Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 19 Nov 2017, 05:01

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 36 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 24 Ago 2017, 16:48 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 418
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Voy a ser sincero con ustedes: yo no soy feliz. No soy feliz porque muero, y porque todo termina. Si la muerte es el final, entonces la vida humana es la mayor de las injusticias, porque ganan los más dotados. Así de sencillo, así de simple.

En base al deseo de felicidad (que parece ser la meta de la vida humana) algunos pensadores han erigido un argumento a favor de la existencia de Dios: el llamado "argumento eudemonológico" . Tal argumento viene a decir lo siguiente: puesto que el hombre anhela felicidad de modo natural, entonces dicho anhelo supone la existencia de lo que se anhela, es decir, la felicidad en sí misma, osea, Dios.

A mi entender, si veo una huella en las arenas de la playa, entonces sé que alguien pasó por allí. Del mismo modo, el infinito deseo de felicidad que siento ha de venir de algo o alguien que lo puso en mí. Es lo que decía Descartes: si yo que soy finito tengo la idea de infinito es porque alguien infinito la puso en mí, y no proviene de mí porque soy finito y de ningún modo infinito. Del mismo modo, el anhelo de felicidad viene de alguien que lo puso en mí. Al menos eso creo...

Sin embargo, Santo Tomas dice que del anhelo de felicidad no se sigue el conocimiento de aquella, porque una cosa es saber que "alguien viene, por ejemplo, a nuestra casa" y otra cosa es saber que quien viene es Pedro o Juan. Así, del hecho que todos queremos ser felices no se sigue que todos sepan que Dios es la felicidad, como lo demuestra que muchos ven la felicidad en el placer, las riquezas, etc. Así, según el Aquinate no vale el argumento eudemonológico.

Pero yo creo que debe valer, tiene que valer, porque esta vida es una mierda, porque todo se acaba. Y nada más necio que poner la esperanza de felicidad en algo que, a fin de cuentas, tiene los días contados.

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 24 Ago 2017, 21:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Ene 2015, 23:15
Mensajes: 927
Bueno, es un buen razonamiento. Sin embargo el Buddhismo va más allá y encuentra la realización de la felicidad en la cesación de todo anhelo, de todo deseo, incluyendo el deseo de la felicidad. En ese aspecto, a mi muy personal modo de ver, la enseñanza buddhista está más avanzada que la teología cristiana en el sentido de que la idea de felicidad de la que habla, es trascender el propio anhelo de felididad terrenal, el cual se revela al final como una mera ilusión, puesto que todo lo que se creía que era la felicidad, no era tal.

La felicidad verdadera para el buddhista, consiste no en un estado de placer, euforia, o alegría supremas, sino en alcanzar el estado de absoluta ecuanimidad en el que toda pasión ha quedado erradicada. La cuestión ahora sería preguntarnos, de igual modo, si tal estado es posible o sólo existe como ideal.

Saludos


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 24 Ago 2017, 21:30 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4954
FelinoVeloz, te agradezco profundamente tu sinceridad. Por cierto, ese pasaje de “porque una cosa es saber que "alguien viene, por ejemplo, a nuestra casa" y otra cosa es saber que quien viene es Pedro o Juan” es un pasaje que citó mucho Xavier Zubiri. Es más, el propio Zubiri decía que el problema del ateísmo en la actualidad( lo diferencia del clásico) no es que alguien se pregunte, y conteste negativamente, sobre si es Pedro o Juan el que viene ( es decir, las diferentes concepciones que se puedan dar de Dios) o que alguien se pregunte, aunque conteste negativamente, si viene alguien sino que el problema en la actualidad radica en que ya ni siquiera se pregunta si viene alguien. Igual que antes se partía de la existencia de Dios ahora se parte de su inexistencia. Desde mi punto de vista ambas son posturas equivocadas. Desde la creencia en la existencia o no de Dios no es algo de lo que se deba de partir sino que debe de ser un punto de llegada. El no hacerlo así es causa de todo tipo de dogmatismos.

Yo creo que la postura más honesta en la actualidad para los creyentes es la que tú sostienes. Es decir aquella que consiste en "el esperar contra toda esperanza" de Abraham.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 24 Ago 2017, 21:35 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4954
Dices, Alejandro: “En ese aspecto, a mi muy personal modo de ver, la enseñanza buddhista está más avanzada que la teología cristiana en el sentido de que la idea de felicidad de la que habla, es trascender el propio anhelo de felididad terrenal, el cual se revela al final como una mera ilusión, puesto que todo lo que se creía que era la felicidad, no era tal.”

En fin, Alejandro, no sé de qué teología cristiana nos estás hablando. Nos podrías decir cuál es esa teología cristiana que deposita su fe en la felicidad terrenal. Yo al menos no la conozco.
Verás, yo no voy a entrar en si es mejor una concepción que otra pero al menos deberían de ser conocidas por aquellos que desean juzgarla.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 24 Ago 2017, 22:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Ene 2015, 23:15
Mensajes: 927
Bueno Elansab, con todo y que reconozco que tampoco soy un experto en teología cristiana (ni de hecho, de teología en general), sí me surge la idea, cuando se habla del paraíso cristiano según los dogmas lo presentan, con todo su antropomorfismo y concretización de ideales que son puramente abstractos, de que por ejemplo, una persona cristiana, que cree en el cielo, y que al llegar allá obtendrá toda la felicidad que le fue negada en vida (según la entendía acá), en donde gozará de alegrías (materiales pero idealizadas), correrá en bastos campos verdes y encontrará ahí a todos sus seres queridos y mascotas de la infancia (he oído que eso expresa la gente creyente, en serio), donde brilla un sol eterno y donde ángeles y querubines entonan bellos cantos a un Dios personal por toda la eternidad, mientras su cuerpo (espiritualizado) encontrará descanzo y paz eternos que podrá disfrutar como disfrutaría aquí (como si estuviera de vacaciones o algo así), etc, si bien parece una imagen atractiva, creo que si no es tomada como debe de ser (esto es, simbólicamente), no deja de ser una fábula que pierde sentido cuando es alcanzado el verdadero ideal de felicidad según lo presentan las más elevadas filosofías de Oriente, porque es una imagen al final de cuentas basada en lo que nosotros entendemos por alegría, felicidad, y placer, según nuestras conceptiones mundanales y materialistas.

¿Qué es la felicidad? Yo la imagino como el más perfecto estado de plenitud en el Ser, pero eso es algo sin forma. Sin embargo, para que nuestra mente concreta entienda más, podemos decir que no sabemos exactamente cómo se siente (porque no la conocemos en este mundo), pero provisionalmente podríamos decir que es lo contrario al sufrimiento. Ahora bien, Buddha enseñó que la única forma de acabar con el sufrimiento, es mediante la cesación de los deseos. Paradójicamente, esto incluye el dejar de buscar la felicidad, y más bien, tender a un estado de perfecta ecuanimidad en el cual permanecer serenos tanto ante el dolor como ante el placer, ante el sufrimiento como ante la alegría. La felicidad así entendida (o al menos algo que se acerca a ella), es ese estado en que nada perturba el ánimo, pues las pasiones han sido suprimidas.

La felicidad absoluta consistiría en el Nirvana, pero hay qué dejar de buscar el Nirvana, no desearlo, sino simplemente entrenarse en el autodominio de las emociones y las pasiones. En realidad no sé si exista alguien que haya alcanzado ese estado (se dice que Gautama ha sido el único, o por lo menos el que más perfectamente lo logró). No lo sé, quizá algún yogui de la India del cual no sabemos nada... O quizá todo se queda en el mero Ideal, y mientras estemos en un cuerpo y éste haga uso de los sentidos, nada de eso se puede lograr, pero sí se puede tender al ideal.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 25 Ago 2017, 04:42 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 05 Mar 2016, 00:25
Mensajes: 108
FelinoVeloz escribió:
Voy a ser sincero con ustedes: yo no soy feliz. No soy feliz porque muero, y porque todo termina. Si la muerte es el final, entonces la vida humana es la mayor de las injusticias, porque ganan los más dotados. Así de sencillo, así de simple.

En base al deseo de felicidad (que parece ser la meta de la vida humana) algunos pensadores han erigido un argumento a favor de la existencia de Dios: el llamado "argumento eudemonológico" . Tal argumento viene a decir lo siguiente: puesto que el hombre anhela felicidad de modo natural, entonces dicho anhelo supone la existencia de lo que se anhela, es decir, la felicidad en sí misma, osea, Dios.


A mi entender, si veo una huella en las arenas de la playa, entonces sé que alguien pasó por allí. Del mismo modo, el infinito deseo de felicidad que siento ha de venir de algo o alguien que lo puso en mí. Es lo que decía Descartes: si yo que soy finito tengo la idea de infinito es porque alguien infinito la puso en mí, y no proviene de mí porque soy finito y de ningún modo infinito. Del mismo modo, el anhelo de felicidad viene de alguien que lo puso en mí. Al menos eso creo...

Sin embargo, Santo Tomas dice que del anhelo de felicidad no se sigue el conocimiento de aquella, porque una cosa es saber que "alguien viene, por ejemplo, a nuestra casa" y otra cosa es saber que quien viene es Pedro o Juan. Así, del hecho que todos queremos ser felices no se sigue que todos sepan que Dios es la felicidad, como lo demuestra que muchos ven la felicidad en el placer, las riquezas, etc. Así, según el Aquinate no vale el argumento eudemonológico.

Pero yo creo que debe valer, tiene que valer, porque esta vida es una mierda, porque todo se acaba. Y nada más necio que poner la esperanza de felicidad en algo que, a fin de cuentas, tiene los días contados.


Hola @FelinoVeloz
Me gustaría ayudarte porque como diría el poeta estas cayendo en el mayor pecado que puede cometer un hombre, nada más por esto te escribo lo siguiente.

Si queremos utilizar terminología filosófica, yo me he convertido en algo así como en un 'empirista ideológico', en términos del buen vivir, existe la vida buena, la vida feliz que está lejos de la dependencia de Dios, te sugiero que te acerques más a los nuevos libros de gestión personal, que los hay de buena calidad, y que te alejes del tema de Dios, al menos que seas un perlático que no puede valerse por sí mismo, porque Dios nada más es útil para quien esté inhabilitado para tener una vida de virtudes mentales, morales y física,

El sentir amor y tener belleza es el fundamento de toda felicidad, en ocasiones hasta he pasado por momentos en que me he preguntado porque uno es tan feliz, puede ser que quieras hasta agradecerle al Dios que exista, por la vida.

La vida es hermosa y verdadera si te empeñas con todo tu corazón, mente y pulmón, en la empresa, que en resumidas cuentas sí dependen del cuidado de uno mismo, de verse mejor, cuidar de la salud, de tu apariencia física, la vida de la castidad, la verdad, la fidelidad, el veganismo, la vida de plenitud, de gimnasia, de clubes deportivos, del training, el liderazgo, del emprendimiento, es decir una vida de felicidad positiva y no la de los artistas del hambre, es decir, los que ayunan, los que repiten plegarias, los que contemplan, son estos los que niegan la voluntad de vivir, no podemos pensar que lo dicho en antaño tiene vigencia en este mundo para ser feliz, plantéatelo quizás te estas equivocando en el camino de tu vida, si quieres mi ayuda te la puedo hasta dar, empero esta nada más en ti el potencial de cambiar de paradigmas

Si eres un borracho o/y lujurioso no esperes ser feliz, mientras que si buscas el amor y la belleza sí espera desarrollar el potencial para alcanzar lo deseado por todos: La felicidad, que es una consecuencia natural de nuestros hábitos de vida.


Un sld!

_________________
Quien busque hombre encontrara acróbatas
http://bibliotecaenaudio.com/
https://www.youtube.com/c/alejandriaenaudio
http://www.ALEJANDRIAenAUDIO.com/info_wp/lista-de-audiolibros
Atte: Arturo Garcés
Panamá


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 25 Ago 2017, 07:48 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 418
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Mythopoeikon escribió:
Me gustaría ayudarte porque como diría el poeta estas cayendo en el mayor pecado que puede cometer un hombre, nada más por esto te escribo lo siguiente.

Me recordaste los versos de Borges: "He cometido el peor de los pecados que un hombre puede cometer: no he sido feliz" etc. El poema se llama "El remordimiento". Pero en fin...
Mythopoeikon escribió:
existe la vida buena, la vida feliz que está lejos de la dependencia de Dios, te sugiero que te acerques más a los nuevos libros de gestión personal, que los hay de buena calidad, y que te alejes del tema de Dios
Por privado o en público puedes recomendar algún libro. Yo aunque soy católico, siempre estoy abierto a aprender de nuevas materias. No creo que me aleje del tema de la teología (es mi pasión) pero ciertamente puedo aprender de otras cosas, como el budismo por ejemplo.
Mythopoeikon escribió:
vida de felicidad positiva y no la de los artistas del hambre, es decir, los que ayunan, los que repiten plegarias, los que contemplan, son estos los que niegan la voluntad de vivir, no podemos pensar que lo dicho en antaño tiene vigencia en este mundo para ser feliz, plantéatelo quizás te estas equivocando en el camino de tu vida
Estoy de acuerdo que la mortificación (ayuno, penitencia, etc.) no ayuda a los que apenas empezamos a comprender la felicidad. A decir verdad, yo a veces incluso me relego a mí mismo en aras de mi fe, es decir, sacrifico hacer cosas que haría si no fuese creyente por hacer otras que son propias de la fe. Tal vez tengo que equilibrarme un poco.
Mythopoeikon escribió:
La felicidad, que es una consecuencia natural de nuestros hábitos de vida.
Concuerdo. Bueno, estaremos al habla entonces. Muchas gracias por querer ayudarme, acepto tu ayuda y la de otros amables que quieran ayudarme. Estaré al tanto de tus recomendaciones. Saludos y gracias.

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 25 Ago 2017, 08:08 
Desconectado

Registrado: 22 May 2016, 23:36
Mensajes: 418
Ubicación: Chile
Rango personalizado: Con la fe y la razón
Elansab
Elansab escribió:
el problema en la actualidad radica en que ya ni siquiera se pregunta si viene alguien. Igual que antes se partía de la existencia de Dios ahora se parte de su inexistencia. Desde mi punto de vista ambas son posturas equivocadas. Desde la creencia en la existencia o no de Dios no es algo de lo que se deba de partir sino que debe de ser un punto de llegada. El no hacerlo así es causa de todo tipo de dogmatismos.
Yo creo que la postura más honesta en la actualidad para los creyentes es la que tú sostienes. Es decir aquella que consiste en "el esperar contra toda esperanza" de Abraham.

Concuerdo plenamente en casi todo. Hoy se toma la inexistencia de Dios como punto de partida y no de llegada, lo cual es síntoma de precariedad intelectual en mi opinión, de falta de vigor metafísico para investigar si Dios existe o no existe. Es lamentable pero son los tiempos que corren.
Pero no sé si hay que creer a lo Abraham, es decir, contra toda esperanza. Yo sigo buscando pruebas de la existencia Dios no sólo por interés intelectual, sino porque es dogma que la existencia de Dios es cognoscible por la razón natural (al menos en tanto Creador y primera causa). Y como yo creo en los dogmas, me entrego a las verdades que dicen pero NO porque ellos me parezcan inteligibles a las claras, sino porque Dios es la garantía de la verdad de los dogmas. Para la fe católica, como sabrás, la fe no es un "movimiento ciego del espíritu" tal y como lo puedes corroborar en el Catecismo.

Ahora bien, que la fe no sea ciega es discutible y sería interesante que la reflexión fuera por allí.

Alejandro Ramos Cid
Alejandro Ramos Cid escribió:
Sin embargo el Buddhismo va más allá y encuentra la realización de la felicidad en la cesación de todo anhelo, de todo deseo, incluyendo el deseo de la felicidad
Esto jamás lo he comprendido... ¿cómo extinguir mi infinito anhelo de felicidad? Es que no puedo, ni tampoco quiero porque quiero ser feliz a como de lugar.

A propósito, el cristianismo dice algo escandaloso: que Cristo trajo el Reino de Dios y que se consumará en la parusía o segunda venida. ¿De verdad ya comenzó aquí y ahora el Reino de Dios? Lo dejo como cuestión abierta.

_________________
"La fe y la razón son como las dos alas con las cuales el espíritu humano se eleva hacia la contemplación de la verdad"


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 25 Ago 2017, 09:13 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 13 Ene 2015, 23:15
Mensajes: 927
FelinoVeloz escribió:
Esto jamás lo he comprendido... ¿cómo extinguir mi infinito anhelo de felicidad?

He ahí la cuestión. Si tal cosa es posible para un mortal, no creo que lo sea para el hombre común como tú o como yo, y eso es lo que lo hace tan paradójico.

En todo caso, quizá como dice Mythopoeikon, nosotros como seres humanos quizá deberíamos centrarnos más bien en llevar una buena vida. Si en ella podemos hallar un cierto estado de paz y realización al que podamos considerar como felicidad (aunque sea imperfecta y mundanal), creo que habremos cumplido al menos parte del objetivo. Quizá debamos dejar lo otro para los Adeptos y los Buddhas (o los Cristos, si te gusta en lenguaje cristiano) ;)


FelinoVeloz escribió:
Es que no puedo, ni tampoco quiero porque quiero ser feliz a como de lugar.

No, ni podremos nunca, los seres humanos normales, querer o no querer algo a voluntad. Por eso ese estado de perfección mental de aquellos hombres idealizados del que te he hablado, pienso, han de quedar por el momento para nosotros como ideal. Eso no quiere decir que no podamos tener conocimiento, e imitar lo mejor de toda enseñanza en el aspecto moral, lo mejor que podamos.


FelinoVeloz escribió:
A propósito, el cristianismo dice algo escandaloso: que Cristo trajo el Reino de Dios y que se consumará en la parusía o segunda venida. ¿De verdad ya comenzó aquí y ahora el Reino de Dios? Lo dejo como cuestión abierta.

Eso depende. Si ha de tomarse como algo literal eso que citas, no, no lo creo.

Ahora bien, si ha de analizarse un significado profundo de esas palabras, creo que es algo que bien podríamos discutirlo, y quizá interpretar algo de ello.

Saludos Felino


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: El deseo de felicidad y Dios
NotaPublicado: 25 Ago 2017, 10:53 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 4954
Verás, FelinoVeloz, cuando hablo de esperar contra toda esperanza me refiero al espinoso asunto de la teodicea, es decir, del mal en el mundo, o mejor dicho, del excesivo mal en el mundo. Por cierto, y como bien dices, una cuestión es el Dios de los filósofos y otra bien distinta es el Dios de las religiones. A este último no se accede por la razón natural sino por la fe. Pero no mediante una fe ciega. Es que también hay que dar las razones de esa fe, de esa esperanza o de ese anhelo de una felicidad eterna.

Y sí, efectivamente, un creyente en una religión, y si se quiere considerar como tal, tiene que aceptar los dogmas. Ahora bien, y es una cuestión que no se suele resaltar lo suficiente, una cuestión son los dogmas y otra bien diferente es la interpretación de los mismos. Un católico tiene que aceptar como dogma de fe que después de esta vida habrá otra vida pero lo que no tiene que aceptar, por ejemplo, es aquella teoría metafísica de que el hombre es una unidad de dos sustancias (cuerpo y alma). Es más, creo que incluso algunos dogmas pueden cuestionarse como es el de la infalibilidad papal en determinadas materias y bajo determinadas circunstancias o el de la virginidad de María (hoy, y entre muchos teólogos, se acepta que Jesús tuvo hermanos. Otra cuestión es el caso concreto de Jesús). Una cosa es creer en el “infierno” y otra bien diferente son las diferentes interpretaciones que se puedan dar en torno al mismo. No es lo mismo interpretar el infierno como un lugar donde huele a azufre y existe un continuo rechinar de dientes que interpretarlo como aquel estado en que se coloca voluntariamente una persona que no podrá gozar de la plenitud de Dios.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 36 mensajes ]  Ir a página 1, 2, 3, 4  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO