Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 21 Nov 2017, 01:12

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
Autor Mensaje
 Asunto: La barba de Dios.
NotaPublicado: 16 Sep 2017, 17:05 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1302
La barba de Dios.

Saludos a todos.
Pienso que la teología verdadera es siempre teodicea, filosofía sobre el Ser Supremo, sobre el Nivel Supremo de la Realidad, sobre Dios. Y si la teología no es teodicea, no es filosofía... ni verdadera teología. Lo que solemos llamar teología revelada es una superchería seudofilosófica y seudoteológica, sea teología revelada católica, mormona, musulmana chií, musulmana suní, judía ortodoxa, hinduista crisnaíta, hinduista sivaíta, drusa, egipcia faraónica u otra de las muchas que hay, hubo y posiblemente habrá como nuevas teologías reveladas. Pienso que la mejor demostración del fraude fundamental de las presuntas revelaciones particulares a individuos y grupos en las que se basa toda seudoteología de este tipo es la hilarante teología revelada de la Iglesia del Espagueti Volador, que incluso tiene un divertido libro sagrado (ya traducido al castellano, y que cualquiera puede leer gratis) en el que se explican las verdades reveladas que el Espagueti Volador, o sea el Ser Supremo, Dios, ha impartido a sus fieles. Claro que la Iglesia del Espagueti volador es una chacota bien organizada, pero encierra una gran verdad en serio: la verdad no es, no puede ser, un asunto privado y contradictorio, y menos en asuntos de gran trascendencia espiritual. La verdad espiritual es un asunto público, accesible racionalmente a todo el que se tome el inmenso trabajo de prepararse para comprenderla y nunca contradictoria. Por eso es inadmisible que las campañas militares de Mahoma para hacerse con el control de la Península Arábiga sean cosa y guerra santa en el islamismo pero no en el cristianismo, y por eso es inadmisible que, en muchas tendencias o Iglesias del cristianismo, Dios contenga tres Personas, cada una de las cuales es Dios por entero aunque ninguna de ellas es como las otras dos, y sin alguna de las tres personas no hay Dios... pero no se admite tal revelación cristiana en el judaísmo y en el islamismo, que siempre niegan esta doctrina de la Trinidad, entre otras cosas por considerarla contradictoria (aunque, para los musulmanes suníes, las ejecuciones de prisioneros por parte del ejército de Mahoma siguen siendo guerra santa). Una verdad con fundamentales contradicciones internas, o que es válida para un grupo humano pero es y tiene que ser radicalmente falsa para otros grupos humanos (pensemos en lo que dicen los cristianos sobre el presunto carácter de nuevo y supremo profeta que tiene Mahoma)... no es tal verdad. Es un desatino y una superchería. La verdad espiritual sobre Dios es, tiene que ser, la misma para todos. Y es obvio que no soy escéptico, relativista ni agnóstico; que reconozco a Dios como realidad sin fraude, como fundamentalmente el Nivel Supremo de la Realidad.
Las implicaciones filosóficas y teológicas de lo que acabo de soltar son inmensas, obviamente. Y para discutirlas he creado este hilo de discusión, claro está.
Ahora bien, para centrar las cosas voy a empezar con una imagen. Como es una imagen evocadora, en vez de una idea, no puede engañar, ya que una imagen no se puede confundir con una idea. Y, sin embargo, apuntará muy bien, inicialmente, por dónde voy.

Escena: es el Juicio Final. Allí estamos los acusados, los cuales pertenecemos a todas las religiones, ante el tribunal de ángeles presidido por Dios.
Yo, naturalmente, me paso todo el tiempo de espera departiendo con los demás acusados y blasfemando acremente contra los tribunales, los jueces, los abogados defensores, los acusadores, las leyes y las sentencias.
Me llega el turno de ser juzgado. Dios, naturalmente, está rojo de ira por mis blasfemias previas. Va a lo clásico, como viejo con barba blanca y una aura triangular que flota sobre su cabeza. Los ángeles forman, también a lo clásico, un tribunal de seres luminosos con blancas alas en una bancada horizontal, en cuyo centro está Dios.
Habla, colérico, Dios.

- ¿Cómo te atreves a blasfemar así, Alexandre Xavier?
- Observarás, Dios, que no he blasfemado precisamente contra ti.
- ¡Pero sí que has blasfemado contra las santas leyes de este tribunal!
- Blasfemo contra ellas y seguiré blasfemando contra ellas y contra todos los tribunales; claro, sea aquí, en el paraíso, en el purgatorio, en el infierno, en el limbo, en la reencarnación o en lo que me adjudiquéis según la sentencia de vuestro tribunal celestial. No, no creo en la ley, ni en los tribunales, ni en las sentencias. Soy un ateo del Derecho, aunque no un apóstata del Derecho... porque nunca he creído en las leyes, y el que nunca ha creído, no puede apostatar de aquello a lo que jamás ha dado su fe. Nunca he creído en el Derecho, por lo cual tampoco puedo renegar ni apostatar de él.
- Bueno, Alexandre Xavier, los dos sabemos que, en materia espiritual, no es lícito forzar al alma a aceptar aquello que el alma ve como falso o injusto. Entonces, dime, ¿qué quieres de mí, puesto que afirmas que de mí como Persona Divina no blasfemas, reniegas ni apostatas?
- La felicidad. En el fondo, tanto me da si existes como si no existes. No voy contra ti, no cargo contra tus santos, ángeles y creyentes, pero si no los tuvieras y tú mismo fueras vana fantasmagoría, no me hundiría. Seguiría buscando lo que quiero: la felicidad. Si me la das, bien; como si me la da tu rival Satanás. El problema que veo, si le pido la felicidad a tu rival, es que, si tú tienes una cohorte de abogados angélicos, ¡Satanás tiene miríadas de abogados demoníacos, y por cierto cien veces más sagaces que los tuyos! Me parece que las legiones de abogados se armonizan tan bien con la felicidad como el agua con el aceite.

En esto que se oye a lo lejos la voz tenebrosa y con olor sulfuroso de Satanás.

- ¡Oye, Alexandre Xavier, sin faltar!
- Escucha, Satanás: hay hechos probados en este sumario judicial. Entre ellos, el hecho de que tienes en nómina a los mejores abogados del mundo ultraterreno y de la Tierra también, y que les pagas mejor que nadie. ¿Me lo vas a negar?
- Bueno... se puede analizar...
- Sí, como se puede analizar si la nieve es blanca, la sangre es roja y dos más dos son cuatro. Mientras tanto, espero tus propuestas y la de tu gran rival, Dios, para darme la felicidad. Que, en el fondo, es lo único que me interesa de vosotros dos.

En esto que Satanás me lanza un vaho mefítico que me arrastra por los aires. Ante los ojos ahora divertidos de Dios (a fin de cuentas, si estoy contra Satanás, me puedo arrimar a Dios) me agarro efectivamente a Dios... lo apuño fuertemente por la barba blanca, y me libro de la peligrosa deriva del viento satánico. Y le digo algo a Dios, para terminar.

- Estoy en un buen lío, Dios. En el fondo, insisto, me caes bien; por lo menos no andas a juicios todo el día, solamente en ocasiones señaladas como ésta, a diferencia de ese Satanás con el que tan mal te llevas y que, al parecer, un día dejó tu empresa para establecerse por cuenta propia. Si, como no te cansas de predicar, conoces el camino seguro hasta la felicidad, ¡dímelo de una vez, que ya va siendo hora!

----------

Este mensaje está redactado con Mac OS, el sistema operativo propio de los ordenadores de tipo Mac fabricados por la empresa Apple. Dicen que su indiscutible Maestro fundador ya fallecido, Steve Jobs (pronunciación: Estiv Llobs) es un santo de la informática, y no le faltan devotos.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La barba de Dios.
NotaPublicado: 16 Sep 2017, 18:26 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4954
¿Teología revelada? Vaya uno a saber qué demonios es eso ahora. Una cuestión es la revelación y otra bien diferente es la teología, que mediante la razón, trata de dar cuerna de la revelación. Entiendo que alguien no esté de acuerdo con la revelación o que esté en contra de la teología pero lo que no entiendo es que se acuñen nuevos concepciones que no se sostienen. La teología, y por su propia naturaleza, no puede ser revelada. Por cierto, sería interesante que se me dijera con cual de las diferentes concepciones que hay en torno a la "revelación" no se está de acuerdo ( si con una o con todas). Y digo esto porque a lo mejor, y sin saberlo ellos, los que están defendiendo presuntas escuelas filosóficas recientes precisamente están haciendo uso de una determinada concepción de la "revelación". No sea que lo que les niegan a los demás se lo apropien para sí mismos. En fin, otra forma de parasitismo intelectual.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La barba de Dios.
NotaPublicado: 17 Sep 2017, 00:37 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1302
Saludos de nuevo, Elansab.
Dices lo siguiente.

"¿Teología revelada? Vaya uno a saber qué demonios es es eso ahora. Una cuestión es la revelación y otra bien diferente es la teología, que mediante la razón, trata de dar cuerna de la revelación. Entiendo que alguien no esté de acuerdo con la revelación o que esté en contra de la teología pero lo que no entiendo es que se acuñen nuevos concepciones que no se sostienen. La teología, y por su propia naturaleza, no puede ser revelada. Por cierto, sería interesante que se me dijera con cual de las diferentes concepciones que hay en torno a la "revelación" no se está de acuerdo ( si con una o con todas). Y digo esto porque a lo mejor, y sin saberlo ellos, los que están defendiendo presuntas escuelas filosóficas recientes precisamente están haciendo uso de una determinada concepción de la "revelación". No sea que lo que les niegan a los demás se lo apropien para sí mismos. En fin, otra forma de parasitismo intelectual.".

El caso, Elansab, es que tienes bastante parte en el encono y el mal ambiente que se dan en el foro Sofos Ágora, especialmente en teología. Tu desvalorización insidiosa del oponente ("presuntas escuelas filosóficas recientes") tus ataques duros e inconcretos a la vez contra aquello que te desagrada ("En fin, otra forma de parasitismo intelectual.") son actitudes tristemente típicas tuyas... y no solamente tuyas.
Lo mejor es responderte desde la buena fe, que corta con estas trapacerías y limpia el ambiente.
La expresión "teología revelada", y otras fonética o semánticamente equivalentes, se utilizan desde hace siglos en las diferentes teologías, especialmente en la teología católica, la más explícita en cuanto a la dicotomía enunciada en mi mensaje primero dentro dentro de este hilo de discusión.
Los pares oposicionales pueden diferir verbalmente: teología/teodicea, teología/teología natural, teología revelada/teología racional sin recurso a la revelación, teología de lo revelado/teología de la razón común, etcétera. Pero siempre aluden a lo mismo: a la oposición entre la elaboración teológica que parte de una revelación histórica de Dios a algunos grupos e individuos, y la elaboración teológica que no depende de tales revelaciones.
El propio santo Tomás de Aquino, autoridad filosófica y teológica bien justificada en cuanto a esta dicotomía, hace uso abundante de tal distinción en la Suma Teológica y en la Suma contra los Gentiles. De ahí, por ejemplo, que sus famosas cinco vías para demostrar la existencia de Dios son teología natural o reflexión filosófica sobre Dios, mas nunca teología revelada, nunca teología basada en las revelaciones que Dios hace sobre sí mismo en la Biblia.
En otras teologías también se hace la misma distinción conceptual, y se aplica a los contenidos. Por ejemplo, las diferentes ramas y escuelas de la reflexión religiosa islámica diferencian nítidamente entre conocimientos sobre Dios que solamente se adquieren por información obtenida en el Corán, como la preeminencia de Mahoma sobre los demás profetas, y conocimientos sobre Dios que no requieren haber leído el Corán. Un ejemplo típico de esto último es la doctrina del tawhid, la absoluta unicidad de Dios, sin pluralidad de personas en su seno, y sin asociados a Dios; unicidad que, según los musulmanes, es tan de teología racional no revelada, tan de conocimiento propio de la filosofía (falsafa, en árabe) que por eso otros pensadores y profetas previos a Mahoma o independientes de él la enunciaron, la enuncian y la enunciarán, como fue el caso de Ajenatón en el Egipto faraónico, de Moisés en el pueblo judío, de la Upanisad sánscrita hinduista de Alá (texto tardío monoteísta del hinduismo o tradición védica) y de muchos otros. La preeminencia de Mahoma como profeta es, pues, teología revelada, mientras que el tawhid es teología natural.
En resumen: teología revelada es la que tiene como base inexcusable conocimientos sobre Dios aportados por Dios mismo al revelarse, y teología natural, teología racional, teología filosófica o teodicea es la teología que actúa sin basarse en ningún caso en revelaciones sobre Dios hechas por Dios mismo.
Está claro que soy claro y que he actuado de buena fe, ¿no?
Afirmo además, mojándome en lo conflictivo como es propio de un buen arqueoindividualista, que no existe la revelación privada de Dios sobre sí mismo a un individuo o a un pueblo. Lo que sí existe es la progresiva revelación natural, causal, racional e histórica de Dios al hombre, por los medios de conocimiento accesibles a todo el que se prepare para acceder a esos medios de conocimiento. En ningún caso el conocimiento sobre Dios está reservado a una elite cerrada y autonombrada que se base en una presunta (y falsa) revelación particular.
Por ejemplo, Dios revela en el Corán y fuera del Corán, racionalmente, que beber alcohol es un error, un pecado y un gran mal que aleja de la felicidad divina. De ahí que, en cualquier religión o cosmovisión, lo que procede es tomar las medidas para que cese totalmente el consumo de alcohol en la sociedad. Y lo mismo en el fondo con el tabaco, la cocaína y las demás drogas duras.
Más: no pongo en el mismo plano a los profetas y a los mafiosos jueces y abogados. Lo que, de hecho, vinieron a hacer los verdaderos profetas fue anunciar verdades racionalmente accesibles a todos sobre Dios. Verdades muy provechosas. Los fallos humanos de estos profetas no anulan lo que de válido hay en sus mensajes y revelaciones.
Por tanto, no tengo inconveniente en admitir la teología revelada o teología de las revelaciones dadas por Dios... siempre y cuando se entienda claramente que esas revelaciones son accesibles a todo hombre desde la razón natural, e independientemente de toda tradición religiosa histórica particular.
Las revelaciones como la del ángel que oculta a José el embarazo virginal de su esposa María, forzándolo luego a tragar como cornudo que da respetabilidad social al divino embarazo extramarital, o como la del otro ángel que bendice los crímenes de guerra cometidos por Mahoma y sus tropas, son seudorrevelaciones. Por eso la razón no da nunca con ellas, y por eso estas seudorrevelaciones se contradicen unas con otras. Porque son falsas revelaciones, que no revelan más que manipulación humana y pillería de los privilegiados.
Dios escribe derecho... con renglones siempre derechos. ¡Los renglones torcidos son cosa de los abogados!

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: La barba de Dios.
NotaPublicado: 17 Sep 2017, 10:38 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 6851
Sin leerme detenida y pausadamente los mensajes de este tema, destaco la frase de elansab que me ha llamado más la atención:

"Una cuestión es la revelación y otra bien diferente es la teología, que mediante la razón, trata de dar cuerna de la revelación." (quedaría perfecto que diera "cuerna" pero creo que elansab quería decir "cuenta").

"La teología (del griego θεος [theos], ‘Dios’, y λογος [logos], ‘estudio’, ‘razonamiento’, por lo que significaría ‘el estudio de Dios’ y, por ende, ‘el estudio de las cosas o hechos relacionados con Dios’) es la ciencia que estudia el conjunto de conocimientos acerca de Dios, sus atributos y sus perfecciones.1​ La Teología parte del hecho de la existencia inequívoca de Dios. Es por ello que la Teología no se ocupa de la demostración empírica de su existencia, puesto que da por hecho esta afirmación."

¿Mediante la razón cuando se parte del hecho de la existencia inequívoca de Dios? ¡Mmmm...!


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 4 mensajes ] 

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO