Foro SofosAgora

Foro abierto a los intereses de sus usuarios. Debate, aprende y diviértete.
Fecha actual 24 Jun 2018, 01:15

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]




Nuevo tema Responder al tema  [ 212 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 ... 22  Siguiente
Autor Mensaje
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 03:39 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2013, 20:16
Mensajes: 5768
FelinoVeloz escribió:
No solamente lo ha demostrado con sus opiniones sino que lo ha hecho citando al magisterio y al catecismo y a la Biblia.

¿Me querrás decir Felino que dentro del Catolicismo está como algo importante la contemplación interior? ¿No estarás confundiendo la oración con la contemplación interior? La oración es un acto consciente y reflexivo, dónde hay una comunicación intencional con Dios. Me parece que nosotros los católicos no hacemos algo así como "OM".

¿Dime Felino, no crees tu que el principal mandamiento de Dios es amar al prójimo? He copiado a MATEO 25 : 31-46. ¿Tu no crees que lo que expone allí Jesús es lo que espera Dios de nosotros?


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 06:15 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10339
Rango personalizado: Usuario y moderador.
JBELL escribió:
Es definitivo, en la Religión Católica la contemplación no ocupa lugar especial.


Falso, será tu opinión, pero no la postura de la Iglesia. Lo he demostrado ampliamente con autoridades.

La Iglesia (a través de sus mayores autoridades) manifiesta explícitamente que la contemplación sí ocupa un lugar especial en su escala de valores.

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 06:36 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10339
Rango personalizado: Usuario y moderador.
FelinoVeloz escribió:
Está resultando interesante la crítica de Socrates de JBELL. Aunque mi amigo JBELL es católico como yo, me parece que las apreciaciones de Socrates son más acertadas. No solamente lo ha demostrado con sus opiniones sino que lo ha hecho citando al magisterio y al catecismo y a la Biblia.


Así es. Veamos lo que dijo Juan Pablo II al respecto de la vida contemplativa:

Con el propósito de transfigurar el mundo y la vida en espera de la definitiva visión del rostro de Dios, el monacato oriental da la prioridad a la conversión, la renuncia de sí mismo y la compunción del corazón, a la búsqueda de la esichia, es decir, de la paz interior, y a la oración incesante, al ayuno y las vigilias, al combate espiritual y al silencio, a la alegría pascual por la presencia del Señor y por la espera de su venida definitiva, al ofrecimiento de sí mismo y de los propios bienes, vivido en la santa comunión del cenobio o en la soledad eremítica[11].

Occidente ha practicado también desde los primeros siglos de la Iglesia la vida monástica y ha conocido su gran variedad de expresiones tanto en el ámbito cenobítico como en el eremítico. En su forma actual, inspirada principalmente en san Benito, el monacato occidental es heredero de tantos hombres y mujeres que, dejando la vida según el mundo, buscaron a Dios y se dedicaron a El, « no anteponiendo nada al amor de Cristo »[12]. Los monjes de hoy también se esfuerzan en conciliar armónicamente la vida interior y el trabajo en el compromiso evangélico por la conversión de las costumbres, la obediencia, la estabilidad y la asidua dedicación a la meditación de la Palabra (lectio divina), la celebración de la liturgia y la oración. Los monasterios han sido y siguen siendo, en el corazón de la Iglesia y del mundo, un signo elocuente de comunión, un lugar acogedor para quienes buscan a Dios y las cosas del espíritu, escuelas de fe y verdaderos laboratorios de estudio, de dialogo y de cultura para la edificación de la vida eclesial y de la misma ciudad terrena, en espera de aquella celestial.


Fuente: http://w2.vatican.va/content/john-paul- ... crata.html

---

Y aquí tenemos unas palabras del Papa Benedicto XVI:

"Es una ocasión particularmente oportuna-dijo el Papa a miles de peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro- para dar gracias al Señor por el don de tantas personas que, en los monasterios (...) se dedican totalmente a Dios en la oración, en el silencio y en el recogimiento".

[...] los monasterios de vida contemplativa nos ofrecen un "oasis" donde el ser humano peregrino en la tierra, puede beber en los manantiales del Espíritu y apagar su sed en medio del camino", "Estos lugares, aparentemente inútiles -concluyó-, son en cambio indispensables, como los "pulmones" verdes de una ciudad: son un bien para todos, incluso para los que (...) quizás no saben que existen"


Fuente: http://es.catholic.net/op/articulos/521 ... erdes.html

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 06:50 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10339
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Más de Juan Pablo II al respecto:

1. La tradición cristiana siempre ha puesto en un lugar destacado la contemplación como expresión altísima de la vida espiritual y momento culminante del proceso de la oración. El acto de contemplación da plenitud de significado a la vida religiosa, cualquiera que sea, como consecuencia de la especial consagración que constituye la profesión de los consejos evangélicos. En virtud de esta consagración, la vida religiosa es ―y no puede menos de ser― vida de oración y, por tanto, de contemplación, incluso cuando, en el enfoque de la espiritualidad y en la práctica, el tiempo atribuido a la oración no es exclusivo ni predominante.

Por esto, el Concilio afirma: «los miembros de cualquier instituto, buscando ante todo y únicamente a Dios, han de unir la contemplación, por la que se unen a Dios de mente y corazón, con el amor apostólico» (Perfectae caritatis, 5). Así, el Concilio subraya que la contemplación no solamente es necesaria en los institutos de vida puramente contemplativa, sino también en todos los institutos, incluidos los que se dedican a obras apostólicas que exigen gran empeño. El compromiso de la oración es esencial en toda vida consagrada.

2. Eso es lo que nos enseña el Evangelio, al que se remite el Concilio. Un episodio evangélico que suele evocar con gran frecuencia al respecto (cf. Perfectae caritatis, 5) es el de María de Betania que, «sentada a los pies de Jesús, escuchaba su palabra». A Marta, que deseaba que su hermana la ayudara en el servicio y por eso solicitaba la intervención de Jesús para impulsarla al trabajo, el Maestro respondió: «María ha elegido la mejor parte, que no le será quitada» (Lc 10, 38 - 42). El significado de esta respuesta es transparente: la mejor parte consiste en escuchar a Cristo permaneciendo cerca de él, con adhesión de espíritu y de corazón. Por eso, en la tradición cristiana, inspirada en el Evangelio, la contemplación goza de una prioridad indiscutible en la vida consagrada. Más aún, el Maestro, en su respuesta, da a entender a Marta que la adhesión a su persona, a su palabra, a la verdad que él revela y transmite de parte de Dios, es lo único (realmente) necesario. Equivale a decir que Dios, y también su Hijo hecho hombre, desea el homenaje del corazón antes que el homenaje de la actividad; y que el sentido de la religión inaugurada en el mundo por Jesús es adorar «al Padre en espíritu y verdad» (Jn 4, 24), como a él mismo le agrada, de acuerdo con lo que enseñó a la samaritana.

3. En esta prioridad del homenaje del corazón, el Concilio enseña a ver también la respuesta debida al amor de Dios que nos ha amado primero (cf. Perfectae caritatis, 6). Los consagrados, buscados por el Padre de modo privilegiado, están llamados a su vez a buscar a Dios, a dirigir sus deseos hacia el Padre, a entablar contactos de oración con él, a entregarle su corazón con amor ardiente.

Esta intimidad con Dios la realizan en la vida con Cristo y en Cristo. Dice el Concilio: «Procuren con afán fomentar en toda ocasión la vida escondida con Cristo en Dios (cf. Col 3, 3)» (cf. Perfectae caritatis, 6). Es la vida escondida, cuya ley fundamental enuncia san Pablo: pensar «en las cosas de arriba, no en las de la tierra» (Col 3, 2). Este aspecto escondido de la unión íntima con Cristo se revelará en su profunda verdad y belleza cuando nos encontremos en el más allá.

4. Sobre la base de esta razón esencial de la vida consagrada, el Concilio recomienda: «Los miembros de los institutos (religiosos) deben cultivar con asiduo empeño el espíritu de oración y la oración misma» (Perfectae caritatis, 6). Baste aquí explicar que el espíritu de oración se identifica con la actitud del alma que tiene sed de la intimidad divina y se esfuerza por vivir en esa intimidad, con entrega total. Esta actitud se expresa en la oración concreta, a la que se dedica cierto tiempo cada día de la vida. También en esto se imita a Jesús que, incluso en el período más intenso de su ministerio, reservaba momentos para el diálogo exclusivo con el Padre en la oración solitaria (cf. Mc 1, 35; Lc 5, 16; 6, 12).

5. Ya se sabe que en la tradición cristiana se suelen distinguir varias formas de oración y, en particular, la oración en común y la oración solitaria. Ambas son útiles y generalmente están prescritas. Tal vez hay que evitar siempre que la oración común haga perder el hábito de la oración solitaria, o que ésta predomine hasta el punto de eliminar o quitar valor a la oración común. Un auténtico espíritu evangélico de oración regula ambas formas, de acuerdo con una dosificación benéfica para el alma, que los fundadores y los legisladores de los institutos religiosos establecen en sintonía con la autoridad de la Iglesia.

Lo mismo se puede decir acerca de la distinción entre la oración vocal y la oración mental, llamada simplemente oración. En realidad, toda oración debe ser plegaria del corazón.

Jesús recomienda la oración humilde y sincera: «Ora a tu Padre, que está en lo secreto» (Mt 6, 6), advirtiendo que no es la palabrería lo que hará que Dios nos escuche (cf. Mt 6, 7). Pero también es verdad que la oración interior, por la misma naturaleza del hombre, tiende a expresarse y manifestarse en palabras, en gestos y en un conjunto de actos de culto externo, cuya alma sigue siendo siempre la plegaria del corazón.

6. El Concilio señala también las «genuinas fuentes de la espiritualidad cristiana» y de la oración (Perfectae caritatis, 6): son la sagrada Escritura, cuya lectura y meditación sugiere para poder entrar más a fondo en el misterio de Cristo y la liturgia, sobre todo la celebración eucarística, con la riqueza de sus lecturas, la participación sacramental en la ofrenda redentora de la cruz y el contacto vivo con Cristo, alimentó y bebida, en la Comunión. Algunos institutos promueven también la práctica de la adoración eucarística, que favorece la contemplación y la adhesión a la persona de Cristo, y ayuda a testimoniar el atractivo que su presencia ejerce sobre la humanidad (cf. Jn 12, 32). Son dignos de alabanza y de imitación.

7. Ya se sabe que hoy, al igual que en el pasado, hay institutos «puramente contemplativos» (Perfectae caritatis, 7). Conservan una misión importante en la vida de la Iglesia, aunque el apostolado activo sea una urgente necesidad en el mundo de hoy. Es el reconocimiento concreto de la palabra de Cristo sobre lo único necesario. La Iglesia tiene necesidad de esta oración de los contemplativos para crecer en su unión con Cristo y obtener las gracias necesarias para su desarrollo en el mundo. Por consiguiente, los contemplativos, los monjes, los monasterios de clausura son también testigos de la prioridad que la Iglesia atribuye a la oración y de la fidelidad que quiere que se mantenga a la respuesta dada por Jesús a Marta sobre la mejor parte elegida por María.

8. Conviene, en este momento, recordar que la respuesta a la vocación contemplativa implica grandes sacrificios, en especial la renuncia a una actividad directamente apostólica, que hoy particularmente parece tan connatural a la mayoría de los cristianos, tanto hombres como mujeres. Los contemplativos se dedican al culto del Eterno y «ofrecen a Dios el magnífico sacrificio de alabanza» (Perfectae caritatis, 7), en un estado de oblación personal tan elevado que exige una vocación especial, que es preciso verificar antes de la admisión o de la profesión definitiva.

Ahora bien, es preciso advertir que también los institutos contemplativos tienen en la Iglesia una misión apostólica. En efecto, la oración es un servicio a la Iglesia y a las almas. Produce «abundantes frutos de santidad» y proporciona al pueblo de Dios una «misteriosa fecundidad apostólica» (Perfectae caritatis, 7). De hecho, ya se sabe que los contemplativos oran y viven por la Iglesia, y a menudo obtienen para su vitalidad y su progreso gracias y ayudas celestiales muy superiores a las que se realizan con la acción.

A este respecto, es hermoso concluir esta catequesis recordando que santa Teresa del Niño Jesús, con su oración y su sacrificio, contribuía a la evangelización igual y más que si se hubiera dedicado completamente a la acción misionera. Hasta el punto de que fue proclamada patrona de las misiones. Eso pone de relieve la importancia esencial de los institutos de vida contemplativa, insistiendo en la necesidad de que todos los institutos de vida consagrada, también los que se dedican al apostolado más intenso y más variado, recuerden que la actividad ―incluso la más santa y benéfica en favor del prójimo― no dispensa nunca de la oración como homenaje del corazón, de la mente y de toda la vida a Dios.


Fuente: ttps://w2.vatican.va/content/john-paul- ... 50104.html

(Si el link no lleva directo, buscar en la página oficial del Vaticano las Audiencias de Juan Pablo II, y ver la del 4 de enero de 1995)

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Última edición por socrates el 10 Feb 2018, 14:55, editado 2 veces en total

Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 06:54 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10339
Rango personalizado: Usuario y moderador.
Del decreto Perfectae Caritatis:

7. Los Institutos destinados por entero a la contemplación, o sea, aquellos cuyos miembros se dedican solamente a Dios en la soledad y silencio, en la oración asidua y generosa penitencia, ocupan siempre, aun cuando apremien las necesidades de un apostolado activo, un lugar eminente en el Cuerpo Místico de Cristo, en el que no todos los miembros tienen la misma función. En efecto, ofrecen a Dios un eximio sacrificio de alabanza, ilustran al Pueblo de Dios con frutos ubérrimos de santidad y le edifican con su ejemplo e incluso contribuyen a su desarrollo con una misteriosa fecundidad. De esta manera son gala de la Iglesia y manantial para ella de gracias celestiales.

Fuente: http://www.vatican.va/archive/hist_coun ... is_sp.html

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 11:20 
Desconectado

Registrado: 04 Nov 2011, 15:00
Mensajes: 7757
Esto es insufrible. Me rindo. :shock:


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 18:31 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 31 Dic 2013, 20:16
Mensajes: 5768
socrates escribió:
Falso, será tu opinión, pero no la postura de la Iglesia.

Lo lamento socrates pero lo correcto es lo que te he señalado. Me fundamento en la palabra directa de Jesús, hijo de Dios. Es clara y precisa en señalar aquello que se evaluará; la voluntad de Dios (porque tuve hambre y me diste de comer ...). Y eso es consistente con los mandamientos de amar y servir al prójimo. Simplemente no caben dobles lecturas posibles. No te enredes.

En la religión católica la contemplación se entiende fundamentalmente como oración; acto consciente de comunicación con Dios, sea en silencio, en voz alta, cantando, etc. Y esta oración tiene como su centro la palabra de Dios; esto es, la revelación. Para aclararlo aún más, el Papa Francisco señaló tajantemente que "Una sesión de yoga jamás podrá enseñar a un corazón a “sentir” la paternidad de Dios, ni un curso de espiritualidad zen lo volverá más libre para amar". También es claro, no? Y consistente con lo que te he expresado. La revelación de Dios está en su palabra; en la Buena Noticia que trajo Jesús.

Juan 1, 1-18
En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Ella estaba en el principio con Dios. Todo se hizo por ella y sin ella no se hizo nada de cuanto existe. En ella estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, y la luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron
.


Evidentemente que la comunicación con Dios es importante; Jesús siempre le dedico tiempo. Sin embargo esa comunicación tiene por objetivo lograr ser verdaderos instrumentos de Dios en la tierra, haciendo su voluntad. Y su voluntad es clara: amaos los unos a los otros; porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí.

En lo personal no creo en una vida con tan solo oración. La oración es un medio y no un fin en sí mismo. Jesús, ya lo he mostrado, fue claro y enfático.


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 22:06 
Desconectado
Avatar de Usuario

Registrado: 19 Ago 2014, 04:56
Mensajes: 10339
Rango personalizado: Usuario y moderador.
JBELL escribió:
socrates escribió:
Falso, será tu opinión, pero no la postura de la Iglesia.

Lo lamento socrates.


No lo lamentes. De mi parte prácticamente me he limitado a citar autoridades (las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, Doctores de la Iglesia, Santos Padres, Documentos oficiales del Vaticano, etc.).

Si tú piensas diferente no es mi problema (yo ni siquiera soy católico :mrgreen: ).

Un abrazo. :)

_________________
"El concepto de vacío no es lo mismo que el vacío de conceptos".


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 22:23 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 10000
JBELL escribió:
Edu, me has sorprendido. Tu descripción de la meditación tiene un fuerte contenido causal; esto es racional, funcional. No hay aspectos místicos importantes involucrados. La atención y focalización, como puedes advertirlo de mi conceptualización de la conciencia, es su parte activa, que nos permite elegir (libertad) dónde poner nuestra mirada cuando lo deseamos. Esto se diferencia del resto de los seres vivos en tanto ellos reaccionan a los cambios del entorno (ruidos, movimientos, olores, etc.). Nosotros podemos elegir dónde poner nuestra atención según lo que queramos pensar y/o conocer, y mantenerla y/o volver sobre ella cuando lo decidamos. Es lo que nos permite adquirir conocimientos. Sin esa atención sería imposible. Es por lo mismo que podemos desarrollar actividades como la meditación y otras tantas.

Vas por buen camino Edu.



:lol: :lol: :lol:

como no entendés el determinismo fuerte aún, ni creo que lo hagas alguna vez xD, entonces pensás que la única explicación es la tuya jajaja.

pero si con eso duermes en paz, por ahora es lo que deberás creer, no lo sé.

Suerte empila! jaja


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
 Asunto: Re: Teología Mística
NotaPublicado: 10 Feb 2018, 22:26 
Desconectado

Registrado: 05 Mar 2013, 14:43
Mensajes: 10000
socrates escribió:
Anónimo escribió:
Porque vos no le llamas filosofia a los pensamientos orientales... por eso...


El camino místico o contemplativo no hace énfasis en la razón (o la teoría como la filosofía o la teología) sino en la experiencia (interior), es decir, es predominantemente empírico.

Los Yoga Sutras de Patánjali, los textos Budistas, la Philokalia (cristianismo ortodoxo), la Subida al Monte Carmelo de San Juan de la Cruz (cristianismo católico), etc. no hablan prácticamente de cuestiones doctrinales o rituales (religión externa) ni de cosmovisiones, sino del método práctico para (avanzar, y) alcanzar (eventalmente) lo que denominan un estado supremo de bienaventuranza.


Si el camino místico se refiere exclusivamente a esos textos "sagrados" que nombrás, entonces ta, debo darte la razón y decirte "ok, no es mística lo mío".

Asi como debo darle la razón a Jvahn si para él la definición de filosofia tiene que ver con lo que surgió en Grecia. De esa manera, pues claro que no es filosofía lo que enseñaban los orientales...

Sin embargo, yo todo lo que digo tiene base racional. Se puede razonar aquellas experiencias de las que hablo.

Pero dale, no le llamo filosofía ni mística, que mas da? xD


Arriba
 Perfil  
Responder citando  
Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Nuevo tema Responder al tema  [ 212 mensajes ]  Ir a página Anterior  1 ... 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 ... 22  Siguiente

Todos los horarios son UTC + 1 hora [ DST ]


¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO