Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 20 May 2019, 13:32

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 13 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 14 Feb 2019, 13:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Ene 2019, 11:48
Mensajes: 106
¿Qué es al amor? ¿Está relacionado con la felicidad? ¿Es algo característicamente humano?
Son preguntas que me he hecho de forma recurrente y que he ido haciendo a diversas personas con las que mantenía algún trato más o menos cercano para conocer opiniones similares y diferentes a la mía.

Quizá sea uno de los términos más equívocos hoy en día por la cantidad de definiciones que se le atribuyen tan relacionadas quizá pero tan variopintas en su esencia a la vez. La RAE recoge muchas acepciones, lo que demuestra esa cierta polisemia, las cuales dejo por aquí:
RAE sobre “Amor” escribió:
Spoiler: show
1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.
3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.
4. m. Tendencia a la unión sexual.
5. m. Blandura, suavidad. Cuidar el jardín con amor
6. m. Persona amada. U. t. en pl. con el mismo significado que en sing. Para llevarle un don a sus amores
7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.
8. m. p. us. Apetito sexual de los animales.

Así a voz de pronto y de forma sintética y somera se me ocurren varias respuestas a la pregunta sobre qué es el amor (quizá haya alguna otra no englobable en éstas, serán bienvenidos aportes al respecto):

  • Un sentimiento, entendido como una sensación o un estado de ánimo.
  • Un acto de la voluntad, algo así como una decisión escogida libremente.
  • Un instinto más o menos primario para perpetuar la especie.
  • Una atracción basada en la belleza del objeto amado.
  • Una emoción reductible a nivel físico-químico hormono-neurológico.

Es probable que sea difícil separar totalmente del resto una definición como verdadera, ya que probablemente todas tengan su parte de verdad de alguna forma, en mayor o menor medida. Quizá esta dificultad radica en la problemática de establecer qué es causa de qué y qué es consecuencia. Me explico con un ejemplo: ¿es el acto de la voluntad que pretende buscar el bien del sujeto amado (amor) el que produce unos cambios químicos en el encéfalo que condicionan un estado anímico particular? O, ¿es ese cambio químico del encéfalo dadas X circunstancias (amor’) el que produce y facilita la empatía y la búsqueda del bien del amado?


Para mí, el amor es un acto de la voluntad, una decisión en la que participa de forma necesaria la libertad, caracterizado por la búsqueda y el querer del bien del sujeto amado por el beneficio del propio sujeto amado (es decir, de forma altruista). Lo que viene siendo más o menos la definición aristotélica de amor. Ese acto requiere de múltiples factores y es facilitado por otros tantos factores.
  • Requiere de cierto conocimiento sobre el sujeto amado, pues a mayor conocimiento del mismo mayor será la exactitud con la que se busca proporcionar su bien, pues se conocerán sus carencias y necesidades. Es por lo tanto también necesaria cierta capacidad de aprehensión y raciocinio.
  • Requiere de la libertad, esto es, de la capacidad de elección del bien (de lo que subjetivamente aprehendemos como bien) entre varias opciones. Entendiendo el bien como mayor adecuación a la realidad del ser, esto es, a su esencia; y entendiendo la belleza como la percepción de las características del ser más acordes a su esencia, es fácil entender que el amor esté muy ligado a esa atracción por lo bello, que, no obstante, si bien puede iniciarse por una simple atracción, para llegar a ser amor, debe exigir un acto libre de la voluntad.
  • Es facilitado por el instinto, pues como pertenecientes al reino animal y como seres vivos, nos vemos imbuidos en las leyes del resto de seres vivos: la ley de la perpetuación de la especie. Esto se traduce en atracciones de carácter más visceral, mediadas por procesos hormonales (principalmente) y neurológicos, hacia una finalidad procreativa.
  • Es facilitado también por la neuro-química que se deriva de su acto, traduciéndose en emociones, éstas en sentimientos, y estos modificando los estados de ánimo, hacia una situación general más placentera. Esos sentimientos positivos, ligado al amor, también se pueden promover y fomentar para, a su vez, facilitar el amor. [Por ejemplo: encontrarme un ramo de rosas con una nota cariñosa al despertar me produce unos sentimientos que me ayudan a amar [y no por interés] a la persona que amo. U otro ejemplo: Que después de perder la cartera por la mañana el vecino me vea a mi llegada a casa y me la entregue con todo lo que tenía me produce unos sentimientos que me ayudan a amar más a mi vecino y a mi mujer cuando llegue a casa. De forma análoga, las situaciones anteriores antagónicas no impiden el amor, pero no lo facilitan e incluso lo puede dificultar].


Por todo ello la respuesta a qué es el amor pienso que tiene un poco de cada una de las definiciones que se le atribuyen, pero, creo que el amor es en esencia un acto de la voluntad.


No lo veo sólo instinto, pues no tendría sentido el sacrificio vital de hijos por padres, el sacrificio vital de personas por su patria, el sacrificio de alguien por unos valores o un ideal, etc. No lo considero sólo sentimiento, pues las relaciones de amor serían tan efímeras y ciclotímicas como los sentimientos (prueba de ello es que, cuando se basan las relaciones interpersonales en la concepción de amor más extendida actualmente, “un sentimiento”, se tornan tan efímeras y erráticas como éstos). No lo veo un simple mecanismo neuro-químico, ya que veo cierta evidencia en cuanto a la causalidad a favor del acto de la voluntad libre en pro del bien del amado. La atracción por lo bello per se no la consideraría amor, sino más bien admiración, sorpresa, embelese, etc., que bien puede promover o facilitar al propio amor.

Y ustedes, ¿qué opinan al respecto?

¡Un saludo!


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 14 Feb 2019, 23:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 11826
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Muy bueno el tema Vitae, y muy bien planteado de tu parte.

Personalmente diferenciaría entre tipos de amor. No es lo mismo por ejemplo el eros, el amor erótico (de pareja), que el ágape, el amor "universal" que siente un santo por la humanidad (y por todo ser viviente).

En el eros hay un fuerte ingrediente de atracción (atracción por lo bello). Lo cual se podría decir que tiene bastante de instintivo. A su vez implica un grado de pasión (emociones fuertes), romanticismo (esto puede tener mucho de cultural) y demás.

Por otro lado al ágape lo definiría como el "deseo noble (altruísta) de procurar la felicidad del otro y de evitar (o disminuir) su sufrimiento". Un santo extiende este amor hacia todos. Lo siente y lo expresa en actos.

_________________
"La discriminación es la única arma que tienen los mediocres para sobresalir."
.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 16 Feb 2019, 11:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Ene 2019, 11:48
Mensajes: 106
Gracias, Sócrates.

Es interesante la consideración que hace de los diferentes tipos de amor. Lo veo similar a la distinción que hacía de las distintas definiciones que se le dan actualmente al "amor", pero con los términos clásicos. Ágape, eros, philos,

  • Ágape: amor incondicional que busca el bien del amado. Normalmente referido a Dios, al amor conyugal y de familia, de pareja "seria", …
  • Eros : referido más a la condición sexual, venérea, al deseo, pero también a la capacidad creativa/procreativa, de dar vida [esto último también según la concepción instintiva freudiana].
  • Philos: también referido al amor, sin connotación erótica. Ligado también a la admiración, atracción, … Quizá más aplicable en ámbito de cosas, entes, amor de amistad, …


Tengo la manía de intentar asociar un vocablo a un único significado, por evitar equívocos en los discursos, argumentaciones o incluso en el pensamiento. Quizá por eso considero que tal o cual palabra sólo tiene un significado, al menos filosófico, "verdadero". Quizá esta pretensión pueda ser un error o un imposible, aunque me ocurre con el caso que aquí debatimos.

Con este planeamiento (que ahora mismo se me antoja en parte iluso) pienso que el amor es “tal cosa”, que quizá comparta muchos atributos de las distintas definiciones que se le dan, pero que otras concepciones distintas a la definición dada son reduccionistas o no hacen honor a la verdad. De esta forma, siguiendo con los términos clásicos, lo que yo consideraría que es el amor de verdad es más bien ese ágape. Philos sería una participación de ese ágape menos perfecta o no referida a personas (que también), por ejemplo al conocimiento, la filosofía. Eros sería una característica concreta del ágape sacada del completo significado de éste, es decir, ágape incluiría eros pero también otras características.


Supongo que en resumen, sería como que está el amor más perfecto, que siguiendo la idea del mensaje anterior sería aquél que de forma más perfecta “busque y procure el bien del amado por el propio amado”, y ello en su máxima expresión se pueda traducir en una donación completa del yo puesta al servicio del amado como procurador de su bien. Evidentemente llegaría a su culmen en caso de ser un amor correspondido, pues el objeto amado sería a su vez sujeto amante y viceversa. De esta forma el eros tendría mucho que ver, puesto que denotaría la entrega total, incluso corpórea y venérea, recíproca en esa relación bilateral de amor. Es decir, el bien perseguido para el amado abarcaría todas las esferas: desde la económica, emocional, en salud, etc. hasta la realización personal, el bienestar, las necesidades fisiológicas, las necesidades sexuales, etc. (todo ello siempre de acuerdo con el principio de justicia y la consideración de la igual dignidad de amado y amantes como personas: uno no es esclavo de facto del otro). Además, tendría sentido también la inserción en ágape del significado de eros como vida (además de como pulsión sexual), puesto que en ese contexto de buscar el bien del otro y donación cabría la venida de nuevas personas en el mejor contexto para los hijos.
Por supuesto, las características de ágape, el amor que comentaba, pueden desligarse de éste, teniendo eros sin ágape, por ejemplo. Pero soy reacio a llamar amor a una parte de lo que constituiría éste. No sé si me explico. Me suena como reducir el concepto ABCD al concepto B bajo el mismo nombre.

Respecto de philos, una especie de ágape sin eros, supongo que cabría en la consideración de cualquier amor hacia un objeto no racional/libre (incapaz por tanto de establecer esa reciprocidad) o hacia cualquier persona teniendo en cuenta que la donación completa del yo por el ágape sólo podría realizarse de uno a uno y probablemente de forma ideal in aeternum (de ahí supongo también las ideas de amor como "amor verdadero", "para toda la vida", "romántico"...), es decir, no se puede donar a un segundo lo que ya se ha donado a un primero, porque se caería en injusticia para con el primero y en contradicción. Así, philos sería un ágape (querer el bien del otro en cuanto al otro) "a medio gas" o al "máximo gas" que se puede sin incurrir en injusticias o contradicciones.


No sé, la verdad es que le voy dando vueltas sobre la marcha, ¿qué opina al respecto?


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 17 Feb 2019, 16:02 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 695
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Muy buen tema Vitae, muy interesante.
Vitae escribió:
Es probable que sea difícil separar totalmente del resto una definición como verdadera, ya que probablemente todas tengan su parte de verdad de alguna forma, en mayor o menor medida. Quizá esta dificultad radica en la problemática de establecer qué es causa de qué y qué es consecuencia
Efectivamente hay conceptos difíciles de definir, y ello se debe (opino) a que dichos conceptos son en demasía inteligibles, osea, que poseen un grado tan eminente de luz para el intelecto que éste queda como ciego ante ellos. Y del exceso de luz que poseen se derivan las múltiples definiciones de ellos.

Aristóteles hablaba de los murciélagos: estos ven bien entre lo oscuro, pero la luz los deja ciegos... pues bien, lo mismo le ocurre a la inteligencia con respecto a la inteligibilidad: entre más inteligible sea una idea más difícil será encerrarla en una sola definición o en un solo sistema.

El amor, me parece, es una de esas cosas que no se dejan encapsular en una única definición debido a que es un concepto inteligible en grado sumo (por eso todos sabemos a que se refiere sin necesidad de ponernos a pensar sobre él) ¿Es un sentimiento? Sí, pero es más que eso. ¿Es un acto de la voluntad? Sí, pero es más que eso.

***
Ahora bien, yo acotaría que el amante no tanto busca el bien del amado sino que sobretodo busca el "sacrificio" por el amado. Y no sólo está dispuesto al "sacrificio", sino que incluso lo provoca voluntariamente porque quiere una y otra vez demostrar su amor a su amado. La clave de comprensión del "amor" está, según yo, en el concepto de "sacrificio" y no tanto en las distinciones clásicas de eros, ágape y philia.

Opino que no es tan importante desearle el bien a quien se ama (aunque esto ciertamente ocurre) sino que lo primordial del concepto "amor" estriba en ese valor o heroísmo inaudito que brota de quien ama realmente. Un amor que tuviera como centro el buscar el bien del otro sería un amor "paternalista" meramente. Sería un amor de "cuidado". Pero en realidad el amor lo que quiere realmente es inmolarse, al menos según yo.


Tomemos el amor en la Biblia. Todos saben que la Biblia casi no usa "eros" y se prefiere casi siempre el "ápage", pero lo cierto es que Dios-Yavé eligió un pueblo entre todos los pueblos existentes de la tierra para comunicarse, vale decir, que se dejó arrobar por un solo pueblo (eros) para después amar por extensión a todos los demás (ágape). El eros divino (el amor de predilección) antecede al ágape divino y el ágape se injerta en el eros.
Pues bien, todo es claro: el amor divino no sólo está dispuesto al sacrificio sino que lo hace efectivamente en la cruz. Dios no sólo busca el bien del ser humano, sino que ante todo busca expresar su amor, su exceso de amor por el hombre y por eso llega al sacrificio: quien ama nada se reserva, y por eso tarde o temprano debe entrar "en el destino del grano de trigo" que si muere da mucho fruto.

Bueno, me alargue. Diría eso por ahora

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 18 Feb 2019, 14:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Ene 2019, 11:48
Mensajes: 106
Bienvenido al debate, FelinoVeloz, ¡gracias por el interesante aporte!

Entiendo perfectamente la analogía del murciélago, pero, si bien a los humanos nos puede pasar similar, creo que mediante el intelecto y la razón podemos ir desgranando y analizando la cuestión en sí, para poder acercarnos a la verdad paulatinamente. En la analogía con el murciélago y la luz, el ser humano estudiaría el fenómeno por el cual fuera de la oscuridad se aumenta la ceguera y fabricaría unos binóculos de graduación de luz que le permitirían subsanar la ceguera a la luz. De forma análoga supongo que se podría hacer incluso con conceptos de alta inteligibilidad.

Tampoco era mi intención encerrar la idea de "amor" en una encorsetada definición, sino más bien elaborar una definición que abarcase al máximo posible la grandeza del término, pues considero que no es sólo reducible a "tal" cosa. Por ejemplo, siguiendo con mi primer mensaje, concibiendo el amor como "querer, buscar y procurar el bien del amado en tanto a éste" no se limitaría ni se agotaría a ello exclusivamente, sino que estaría por ejemplo intrínsecamente ligado a muchos factores y a otras realidades como el sacrificio, la donación de uno mismo, la generosidad, el sentimiento, lo sexual, la belleza, … Pero tampoco se limitarían a éstos. Quizá la pregunta podría ser entonces:
¿Qué es lo realmente característico del amor y le da razón de ser?

Si bien pudiera ser un término inteligible en grado sumo, como usted dice, no acabo de ver que todo el mundo sepa o intuya a qué se refiere el amor. En el sentido precisamente de las diferentes concepciones del mismo a veces tan diferentes. O que todas esas distintas concepciones de amor que cada uno tenemos respondan a lo mismo. Por ejemplo: según una concepción que le atribuya como naturaleza característica del amor el "querer el bien del amado" o "la capacidad de sufrimiento por el amado" toda relación amorosa implicará generosidad, donación y altruismo, siendo esto entonces algo común a cualquier relación en la que medie el amor. Según una visión del amor cuya naturaleza característica resida más en el instinto, el sentimiento, la belleza, la atracción, … podrán darse situaciones en esas relaciones amorosas donde prime el egoísmo, la búsqueda del propio bien por encima de el del amado, la utilización del amado, … No sé si me estoy explicando bien. O sea, veo demasiada diferencia entre concepciones populares de "amor" como para atribuirlo exclusivamente a esa inteligibilidad y a que todas puedan ser igual de aceptadas.


También veo como característica del "amor" el sacrificio, precisamente por ese altruismo, esa donación del amante por el amado y esa generosidad. Pero no acabo de verlo como la respuesta a la pregunta que hice anteriormente… (¿Qué es lo realmente característico del amor y le da razón de ser?). Si bien el sacrificio se da en el amor, también puede darse en múltiples situaciones muy distintas a lo que llamaríamos amor, creo. El sacrificio de someterse a algún procedimiento médico que implique dolor, la adopción de una estricta dieta para entrar en X casting o como parte de un entrenamiento físico, la privación de un determinado capital durante X tiempo por una inversión, … Es decir, no veo al sacrificio per se como lo que más caracteriza al amor, sino en todo caso el sacrificio por el amado, o por el bien del amado en cuanto a éste, ¿no? O sea, veo el sacrificio como un medio muchas veces necesario para la búsqueda y procuración del bien del amado (que sería el fin del sacrificio como medio), pero no a la inversa. Dándose siempre el segundo pero no necesariamente el primero.
Además, creo que en un amor "perfecto", si bien pudiese entrañar sacrificio, dicho sacrificio, al ser parte de una elección voluntaria libre, se tornaría en una especie de "sacrificio gozoso" en cuanto a voluntariamente aceptado e incluso buscado y procurado para la consecución del fin que se pretende: el bien del amado en cuanto a éste.

Por otra parte, el querer (buscar y procurar) el bien del amado puede tener un carácter paternalista, pero no creo que se limite a ello. El fin no es en sí el cuidado del amado, ni la procuración de los bienes materiales que necesitase, ni la pretensión de evitar todo sufrimiento, … sino el deseo de procurar la felicidad del amado mediante la procuración de su bien. Por otra parte, el amor, al buscar y procurar el bien, no debería cercenar nunca la libertad del amado, sino más bien lo contrario, tornándose en una concepción de "el amor propone (lo que aprehende como bien para el amado por él mismo) pero nunca impone". Con lo cual no le acabo de ver ese carácter paternalista (que sería pretender sustituir la libertad del amado) a la voluntad, búsqueda y procuración del bien del amado.

De todas formas, estoy de acuerdo en que amor y sacrificio (e incluso sufrimiento en alguna medida) van estrechamente ligados.

FelinoVeloz escribió:
Pues bien, todo es claro: el amor divino no sólo está dispuesto al sacrificio sino que lo hace efectivamente en la cruz.
Sí, pero el sacrificio lo veo más como el medio empleado y si me apuras necesario para esa procuración del bien en cuanto al amado, que en este caso que propones sería la salvación de los amados, de todo ser humano.

Un saludo ;)


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 18 Feb 2019, 22:12 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 11826
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Vitae escribió:
Es interesante la consideración que hace de los diferentes tipos de amor. Lo veo similar a la distinción que hacía de las distintas definiciones que se le dan actualmente al "amor", pero con los términos clásicos. Ágape, eros, philos,

  • Ágape: amor incondicional que busca el bien del amado. Normalmente referido a Dios, al amor conyugal y de familia, de pareja "seria", …
  • Eros : referido más a la condición sexual, venérea, al deseo, pero también a la capacidad creativa/procreativa, de dar vida [esto último también según la concepción instintiva freudiana].
  • Philos: también referido al amor, sin connotación erótica. Ligado también a la admiración, atracción, … Quizá más aplicable en ámbito de cosas, entes, amor de amistad, …


Excelente, muy bien definido.

Citar:
De esta forma, siguiendo con los términos clásicos, lo que yo consideraría que es el amor de verdad es más bien ese ágape.


De acuerdo. Lo que a veces también llaman el "amor puro".

Citar:
Philos sería una participación de ese ágape menos perfecta o no referida a personas (que también), por ejemplo al conocimiento, la filosofía. Eros sería una característica concreta del ágape sacada del completo significado de éste, es decir, ágape incluiría eros pero también otras características.


De acuerdo. En el philos y el eros puede haber algo ("una cantidad") de ese amor puro pero mezclado con otras cuestiones (gustos, intereses, etc.).

Citar:
Supongo que en resumen, sería como que está el amor más perfecto, que siguiendo la idea del mensaje anterior sería aquél que de forma más perfecta “busque y procure el bien del amado por el propio amado”


Así es, algo muy raro de ver. Generalmente se atribuye a los santos (de distintos pueblos y épocas) esta característica (capacidad de amar).

Citar:
y ello en su máxima expresión se pueda traducir en una donación completa del yo puesta al servicio del amado como procurador de su bien.


Aquí quisiera agregar una opinión. Por lo que se ve de los relatos de tales santos (quienes manifestaron ágape) su amor no se limitó a un "objeto amado" (una persona) en particular (de modo exclusivo), sino que su amor se expresó, manifestó y expandió a una cantidad vasta de seres y sin distinción.

Generalmente el amor expresado de modo especial a una sola persona "al amado/amada" tiene una connotación posesiva.

Citar:
Evidentemente llegaría a su culmen en caso de ser un amor correspondido, pues el objeto amado sería a su vez sujeto amante y viceversa. De esta forma el eros tendría mucho que ver, puesto que denotaría la entrega total, incluso corpórea y venérea, recíproca en esa relación bilateral de amor.


Sigo con el concepto anterior. Un santo logra una "unión" (o comunión) con una totalidad de seres. Una relación de pareja ideal en todo caso es una unión de 2 elementos, dejando al resto (de personas) fuera del círculo de tal expresión de amor. Por lo que lo veo más limitado.

Yendo ahora a analizar el eros. Si somos realistas, tal amor ideal no existe salvo en las novelas románticas. La realidad del eros es que hay mucho de deseo, pasión, interés personal, gusto, conveniencia y demás. Es decir hay mucho de egoísmo y no tanto de altruismo. Ojo, no estoy diciendo tampoco que no haya algo de amor (puro) dentro de los ingredientes. Pero hay mucho de esos otros elementos.

---

¿Qué opinas?

Seguiré con el análisis en el próximo mensaje donde comentaré un aporte de Felino. ;)

_________________
"La discriminación es la única arma que tienen los mediocres para sobresalir."
.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 18 Feb 2019, 22:33 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 11826
Rango personalizado: Usuario y moderador.
FelinoVeloz escribió:
Ahora bien, yo acotaría que el amante no tanto busca el bien del amado sino que sobretodo busca el "sacrificio" por el amado.


Me permitiré, con todo respeto, dar mi opinión.

Pensemos en una mujer que ama a su marido. Pero éste es agresivo, la golpea y maltrata, además tiene relaciones sexuales con otras mujeres etc. Ésta mujer lee las epístolas de San Pablo donde se dice que "el amor todo lo soporta, es paciente, servicial, etc.". Y entonces sigue soportando todo eso.

Pensemos ahora que esa mujer maltratada es nuestra hija. ¿Qué quisiéramos para su bien? ¿Que siga soportando todo eso? En mi caso le aconsejaría (por su bien) que se aleje de ese hombre que no la respeta como mujer ni como ser humano. De ninguna manera le diría que se "sacrifique" por ese marido.

Los psicología explica claramente como este tipo de amores donde "se sufre por amor" tienen una connotación psicológica. Pueden leer un libro de muy fácil lectura que es "El lado B del Amor" de Gabriel Rolón, un psicoanalista argentino. O cualquier otro material de psicología sobre la temática. Hubo un libro de gran divulgación hace unas décadas que se llamó "Las mujeres que aman demasiado" de Robin Norwood. Allí se explica esto claramente.

Hay casos en donde un "yo" débil se somete y diluye ante un "yo" más fuerte y dominante (no necesariamente amoroso). No se debe confundir esta dilución de una personalidad débil con la capacidad de amar.

Los santos de la historia que se han "sacrificado" lo han hecho por una causa superior o por el bien de la humanidad, y ello no es comparable a la dilución de un "yo" débil en otro ego dominante, lo que siendo un acto patológico podría erróneamente confundirse un "acto de amor". Esto es peligroso y debería prestarse atención.

Un comentario más sobre "yoes" débiles y el sacrificio. Los líderes de sectas aprovechan justamente la debilidad de algunas personalidades necesitadas y recurren a ese falso concepto de "amor y sacrificio" por la comunidad (la secta) para manipular a sus adeptos. Les hacen creen que están sirviendo a una causa superior cuando en realidad están siendo sometidos por una personalidad manipuladora y peligrosa.

---

Considero personalmente que en la relación de pareja ha de haber reciprocidad. Ello es prueba de que la relación es sana. Donde hay mucha unilateralidad, uno da y otro recibe (y no al revés), en términos poco equitativos, hay una relación muy probablemente patológica. No creo que la relación de pareja (eros) deba ser incondicional. Debe haber condiciones, por ejemplo el respeto mutuo.

---

¿Qué opinan?

_________________
"La discriminación es la única arma que tienen los mediocres para sobresalir."
.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 19 Feb 2019, 02:48 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Ene 2014, 15:16
Mensajes: 1016
El corazón es de la mano izquierda, la misma del anillo y aunque sabemos donde yace el pensamiento también sabemos que somos tripas y corazón

_________________
--------------
CONFIRMADO


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 19 Feb 2019, 17:23 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Ene 2019, 11:48
Mensajes: 106
hector04 escribió:
El corazón es de la mano izquierda, la misma del anillo y aunque sabemos donde yace el pensamiento también sabemos que somos tripas y corazón
Bienvenido al debate, hector04.

Exactamente, ¿qué quiere decir con que el corazón es de la mano izquierda? Entiendo que el anillo va en dicha mano (generalmente) por un motivo de estadística y comodidad, de la misma forma que el reloj va en la muñeca izquierda de forma general.

Un saludo.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 19 Feb 2019, 17:58 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 15 Ene 2019, 11:48
Mensajes: 106
Gracias, Sócrates, por los comentarios y las opiniones al respecto. :)

socrates escribió:
Así es, algo muy raro de ver. Generalmente se atribuye a los santos (de distintos pueblos y épocas) esta característica (capacidad de amar).
Estoy de acuerdo en que el amor en su estado más perfecto y llevado a cabo de forma más o menos constante durante la vida es el que se atribuye a los santos.
Pero creo que no es tan raro en realidad. Lo que pasa es que somos humanos, erramos y tenemos nuestros vicios. Quizá en el humano promedio incluso durante el día a día se den hechos de amor de una alta adecuación con el ágape, pero limitado más en el tiempo y a un entorno más local. Es decir, creo que toda persona es capaz, al menos como potencialidad, del amor más puro. Prueba de ese amor puro en lo cotidiano:
https://www.youtube.com/watch?v=CSxR8UxDMY8
(Quizá más específicamente en 3:50 y 6:30)
https://www.youtube.com/watch?v=VcIz9svh5kI

socrates escribió:
Generalmente el amor expresado de modo especial a una sola persona "al amado/amada" tiene una connotación posesiva.
Estoy de acuerdo en que el amor no debe tender a limitarse o hacerse exclusivo, pues si no acabaría no siendo amor y desvirtuando en un acto posesivo, de dominación, egoísta, … Supongo que el motivo de ser así responde entre otras cosas a la capacidad de amar. Si se la limita en un único objeto pudiendo ejercerse más ampliamente se cae en el más que probable utilitarismo de esa limitación, desvirtuándose ese amor y no constituyendo a la postre tal término. No creo que se pueda amar en exclusiva a una persona mientras se niega ese amor al resto, pero sí creo que se pueda amar a una persona concreta mientras también se puede amar al resto (particular o vastamente).

Es decir, que en base a ello opino que sí se puede dar ese amor puro a una persona (sin limitarse a ésta), pues si es amor en cuanto a la definición que hemos acordado por ahora (esa voluntad, búsqueda y procuración del bien del amado por el propio amado), éste tiende a ser expansivo, no a ser exclusivo. El amor a un objeto amado engrandece de alguna forma al sujeto amante, y hace partícipes de ese amor y de esa felicidad/alegría derivada (que considero que está intrínsecamente relacionada) a las personas con las que éste y el amado (en caso de correspondencia) se relacionan.

socrates escribió:
Una relación de pareja ideal en todo caso es una unión de 2 elementos, dejando al resto (de personas) fuera del círculo de tal expresión de amor.
En línea con lo anterior. Si bien ciertas formas de expresión tangible de ese amor corresponden a la intimidad de la pareja, la relación de amor en sí considero que es expansiva a los más cercanos. Participando incluso ésos de ese mismo amor. Supongo que consecuencia de ello, por ejemplo, una persona no se relaciona con sus compañeros de trabajo de igual forma (en general) si en casa hay una relación de amor más ideal o si, por el contrario, es una guerra sin cuartel. Y viceversa de alguna forma.

En esa misma línea del carácter expansivo del amor decía san Juan de la Cruz (creo que era él, aunque no estoy seguro) algo así como "pon amor donde no hay amor y sacarás amor". Supongo que hace referencia a esa capacidad de "contagio" o "expansión". Evidentemente ese contagio o expansión debería pasar previamente por la inteligencia, libertad y voluntad del sujeto contagiado para hacerse acto.

socrates escribió:
La realidad del eros es que hay mucho de deseo, pasión, interés personal, gusto, conveniencia y demás. Es decir hay mucho de egoísmo y no tanto de altruismo.
También lo veo así. Por eso soy reacio a calificar al eros por sí solo como amor.

No sé cómo lo ve... La verdad es que le voy dando vueltas continuamente al tema. :roll:

¡Un saludo!


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 13 mensajes ]  Ir a página 1, 2  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO