Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 17 Ago 2018, 20:46

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 476 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44 ... 48  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 09 Jun 2018, 19:30 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 7916
Leviatam:

Spoiler: show
Ciencia teórica y ciencia experimental
Como se puede apreciar al poner a prueba una teoría (apoyándonos en resultados respaldados por investigaciones previas o de otras áreas) nos enfrentamos con los problemas de articular dos teorías. Esta articulación tiene dos aspectos, por un lado está el asunto de la definición y redefinición de los términos en un lenguaje nuevo (como anticipamos al comienzo) y por otro lado el chequeo empírico de si se cumplen las relaciones puente entre los conceptos de una y otra teoría en todas las condiciones o bien debemos restringir la validez a ciertas configuraciones. Así el primer tipo de problemas tiene mucho que ver con lo que Laudan llamó "problemas conceptuales" ya que se trata de dar un marco coherente a los conceptos de la teoría reducida en términos de la teoría reductora. Pero por otra parte la investigación de cuáles son las condiciones en las que valen las leyes puente es una investigación empírica y por lo tanto presupone puesta a prueba, ensayos experimentales e interpretación de los resultados.

Notemos que estas dos vertientes nos servirán de pretexto para focalizar la discusión en otra distinción muy común en cuanto a la práctica científica: la distinción entre ciencia teórica y ciencia experimental.

En la cuestión de la reducción la ciencia teórica es la parte de articulación de los conceptos. Pero ya podemos ir más allá del asunto de la reducción y extender nuestra noción de ciencia teórica a toda la actividad científica que conlleve diferentes grados de conjetura de hipótesis, obtención de consecuencias observacionales e interpretación de estas consecuencias. Por ejemplo la propuesta de Einstein tanto en la teoría de la relatividad restringida como en la de la relatividad general pueden identificarse. La propuesta de una distribución de velocidades por parte de Boltzman para dar cuenta de la termodinámica en términos de mecánica estadística, la propuesta de Newton de una fórmula de fuerza gravitatoria que decae con el cuadrado de la distancia y su éxito en integrar la órbita de un cuerpo en un campo de fuerzas central de esas características son otros ejemplos de ciencia teórica. El cálculo de cuáles serían las condiciones en las que se curvaría de manera drástica el espaciotiempo como para dar lugar a resultados anti-intuitivos y todo el estudio de supergravedad para la predicción de fenómenos nuevos también es una tarea de ciencia teórica.

Por supuesto que entre las consideraciones para poder realizar ciencia teórica están los datos. No estamos diciendo que la ciencia teórica no precisa de datos. Lo que estamos queriendo señalar es que la actividad asociada a la ciencia teórica no aquella en la que el foco está puesto en la obtención de esos datos sino en la concepción de un marco explicativo para esos datos. Parte de la tarea teórica es asegurar la coherencia, permitir extraer enunciados que juegan el papel de teoremas en una visión axiomática de la teoría y también desarrollar herramientas de cálculo que permitan obtener las diferentes consecuencias de la teoría. También forma parte de esta tarea la articulación de las consecuencias de la teoría con las de otras teorías de la disciplina o de otras disciplinas.

Por ejemplo, una de las dificultaes que enfrentó Darwin fue que según su teoría evolutiva la Tierra debería ser bastante antigua para haber dado lugar a los procesos evolutivos necesarios desde los primeros organismos a los que hoy presenciamos. Sin embargo de las teorías físicas que permiten calcular el ritmo de enfriamiento de una masa incandescente se obtenía que la Tierra no era tan antigua como la teoría de Darwin necesitaba. Aquí la contradicción entre los cálculos o retrodicciones (cálculo de lo que debe haber ocurrido) de ambas teorías entraban en conflicto. Dado el enorme éxito obtenido por la teoría física que describía el enfriamiento de los cuerpos, la de Darwin se enfrentó con una dificultad insalvable. Esto indica que hay otras maneras en que una teoría enfrenta anomalías aparte de las observaciones en contrario. De hecho la temperatura del planeta no era una anomalía para la teoría de Darwin, sino que la temperatura del planeta sumada a la teoría del enfriamiento de un sólido proveía un cálculo de la edad de la Tierra incompatible con los procesos evolutivos. Esto es que la teoría de Darwin no podía resolver una anomalía en el plano de lo conceptual, o bien que dos teorías no podían articularse. Mucho más tarde con el descubrimiento de la radiactividad la teoría del enfriamiento debía tener en cuenta una fuente extra de calor y con este agregado el cálculo de la edad de la Tierra ahora coincidía con lo que la teoría evolutiva necesitaba para verse corroborada o al menos no entorpecida. Se ve que por un lado hizo falta el descubrimiento de un hecho empírico (la radiactividad) y por otro el desarrollo de un modelo de decaimiento radiactivo para generar una nueva manera de hacer cálculos y así obtener diferentes consecuencias que las que se habían sostenido hasta el momento. Toda la tarea de modelizar el decaimiento radiactivo y recalcular la edad de la Tierra fue tarea de ciencia teórica.

Todas estas tareas suelen llamar la atención a los científicos y entusiasmarlos al punto de que muchos de ellos solamente se dedican a la ciencia teórica. Pero no obstante lo atractiva que sea esta tarea, tarde o temprano habrá que ver si los resultados asombrosos que hemos predicho o calculado (las consecuencias observacionales) verdaderamente ocurren o son un fruto de haber llevado adelante presuposiciones que en algún grado difieren de la naturaleza que pretenden describir. Es le momento de hacer un chequeo empírico. Debemos ahora diseñar un experimento para medir, registrar y confirmar o disconfirmar que los cálculos han sido exitosos. Ha llegado el momento en el que no podemos evitar una tarea de ciencia experimental. Pareciera que si no lo hacemos podríamos seguir especulando y delirando sobre cómo son las cosas sin importar si nuestra descripción finalmente coincide o no en sus aspectos medibles.

La ciencia experimental entonces viene a cerrar una primera etapa de conjetura teórica que sería puramente especulativa si no se rindiera al juicio de los resultados experimentales. La ciencia experimental no solamente es necesaria sino que es lo que asegura que el esfuerzo de los teóricos no ha caído en saco roto. Así se pondrá mucho empeño en determinar los resultados con precisión y con el mayor detalle, se atenderá a la seguridad con que puede ser repetido el experimento, y se garantizará una clara e inequívoca interpretación de los resultados para dar por concluida aquella etapa de presuposición teórica seguida de cálculo de predicciones.

Es probable que el enorme poder que esta actividad experimental tiene por sobre la actividad teórica sea uno de los motivos por los que actualmente y desde ya hace varias décadas la ciencia experimental parece más valiosa que la teórica. Sin embargo podemos mostrar que hay una necesidad mutua que consiste en una realimentación cíclica o pendular que permite el avance de la disciplina. Por ejemplo, el acopio de datos experimentales tarde o temprano pierde sentido si no es en virtud de alimentar con la materia prima a la ciencia teórica para que provea marcos explicativos y predictivos. Por otra parte cuando los resultados experimentales muestran un desajuste con las expectativas (que por supuesto son expectativas provenientes de alguna o algunas teorías) es el momento en que debemos dar paso a la ciencia teórica. La investigación en ciencia teórica es tan indispensable como la experimental. Una masa de datos sin teoría que les de un ordenamiento no llega a ser conocimiento. Es decir que la mera colección de datos experimentales no nos permitiría ni siquiera planificar con cierta expectativa el próximo arreglo experimental.

La explicación, la predicción y la manipulación de una zona de la naturaleza es posible siempre que ambas actividades, teórica y experimental se alimenten mutuamente.

Una de las cosas que me resulta más atractiva es ver cómo se puede sobrevalorar a una olvidando los grandes avances debidos a la otra. Por ejemplo suelen valorarse grandemente científicos como Newton, Einstein, Poincaré, cuando en realidad no eran afectos a realizar experimentos. Y al mismo tiempo suele hacerse un monumento a Galileo porque se lo ensalsa como "el primer experimentalista" (cosa un poco exagerada). Del mismo modo los premios Nobel en física solían otorgarse por trabajos experimentales y no teóricos (aunque eso ha ido cambiando últimamente). Es así que a Einstein le correspondió el premio por el efecto fotoeléctrico y no por su teoría de la relatividad. Incluso podemos centrar la atención sobre la asignación de recursos (subsidios) y pareciera que está más justificado gastar ingentes cantidades de dinero en detectar el neutrino que en conjeturar qué pudo haber sido lo que no ajustaba en la ecuación de la conservación de la masa-energía

(*** verificar: para una descripción sobre la postulación del neutrino véase el artículo Miguel, H., Paruelo, J. y Pissinis, G. (2003) ya leído para módulos anteriores).

Sin embargo creo que las valoraciones en el párrafo anterior han sido manipuladas sutilmente ya que no parece plausible que hubiéramos dado nuestro apoyo a la teoría de la relatividad sino hubiese sido por las confirmaciones empíricas que los experimentalistas proveyeron. Esto es así porque el esfuerzo contraintuitivo que fue necesario para aceptar la teoría solo se justificaba con una contundente apoyatura empírica. Mientras que si no hubiera sido por la misma teoría relativista difícilmente experimentalmetne habríamos dado con la dilatación del tiempo en la vida media de las partículas subatómicas. Esto es que no habríamos tenido un marco explicativo de por qué los tiempos de vida media de las partículas varían con la velocidad que tienen respecto del laboratorio.

Es decir que esta división experimental - teórica suele tener una valoración que el análisis epistemológico no avala.


Destaco este párrafo:

"La ciencia experimental entonces viene a cerrar una primera etapa de conjetura teórica que sería puramente especulativa si no se rindiera al juicio de los resultados experimentales. La ciencia experimental no solamente es necesaria sino que es lo que asegura que el esfuerzo de los teóricos no ha caído en saco roto. Así se pondrá mucho empeño en determinar los resultados con precisión y con el mayor detalle, se atenderá a la seguridad con que puede ser repetido el experimento, y se garantizará una clara e inequívoca interpretación de los resultados para dar por concluida aquella etapa de presuposición teórica seguida de cálculo de predicciones."


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 09 Jun 2018, 22:19 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 5307
Dices, Alexandre: “Vayamos con los fósiles por ejemplo, Elansab. Dado que esa región estuvo cubierta por el mar en tiempos no muy remotos, abundan allí los fósiles marinos a escasa profundidad, accesibles por ejemplo en rastrillado de intención agrícola, o incluso a simple vista, que muestran peces. Estos peces con dibujo bien conservado, no dejaban dudas de que, en el pasado, animales muy distintos poblaron Mesopotamia, Israel y el Oriente Medio; y que el mar o grandes lagos cubrieron aquellas planicies.
Cierto que la Biblia no dice que existían los fósiles, y que en la época lo más parecido que se conocía al proceso de fosilización, era el proceso de momificación. Pero eso no impedía reconocer que, posiblemente por una variente de la momificación, había restos de peces en tierra seca, donde no deberían estar. Y las pinturas rupestres en el norte sahariano cercano (o ya en las zonas esteparias y desérticas de Palestina y la Península Arábiga) no estaban escondidas, mostrando animales ya desaparecidos en la época probable de primera redacción bíblica, unos siete mil años como mucho antes de la actualidad, en forma de tradiciones orales judías todavía no puestas por escrito.
En suma, el conocimiento de que la zona había experimentado importantes cambios físicos y biológicos en el pasado era un hecho bien conocido por la elite científica del Oriente Medio, y esto no lo ignoraban los escribas judíos.
Por eso el relato de Noé está casi calcado del relato sumerio de Utnapistín. Noé y Utnapistín pudieron haber sido el mismo hombre o no; pero, si no lo fueron, está claro que, por lo menos, ambos fueron testigos de un importante diluvio en la zona, que dejó rastros físicos y humanos porque, para empezar, los supervivientes a la inundación conservaron los terribles hechos en la memoria popular.
Hoy se concluye, en biblismo y orientalismo del Próximo Oriente, que el diluvio narrado en el Génesis y en el Poema de Gilgamés, alude a un hecho paleontológico real, bien documentado cultural y físicamente, así que no se trata de un mero relato alegórico de tipo moral o metafísico. La gran inundación ocurrió físicamente, y por eso sumerios y judíos guardaron registro de ella. Adaptando la narración, eso sí, a sus intereses y sus ideologías. Esto no impide reconocer que las barcas de la época sí que permitían navegar por las poco profundas aguas del Mediterráneo Oriental y las sumergidas planicies siriopalestinas, saudíes y anatolias, hasta zonas a salvo del diluvio por su altura montañosa; y por eso el Arca de Noé queda varada en un monte anatolio real: el monte Ararat (en la actual Turquía). Con toda probabilidad, los relatos sumerios y judíos sobre estas embarcaciones aluden a que los mejor informados sobre este diluvio, que fue relativamente lento y dio tiempo a preparar una huida a lo largo de meses o años, lograron marchar por mar a zonas cercanas de mayor altitud y, así, salvarse; aunque la mayoría de la población humana murió ahogada en la zona. No solamente por la lluvia, sino también por la subida del nivel del mar y por hundimiento del blando terreno humedecido, bajo tectónica de placas además.
Los datos físicos extrabíblicos sobre la inundación en la zona durante un período relativamente cercano a los relatos sumerios y judíos son objetivos, y su acceso internético (o impreso en papel, o por otros soportes informativos) no ofrece gran dificultad.”


En primer lugar decir, y es una cosa que sueles hacer frecuentemente, es hacer pasar por un hecho cierto lo que no se sabe con certeza. Nos dices: “que el diluvio narrado en el Génesis y en el Poema de Gilgamés, alude a un hecho paleontológico real, bien documentado cultural y físicamente, así que no se trata de un mero relato alegórico de tipo moral o metafísico”. Bueno, eso lo dirás tú. Efectivamente, algunos sostienen que pudo estar basado en un hecho real, no con carácter universal, mientras que otros consideran que es un relato mítico.

Ahora bien, una cuestión es que pudiera estar basado en un hecho real y otra bien diferente es que se haya demostrado que efectivamente en esa zona existió un diluvio ( algunos habla de tsunami). Me podrías dar los datos científicos y a los científicos que han demostrado que allí hubo un diluvio “universal”. Insisto, otra cuestión es que se pueda sostener que dicho relato estuviera basado en un hecho que se transmitió oralmente. Sí, los habitantes de aquella zona podrían dar el relato por cierto pero la interpretación del relato no se interpretaría como una causa natural sino sobrenatural. Pero es que constatar que un rayo provoca fuego en un árbol o que hubo un diluvio no es hacer ciencia sino simplemente constatar un hecho.

Pero bueno, demos por cierto que tuvieron acceso a todo lo que nos cuentas y aceptemos, y como nos dices que:“En suma, el conocimiento de que la zona había experimentado importantes cambios físicos y biológicos en el pasado era un hecho bien conocido por la elite científica del Oriente Medio, y esto no lo ignoraban los escribas judíos.”Pero qué tiene esto que ver con la evolución. Pues claro que las personas de esa época, y dando por cierto todo lo que nos dices, se darían cuenta de esos cambios. Pero nos estás diciendo, Alexandre, que aquellas personas lo interpretaron como una evolución. Otra cuestión es que tú ahora, y que conoces la evolución, le hagas decir a esas personas lo que no dijeron. De dónde sacas el que esas personas y al ver que allí había animales que no eran de su zona llegaron a la conclusión de que todo evoluciona o de que las especies naturales evolucionan.

Nos podrías decir en qué textos de aquella época se dice o puede interpretarse como que los naturales de esa época creían en la evolución. Insisto, no me importa lo que tú les atribuyas a ellos sino lo que ellos se atribuyeron a sí mismos.

Pues claro que en todo tiempo y lugar los hombres han sabido muy posiblemente que el mundo no ha tenido siempre el mismo aspecto. Pero lo que nos tendrías que demostrar con los textos de esa época es que esas personas interpretaban ese hecho en términos evolucionistas. Repito, me da igual si tú consideras que ellos interpretaban esos hechos en términos evolucionistas sino que lo me interesa es si ellos, y no tú, interpretaban esos hechos en términos evolucionistas. Simplemente tienes que aportar dichos textos.

La cuestión no es si en la actualidad alguien puede interpretar el génesis en términos evolucionistas sino si los que redactaron dichos textos lo interpretaban en textos evolucionistas. Lo que es insostenible es considerar que como en la actualidad puede interpretarse muchos de los pasajes de la biblia en términos evolucionistas de ello se siga que por lo tanto la interpretación que dieron los que escribieron dichos textos era también en términos evolucionista.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 09 Jun 2018, 22:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Mensajes: 1447
Saludos, Elansab.

Dices lo siguiente.

"Me podrías dar los datos científicos y a los científicos que han demostrado que allí hubo un diluvio “universal”.".

Me parece que he dejado bastante claro que ese diluvio no fue universal, sino que se circunscribió a la amplia pero limitada zona mediterránea oriental conocida por los escribas del Génesis.
Las tradiciones orales, y algunos restos fósiles u orogénicos, apuntan a que por las mismas fechas en otras zonas hubo también inundación; por ejemplo, en las tierras costeras y bajas de Centroamérica. Mas las seis grandes masas continentales ya existentes (estamos hablando ya del reciente Neolítico o del período preneolítico) o sea Eurasia, África, la América del Norte, la América del Sur, Australia y la Antártida, no sufrieron inundación generalizada en sus interiores.
Está claro que se trató de un fenómeno local; como mucho, multilocal, nunca generalizado o global.

_________________
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 10 Jun 2018, 12:52 
Desconectado

Registrado: 05 Abr 2011, 13:35
Mensajes: 5307
Saludos, Alexandre

Lo que te he pedido no es que aclararas si el diluvio fue o no universal sino las fuentes por la cuales tu afirmas que es un hecho científico probado. Quiero que me digas cuáles son los trabajos científico que prueban que por ejemplo en ese zona ocurrió un tsunami que posteriormente fue recogido en la tradición como diluvio "universal".

En cualquier caso lo que se está discutiendo no es sin en la Biblia aparecen sucesos o hechos históricos. Que por supuesto que aparecen. Sino si aparecen hechos científicos. Es que, y como ya sabrás, no es lo mismo un hecho histórico que un hecho científico. En qué lugar aparece en la Biblia información científica veraz. Esto último es lo que aquí se está discutiendo. Es que un hecho científico es un hecho interpretado desde una cierta teoría científica. Decir que una manzana cae de un árbol no es un hecho científico aunque sea un hecho. Ahora bien, decir que dicha manzana cae por la fuerza de la gravedad ( explicación de tipo causal) o por la curvatura del continuo espacio-tiempo ( explicación de tipo estructural y no de tipo causal) es lo que convierte a ese hecho en un hecho científico. Un hecho histórico no es un hecho científico. No sé si en el fondo, y para ese viaje no se necesitaban alforjas,lo que nos quieres decir es que en la Biblia aparecen recogidos hechos históricos.

Es decir, si tu me dijeses que en la biblia aparecen hechos que en la misma biblia están explicados desde una determinada teoría científica, y aunque en la actualidad no se sostuvieran tales teorías, yo entonces te diría que efectivamente en la Biblia aparece información científica o teorías científicas. Pero incluso así eso no significaría que la Biblia es un libro religioso y además un libro de ciencia y además un libro de moral y además un libro de historia y además…... No, la Biblia es un libro fundamentalmente religioso donde aparecen hechos míticos, históricos, valores morales, tradiciones, etc.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 10 Jun 2018, 15:40 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 May 2013, 22:57
Mensajes: 4640
Rango personalizado: ...Aprendiz
ManuelB escribió:
Leviatam:

Spoiler: show
Ciencia teórica y ciencia experimental
Como se puede apreciar al poner a prueba una teoría (apoyándonos en resultados respaldados por investigaciones previas o de otras áreas) nos enfrentamos con los problemas de articular dos teorías. Esta articulación tiene dos aspectos, por un lado está el asunto de la definición y redefinición de los términos en un lenguaje nuevo (como anticipamos al comienzo) y por otro lado el chequeo empírico de si se cumplen las relaciones puente entre los conceptos de una y otra teoría en todas las condiciones o bien debemos restringir la validez a ciertas configuraciones. Así el primer tipo de problemas tiene mucho que ver con lo que Laudan llamó "problemas conceptuales" ya que se trata de dar un marco coherente a los conceptos de la teoría reducida en términos de la teoría reductora. Pero por otra parte la investigación de cuáles son las condiciones en las que valen las leyes puente es una investigación empírica y por lo tanto presupone puesta a prueba, ensayos experimentales e interpretación de los resultados.

Notemos que estas dos vertientes nos servirán de pretexto para focalizar la discusión en otra distinción muy común en cuanto a la práctica científica: la distinción entre ciencia teórica y ciencia experimental.

En la cuestión de la reducción la ciencia teórica es la parte de articulación de los conceptos. Pero ya podemos ir más allá del asunto de la reducción y extender nuestra noción de ciencia teórica a toda la actividad científica que conlleve diferentes grados de conjetura de hipótesis, obtención de consecuencias observacionales e interpretación de estas consecuencias. Por ejemplo la propuesta de Einstein tanto en la teoría de la relatividad restringida como en la de la relatividad general pueden identificarse. La propuesta de una distribución de velocidades por parte de Boltzman para dar cuenta de la termodinámica en términos de mecánica estadística, la propuesta de Newton de una fórmula de fuerza gravitatoria que decae con el cuadrado de la distancia y su éxito en integrar la órbita de un cuerpo en un campo de fuerzas central de esas características son otros ejemplos de ciencia teórica. El cálculo de cuáles serían las condiciones en las que se curvaría de manera drástica el espaciotiempo como para dar lugar a resultados anti-intuitivos y todo el estudio de supergravedad para la predicción de fenómenos nuevos también es una tarea de ciencia teórica.

Por supuesto que entre las consideraciones para poder realizar ciencia teórica están los datos. No estamos diciendo que la ciencia teórica no precisa de datos. Lo que estamos queriendo señalar es que la actividad asociada a la ciencia teórica no aquella en la que el foco está puesto en la obtención de esos datos sino en la concepción de un marco explicativo para esos datos. Parte de la tarea teórica es asegurar la coherencia, permitir extraer enunciados que juegan el papel de teoremas en una visión axiomática de la teoría y también desarrollar herramientas de cálculo que permitan obtener las diferentes consecuencias de la teoría. También forma parte de esta tarea la articulación de las consecuencias de la teoría con las de otras teorías de la disciplina o de otras disciplinas.

Por ejemplo, una de las dificultaes que enfrentó Darwin fue que según su teoría evolutiva la Tierra debería ser bastante antigua para haber dado lugar a los procesos evolutivos necesarios desde los primeros organismos a los que hoy presenciamos. Sin embargo de las teorías físicas que permiten calcular el ritmo de enfriamiento de una masa incandescente se obtenía que la Tierra no era tan antigua como la teoría de Darwin necesitaba. Aquí la contradicción entre los cálculos o retrodicciones (cálculo de lo que debe haber ocurrido) de ambas teorías entraban en conflicto. Dado el enorme éxito obtenido por la teoría física que describía el enfriamiento de los cuerpos, la de Darwin se enfrentó con una dificultad insalvable. Esto indica que hay otras maneras en que una teoría enfrenta anomalías aparte de las observaciones en contrario. De hecho la temperatura del planeta no era una anomalía para la teoría de Darwin, sino que la temperatura del planeta sumada a la teoría del enfriamiento de un sólido proveía un cálculo de la edad de la Tierra incompatible con los procesos evolutivos. Esto es que la teoría de Darwin no podía resolver una anomalía en el plano de lo conceptual, o bien que dos teorías no podían articularse. Mucho más tarde con el descubrimiento de la radiactividad la teoría del enfriamiento debía tener en cuenta una fuente extra de calor y con este agregado el cálculo de la edad de la Tierra ahora coincidía con lo que la teoría evolutiva necesitaba para verse corroborada o al menos no entorpecida. Se ve que por un lado hizo falta el descubrimiento de un hecho empírico (la radiactividad) y por otro el desarrollo de un modelo de decaimiento radiactivo para generar una nueva manera de hacer cálculos y así obtener diferentes consecuencias que las que se habían sostenido hasta el momento. Toda la tarea de modelizar el decaimiento radiactivo y recalcular la edad de la Tierra fue tarea de ciencia teórica.

Todas estas tareas suelen llamar la atención a los científicos y entusiasmarlos al punto de que muchos de ellos solamente se dedican a la ciencia teórica. Pero no obstante lo atractiva que sea esta tarea, tarde o temprano habrá que ver si los resultados asombrosos que hemos predicho o calculado (las consecuencias observacionales) verdaderamente ocurren o son un fruto de haber llevado adelante presuposiciones que en algún grado difieren de la naturaleza que pretenden describir. Es le momento de hacer un chequeo empírico. Debemos ahora diseñar un experimento para medir, registrar y confirmar o disconfirmar que los cálculos han sido exitosos. Ha llegado el momento en el que no podemos evitar una tarea de ciencia experimental. Pareciera que si no lo hacemos podríamos seguir especulando y delirando sobre cómo son las cosas sin importar si nuestra descripción finalmente coincide o no en sus aspectos medibles.

La ciencia experimental entonces viene a cerrar una primera etapa de conjetura teórica que sería puramente especulativa si no se rindiera al juicio de los resultados experimentales. La ciencia experimental no solamente es necesaria sino que es lo que asegura que el esfuerzo de los teóricos no ha caído en saco roto. Así se pondrá mucho empeño en determinar los resultados con precisión y con el mayor detalle, se atenderá a la seguridad con que puede ser repetido el experimento, y se garantizará una clara e inequívoca interpretación de los resultados para dar por concluida aquella etapa de presuposición teórica seguida de cálculo de predicciones.

Es probable que el enorme poder que esta actividad experimental tiene por sobre la actividad teórica sea uno de los motivos por los que actualmente y desde ya hace varias décadas la ciencia experimental parece más valiosa que la teórica. Sin embargo podemos mostrar que hay una necesidad mutua que consiste en una realimentación cíclica o pendular que permite el avance de la disciplina. Por ejemplo, el acopio de datos experimentales tarde o temprano pierde sentido si no es en virtud de alimentar con la materia prima a la ciencia teórica para que provea marcos explicativos y predictivos. Por otra parte cuando los resultados experimentales muestran un desajuste con las expectativas (que por supuesto son expectativas provenientes de alguna o algunas teorías) es el momento en que debemos dar paso a la ciencia teórica. La investigación en ciencia teórica es tan indispensable como la experimental. Una masa de datos sin teoría que les de un ordenamiento no llega a ser conocimiento. Es decir que la mera colección de datos experimentales no nos permitiría ni siquiera planificar con cierta expectativa el próximo arreglo experimental.

La explicación, la predicción y la manipulación de una zona de la naturaleza es posible siempre que ambas actividades, teórica y experimental se alimenten mutuamente.

Una de las cosas que me resulta más atractiva es ver cómo se puede sobrevalorar a una olvidando los grandes avances debidos a la otra. Por ejemplo suelen valorarse grandemente científicos como Newton, Einstein, Poincaré, cuando en realidad no eran afectos a realizar experimentos. Y al mismo tiempo suele hacerse un monumento a Galileo porque se lo ensalsa como "el primer experimentalista" (cosa un poco exagerada). Del mismo modo los premios Nobel en física solían otorgarse por trabajos experimentales y no teóricos (aunque eso ha ido cambiando últimamente). Es así que a Einstein le correspondió el premio por el efecto fotoeléctrico y no por su teoría de la relatividad. Incluso podemos centrar la atención sobre la asignación de recursos (subsidios) y pareciera que está más justificado gastar ingentes cantidades de dinero en detectar el neutrino que en conjeturar qué pudo haber sido lo que no ajustaba en la ecuación de la conservación de la masa-energía

(*** verificar: para una descripción sobre la postulación del neutrino véase el artículo Miguel, H., Paruelo, J. y Pissinis, G. (2003) ya leído para módulos anteriores).

Sin embargo creo que las valoraciones en el párrafo anterior han sido manipuladas sutilmente ya que no parece plausible que hubiéramos dado nuestro apoyo a la teoría de la relatividad sino hubiese sido por las confirmaciones empíricas que los experimentalistas proveyeron. Esto es así porque el esfuerzo contraintuitivo que fue necesario para aceptar la teoría solo se justificaba con una contundente apoyatura empírica. Mientras que si no hubiera sido por la misma teoría relativista difícilmente experimentalmetne habríamos dado con la dilatación del tiempo en la vida media de las partículas subatómicas. Esto es que no habríamos tenido un marco explicativo de por qué los tiempos de vida media de las partículas varían con la velocidad que tienen respecto del laboratorio.

Es decir que esta división experimental - teórica suele tener una valoración que el análisis epistemológico no avala.


Destaco este párrafo:

"La ciencia experimental entonces viene a cerrar una primera etapa de conjetura teórica que sería puramente especulativa si no se rindiera al juicio de los resultados experimentales. La ciencia experimental no solamente es necesaria sino que es lo que asegura que el esfuerzo de los teóricos no ha caído en saco roto. Así se pondrá mucho empeño en determinar los resultados con precisión y con el mayor detalle, se atenderá a la seguridad con que puede ser repetido el experimento, y se garantizará una clara e inequívoca interpretación de los resultados para dar por concluida aquella etapa de presuposición teórica seguida de cálculo de predicciones."

:roll:
La física experimental deriva de la teórica, sin teoría cómo piensas que puede existir experimentación?
Además, confundes groseramente las hipótesis (teorías) dadas desde la física teórica con la propia física teórica, hipótesis que en efecto son especulativas mientras no sean debidamente verificadas desde lo experimental

Entonces, entiende de una puñetera vez que la física teórica es conocimiento científico que deriva teorías consideradas especulativas mientras no sean demostradas experimentalmente.

Como siempre, debido a tu necio dogmatismo, te ahogas en tus ensaladeras mentales


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 10 Jun 2018, 16:08 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 7916
Leviatam:

Por supuesto que sin hipótesis, conjeturas y teorías propuestas por la fisica teórica la física experimental no podría verificar nada.

La física experimental necesita de la física teórica para intentar verificar experimentalmente sus hipótesis, conjeturas y teorías.

Y tus locas y absurdas teorías, que aseguras que son conocimiento, solo son imaginaciones calenturientas de un osado y chalado solipsista que no merecen consideración alguna (como asi has reconocido) en ningún foro científico que hayas participado.

E intentas engañarnos en este foro de filosofía en el que también eres rechazado.

A ver si te das cuenta de una vez.

Has colmado mi paciencia, sigue diciendo las mimas payasadas pseudocientíficas a las que ni leeré.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 10 Jun 2018, 16:19 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 08 May 2013, 22:57
Mensajes: 4640
Rango personalizado: ...Aprendiz
Por supuesto hombre, cómo vas a seguir debatiendo conmigo si (para variar) lo único que haces es hacer el ridículo!
...No te queda de otra que abandonar el debate haciendo pucheros

Imagen

:lol: :lol:


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 11 Jun 2018, 19:14 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 7916
JBELL:

¿Te decides ya de una puñetera vez decir en qué crees?: O eres un determinista fuerte como Riskov y Mustafá por lo que todo está determinado, incluidos los pensamientos humanos o, por el contrario crees que, por lo menos en este planeta, no está determinado lo que piensan y hacen los seres humanos.

Me basta que me digas que crees en una opción o en otra. El raciocinio posterior corre de mi cuenta

No huyas como has hecho hasta ahora.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 11 Jun 2018, 19:50 
Desconectado

Registrado: 30 Dic 2017, 19:04
Mensajes: 229
ufffff, este tipo no está bien, denle una pastillita, please.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Hablemos sobre deísmo
NotaPublicado: 11 Jun 2018, 20:21 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2013, 20:16
Mensajes: 5965
ManuelB escribió:
JBELL:

¿Te decides ya de una puñetera vez decir en qué crees?: O eres un determinista fuerte como Riskov y Mustafá por lo que todo está determinado, incluidos los pensamientos humanos o, por el contrario crees que, por lo menos en este planeta, no está determinado lo que piensan y hacen los seres humanos.

Me basta que me digas que crees en una opción o en otra. El raciocinio posterior corre de mi cuenta

No huyas como has hecho hasta ahora.

Qué no huya? Pero si me he aburrido de intentar que entiendas.

Nuevamente:

Podemos pensar que los fenómenos se comportan según:

1) Determinismo. Una sola línea causal
2) Azar. Ante las exactamente mismas casas el fenómeno tiene distintos resultados. Azar ontológico.

Sin embargo hay una tercera alternativa que sólo es factible para el caso de un ser consciente (capaz de descubrir, entender y conocer las relaciones de causalidad que gobiernan los fenómenos empíricos; esto es, adquirir conocimientos) y que es distinta de esas dos. Se trata de la libertad: capacidad de elegir entre muchas alternativas todas ellas posibles. No es ni determinista ni azaroso.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 476 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44 ... 48  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO