Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 14 Dic 2018, 17:26

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 228 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17 ... 23  Siguiente
Autor Mensaje
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 14:07 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 8444
Gonzalo:

Te copio el primer mensaje del tema que escribí sobre Kant en este foro hace cierto tiempo:

Spoiler: show
Como he dicho no he estudiado la carrera de “Filosofía y letras” y
no he leído las setecientas páginas de la “Crítica de la razón pura” de Kant, aunque empecé a hacerlo hace bastantes años. Hice muy bien en desistir por lo que diré a continuación, pero sí que he leído después a algunos interpretadores de la filosofía kantiana. Últimamente a uno de ellos, Juan Solé, que escribió un libro dedicado exclusivamente a Kant y titulado “El giro copernicano en la filosofía”. Este libro pertenece a una colección filosófica compuesta de cuarenta ejemplares en los que se analizan los pensamientos de los más caracterizados filósofos habidos a lo largo de la historia.

En ese libro se dice, entre otras muchas cosas, que Kant no es un pensador fácil de entender. Enfrentarse a sus libros sin la ayuda de una persona cualificada, a pelo, está al alcance de muy pocos, y en general no es una actividad recomendada para la estabilidad del sistema nervioso ni para la autoestima. No resulta sencillo abrirse paso en su densa maraña de conceptos complejos y terminología técnica y a menudo extravagante.

Los temas principales de Kant son la teoría del conocimiento y la fundamentación de la ética, expuestos, respectivamente, en sus dos obras: Crítica de la razón pura y Crítica de la razón práctica.

Con respecto a la Crítica de la razón pura, se entresacan, entre otras muchas cosas:

Ni la percepción sensible ni el entendimiento, por sí solos, pueden dar conocimiento: La primera suministra contenidos sin forma (caos), el segundo formas sin contenido (ilusiones). Los pensamientos sin contenido son vacíos; las intuiciones sin concepto son ciegas. El pensamiento es incapaz de intuir y los sentidos son incapaces de pensar.

Construye un modelo de todo conocimiento posible: en la “Estética” trata la estructura de la sensibilidad, donde se registran los datos sensoriales; en la “Analítica” trata los conceptos a priori del entendimiento que se aplican a los datos sensoriales para producir conocimiento; y en la “dialéctica” trata las ideas de la razón pura, que no se aplican a nada, se mueven en el vacío y por consiguiente carecen de valor científico.

Kant introduce una distinción básica entre fenómenos y noúmenos o cosas -en-sí. Fenómeno es lo que se percibe mientras que noúmeno o cosa en sí es eso mismo pero fuera de la percepción, con independencia de ella. Noúmeno es aquello que no se capta en la intuición sensible, ni de ningún otro modo porque como Kant repite una y otra vez, los seres racionales no tienen la experiencia de la intuición intelectual (solo perciben lo físico, no lo que trasciende a lo físico). Kant rechaza que tengamos acceso al noúmeno. Esta visión implica que la realidad es más amplia que el alcance de nuestro conocimiento, pero no tenemos acceso a ella, no son más que un concepto para indicar los límites del conocimiento y del pensamiento.
Los positivistas lógicos piensan que el espacio es objetivo, y por lo tanto también lo intuido: no hay cosa en sí como causa de la cosa intuida. Se elimina la preocupación por lo que haya más allá de la intuición y hay que centrarse exclusivamente en lo que aparece en la sensibilidad.

La distinción kantiana entre fenómeno y noúmeno introduce algo muy nuevo en la filosofía, que rompe con toso lo anterior. Los filósofos habían distinguido tradicionalmente entre realidad y apariencia: realidad era lo que había en el fondo, subyacente y permanente, la esencia, lo inteligible, mientras que apariencia era lo que saltaba a la vista, evidente y fugaz, lo sensible. Los filósofos eran capaces de alcanzar la realidad mediante el uso disciplinado de la razón, mientras que el vulgo no iba más allá de las apariencias que captaba por los sentidos.

Kant prescinde de la polaridad realida/apariencia y plantea en cambio el par fenómeno/noúmeno. La distinción no es equivalene a la anterior, entre ambas media el abismo que separa la filosofía clásica medieval (entre la que se encuentra la de Tomás de Aquino) de la moderna. El fenómeno no se define como apariencia sino como aparición, como dato (intuición, percepción) registrado en la conciencia y que no es un subproducto de una esencia más digna. El fenómeno no se opone a la esencia, se opone al noúmeno, que es, precisamente, lo que no se registra en la conciencia. Ya no hay que pensar en la esencia situada detrás de la apariencia, sino en el sentido o la falta de sentido de lo que aparece en la conciencia.

En la sección titulada “Dialéctica trascendental” derriba todas las pretensiones illegítimas que la metafísica dogmática tenía de ser conocimiento sólido.

Un adelanto de lo que sería la “Crítica de la razón práctica” se da en el prólogo a la segunda edición de la “Crítica de la razón pura” en el que Kant escribe:

“Tuve que suprimir el saber para dejar sitio a la fe”: esto significa que Kant desengaña a quien aspire a demostrar las grandes cuestiones de la metafísica, pero insta a pensar y a creer en estas desde otra perspectiva, la de la moralidad y la religión. No es ilegítimo plantearse estas cuestiones, en realidad es inevitable por el modo en que está configurada nuestra razón; lo que es ilegítimo es pretender darles una explicación teórica con la razón especulativa, que como sabemos solo puede actuar en contacto con las percepciones sensibles.


Hay 220 páginas de letra prieta, una tercera parte de la “Crítica de la razón pura” dedicadas a refutar las conclusiones de la metafísica como pseudociencia, con una densidad conceptual y en ocasiones desalentador incluso para los que a estas alturas ya están acostumbrados. Hoy en día hay que entender el fenómeno religioso como una vivencia personal de tipo espiritual y emotivo, ajena a argumentaciones objetivas de la razón discursiva.

La metafísica tradicional del racionalismo dogmático ha creído poder asegurar la existencia de lo absoluto, de lo incondicionado y de lo necesario, del alma, del mundo como totalidad y de Dios. Kant ha mostrado la indemostrabilidad de estas ilusiones metafísicas contenidas en los paralogismos, las antomonías y la teoría especulativa. El uso constitutivo de las ideas metafísicas ha quedado desacreditado.

Con respecto a la “Crítica de la razón práctica”:

Según Kant, el ser humano pertenece simultáneamente a un mundo sensible y a un mundo inteligible. En el primero está sometido a las leyes de una causalidad externa, y a las presiones de los apetitos, las pasiones y el azar; en el segundo es un ser racional libre, se rige por una voluntad buena y es capaz de promulgar e imponerse a sí mismo máximas y principios morales universales. Una acción moral consiste en aplicar en el mundo sensible las máximas y los principios creados por la libertad y la racionalidad en el mundo inteligible. El acatamiento y cumplimiento por la voluntad de las máximas y principios universales promulgados por la razón constituyen la dignidad del ser humano.

Kant se niega a derivar la moral de la religión. El hombre debe sostenerse a sí mismo en su existencia moral, y es su lealtad a la dignidad que posee como ser racional y libre la que le abre a la posibilidad (no a la certeza) de un alma inmortal y de un Dios eterno.

La moralidad funda la religiosidad y no a la inversa. Lo ético-práctico abre a lo escatológico y lo trascendente. La ética se ha secularizado. No necesita premios y castigos en el más allá, de los que prescinde por completo.

Kant ha entrado en esa dimensión no a través del uso teórico o especulativo de la razón pura, sino de su uso práctico-moral, de la razón práctica.

En Grecia y Roma el arte engendraba la religión, mientras que en el mundo cristiano la religión engendra el arte. En el pensamiento medieval y su derivado, el racionalismo dogmático, la religión engendraba la moral, mientras que en Kant es la moral la que engendra la religión.

A este planteamiento kantiano respecto a la religión se le han hecho dos críticas principales: En primer lugar, se lo ha calificado de pragmatismo barato: Dios y la inmortalidad del alma serían ideas convenientes, útiles y prácticas para sustentar la acción moral, no verdades absolutas; la fe se justifica por su eficacia. En segundo lugar, algunos comentaristas han detectado una solución artificial, metida con calzador, que Kant habría encontrado para salvaguardar el contenido de su educación religiosa, cuando su reflexión moral le había conducido a un sistema ético que no necesitaba para nada a Dios y la inmortalidad.

Conclusiones:

Kant ocupa en la filosofía moderna y contemporánea el lugar que Platón y Aristóteles ocupan en la filosofía antigua. Kant convirtió en historia los sistemas filosóficos anteriores.

Después de él ya no es posible creer en el racionalismo dogmático. La obra de Kant aunó en su teoría del conocimiento el empirismo británico y el racionalismo europeo para crear una teoría del conocimiento fundacional.

Kant le muestra al ser humano lo máximo que se puede exigir a sí mismo como ser racional y portador y guardián de la libertad, y le descubre una dignidad nueva: “Sapere aude”: “Atrévete a servirte de tu entendimiento”.

Kant tuvo la genial intuición de distinguir entre fenómeno y noúmeno. Los filósofos actuales siguen debatiendo el sentido y alcance de la distinción: si es ontológica (sobre el ser) o epistemológica (sobre la consideración del ser). En cualquier caso interiorizó en el sujeto la experiencia del conocimiento. Transformó para siempre la oposición realidad/apariencia, propia de la filosofía clásica en el binomio aparición-sentido que caracteriza el pensamiento moderno.

El hombre de Kant es el ser racional y autónomo, que se sostiene a sí mismo en sus actividades cognoscitiva y moral. Desde luego, este hombre no es un ser espiritual ni excelso; es un esforzado peón del conocimiento y la moralidad.

Conocimiento y moralidad = ciencias físicas y ciencias sociales y humanas. Las primeras para intentar aprehender la realidad, intentar tener el conocimiento del Universo físico en el que vivimos; las segundas para darle sentido, aplicación y moralidad al conocimiento adquirido de aquellas.

Kant fue el genuíno filósofo de la ciencia que dictó el procedimiento del método científico; el cual tuvo siglos más tarde el significativo aporte del falsacionismo por parte de quizá el último filósofo de la ciencia, Karl Popper, que “humildemente” le privó al conocimiento del carácter de definitivo.


No sabía que lo que escribiste era de Kant. En realidad, me alegro porque así, osadamente, me he permitido rebatirlo. A lo mejor es que como Kant es difícil de entender, no lo he entendido como a veces me pasa contigo.

Kant tuvo dificultades para abandonar su fe cristiana aunque la razón y la empiria se lo aconsejaban; yo no he tenido ese problema porque puede ser que ahora hay mucho más conocimiento que en su tiempo.

Lo que está claro es que tanto Kant como Russell -cada uno a su manera- solo creían en lo fenoménico que la ciencia iba conociendo.

Si tú no logras ver el universo como un enorme objeto del que han surgido seres vivos (que hoy en día hasta los irracionales se consideran sujetos) tendrás que explicar cómo crees que es el universo inerte.

Los seres vivos pertenecemos, somos parte del universo, nacemos vivimos y morimos. Nuestras inertes cenizas se esparcen desordenadamente por el universo inerte.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 14:21 
Desconectado

Registrado: 08 Ago 2011, 21:05
Mensajes: 3089
De todos modos, independientemente de que se entienda o no a Kant, uno se pregunta a qué vienen todas esas citas que nos trae Gonzalo y qué tienen que ver con el tema. Ya se lo hemos dicho, pero no se molesta en explicarlo.

_________________
La dignidad humana está por encima de cualquier dios.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 14:23 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 8444
Los seres humanos que tienen empatía no necesitan creer en ningún Dios para tener la voluntad de cumplir con los principios morales universales que, actualmente, se contemplan en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los ateos no esperamos nada "del otro mundo" que creemos que no existe. Creemos que hay que centrase exclusivamente en esta vida que es la única que existe intentando paliar en lo posible los terribles efectos con que la "madre" naturaleza nos obsequia, así como del resto de los seres vivos que puedan producir daños a los demás.

Si las religiones se dedican a los mismo objetivos, bienvenidas sean; pero, por desgracia, muchas veces debido a que piensan en la otra vida, sus acciones son nefastas para la humanidad.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 21:29 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Mar 2013, 17:55
Mensajes: 2724
Rango personalizado: Creador de logos.
Ratio, he explicado una y otra vez el porqué de las citas o textos que traigo.
Riskov y socrates, entre otros, me han preguntado puntualmente, en este u otros hilos, del por qué digo lo que digo o cito lo que cito, y siempre les he contestado y explicado.
Tú no, solo te limitas a decir "no entiendo" sin precisar qué es lo que no entiendes, mientras mantienes tu actitud de rechazo.

En ningún momento he desvirtuado el tema del hilo, pues precisamente lo que expongo y sostengo es la actitud de ataque y rechazo a aquello que no se entiende y la incapacidad de entender por esa actitud de rechazo, relacionado al debate "agnosticismo VERSUS ateísmo".

Y esto de la fe irracional ilustra perfectamente lo que estoy diciendo...
ratio escribió:
Yo ataco a la fe por ser irracional al cien por cien, y sé que la fe no podrá ser nunca racional, puesto que si lo fuera, ya no sería fe.

Si no se entiende a Kant, es culpa de Kant? Esa manía de buscar culpables, desde el génesis... :roll:

_________________
"No somos la nota, somos la sinfonía."
Sator Arepo Tenet Opera Rotas.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 22:04 
Desconectado

Registrado: 08 Ago 2011, 21:05
Mensajes: 3089
El problema, mi querido Gonzalo, es que si dicen que no te entienden lo único que haces es remitirte a lo que has dicho, sin hacer el más mínimo esfuerzo en cambiar las palabras o de texto para que te entiendan. Si un texto no se entiende, es absurdo que vuelvas a citar el mismo texto sin explicarlo, pero, bueno, si a ti no te importa que no te entiendan, es tu problema.

Por cierto, Riskov tampoco te entendía, Socrates tampoco, y dudo mucho que Manuel, aunque no lo haya dicho, te entienda.

Y sí, has desvirtuado el tema.

_________________
La dignidad humana está por encima de cualquier dios.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 22:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Mar 2013, 17:55
Mensajes: 2724
Rango personalizado: Creador de logos.
ManuelB, afortunadamente tenemos al bueno de Juant, que nos ha facilitado la tarea de entender a Kant.
Ya he explicado la razón de la cita (la misma razón para citar a Fromm) mostrar que se puede entender una fe racional (en cuanto es un fundamentar, es un acto de la razón).
En ninguno de los casos es por argumento de autoridad. La razón para citar a Russell ya la he explicado, es algo que ya había dicho yo antes en mis propias palabras, no volveré sobre eso.
Y no, no logro ver el universo como un enorme objeto, lo admito, debe ser una insuficiencia mía; será que tengo una idea errada de lo que es el universo o de lo que es un objeto, como sea, no lo voy a debatir aquí.

_________________
"No somos la nota, somos la sinfonía."
Sator Arepo Tenet Opera Rotas.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 10 Oct 2018, 22:08 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Mar 2013, 17:55
Mensajes: 2724
Rango personalizado: Creador de logos.
El tema nació desvirtuado, ya lo aclaró el autor.

_________________
"No somos la nota, somos la sinfonía."
Sator Arepo Tenet Opera Rotas.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 11 Oct 2018, 11:15 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 8444
Gonzalo:

Pues si no ves al universo como un gran objeto con sujetos (por lo menos en este planeta), ¿cómo lo ves?


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 11 Oct 2018, 21:07 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 28 Mar 2013, 17:55
Mensajes: 2724
Rango personalizado: Creador de logos.
ManuelB:

Pues más bien como un conjunto de objetos, del que formo parte (por lo menos en este planeta), así lo veo.

_________________
"No somos la nota, somos la sinfonía."
Sator Arepo Tenet Opera Rotas.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
NotaPublicado: 12 Oct 2018, 10:40 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 8444
Gonzalo escribió:
ManuelB:

Pues más bien como un conjunto de objetos, del que formo parte (por lo menos en este planeta), así lo veo.


Bueno, como el universo es tan inmenso podemos dividirlo en objetos distintos: no es igual el objeto estrella que el objeto planeta.

Pero no consideras que los seres vivos que hemos emergido del objeto planeta que es la Tierra, no somos objetos sino sujetos; los cuales los hay que razonan, y unos más que otros.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 228 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17 ... 23  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
POWERED_BY
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO