Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 17 Ene 2018, 01:18

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 65 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 20 Nov 2017, 17:22 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1335
Saludos, Enrique.

Dices lo siguiente.

" Alexandre Xavier escribió:
Pues no soy tan miserable como piensas.

¿Y como crees que pienso de ti?
Sí te adelantaré que esta obsesión tuya porque revelemos nuestra identidad se está haciendo pesada.

Alexandre Xavier escribió:
te pido encarecidamente que te identifiques
(...)
es verdad que doy preferencia absoluta a quienes sí que se identifican en este foro y en la filosofía en general.
(...)
También tú, si finalmente das tu identidad aquí, tendrás que responder por el lenguaje que has utilizado hacia los partidarios del monoteísmo bíblico. ¿Nos vas a decir que estás orgulloso de haberlos tratado como los has tratado?

Una cosa es pedirlo cortesmente, aceptando una posible negativa, y otro es requerirlo de esta manera. No me voy a identificar, lo cual es la situación habitual en estos foros.
Sin embargo, puedes preguntarme sobre diferentes aspectos de mi opinión y mi conducta. Ya que no te gusta mi nick/avatar te diré cual es su raíz: comencé en las redes sociales en un foro de ajedrez, afición que practiqué durante muchos años, y allí me inventé un diminutivo de mi nombre (Enrique) que sonaba a ruso (potencia en ajedrez).
Por lo demás, no tengo objeción en que des preferencia a quienes se identifican.
Respecto al lenguaje que utilizado hacia los partidarios del monoteísmo bíblico, debo decir que no estoy contento: mejor era evitar esos momentos. Si ocurrió fue por dejarnos arrastrar por una subida de tono mutua. Ahora bien, si no estás de acuerdo con algún argumento esgrimido, nada mejor que someterlo a crítica.

Alexandre Xavier escribió:
Porque, si no, la conclusión objetiva es que para ti la botánica es una cosa muy seria, y en cambio la filosofía es una birria, un mero pasatiempo como mucho, así que en la botánica hay que identificarse pero en filosofía se puede ir en plan de nada risueño baile permanente de máscaras.
Pues para mí la filosofía es una cosa muy seria. En ella me juego nada menos que la felicidad. Sin filosofía no hay felicidad, como sin jueces, abogados y fiscales no hay, a la larga, corrupción institucionalizada estatal.
Como ves, me mojo en el barro y me defino a cada paso que doy. Sin ambigüedades.

No tiene relación el anonimato con la seriedad con la que exponemos nuestros puntos de vista. Para ello, puedes revisar mis argumentos y someterlos a crítica. ¡Cuantas veces he intentado elevar la mirada filosófica aquí!
Pero si no te gustan los anónimos, tienes derecho a ignorarnos.

Alexandre Xavier escribió:
La solución es no llevar ninguna doble vida. Decir en público lo mismo que en privado. Vivir como se piensa y pensar como se vive. Un rey en sentido simbólico, o sea un rey ético e intelectual de sí mismo, no tiene dos palabras contradictorias, no dice a unos lo contrario de lo que dice a otros, no suelta en privado nada de lo que se pueda avergonzar en público. Un rey de la filosofía es coherente en lo que dice y hace. Y cuando se equivoca, cuando mete la pata... rectifica sin titubear. Un rey de la filosofía no es anónimo ni se oculta bajo seudónimos, sino que da la cara y da su nombre.

Aquí digo lo mismo que pienso en mi vida diaria. Te invito a que encuentres incoherencias o contradicciones en mis argumentos. No tiene relación una cosa con la otra.
Es más, aquí hay pocos que hayan reconocido que los argumentos contrarios les han hecho reflexionar y matizar sus puntos de vista pero, afortunadamente, algunos hay. Entre ellos no están los que se identifican personalmente.
Ensalzas a los que se identifican como coherentes y no contradictorios, que rectifican sin titubear. ¿Me puedes poner ejemplos? A mí me viene a la cabeza Juan Zuluaga, justo lo contrario de lo que has dicho.

Alexandre Xavier escribió:
Es decir: un caso flagrante y mayúsculo de cómo, en filosofía, el uso de seudónimo implica autosabotaje. En efecto, para poder mantener su nombre secreto, quien obra así en filosofía tiene que sabotearse, tiene que ocultar todo lo que hace intelectualmente en público y con su verdadero nombre.
Es, como siempre, la costalada que a medio y largo plazo se pega el que pretende mantener una doble vida, siendo el caso típico el presunto marido amante y fiel que, en realidad, es un adúltero recalcitrante que le pone cuernos a su santa esposa un día sí y el otro también. Ése hace autosabotaje conyugal, así como Riskov hace autosabotaje filosófico e intelectual.
Quedo sin palabras. :shock:
Corramos un tupido velo...

Alexandre Xavier escribió:
Llevar una doble vida, ocultar permanentemente quién se es en realidad mediante un seudónimo, acarrea también filosóficamente el autochantaje.
¿podrías exponerme clara y sucintamente los males de no usar seudónimo al filosofar?
Exactamente los mismos que sí usarlos. En este foro se pueden ver argumentos buenos, malos y malísimos, independientemente del seudónimo.".

Comenzaré diciendo, Enrique, que técnicamente ya no estás usando seudónimo en este foro internético Sofos Ágora. Desde el momento en que has revelado tu nombre real, o sea Enrique, la forma Riskov pasa a ser un sobrenombre, cosa bien distinta porque no oculta tu identidad real. Y no es que no me guste tu sobrenombre; es que no me gusta el uso de seudónimos. En cambio, el uso de sobrenombres no ocultadores me parece bien. Eso de Riskov suena a sesudo místico ruso judío o algo así; tiene su gracia estética.
Vayamos ahora al fondo: tu uso de seudónimos te lleva, sí, al autosabotaje y al autochantaje. Para empezar, tienes reticencia a que los interesados podamos leer tu tesis botánica en el típico sitio internético en el que se cuelgan hoy estas teis doctorales. Y eso, a pesar de que habías escrito la tesis para leerla. Claro está, es que temes que otros (no yo, claro está, pero sí otros) se echen contra ti dado el lenguaje ofensivo que has utilizado bajo seudónimo.
Una siniestra situación que siempre he evitado. Es cierto que llamo mafiosos y degenerados en público a los abogados, jueces, fiscales, etcétera. Pero no estoy insultando, sino que digo lo que pienso en este punto: que son unos mafiosos y unos degenerados. Y hay pruebas; o sea, que es verdad que son unos mafiosos y unos degenerados. Si fueran honrados e íntegros, también me tocaría decirlo. Dado, pues, que digo lo que pienso realmente y además buscando la verdad, ni siquiera los propios jueces, procuradores, etcétera, se podrán echar contra mí en la vida no internética o física, en privado o en público, por lo que digo contra ellos. Si lo hicieran, mi respuesta sería la siguiente: si tan honrados y anticorporativistas sois, como vosotros mismos decís: ¿por qué hay continuamente inocentes condenados, por qué nunca os condenáis entre vosotros por prevaricación estricta o por encubrimiento de un togado, y por qué os declaráis sucesivamente independientes y leales en cualquier régimen político (por incompatibles que sean unos regímenes políticos con otros) del país cuyos gobernantes paguen efectivamente vuestros sueldos? Nunca un golpe de Estado ha fracasado porque se hayan opuesto a él los jueces y fiscales del régimen recién derrocado; los jueces son mercenarios, pues, de quien paga sus salarios y garantiza su poder. Ahí tenéis, por ejemplo, el reciente golpe de Estado en Zimbabue; si la ley fuera igual para todos, como mentirosamente dicen los abogados y jueces, los fiscales, jueces y abogados del Estado en ese país africano ya habrían emitido las correspondientes órdenes de arresto, procesamiento y prisión por delitos de rebelión militar y sedición contra los militares golpistas alzados. En cambio, lo que harán esos jueces africanos será aplicar la ley que dicten sus nuevos amos. Los profesionales de la toga son una mafia a la que hay que destruir.
El fondo, claro está, es que hay una sustanciosa diferencia entre la filosofía y, por otro lado, la botánica de las uvas sin semilla, o las propiedades matemáticas de los números primos. Tu tesis sobre las uvas sin semilla, o la tesis de un matemático sobre nuevas propiedades de los números primos, no implican en principio personalmente al sabio que hace estos inventos o descubrimientos en botánica, matemáticas, informática, astronomía, informática, etcétera.
En cambio, pronunciarse en filosofía sobre un asunto axiológico de fondo siempre implica personalmente al filósofo que se pronuncia.
Una tesis doctoral que concluya que el aborto es lícito, o que es ilícito, marca siempre de un modo o de otro al doctorando que hace tales afirmaciones. Precisamente por eso, los severos profesores de filosofía, auténticos doctores y maestros, sí, pero en el disimulo, la ambigüedad y la hipocresía, suelen evitar presentar (o dirigir) tesis polémicas de éstas, prefiriendo inocuas y eruditas disertaciones sobre la relación de los fenómenos con los noúmenos en Kant comparativamente con Leibniz, por ejemplo. O sea: a discutir sobre el sexo de los ángeles.
Y oye: no. La filosofía no está para absurdas e inútiles discusiones bizantinas sobre el sexo de los ángeles, únicamente provechosas para justificar el sueldo funcionarial del calentito severo profesor de turno.

La filosofía está para dar solución racional y real a los grandes problemas de la condición humana y la naturaleza humana.

O sea: la filosofía es esencialmente eudemonología; la ciencia teórica y sobre todo aplicada de lo que hay que hacer para obtener la perfecta felicidad.
Y quien se toma la cosa tan en serio, ni borracho lo hará bajo seudónimo. Te lo dice un abstemio partidario de la ley seca, y que nunca se ha emborrachado.
Hay que pronunciarse, pues. Lo que digo sobre los profesionales de la justicia me define, me conforma, pone en valor (o en disvalor) el alcance teórico y práctico de mis reflexiones en busca de la felicidad.
Tengo, por otra parte, una duda estrictamente lingüística (sin entrar en el fondo de la cuestión) sobre una frase tuya relativa a Jvahn/Juan Zuloaga; quien, por cierto, recientemente ha desvelado su verdadero nombre: Sebastián. A continuación va tu cita sobre Sebastián.

"Ensalzas a los que se identifican como coherentes y no contradictorios, que rectifican sin titubear. ¿Me puedes poner ejemplos? A mí me viene a la cabeza Juan Zuluaga, justo lo contrario de lo que has dicho."

Bueno: ¿quieres decir que Sebastián (Jvahn/Juan Zuluaga) es coherente y no contradictorio? Supongo que quieres decir eso, mas la confusa redacción de tu frase no me deja claro si pretendes decir eso de Sebastián o precisamente lo opuesto.
Notemos, tema importante, que tanto tú, Enrique, como Sebastián (antes Zuan Zuluaga, antes todavía Jvahn) ya no actuáis aquí bajo seudónimo, ya dais vuestros nombres verdaderos. Utilizáis habitualmente sobrenombres, sí, lo cual no es lo mismo que usar seudónimos, ya que no hay falsedad ni ocultamiento de vuestros nombres reales. Por lo mismo, Enrique, te invito a participar (y a Sebastián también) en el hilo de eudemonología Te identificas como un radical buscador de la felicidad.; un hilo que no admite seudónimos propiamente dichos, aunque sí sobrenombres o nombres de guerra, artísticos, etcétera.
Pienso seguir abriendo en Sofos Ágora hilos de discusión reservados a participantes que dan su nombre real, aunque se presenten habitualmente con sobrenombres.
Dices también lo siguiente.

"No me voy a identificar, lo cual es la situación habitual en estos foros.".

Eso es verdad. Y también es verdad que la inmensa mayoría de la gente cree en las promesas de los políticos que auguran un futuro de pleno y bien pagado empleo... que no va a llegar nunca. A ver, por tu formación de científico experimental sabes bien que hay causas seguras o probables, causas de automatización tecnocientífica que indican que, de manera creciente e irreversible, se ha acabado para siempre la necesidad laboral de mano de obra humana masiva. Jamás habrá, pues, trabajo bien remunerado para todos, y la solución a los problemas de la pobreza y la dignidad humana ha de buscarse con otros mecanismos sociales que no son el trabajo directamente asalariado. Tiene que haber una renta universal incondicionada básica de vida digna y holgada para todos los seres humanos, trabajen remuneradamente o no.
Las creencias de la inmensa mayoría, y las conductas de la inmensa mayoría, no son pues ninguna guía segura de verdad objetiva o de buena conducta. Soy antidemócrata, y tengo buenas razones para serlo.
Hay una inmensa mayoría de anónimos bajo seudónimo en los foros internéticos con barniz intelectual, sí. Pero es una inmensa mayoría de mediocres, en consecuencia, y no soy ningún mediocre.
La excelencia, la altísima calidad, en filosofía exige, para empezar, presentarse sin tapujos ni ocultamientos. No puede ser de ninguna otra manera.
Termino reiterando que a los arqueoindividualistas nos gusta filosofar a fondo en estos hilos ligeros sobre discusión de temas contingentes y graciosos. Porque, como dijo el gran Lao Tse, tu vida ordinaria es el Tao.
En fin; me pondré a trabajar para el manual en castellano de Introducción general a la filosofía oriental. Eso es trabajo sólido, más allá de especulaciones hueras y miserables ataques entre miserables seudónimos. Trabajo sólido, como tu tesis sobre las uvas sin semilla. También hago una versión en gallego, de hecho la versión principal original de este manual. Todos estáis invitados a colaborar en estos dos libros.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 20 Nov 2017, 20:49 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 10 Jun 2011, 21:52
Mensajes: 4209
Alexandre Xavier Casanova Domingo tiene mucho tiempo en sus manos, y es capaz de dedicar grandes cantidades del mismo a cosas nimias, como un foro "internético" con cuatro gatos, ¿hay algo más aterrador? Pocas cosas.

Imagen

Imagen

_________________
Spoiler: show
Imagen


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 20 Nov 2017, 21:32 
Desconectado

Registrado: 01 Ene 2017, 21:11
Mensajes: 1540
Ubicación: España
Mira, Alexandre, hasta ahora no hemos tenido un intercambio largo de impresiones porque tenemos puntos de vista demasiado distantes.
Te has quejado de los debates estériles. Pues bien, conmigo lo tendrías. Son demasiadas diferencias.

Para empezar no estoy de acuerdo con la persecución utópica de "la perfecta felicidad". Esta, tengo muy claro, que nunca se hallará, porque es imposible. Ni siquiera en el paraíso de los monoteístas, ya que no existe.

Tampoco estoy de acuerdo con la "renta universal incondicionada básica de vida digna y holgada para todos los seres humanos, trabajen remuneradamente o no". No porque no quiera, sino porque también es utópica. Es cuestión de mirar al mundo y echar cuentas...

Y, por último, niego la mayor:
Alexandre Xavier escribió:
Hay una inmensa mayoría de anónimos bajo seudónimo en los foros internéticos con barniz intelectual, sí. Pero es una inmensa mayoría de mediocres, en consecuencia, y no soy ningún mediocre.
La excelencia, la altísima calidad, en filosofía exige, para empezar, presentarse sin tapujos ni ocultamientos. No puede ser de ninguna otra manera.

No. El nivel depende de la calidad argumental, no de que nos digas tu nombre.
En mi caso, seguiré al mismo nivel después de haber dicho que me llamo Enrique (y me gusta el ajedrez).

Tengo otras diferencias, tales como los jueces y abogados mafiosos, la extrema derecha, el derecho al aborto, me parece que también las libertades civiles, pero... demasiado.

Alexandre Xavier escribió:
Tengo, por otra parte, una duda estrictamente lingüística (sin entrar en el fondo de la cuestión) sobre una frase tuya relativa a Jvahn/Juan Zuloaga; quien, por cierto, recientemente ha desvelado su verdadero nombre: Sebastián. A continuación va tu cita sobre Sebastián.

"Ensalzas a los que se identifican como coherentes y no contradictorios, que rectifican sin titubear. ¿Me puedes poner ejemplos? A mí me viene a la cabeza Juan Zuluaga, justo lo contrario de lo que has dicho."

Bueno: ¿quieres decir que Sebastián (Jvahn/Juan Zuluaga) es coherente y no contradictorio? Supongo que quieres decir eso, mas la confusa redacción de tu frase no me deja claro si pretendes decir eso de Sebastián o precisamente lo opuesto.

No, lo contrario.
Releo mi frase y no me parece confusa. Además, por el contexto, todos (o casi) sabemos que Jvahn no es de los "que rectifican sin titubear". Y sí, es contradictorio; parece que goza en la contradicción, parece como que quisiera superar a su filósofo de cabecera, Gustavo Bueno, en el arte de la contradicción. Tanto es así, que sigue su materialismo filosófico para, después, decirnos que es creyente.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 23 Nov 2017, 17:18 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1335
Saludos, Riskov.
Dices lo siguiente.

"Mira, Alexandre, hasta ahora no hemos tenido un intercambio largo de impresiones porque tenemos puntos de vista demasiado distantes.
Te has quejado de los debates estériles. Pues bien, conmigo lo tendrías. Son demasiadas diferencias.
Para empezar no estoy de acuerdo con la persecución utópica de "la perfecta felicidad". Esta, tengo muy claro, que nunca se hallará, porque es imposible. Ni siquiera en el paraíso de los monoteístas, ya que no existe.
Tampoco estoy de acuerdo con la "renta universal incondicionada básica de vida digna y holgada para todos los seres humanos, trabajen remuneradamente o no". No porque no quiera, sino porque también es utópica. Es cuestión de mirar al mundo y echar cuentas...
Y, por último, niego la mayor:
Alexandre Xavier escribió:
Hay una inmensa mayoría de anónimos bajo seudónimo en los foros internéticos con barniz intelectual, sí. Pero es una inmensa mayoría de mediocres, en consecuencia, y no soy ningún mediocre.
La excelencia, la altísima calidad, en filosofía exige, para empezar, presentarse sin tapujos ni ocultamientos. No puede ser de ninguna otra manera.

No. El nivel depende de la calidad argumental, no de que nos digas tu nombre.
En mi caso, seguiré al mismo nivel después de haber dicho que me llamo Enrique (y me gusta el ajedrez).
Tengo otras diferencias, tales como los jueces y abogados mafiosos, la extrema derecha, el derecho al aborto, me parece que también las libertades civiles, pero... demasiado.

Alexandre Xavier escribió:
Tengo, por otra parte, una duda estrictamente lingüística (sin entrar en el fondo de la cuestión) sobre una frase tuya relativa a Jvahn/Juan Zuloaga; quien, por cierto, recientemente ha desvelado su verdadero nombre: Sebastián. A continuación va tu cita sobre Sebastián.

"Ensalzas a los que se identifican como coherentes y no contradictorios, que rectifican sin titubear. ¿Me puedes poner ejemplos? A mí me viene a la cabeza Juan Zuluaga, justo lo contrario de lo que has dicho."

Bueno: ¿quieres decir que Sebastián (Jvahn/Juan Zuluaga) es coherente y no contradictorio? Supongo que quieres decir eso, mas la confusa redacción de tu frase no me deja claro si pretendes decir eso de Sebastián o precisamente lo opuesto.

No, lo contrario.
Releo mi frase y no me parece confusa. Además, por el contexto, todos (o casi) sabemos que Jvahn no es de los "que rectifican sin titubear". Y sí, es contradictorio; parece que goza en la contradicción, parece como que quisiera superar a su filósofo de cabecera, Gustavo Bueno, en el arte de la contradicción. Tanto es así, que sigue su materialismo filosófico para, después, decirnos que es creyente.".

Empezaré con la confusión lingüística ya aclarada. Como, poco antes de tu lingüísticamente ambigua afirmación sobre Sebastián habías ensalzado la coherencia de gente que aquí usa seudónimo, y el caso es que hace poquísimo que Sebastián ha desvelado su identidad, pensaba que podías estar alabando lo que Jvahn o Juan Zuluaga, con seudónimos, había dicho... y lo dicho por él, según afirmas sobre mí, es justo lo contrario de lo que he dicho; y parecía que, así, Jvahn/Juan Zuluaga/Sebastián iba por ahí, ya que coincide contigo en algunos puntos importantes. Mas, en fin, es ya tema zanjado, porque tu aclaración ha dejado nítido el sentido de tu referencia a Sebastián.
Un verdadero filósofo, que es un ser muy diferente a un mero curioso por la filosofía, no se hurta al debate con quien piensa de modo opuesto a él, sino todo lo contrario. Cualquiera diría de mí, por ejemplo, que soy un sermoneador disfrazado de filósofo si me niego a dialogar con quienes son filosóficamente partidarios de la pena de muerte, o del aborto. Si un partidario del aborto tiene algo que alegarme a mí, que soy contrario al aborto, que lo alegue, y escucharé con atención sus alegaciones. Lo mismo con la pena de muerte.
De lo anterior se desprende que flota sobre ti la sospecha de ser un filósofo mediocre, que compadrea con quienes ya piensan de modo parecido al tuyo y, por tanto, no llegará a verdades sólidas, críticamente probadas.
Te toca a ti despejar la duda... atendiendo a las objeciones radicales que te hagan, y mostrando así que quieres llegar a la verdad profunda de los temas. Sabes bien que ésa es mi manera de obrar en filosofía.
Centraré ahora mi atención en las siguientes alegaciones tuyas.

"El nivel depende de la calidad argumental, no de que nos digas tu nombre.
[...]
Aquí digo lo mismo que pienso en mi vida diaria. Te invito a que encuentres incoherencias o contradicciones en mis argumentos. No tiene relación una cosa con la otra.".

Aquí voy a aprovechar el hecho de que eres un botánico; e insisto en que quiero leer tu tesis, sin segundas y malas intenciones por acceder a esa tesis. Como eres un botánico y, además, has incidido en la bromatología con tu tesis doctoral, te hablaré de un asunto que, ciertamente, conoces en general.
Se trata de los estudios sobre las presuntas propiedades beneficiosas de ciertos alimentos, especialmente alimentos todavía no muy difundidos comercialmente.
La soja es un caso clásico. Los occidentales (europeos, americanos, australianos y neozelandeses, esencialmente) apenas comían soja hasta principios del siglo XX. Tampoco los africanos la comían. Esta haba asiática empieza a difundirse fuera de Asia a partir del siglo XX. Y, desde la segunda mitad del siglo XX, grandes plantaciones en América o África contribuyeron a aumentar su consumo occidental o africano.
Naturalmente, los cultivadores, distribuidores, vendedores y cocineros trabajaron codo con codo con científicos y divulgadores para hacer negocio con la prometedora leguminosa.
A partir de la segunda mitad del siglo XX, naturalmente, se multiplicaron los estudios científicos que ensalzaban las milagrosas propiedades del nuevo alimento.
De entrada, está claro que es un alimento y no un veneno, de ahí que los chinos o los vietnamitas comían soja y no se morían por ello, mucho antes de su expansión en la industria alimentaria occidental. Es un alimento rico en proteínas, y con una variedad de aminoácidos esenciales para el metabolismo humano que rara vez se hallan en alimentos vegetales.
Ahora bien, estos estudios financiados y propagados por la industria agroalimentaria occidental estaban muy lejos de ser objetivos y críticos. Solían omitir, por ejemplo, que su alto contenido en fitoestrógenos desaconseja su consumo elevado en niños y embarazadas. El consumo excesivo y muy excluyente de soja podría producir oligospermia en los hombres adultos; de todos modos, parece claro que ninguno de estos peligros se producirá cuando la soja es un complemento alimenticio dentro de una dieta variada, que es la que siempre recomiendan bromatólogos y dietistas con probada independencia de criterio.
Hay otros problemas menores. Para empezar, como haba que es, la soja produce flato y pesadez intestinal en muchos consumidores. Y su sabor flojo tendente al sabor de la hierba cruda resulta desagradable a bastantes paladares. Claro que la cocina china o la cocina occidental han ideado formas de solucionar o minimizar estos problemas, con las diferentes preparaciones de soja en los estantes de los supermercados.
Entonces, ¿es irrelevante la identidad de un articulista científico cuando publica su artículo, ensayo o papel (en inglés: paper, pronunciado "péiper"; es un breve papel o ensayo de investigación). Pues resulta muy relevante, claro, y las revistas científicas serias se preocupan de que el autor deje clara previamente su posición de intereses. Si es un biólogo a sueldo de una gran compañía argentina de la soja, eso va a ser tenido en cuenta a la hora de evaluar su artículo. Artículo que no tiene por qué ser malo o mediocre dada la situación social y económica de su firmante, claro. Pero esa situación social y económica es muy relevante para evaluar la calidad de tal artículo.
Inversamente, si sabemos que el autor de un papel científico que cuestiona u objeta ciertos cultivos transgénicos de soja es, precisamente, un militante radical contra los transgénicos, que ha pegado fuego personalmente a varios campos de maíz transgénico o de tomate transgénico, su ideología política es harto relevante para poner en contexto su papel de investigación nutricional y ecológica sobre la soja transgénica. Esa ideología no lo invalida automáticamente, mas conocer que su autor tiene tal marcada ideología antitransgénica facilita investigar en qué puntos puede haber distorsionado, exagerado, inventado y, sobre todo, omitido datos.
Hay, pues, muy buenas razones para no disociar la actividad intelectual de la identidad de su autor. Hay, pues, muy buenas razones para que quien hace afirmaciones científicas y filosóficas con ciertas pretensiones de rigor, se identifique con su verdadero nombre.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 23 Nov 2017, 17:35 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Oct 2010, 18:30
Mensajes: 10827
Ubicación: Bogotá
De hecho mi nombre es Juan Sebastián Zuluaga. No lo gasten.

_________________
Llamo pseudofilosofía a la especulación excenta de historia y método en cuanto a temas que parecen de filosofía.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 23 Nov 2017, 21:27 
Desconectado

Registrado: 01 Ene 2017, 21:11
Mensajes: 1540
Ubicación: España
Alexandre Xavier escribió:
Juan Zuluaga coincide contigo en algunos puntos importantes.

:?:
Estoy interesado en conocer esos puntos. Yo pensaba que éramos prácticamente opuestos...

Otra cosa, Alexandre: es recomendable que estructures tus largas respuestas por medio de separaciones y diferenciaciones de las citas anteriores para que podamos seguirlas mejor.

Alexandre Xavier escribió:
De lo anterior se desprende que flota sobre ti la sospecha de ser un filósofo mediocre, que compadrea con quienes ya piensan de modo parecido al tuyo y, por tanto, no llegará a verdades sólidas, críticamente probadas.

En filosofía mi titulación es nula. Soy un aficionado humilde: decir que soy un filósofo mediocre lo considero un cumplido al que no creo llegar.
Sin embargo, que yo no debato con quienes piensan de modo diferente al mío es objetivamente errado. A los hechos me remito; y si no me conoces lo suficiente puedes preguntar a los habituales. Pero ahora dedico menos tiempo al debate (también por motivos familiares y prefesionales); de hecho, varias veces me he despedido de aquí pero al final vuelvo. Lo que hago es seleccionar los debates para no liarme tanto como antes.

Alexandre Xavier escribió:
Ahora bien, estos estudios financiados y propagados por la industria agroalimentaria occidental estaban muy lejos de ser objetivos y críticos.

Sí, es cierto que muchos estudios tienen un interés comercial. Como ejemplo, en España se repite que los expertos aconsejan el consumo moderado de vino y de jamón, que coincide con dos de nuestras altas producciones.

Alexandre Xavier escribió:
Entonces, ¿es irrelevante la identidad de un articulista científico cuando publica su artículo de investigación?
Hay, pues, muy buenas razones para no disociar la actividad intelectual de la identidad de su autor. Hay, pues, muy buenas razones para que quien hace afirmaciones científicas y filosóficas con ciertas pretensiones de rigor, se identifique con su verdadero nombre.

Si es relevante la identidad de un articulista científico cuando publica un estudio con intereses comerciales. No es mi caso; ahora ni siquiera me dedico a la investigación. Cuando terminé la tesis me ofrecieron una beca post-doctoral pero conseguí un pequeño contrato en otro sector (en el que sigo) con perspectivas más claras que la investigación en España.
Aquí lo que cuenta son mis argumentos. Lo contrario sería apelar a mi presunta autoridad.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 24 Nov 2017, 01:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1335
Saludos, Enrique.
Dices lo siguiente.

"Alexandre Xavier escribió:
Juan Zuluaga coincide contigo en algunos puntos importantes.

:?:
Estoy interesado en conocer esos puntos. Yo pensaba que éramos prácticamente opuestos...

Otra cosa, Alexandre: es recomendable que estructures tus largas respuestas por medio de separaciones y diferenciaciones de las citas anteriores para que podamos seguirlas mejor.

Alexandre Xavier escribió:
De lo anterior se desprende que flota sobre ti la sospecha de ser un filósofo mediocre, que compadrea con quienes ya piensan de modo parecido al tuyo y, por tanto, no llegará a verdades sólidas, críticamente probadas.

En filosofía mi titulación es nula. Soy un aficionado humilde: decir que soy un filósofo mediocre lo considero un cumplido al que no creo llegar.
Sin embargo, que yo no debato con quienes piensan de modo diferente al mío es objetivamente errado. A los hechos me remito; y si no me conoces lo suficiente puedes preguntar a los habituales. Pero ahora dedico menos tiempo al debate (también por motivos familiares y prefesionales); de hecho, varias veces me he despedido de aquí pero al final vuelvo. Lo que hago es seleccionar los debates para no liarme tanto como antes.

Alexandre Xavier escribió:
Ahora bien, estos estudios financiados y propagados por la industria agroalimentaria occidental estaban muy lejos de ser objetivos y críticos.

Sí, es cierto que muchos estudios tienen un interés comercial. Como ejemplo, en España se repite que los expertos aconsejan el consumo moderado de vino y de jamón, que coincide con dos de nuestras altas producciones.

Alexandre Xavier escribió:
Entonces, ¿es irrelevante la identidad de un articulista científico cuando publica su artículo de investigación?
Hay, pues, muy buenas razones para no disociar la actividad intelectual de la identidad de su autor. Hay, pues, muy buenas razones para que quien hace afirmaciones científicas y filosóficas con ciertas pretensiones de rigor, se identifique con su verdadero nombre.
Si es relevante la identidad de un articulista científico cuando publica un estudio con intereses comerciales. No es mi caso; ahora ni siquiera me dedico a la investigación. Cuando terminé la tesis me ofrecieron una beca post-doctoral pero conseguí un pequeño contrato en otro sector (en el que sigo) con perspectivas más claras que la investigación en España.
Aquí lo que cuenta son mis argumentos. Lo contrario sería apelar a mi presunta autoridad.".

Empiezo con Juan Sebastián Zuluaga, que así se llama según nos ha aclarado.
Juan Sebastián Zuluaga coincide contigo en algunos puntos importantes, sí. Señalaré dos aquí. Para empezar, está vuestro común rechazo al concepto monoteísta coranobíblico, o sea al Dios único simultáneamente todopoderoso, bueno y lleno de amor hacia el hombre. También coincidís en la necesidad del contraste lógico, crítico y fáctico, típico de la ciencia, para obtener conocimiento real en vez de meras creencias.
Sigo con tu calidad como filósofo.
Entre las muchas corrupciones introducidas por los severos profesores de filosofía, está la de afirmar ante la opinión pública (y hacer pasar tal bulo por verdad) que solamente son filósofos quienes poseen titulación universitaria académica en filosofía. Con lo cual, ni Sócrates, ni Lao Tse, ni Plotino, ni Sancara, ni Netzahualcóyotl, ni Gandhi, ni Nietzsche (pronunciación: Niche) ni René Guénon (pronunciación: René Guenón) ni Krishnamurti, etcétera, etcétera, eran filósofos.
En España, tienes como representante supremo de tal ideología al sindicato de profesores de filosofía llamado Red Española de Filosofía, que por cierto censura y silencia sistemáticamente mis intervenciones en sus foros. Ya sabrás, por otra parte, que estoy vetado desde hace muchos años en las universidades españolas, por declararme de la derecha revolucionaria y por muchas otras causas.
Los hechos chocan con la ideología que identifica al filósofo con el titulado en filosofía. Es filósofo, con o sin título académico, todo el que busca racionalmente la verdad profunda de las cosas. Y el que tiene un título académico en filosofía, será un filósofo si busca racionalmente la verdad profunda de las cosas; de lo contrario, no será un filósofo.
Si hay algo que, en este punto, define a los verdaderos filósofos, es su anticorporativismo radical, que choca frontalmente con el clásico corporativismo profesional de los médicos o de los abogados, por ejemplo. En la filosofía, si realmente es filosofía, no se piden títulos académicos a nadie.
Si quieres ser un gran filósofo, no te hace falta ser licenciado ni catedrático, rector, etcétera, en filosofía, sino profundizar pacientemente y a largo plazo en la racionalidad presente en las cosas que nos importan; sobre todo en la cosa que más nos importa: la felicidad.
Es cierto que debates con gente que tiene puntos de vista diferentes a los tuyos. Sin embargo, de eso a ser un gran filósofo va el trecho de simplemente debatir ocasionalmente con un oponente a tomarse totalmente en serio lo que diga ese oponente, y lo que digan (a tu favor o en tu contra) todos los demás interlocutores hasta llegar a la verdad física y metafísica objetiva. Veremos si lo haces.
Claro, puede que me respondas sinceramente que no estás interesado en ser un gran filósofo. Por mi parte, sí que estoy interesadísimo en ser un gran filósofo, y a ello me aplico noche y día.
Vayamos ahora con el consumo de vino y de jamón. Dices en tu última respuesta que sí que es relevante la identidad de un articulista científico cuando publica un estudio con intereses comerciales. El contexto de tu frase indica claramente que utilizas "cuando" en el sentido de "cuando y solamente cuando".
Pero eso no es así, y tu mismo ejemplo del jamón y el vino lo va a desmentir a continuación.
Si aparece un papel bromatológico que descalifique matizadamente al jamón y al vino, recomendando en general que no se coman ni beban productos que contengan carne de cerdo o alcohol, con argumentos bastante sólidos en general pero con chocantes (al menos aparentemente) inconsistencias en algunos detalles... puede ser muy ilustrativo, al observar la ficha de su autor, descubrir que no tiene intereses económicos a favor ni en contra de la carne de cerdo, la carne de cordero, las bebidas alcohólicas, las bebidas de zumo de fruta sin alcohol, etcétera... mas que su autor es un musulmán bien creyente, que no ha probado jamás el vino ni el jamón, que no quiere consumir estos dos productos a pesar de tenerlos, en país sociológicamente cristiano, todo el rato a su disposición, y que (al igual que yo) hace continuamente campaña a favor de la ley seca.
O sea: que hay intereses no comerciales que pueden sesgar la objetividad de la investigación científica.
Mira: cuando las revistas y editoriales serias de publicación científica no admiten jamás un papel anónimo, por algo será, digo yo. Ni lo admiten, ni el autor querrá esconderse bajo un seudónimo por su parte. Eso queda para revistas y publicaciones que no aspiran a la excelencia científica.
Los bioquímicos, matemáticos, neurosicólogos, informáticos, arquitectos, gerontólogos, físicos atómicos, cosmólogos, etcétera (excluyo formalmente a los juristas: el Derecho es una seudociencia, igual que la astrología o la cartomancia) publican regularmente con sus nombres de verdad, y no se ocultan bajo seudónimo, aunque tampoco tienden al vedetismo por lo general.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 24 Nov 2017, 12:30 
Desconectado

Registrado: 01 Ene 2017, 21:11
Mensajes: 1540
Ubicación: España
Alexandre Xavier escribió:
Juan Sebastián Zuluaga coincide contigo en algunos puntos importantes, sí. Señalaré dos aquí. Para empezar, está vuestro común rechazo al concepto monoteísta coranobíblico, o sea al Dios único simultáneamente todopoderoso, bueno y lleno de amor hacia el hombre. También coincidís en la necesidad del contraste lógico, crítico y fáctico, típico de la ciencia, para obtener conocimiento real en vez de meras creencias.

No considero que él y yo tengamos puntos de vista coincidentes en estos dos aspectos.-

- Si él se ha declarado creyente y yo ateo-agnóstico (ateo para el concepto teísta y agnóstico para el deísta), que ambos rechacemos la deidad monoteísta coranobíblico no es coincidir mucho.

- La "necesidad del contraste lógico, crítico y fáctico, típico de la ciencia" no la he encontrado en él.

Pero, vamos, no te preocupes en exceso: también alguien dijo que ManuelB y yo éramos iguales.

Alexandre Xavier escribió:
Vayamos ahora con el consumo de vino y de jamón. Dices en tu última respuesta que sí que es relevante la identidad de un articulista científico cuando publica un estudio con intereses comerciales. El contexto de tu frase indica claramente que utilizas "cuando" en el sentido de "cuando y solamente cuando".
Pero eso no es así, y tu mismo ejemplo del jamón y el vino lo va a desmentir a continuación.
Si aparece un papel bromatológico que descalifique matizadamente al jamón y al vino, recomendando en general que no se coman ni beban productos que contengan carne de cerdo o alcohol, con argumentos bastante sólidos en general pero con chocantes (al menos aparentemente) inconsistencias en algunos detalles... puede ser muy ilustrativo, al observar la ficha de su autor, descubrir que no tiene intereses económicos a favor ni en contra de la carne de cerdo, la carne de cordero, las bebidas alcohólicas, las bebidas de zumo de fruta sin alcohol, etcétera... mas que su autor es un musulmán bien creyente, que no ha probado jamás el vino ni el jamón, que no quiere consumir estos dos productos a pesar de tenerlos, en país sociológicamente cristiano, todo el rato a su disposición, y que (al igual que yo) hace continuamente campaña a favor de la ley seca.
O sea: que hay intereses no comerciales que pueden sesgar la objetividad de la investigación científica.

OK. Sustituyo intereses comerciales por intereses a secas.

Alexandre Xavier escribió:
Los bioquímicos, matemáticos, neurosicólogos, informáticos, arquitectos, gerontólogos, físicos atómicos, cosmólogos, etcétera (excluyo formalmente a los juristas: el Derecho es una seudociencia, igual que la astrología o la cartomancia) publican regularmente con sus nombres de verdad, y no se ocultan bajo seudónimo, aunque tampoco tienden al vedetismo por lo general.

Este no es un foro publicación de artículos científicos. Aquí me identifican como Riskov, e intercambio argumentos con personas variadas. A quien no le guste, que no participe.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 24 Nov 2017, 12:36 
Desconectado

Registrado: 01 Ene 2017, 21:11
Mensajes: 1540
Ubicación: España
Alexandre, deduzco que te falta sentido del humor. Creo que te tomas de una forma muy estricta estas charlas. Parece que es una deficiencia muy frecuente entre los de extrema derecha: tanta seriedad, que así les sale la política a estos señores.

Gracias a tu perseverancia y seriedad me has pillado: no soy doctor. Tampoco fui a la Universidad. Ni siquiera terminé los estudios primarios. Pero te puedo enviar mi certificado de cumplimiento íntegro de la Cárcel Modelo.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El anonimato filosófico como autosabotaje y autochantaje
NotaPublicado: 24 Nov 2017, 13:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Oct 2010, 18:30
Mensajes: 10827
Ubicación: Bogotá
Me desconcierta un poco cómo mi persona fue a parar temáticamente en intercambio tan interesante.

_________________
Llamo pseudofilosofía a la especulación excenta de historia y método en cuanto a temas que parecen de filosofía.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 65 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Google [Bot] y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO