en sánscrito, Visnú (o Crisna) e Isvara. Como universo material manifestado es, también en sánscrito, Pracriti, contraparte del principio espiritual, Purusa.
Además, ambos aspectos se dan simultáneamente en el plano inmanifestado, nirguna, y en el plano manifestado, saguna.
Y, como Ser Absoluto impersonal, es naturalmente Brama.
Y por encima de todo es el Yo Absoluto Eterno, Atman. Bien distinto del ego ilusorio perecedero, Ajancara.
(Pongo todos los nombres en ortografía castellana para su pronunciación directa).
La objeción real, ahora, es la siguiente.
Si éste es el Atman que propongo, o sea Sat, la Seidad, la Realidad Una, Absoluta, Inmutable y Homogénea, no podría haber comunicación entre Él/Ella/Ello/Yo y las características de la consciencia humana tales como pasiones (ira, celos, etcétera).
¡El nirvana resultaría, pues, imposible!
De ahí el concepto cristiano de la llegada del Dios Hombre, Jesucristo, al mundo de los hombres, o de los avatares (reencarnaciones, descensos) de Crisna o Visnú al planeta de hombres, animales, ángeles y demonios, tan lejos de los palacios divinos.
Toda tradición espiritual seria recalca que el objetivo de las construcciones teóricas sobre el Ser no es la mera adecuación formal, aunque esa adecuación formal resulte conveniente e incluso necesaria en muchos casos concretos del ejercicio espiritual... sino la consecución real, metaverbal, de la liberación y la felicidad.
Por eso hay que atender a la dualidad de la condición humana. El hombre lleva dentro de sí a lo más bajo y vil, o sea a un abogado, y a lo más luminoso y ligero, o sea a un dios.
No es fácil desbaratar al abogado interior. Es hábil, es astuto, sus racionalizaciones tienen mucha verosimilitud...
Mas entonces hay que preguntarle resueltamente: bueno, y todas esas complicaciones, ¿me harán feliz?
Y, cogido en sus propios sofismas, el siniestro picapleitos se callará. Entonces el dios interior hablará.
El dios interior dice que debemos recorrer los planos descritos en el árbol sefirótico (y en otras tradiciones metafísicas también) haciendo en cada plano el bien posible, pero sin detenernos demasiado en cada plano intermedio... y meternos de cabeza en el Reino de Dios, único plano de la realidad en el que el Yo Absoluto Eterno se reencuentra plenamente a sí mismo y, por tanto, obtiene la dicha para siempre.
Dicen que el diablo sabe más por viejo que por diablo. Bueno, es cierto que este astuto abogado sabe mucho por su larga carrera profesional en los tribunales físicos y metafísicos, claro que sí. Mas hay una sabiduría anterior y más poderosa que todo lo que sabe el Gran Picapleitos.
Hela aquí.
Medita. Medita una y otra vez, tres veces y mil millones de veces si es necesario. Medita hasta que sientas en tu carne, y no sólo en tus palabras, que este mundo es relativo, transitorio e insatisfactorio, por lo cual no merece tu interés. Y cuando dejes de interesarte por él... el mundo bajo y ruin dejará de atenazarte con su carma judicial. Serás libre. Podrás volar con el pájaro sagrado Garuda al gran país sin maldad. Donde todo lo que se hace, se hace por amor.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Última edición por Alexandre Xavier el 19 Ene 2017, 19:24, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 16 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO