Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 27 Jul 2017, 16:45

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: La verdadera utilidad de la filosofía oriental u occidental.
NotaPublicado: 13 Jun 2017, 23:46 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1201
La verdadera utilidad de la filosofía oriental u occidental.

Hola a todos.
Leo lo siguiente en un foro espontáneo periodístico argentino, surgido a raíz de unas jornadas de divulgación filosófica abiertas al gran público, en la Argentina. Lo firma, con seudónimo, un tal Xlowenberg.

"No hay certeza, ni método, ni objeto, ni medición ni control ni utilidad práctica en la filosofía. PURO SUBJETIVISMO Y DESVARÍO, nada es medible, nada puede garantizarse, nada puede preveerse; como ciencia que pueda aportar algo a la sociedad, la filosofía es una ciencia absolutamente INÚTIL.".

Francamente, me ha gustado el comentario del tal Xlowenberg, y eso que discrepo radicalmente de Xlowenberg.
Porque lo más parecido a una cosa, aparte de la cosa misma claro está, es la cosa totalmente opuesta.
Replico entonces: sí, la filosofía tiene una certeza, un método, un objeto, con medición y con utilidad práctica, sin subjetivismo incomunicable ni desvarío, con garantías, con previsión.
La verdadera utilidad de la filosofía, sea oriental o sea occidental, la haga Lao Tse o la haga Sócrates (el griego, el auténtico)... es el acercamiento objetivo a la felicidad, hasta conseguir la felicidad plena.
Y quizás he dicho una majadería, sí, pero incluso si he soltado la gran pavada, he hablado de manera precisa, tajante, concreta, demostrable o refutable. No he hecho una perorata inasible sobre el sexo de los ángeles.
Mi antirrelativismo, como típico filósofo de derechas (concretamente, derecha revolucionaria) que soy, no es de ayer. Hay, hubo y habrá valores absolutos que nos llevan con seguridad a la felicidad completa.
Los sabios de la India no divagaban, no divagan. Todo su esfuerzo se centra en liberarnos de las cadenas de maya, la gran ilusión cegadora, y devolvernos la vidya o vidia, la visión suprema que lleva derecha a la beatitud, a la dicha infinita.
Es un trabajo real, que no tiene nada de boludez.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La verdadera utilidad de la filosofía oriental u occiden
NotaPublicado: 14 Jun 2017, 03:02 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Ago 2011, 20:39
Mensajes: 6953
Alexandre Xavier escribió:
La verdadera utilidad de la filosofía, sea oriental o sea occidental, la haga Lao Tse o la haga Sócrates (el griego, el auténtico)... es el acercamiento objetivo a la felicidad, hasta conseguir la felicidad plena conseguirla.
...y así, luego de más de 2000 años la filosofía acaba su búsqueda de comprender qué es.

Citar:
Francamente, me ha gustado el comentario del tal Xlowenberg, y eso que discrepo radicalmente de Xlowenberg.
Porque lo más parecido a una cosa, aparte de la cosa misma claro está, es la cosa totalmente opuesta.
Mal. Se supone que el "Porque" debería explicar por qué te gustó el comentario Xlowenbergiano o por qué discrepas. En cambio ¿qué estás explicando? ¿viene a cuento?

Quieres estar sano y dices que lo opuesto es lo más similar. Entonces ¿preferirías estar extremadamente enfermo a estar medio sano? Mira tú.

La filosofía, no sé bien para qué sirve, pero al menos sé que no es simplemente para lo que dices, es más bien una tarea (cuestionar, buscar la verdad de algo, o la sabiduría, que me parece un concepto subjetivo también) o conjunto de ideas, que depende de cada quien cómo o para qué quiera usarlos.
Así como tú dices eso, otro puede decir otra cosa, y no parece que haya solución posible. Considera todas las personas que se vincularon a ella y todas las diversas opiniones al respecto. ¿No es cosa de sentido común concluir que es imposible que haya una respuesta? En casos como el significado de El Bien, a pesar de ocurrir lo mismo, creo que sí la hay, pero me parece que esto es diferente.

Y bueno, perdona que sólo haya leído eso, pero es que tu forma de escribir (o lo que escribes) no me gusta.

_________________
Si no puedes hacerlo, intenta primero hacer algo más simple aunque similar.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La verdadera utilidad de la filosofía oriental u occiden
NotaPublicado: 27 Jun 2017, 18:54 
Desconectado

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1201
Saludos, Tachikomaia.

Dices lo siguiente.

"Alexandre Xavier escribió [resumidamente]:
La utilidad de la filosofía es el acercamiento a la felicidad, hasta conseguirla.

...y así, luego de más de 2000 años la filosofía acaba su búsqueda de comprender qué es.

Citar:
Francamente, me ha gustado el comentario del tal Xlowenberg, y eso que discrepo radicalmente de Xlowenberg.
Porque lo más parecido a una cosa, aparte de la cosa misma claro está, es la cosa totalmente opuesta.

Mal. Se supone que el "Porque" debería explicar por qué te gustó el comentario Xlowenbergiano o por qué discrepas. En cambio ¿qué estás explicando? ¿viene a cuento?
Quieres estar sano y dices que lo opuesto es lo más similar. Entonces ¿preferirías estar extremadamente enfermo a estar medio sano? Mira tú.
La filosofía, no sé bien para qué sirve, pero al menos sé que no es simplemente para lo que dices, es más bien una tarea (cuestionar, buscar la verdad de algo, o la sabiduría, que me parece un concepto subjetivo también) o conjunto de ideas, que depende de cada quien cómo o para qué quiera usarlos.
Así como tú dices eso, otro puede decir otra cosa, y no parece que haya solución posible. Considera todas las personas que se vincularon a ella y todas las diversas opiniones al respecto. ¿No es cosa de sentido común concluir que es imposible que haya una respuesta? En casos como el significado de El Bien, a pesar de ocurrir lo mismo, creo que sí la hay, pero me parece que esto es diferente.
Y bueno, perdona que sólo haya leído eso, pero es que tu forma de escribir (o lo que escribes) no me gusta.".

En primer lugar, os diré a todos que este hilo va de lo más en serio que hago. No es un hilo de tema político o socioeconómico, que sería un tema relativo. No trata del acceso de todos a los bienes básicos para la vida, ni de apedrear bien apedreados a los jueces o abogados. Todo eso, por importante que sea (y es muy importante en su relatividad)... no es lo más importante de todo. Es, hablando con precisión, un medio para un fin.
Lo más importante de todo, lo que no es un medio para un fin sino un fin en sí mismo, es la felicidad. Estéis de acuerdo o no conmigo, seguro que ya os habéis dado cuenta de lo sumamente en serio que voy en la cosa, sin choteo ninguno.
Empiezo ahora con la respuesta de fondo a tus objeciones, Tachikomaia.
Insisto en que lo más parecido a una cosa, aparte de la cosa misma, es la cosa opuesta.
El ejemplo dado por Tachikomaia, a pesar de que lo tomo en sentido opuesto al que le da Tachikomaia mismo, nos aclarará muy bien mi tesis.
Quiero estar sano. Todos queremos estar sanísimos. ¿Qué es lo opuesto a estar sanísimo? Como dice Tachikomaia, es estar extremadamente enfermo. Con toda precisión, estar tan extremadamente enfermo, que la muerte sea inminente. Lo más opuesto a estar sanísimo es ser un moribundo. O sea, en la práctica: estar (muy pronto) ya muerto.
Pues los médicos me dan la razón.
El cáncer es un ejemplo excelente. Por cáncer entendemos muchas patologías, no siempre con la misma naturaleza, pero en general el cáncer es una enfermedad producida por el crecimiento excesivo e incontrolable de un grupo de células.
Entonces, los médicos dicen dos cosas sobre el cáncer.
Lo opuesto a estar sanísimo en cuanto al cáncer, lo opuesto a no padecer (ni siquiera en grado subclínico e inocuo) una patología tumoral cancerosa, es padecer un avanzadísimo cáncer que en breve dará al traste con la vida del paciente.
Dado que los médicos no son unos corruptos indeseables como los jueces y los políticos, lo que quieren es evitar y curar el cáncer.
Entonces... no investigan exclusivamente los mecanismos que en un hombre sano evitan la aparición del cáncer y previenen su aparición. También estudian los mecanismos y las situaciones en las que un organismo humano o parecido al organismo humano está muy enfermo de cáncer, incluyendo el cultivo de células cancerosas para ver cómo se reproducen y qué metabolismo y qué mecanismo genético tienen.
Es decir: el estudio de lo opuesto a la salud, en oncología, el estudio de cánceres gravísimos, es una mina de información... para diseñar fármacos, radiología, tratamientos, dietas, modos de vida, etcétera, que eviten o curen el cáncer.
Y todavía hay otro sentido en que un cáncer letal se parece mucho a la perfecta salud.
La mayoría de los organismos pluricelulares animales está bajo procesos de envejecimiento que concluyen con la muerte del individuo, cuya especie se perpetúa mediante la reproducción, generalmente con la reproducción sexual. Hay unos pocos animales en los que no existe un envejecimiento claro, sea porque la diferencia entre individuo y masa viva colectiva protoindividual (o supraindividual) no es nítida e infranqueable, sea porque en el individuo no hay patrones sistemáticos de envejecimiento, como en algunas medusas.
Si hablamos de animales parecidos al hombre, o sea de grandes vertebrados acuícolas o terrestres, ninguno de ellos se salva del envejecimiento y de sus letales consecuencias.
Pero hay dos importantes excepciones: las células germinales (recordemos que, en estos animales, la reproducción es casi siempre sexual) y las células cancerosas.
Generalmente, las células cancerosas pueden reproducirse indefinidamente mientras posean nutrientes en su medio; y, por mucho que se dividan, se reproduzcan y crezcan, no degeneran, ni sufren envejecimiento o pérdida funcional los tejidos formados por esas células.
Es decir: se trata de células inmortales, o dicho más precisamente, emortales (de duración ilimitada salvo graves daños por accidente externo).
Por tanto, si se consigue replicar de manera controlada, en organismos sanos, esa ausencia de envejecimiento progresivo que se da en las células cancerosas... tendríamos a un individuo, digamos que a un ser humano, inmortal, siempre fresco como un joven de veinticinco años, hombre o mujer, que no moriría salvo grave enfermedad incurable o accidente fatal. Luego, claro, el tal logro mandaría a la porra el sistema político, social y económico, que se basa en que las generaciones jóvenes vienen empujando y echan a las generaciones viejas, pero esto ya no es propiamente cuestión médica, sino cuestión social y política que requiere soluciones sociales y políticas. Si echamos a pedradas a los corruptos jueces y políticos de sus cargos, podremos arbitrar medidas para vivir mucho y muy bien (nunca mejor dicho, y con pleonasmo) en la nueva situación de inmortales.
O sea: que los médicos y biólogos confirman mi tesis de que lo más parecido a una cosa, fuera claro está de esa misma cosa, es la cosa opuesta.
Creo que ahora puedo explicar con cierta claridad por qué me gusta el comentario de Xlowenberg que dio pie a este hilo de discusión.
Xlowenberg dice con precisión y concisión que un arquitecto, un médico, un heladero, un pintor, un cartero, un piloto de avión, etcétera, aportan bienes y servicios objetivos a la comunidad, incluso para los que pensamos que los presuntos servicios prestados por los jueces y por los políticos no existen, porque en nuestra opinión el juez y el político son dos chupópteros dañinos de los que se puede y se debe prescindir. De la valía de estos otros profesionales, en cambio, ni Xlowenberg, ni yo ni nadie dudaremos nunca.
Entonces, ¿qué aporta un filósofo a la sociedad? En el sentido que Xlowenberg da a la palabra "filósofo", o sea profesional pagado con fondos públicos para divulgación y presunta creación de filosofía, está claro que un filósofo no aporta nada a la comunidad en la que vive; es un gorrón y un parásito.
La prueba del nueve es que todas las profesiones citadas tienen un ejercicio privado honrado. Un heladero puede ser funcionario de unas heladerías estatales, como un cartero lo puede ser de una empresa estatal de reparto de cartas. Pero hay empresas privadas de mensajería y envíos postales, y casi todas las heladerías son empresas privadas. Los clientes, pues, pagan voluntariamente (y en régimen de competencia con empresas rivales) por unos servicios cuyo pago, así, sostiene a esos profesionales.
Un filósofo (en sentido xlowenbergiano) en cambio, no es nadie económicamente fuera del pago obligatorio con impuestos, como funcionario. Es decir, que se trata de una seudoprofesión mafiosa, sin aporte real a necesidades sociales, como la seudoprofesión mafiosa de juez o de político profesional, que nadie paga voluntariamente en régimen de empresas privadas bajo competencia mutua.
Los filósofos, pues, no sirven para nada.
Xlowenberg dice esto de modo claro, simple y verdadero. Por eso me gusta.
Existe, por supuesto, otra acepción más seria y clásica de lo que es un filósofo. Un filósofo es un hombre que ahonda en la sabiduría. Si lo es de verdad, si es un auténtico filósofo... posee una ciencia con certeza, método, objeto, medición, control y utilidad práctica.
Esa ciencia es la eudemonología. La ciencia de la felicidad.
El que aprende y aprehende la filosofía, se acerca cada vez más a la felicidad. Y, aparte de su experiencia subjetiva de felicidad (que es fundamental para valorar un fenómeno como éste, la felicidad o dicha) hay también parámetros conductuales, físicos y simbólicos para evaluar con alto grado de fiabilidad si alguien se acerca más o menos a la felicidad. Sabemos bien, por ejemplo, que el que se atiborra de drogas duras, tiene conductas violentas y es propenso a intentos de suicidio, es muy infeliz. Como, inversamente, el que les mete las drogas duras por salva sea la parte a los narcotraficantes, jueces y políticos mientras se ríe de todos ellos (sin consumirlas, claro está) no tiende a la violencia ni quiere suicidarse sino, muy al contrario, quiere vivir como un rey, ése es bastante más feliz que el anterior.
Tu objeción implícita y explícita, Tachikomaia, es que si lo que digo fuera tan claro, ya lo habría establecido hace veinticinco o treinta siglos la filosofía, tanto la filosofía oriental como la filosofía occidental.
Y es una objeción seria, lo reconozco.
Lo que ocurre es que hay verdades cuyo conocimiento es confuso o inaccesible para las mayorías en muchas circunstancias. Eso no invalida la verdad sobre los asuntos oscuros.
Veámoslo con dos ejemplos muy diferentes entre sí.
En literatura artística, puedo decir que El sueño del aposento rojo es una maravilla literaria. Y lo es objetivamente, sí.
Pero hasta entrado el siglo XIX, mi afirmación era muy difícilmente comprobable. Para los chinos, porque esta obra, compuesta a mediados del siglo XVIII e impresa por primera vez hacia el año 1791, no la podían leer ya que eran casi todos analfabetos. Y para el resto de los hablantes de lenguas distintas al chino... porque esta novela no estaba traducida. A partir del siglo XIX se suceden las ediciones y traducciones de la magnífica y larga obra.
En castellano, existe al menos una traducción directa de la editorial Galaxia Gutenberg, en España. Yo, naturalmente, la leo directamente en chino. En este caso, recordemos que la obra es descargable gratuitamente desde páginas internéticas culturales chinas... en versión original, en chino con ortografía clásica (caracteres o ideogramas complejos).
La distancia lingüística y ortográfica es considerable respecto al chino actual, aunque la población china está alfabetizada en grado muy superior al de la época en que se compuso la gran novela. Eso restringe seriamente su lectura en la China actual.
En realidad, la gran mayoría de la población del mundo nunca ha leído este libro.
Entonces, ¿es cierta o falsa mi afirmación de que El sueño del aposento rojo es una maravilla literaria? Pues es cierta, pero la mayoría de la gente no lo puede saber... porque no lee la obra, incluso si la tiene accesible en algún idioma que desconozca.
Incluso, hilando más fino, puedo percibir, como hablante de chino y de castellano, lo mucho que pierde esta obra al ser traducida al castellano. No es que la labor de mis colegas, los traductores Zhao Zhenjiang y José Antonio García Sánchez, sea mala y despreciable, pues por el contrario es una traducción notable. Es que toda traducción de una gran obra literaria a un idioma muy diferente al original es, necesariamente, un triste asesinato de la obra original. Quienes mejor lo sabemos somos... los traductores profesionales. Curiosamente, he observado que existe una copia internética pirata de la traducción al español, traducción que se basa en una vieja edición en castellano realizada en Pequín por la Editorial en Lenguas Extranjeras... y los editores españoles, hasta hoy, no han hecho esfuerzos por borrar del servidor esta copia pirata.
De todas maneras, más vale leer El sueño del aposento rojo en traducción, que no leerlo nunca en ninguna lengua.
El segundo ejemplo es totalmente diferente. Es un ejemplo científico y médico.
Me refiero a las vacunas seguras contra peligrosas enfermedades infantiles. Hasta el descubrimiento o invento de las vacunas, estas enfermedades se llevaban por delante la vida de millones de niños (y adultos). Desde el siglo XIX, en cambio, la introducción masiva de las vacunas empezó a salvar de la muerte y la enfermedad grave a incontables niños en cualquier sistema sanitario público decente, convirtiéndose en obligatoria, por tanto, la vacunación infantil para las enfermedades más graves evitables con este invento, la vacuna.
... Y, sin embargo, sigue habiendo quien duda de la efectividad y seguridad de las vacunas. Es cierto que al vacunar hay posibilidad de reacciones adversas y a veces de la muerte del individuo vacunado. Ahora bien, los abundantes estudios médicos, epidemiológicos y sociales avalan incontestablemente que las vacunas, debidamente administradas por profesionales, salvan a muchos más niños que a los que matan. Los casos de reacción adversa deben ser previstos, prevenidos y tratados en lo posible, sí, mas esos casos no son ninguna justificación para dejar de vacuna a la inmensa mayoría de los niños y, así, salvarlos de un serio riesgo de muerte o grave enfermedad.
¿Es esto evidente para todos? No, padre. Para los activistas de los movimientos antivacunas, no lo es. Estos dicen que no tienen clara la bondad médica de las vacunas, o incluso que son perjudiciales.
Y, ¿existe verdad objetiva sobre las vacunas infantiles? ¡Sí, padre! Se trata de una medida preventiva individual y colectiva (evita el contagio en grandes poblaciones) de primer orden en pedología y pediatría. La salud y la vida de los niños están en juego. Es criminal privarlos de las vacunas.
Por eso, en casos conflictivos como los dos que he citado, si dices que es cosa de sentido común concluir que es imposible que haya una respuesta, te quedas en lo superficial. Hay respuesta objetiva; difícil de sacar a la luz, y compleja, eso sí.
En concreto: el Bien ético es objetivo, y consiste en lo que lleva a la felicidad, la cual es una experiencia objetiva además de ser, obviamente, una experiencia subjetiva.
En cuanto a que no lees mis escritos extensos porque no te gustan, simplemente reitero que un verdadero filósofo lee también lo que no le gusta, pues ésa es, precisamente, la manera de contrastar puntos de vista. Si solamente vas a leer o escuchar lo que coincida con tus apreciaciones, ni siquiera eres un filósofo, en el verdadero sentido del término. Tampoco yo lo sería si me negara a leer las apreciaciones tuyas con las que no estoy de acuerdo, o las atrocidades que, en este mismo foro, suelta el payaso (él mismo se define como payaso) Masacroso. Mas leo a Masacroso, incluso cuando no me gusta lo que dice.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es).


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 3 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO