Filosofa con tu verdadero nombre.

Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2090
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Antonio Torres escribió:Bailar para acomodarse en el tiempo con tu ego que siempre quiere más de lo que está acostumbrado y así acomodarlo en la realidad o por lo menos darse cuenta de que la gente se aburre sin razón porque si por lo menos se aburrieran dando lo que les sobra se valoraría más la amistad que es lo que tienes realmente y a los que perteneces, pero cuando empiezas a tener obligaciones les pierdes la pista, o pierdes tu el interés dando más valor a cosas que has comprado, o incluso te echas novia que resulta ser una amante del dinero en vez de tener amor que es lo que les da elegancia y ya te crees que tienes que aprovechar tu tiempo libre, y además tu dinero, porque desde que tienes más responsabilidades en la adolescencia ya no eres libre, y además es verdad porque el aburrimiento se transforma en aflicción desde que tuviste una supuesta confirmación personal, como puede ser conocer el amor o una droga que te hace pensar que desde entonces eres menos feliz que el hijo del de Amazon porque no estás enamorado y el aburrimiento te causa aflicción también.

Puede que acabe de dar con el verdadero problema, porque los ricos no dejan de cobrar, porque su motivación está ya acostumbrada al ego subido monetariamente de los ricos y aburrirse les da miedo.
Haz propuestas concretas para mejorar las cosas, propuestas materialmente realizables sin caer en el moralismo estéril. Haz eso en vez de practicar devaneos estéticos y lamentar lo mal que va el mundo.
Predico con el ejemplo. Ahí están, por ejemplo, mis relatos del Ciclo de Supreniranto., a disposición de quien los quiera descargar y leer. En esos relatos, sí que hay propuestas concretas para mejorar las cosas. Se puede criticar a lo que propongo, claro... pero, es que para criticar propuestas concretas, primero hay que hacerlas. De donde no hay (propuestas concretas) no se puede sacar.
Parafraseando un poco a Marx: no se trata solamente de interpretar el mundo. Se trata, además, de transformarlo para bien. De mejorarlo.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
mopa
Mensajes: 302
Registrado: 10 Feb 2016, 13:42

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por mopa »

si pudiera salvar del hambre a algún niño aún jaja

Lo mío es decirte que si te dan una ostia a oscuras y no supieras que hay alguien pegandosela no aprendería si no existiera emoción porque solo pensaría que no es feliz
Mi conclusión final es que estamos dentro de dios, incluido el universo, en su tiempo fluyendo en el, luego el éter es tiempo y esta determinado por las emociones que lo moldean, nuestra mente es una emoción moldeadora más, el famoso ego universal.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2090
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

El mito de la necesidad y el deber moral de trabajar.


Tachikomaia y alguno más preguntan por qué considero conveniente que la gente diga su nombre, como es obligatorio de modo directo o referenciado en este clube regulado.
Pues repito por qué: para cortar con la ambigüedad hipócrita que, en caso contrario, se cuela siempre en los debates filosóficos sobre temas conflictivos. Sean si la prostitución es aceptable o no, sean si la diversidad de las lenguas mutuamente incomprensibles es algo que apoyar y celebrar o algo que combatir y lamentar, etcétera. Este tipo de cosas no es como el teorema de Pitágoras o como la estructura molecular del coronavirus; no es algo sin implicaciones personales. Hay que mojarse a fondo cuando se opina en estas cosas... y, por eso, el anonimato lleva a no resolver nunca estos problemas. Son quienes dan la cara, con sus nombres reales, quienes resuelven estos problemas; los problemas que interesan en el fondo a todo el mundo.

Mi mensaje de hoy ejemplificará una verdad conflictiva en la que hay que pronunciarse... con la identidad real, sin máscara.

Cuando observamos las propuestas económicas y políticas de casi todas las ideologías, pronto observamos que inciden centralmente en cómo se organizará el trabajo y en las actividades en las que trabajará la gente.
Entonces llega un chusco, y pregunta muy seriamente al proponente de tales espantos.

- Oye, y en tu esquema, ¿cómo harán los que no quieren trabajar?

Entonces el proponente se queda bobo unos segundos y responde así.

- ¡Pues habrá que obligarlos a trabajar! ¡¿Qué cosas tienes?! El hombre tiene que trabajar; el que no trabaja, es un vago y un parásito que nos empobrece a todos. Quien no trabaja no tiene amor.

Tanto da aquí si el proponente es capitalista como si es comunista; si es de derechas como si es de izquierdas.
Bueno: pasemos ahora a unos científicos serios, bien reconocidos y que no suelen meter la pata ante los hechos bien conocidos: los biólogos. Si preguntamos a un biólogo de la ideología política o religión que sea qué condiciones necesitan los seres vivos de este planeta para vivir en general, y qué condiciones necesita en particular para vivir el cromañón, el hombre actual, nos da unos parámetros físicos, bioquímicos, sociales, ecológicos, etcétera. Y entonces alguien le pregunta al biólogo lo siguiente.

- A ver, tú, reputado biólogo: en tu enumeración de condiciones, sea para una ameba, para un saltamontes, para un ciruelo o para un cromañón, no figura por ninguna parte el trabajo. ¿Significa esto que ninguna de estas especies, y por tanto el cromañón tampoco, necesita trabajar para vivir?

- En efecto. El hombre actual, el cromañón, muy bien puede vivir y reproducir la especie sin trabajar en absoluto. El trabajo es una invención sociocultural contingente, que no se da en las especies vivas prehumanas, y que no se dio durante la inmensa mayoría de la existencia de los seres humanos. Por ejemplo, el cromañón tiene al menos medio millón de años de antigüedad, y el trabajo es una conducta que no apareció dentro de esta especie hasta hace unos quince mil años, en el Neolítico. El cromañón, como cualquier otro gran simio, mientras tenga comida, abrigo, aire respirable y condiciones ecológicas viables, puede vivir y perpetuar su estirpe igual que, por ejemplo, lo hace el gorila en las selvas donde vive. Este gran simio, el gorila, no necesita en absoluto trabajar para vivir. Y el otro gran simio, el cromañón, tampoco necesita en absoluto trabajar para vivir.

Esto es lo que, honrada y acertadamente, nos dice el biólogo.
¿Por qué, entonces, el discurso de la obligación económica y ética de trabajar es, hoy, prácticamente universal?
Por la combinación de un indeseable hecho biológico, la superpoblación, con una serie de patrones culturales y sicológicos que condicionan tanto la mente del cromañón medio, que por lo general se toma esta convención cultural más o menos acertada, el trabajo remunerado, como si fuera una necesidad biológica, al igual que respirar aire bien oxigenado, no cargado con monóxido de carbono. La diferencia es que quien respira durante muchos minutos aire cargado con monóxido de carbono se muere asfixiado, mientras que quien no consigue trabajar remuneradamente no se muere por ello. Puede que se muera indirectamente de pobreza o, más frecuentemente hoy, de suicidio al desesperarse por no conseguir un empleo pagado; pero no se muere directamente por no trabajar, como demostramos los muchos cromañones vividores que no aceptamos ser privados de comida (a fin de cuentas, hay comida suficiente para todos los cromañones en el mundo) y que antes nos comeríamos a un magistrado gordo bien asado al espeto, adornado el plato con la toga y el birrete del juez, que nos moriríamos de hambre o nos suicidaríamos por no lograr trabajar con un salario. Un vividor no es, en ningún caso, un suicida, sino todo lo contrario. Y hay asados mucho más sabrosos que el solomillo de leguleyo.

Es decir: la solución real, a largo plazo, a la pobreza y la precariedad económica de la gran mayoría no es algo tan asqueroso y, a fin de cuentas, tan inútil en plan de solución, como el trabajo.
Porque el problema de fondo no es el capitalismo. No es el comunismo.

¡Es la superpoblación, bájate del caballo!

Si reducimos la población al nivel razonable, al nivel paleolítico preneolítico; o sea unos pocos cientos de miles de cromañones en todo el mundo, quizás un millón o dos millones en total; y si a esa población razonable le añadimos la productividad de las nuevas tecnologías... perfectamente los cromañones podemos vivir todos como marqueses, sin trabajar ni un solo día del año.

Y si no estáis de acuerdo con lo que acabo de decir...

... Respondedme aquí mismo con vuestras objeciones y vuestros verdaderos nombres.
¡Mojaos!
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
toni
Mensajes: 3616
Registrado: 14 Oct 2010, 21:24

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por toni »

Alexandre Xavier escribió: 01 Oct 2020, 15:59
- En efecto. El hombre actual, el cromañón, muy bien puede vivir y reproducir la especie sin trabajar en absoluto. El trabajo es una invención sociocultural contingente, que no se da en las especies vivas prehumanas, y que no se dio durante la inmensa mayoría de la existencia de los seres humanos. Por ejemplo, el cromañón tiene al menos medio millón de años de antigüedad, y el trabajo es una conducta que no apareció dentro de esta especie hasta hace unos quince mil años, en el Neolítico. El cromañón, como cualquier otro gran simio, mientras tenga comida, abrigo, aire respirable y condiciones ecológicas viables, puede vivir y perpetuar su estirpe igual que, por ejemplo, lo hace el gorila en las selvas donde vive. Este gran simio, el gorila, no necesita en absoluto trabajar para vivir. Y el otro gran simio, el cromañón, tampoco necesita en absoluto trabajar para vivir.

Para mi cazar o trepar arboles para comer sus frutos, es trabajar. No sé de ninguna especie que viva sin trabajar, que las puede haber (parasitos). Otra cosa es lo que se pueda hacer con el trabajo y como se organice para otros fines, pero la vida sin trabajo es imposible hoy dia. Si no cazas, trepas arboles o alguien caza o trepa por ti, te mueres de hambre
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2090
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Toni escribió:Para mí cazar o trepar a los árboles para comer sus frutos, es trabajar. No sé de ninguna especie que viva sin trabajar, que las puede haber (parásitos). Otra cosa es lo que se pueda hacer con el trabajo y cómo se organice para otros fines, pero la vida sin trabajo es imposible hoy día. Si no cazas, trepas a los árboles o alguien caza o trepa por ti, te mueres de hambre.
De nuevo, para empezar, corrijo tus faltas de ortografía y gramática al citarte. La buena lengua hace más claro al pensamiento. Pasemos ahora al fondo de tu argumentación.
Verbalmente, los etólogos no utilizan el concepto de trabajo para referirse a esas conductas humanas y prehumanas, puesto que reservan el concepto de trabajo a las conductas humanas no directamente tróficas (alimenticias) producidas en un marco de gran complejidad social y violenta jerarquía de poder, o sea el Estado.
En este sentido, los animales no trabajan. Ni siquiera lo hacen las abejas y las hormigas en sus colmenas u hormigueros, porque allí no hay policías, militares, jueces de seis patas, etcétera, para obligar a las hembras obreras, o a los machos zánganos, a realizar sus respectivas funciones. Sus conductas están ligadas a su repertorio sicofísico, sin coacción interna social para realizarlas, ni sermones morales; que sepamos.
Los etólogos no son tontos del bote. Cuando se niegan a llamar trabajo a esas conductas humanas, al revés de lo que haces tú, tienen muy buenas razones para distinguir ambos tipos de conducta: la conducta nutritiva prehumana y la conducta trabajadora humana.
Y es fácil entender por qué.
Ya que los cromañones no somos árboles que se alimenten por fotosíntesis, sería bastante absurdo, sí, alegar que no hace falta que los cromañones trabajemos, porque los árboles no trabajan propiamente, al fotosintetizar. En cambio, en este sentido somos grandes animales terrestres omnívoros, como los osos o los chimpancés, así que la comparación si que puede hacerse con estos otros animales.
Bueno: ¿hace falta pegarle sermones morales a un oso advirtiéndole de que, si no caza, si no recolecta miel, etcétera, se morirá de hambre? Ni el más tonto y obtuso de los osos necesita esos sermones.
Y, ¿hace falta ponerle a un chimpancé (o a un jabalí) un ejército o una policía, todo ello complementado con abogados y jueces punitivos a cuatro patas, para sacarlo de su pretendida indolencia y obligarlo a buscar raíces, gusanos, miel, huevos, etcétera, con los que comer y no morirse de hambre? Pues no, padre; estos dos animales omnívoros, el chimpancé y el jabalí, ya saben cómo buscarse el alimento. Y se lo buscan.

Toni, y seguramente los demás, habréis sospechado cierto tono lindante con el choteo en toda esta argumentación, por mi parte. Y os preguntaréis: ¿a dónde quieres llegar, Alexandre?
Pues, en el fondo, a una conclusión sencilla y transparente.

Cuando la densidad demográfica es baja y la especie omnívora animal terrestre de que se trata está en equilibrio ecológico (y poblacional) con su entorno, la conducta que propiamente conocemos como trabajo... resulta innecesaria.
Por eso los osos, los jabalíes y los chimpancés viven sin grandes desgracias como son los abogados, los militares, los recaudadores de impuestos y los sacerdotes de Iglesias organizadas. No necesitan nada de eso para vivir. Simplemente, necesitan recursos alimenticios en abundancia.
El hombre, en cambio, ha complicado estúpida e innecesariamente su existencia, superpoblando su ecosistema y forzando a casi todos a hacer encaje de bolillos, simplemente para sobrevivir. Y, por tanto, predicando esa gran desgracia, el trabajo, como si fuera una bendición.
Lo que hace falta es reducir drásticamente la natalidad y la población a niveles preneolíticos, para que, con gran abundancia de recursos ya disponibles para todos, el que quiera trabajar, trabaje, y los que no queremos trabajar, no trabajemos.
En ese caso, los antilaboristas y antiestajanovistas ya cazaremos, recolectaremos, sembraremos someramente para luego recolectar frutos o, más modernamente, dirigiremos sin gran esfuerzo la producción automatizada de alimentos. Viviremos sin trabajar. Y muy bien.
No hará falta que nadie nos grite constantemente a la oreja: ¡busca y prepara comida, que si no te mueres de inanición! Nunca he padecido anorexia... el hambre siempre la he tenido bien viva.
Última edición por Alexandre Xavier el 12 Oct 2020, 17:32, editado 1 vez en total.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
toni
Mensajes: 3616
Registrado: 14 Oct 2010, 21:24

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por toni »

Alexandre
A cazar o recolectar le podemos llamar como tu quieras, pero si no lo hacemos o alguien lo hace por nosotros...............morimos de hambre. Luego cazar y recolectar es una necesidad sin la que no podemos vivir hoy dia. Si algun dia eso lo hacen maquinas, seran otras circunstancias que ya veremos.

Y ello no significa que tu, por ejemplo, tengas que cazar o recolectar obligatoriamente, significa que yo puedo cazar para ti, mientras tu enseñas a mis hijos ortografia o un idioma. Lo que no puede ser, porque seria injusto, es que cazase para ti mientras tu estas sentado sin hacer nada a cambio

Perdona mis errores de ortografia, pero ya va a ser dificil que cambie
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2090
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Toni escribió:Alexandre
A cazar o recolectar le podemos llamar como tu quieras, pero si no lo hacemos o alguien lo hace por nosotros...............morimos de hambre. Luego cazar y recolectar es una necesidad sin la que no podemos vivir hoy dia. Si algun dia eso lo hacen maquinas, seran otras circunstancias que ya veremos.

Y ello no significa que tu, por ejemplo, tengas que cazar o recolectar obligatoriamente, significa que yo puedo cazar para ti, mientras tu enseñas a mis hijos ortografia o un idioma. Lo que no puede ser, porque seria injusto, es que cazase para ti mientras tu estas sentado sin hacer nada a cambio

Perdona mis errores de ortografia, pero ya va a ser dificil que cambie
Empezaré por anotar tangencialmente que he borrado otro mensaje con seudónimo sin autentificar. Aquí, en este clube regulado con reglas propias, no se admiten tales mensajes, como indican el título del propio clube y el primer mensaje, que describe las reglas de este clube regulado.

Paso ahora, Toni, a ese mensaje tuyo que ahora cito.
Estoy de acuerdo básicamente con lo que quieres decir. Una sociedad justa, comunista por tanto, se basa en un intercambio real y equitativo de capacidades y servicios. Según el bien conocido lema comunista: de cada cual, según sus capacidades; a cada cual, según sus necesidades.
También está claro que considero irrealizable el comunismo sin un reajuste demográfico (muy a la baja) que estabilice a medio y largo plazo la población, no sólo en lo cuantitativo, sino también en lo cualitativo y lo ecológico. Visto esto de modo positivo, una lenta pero sostenida baja de la natalidad nos permitirá disminuir la población a la mitad dentro de unos cincuenta años, y desde ahí planificar una población armoniosa en lo ecológico, lo social, lo cultural y lo espiritual.
No hace falta esperar miles de años para obtener una producción muy automatizada, que requiere poco esfuerzo humano. Eso ya existe hoy, y las posibilidades aumentarán en el futuro.
Esa automatización, de todos modos, no anula el hecho de que tengo deberes sociales. Mis capacidades lingüísticas, por tanto, deben ser utilizadas en la enseñanza de idiomas, la traducción, la investigación lingüística científica, la edición de libros en idiomas hoy inaccesibles al lector en castellano, etcétera. Tal como dices, por tanto.

Y aplicaré mis capacidades lingüísticas ahora mismo, para tu beneficio.

Tienes serias dificultades permanentes en ortografía y gramática. ¿Cuál es el remedio? Básicamente, leer mucho a lo largo del año. Estos problemas solamente se dan, a la larga, en quien tiene costumbres comunicativas meramente audiovisuales; o sea, que no lee ni escribe salvo por obligación desagradable.
Y no tienes obstáculos económicos para leer mucho a lo largo del año. Costumbre, tampoco. El caso es que, progresivamente, te pongas a ello, leyendo lo que más te guste.
Además, y simultáneamente, puedes (y debes) hacer algo muy sencillo y efectivo cuando envíes mensajes internéticos: pasarlos, previamente a su envío, por un corrector ortográfico y gramatical, que marcará las faltas más gruesas. Al verlas, aprenderás rápidamente a evitarlas.

Y esto también se me aplica a mí.

Recientemente, uno de mis clientes en traducción y edición de libros me ha señalado que había una plaza de profesor de filosofía oriental, ofertada en una universidad catalana. He ido al enlace que me ha dado el cliente y he comprobado que era interesante, sobre todo para realizar mi doctorado en filosofía oriental, contactar con los profesores del tribunal académico y, luego, con el nuevo profesor de filosofía oriental al que contratase el tribunal.
Había una pega importante: no podía enviar mi mensaje de capacitación como especialista en filosofía oriental, y de petición para el ciclo de doctorado en filosofía oriental... escribiéndolo en castellano. Conozco la situación académica en Cataluña, y sé que allí no se puede trabajar sin conocimiento básico del catalán.
De modo que he redactado mi mensaje al tribunal académico (y a la activa representación del alumnado) en catalán íntegramente.
No es la primera vez que hago esto, y de hecho leo filosofía en catalán frecuentemente, como filosofo en catalán con cierta frecuencia. Ahora bien: era capital escribir mi mensaje en buen catalán. Eso, como comprenderás, los académicos catalanes lo van a mirar con lupa y detenimiento.
De modo que me he tomado bastante tiempo para redactarlo.
Y he recurrido, claro que sí, a detectores de fallos en ortografía, sintaxis, gramática y estilo. He pulido lingüísticamente mi mensaje una y otra vez, y finalmente lo he enviado al tribunal académico.
Inmediatamente, uno de sus profesores me ha contestado felicitándome por mi buen nivel de catalán y dándome numerosas referencias para encontrar director de tesis en filosofía oriental y especialistas en filosofía oriental; todo ello dentro del ámbito académico de lengua catalana (que incluye, además del Principado de Cataluña, al Reino de Valencia, las Islas Baleares, Andorra, la Cataluña francesa y la ciudad cerdeña de Alguer) pues ése era el ámbito en el que incidía mi petición de ayuda académica a los miembros del tribunal.
Naturalmente, voy a contactar con esos especialistas. Y, de nuevo, deberé hacerlo en catalán.
La indudable dificultad no me va a arredrar.
Y no voy a decirte que, a mi edad, o sea casi cincuenta y nueve años ya (los cumplo el próximo nueve de noviembre) estoy demasiado viejo para corregir mis errores orales y escritos en catalán. ¡No, qué va! Estoy perfectamente capacitado para ello, y a ello me pondré.

Y, si yo puedo hacerlo en catalán, tú también puedes hacerlo en castellano, Toni.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
toni
Mensajes: 3616
Registrado: 14 Oct 2010, 21:24

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por toni »

Entonces Alexandre ¿Admites que el trabajo es necesario y que el no trabajar es injusto? Yo así lo he entendido, pero me gustaria que me lo confirmaras.

En cuanto a la gramatica, no pierdas el tiempo conmigo, soy un caso perdido, de todas formas gracias. Lo importante es que nos podamos comunicar, que es el fin del lenguaje.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2090
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Toni escribió:Entonces Alexandre ¿Admites que el trabajo es necesario y que el no trabajar es injusto? Yo así lo he entendido, pero me gustaria que me lo confirmaras.

En cuanto a la gramatica, no pierdas el tiempo conmigo, soy un caso perdido, de todas formas gracias. Lo importante es que nos podamos comunicar, que es el fin del lenguaje.
Empiezo con tu pregunta. Y te respondo, ahora que ya conoces mis matizaciones, que sí, claro que sí; claro que el trabajo es necesario y que el no trabajar es injusto. Sabes que soy comunista, y que por tanto estimo como sociedad justa, o sea sociedad comunista, a la sociedad en la que cada cual trabaja según sus capacidades y recibe según sus necesidades.

Vayamos ahora con la gramática. Si fueras un caso perdido, ocurriría que, aunque sistemáticamente pasases tus mensajes por un corrector automático antes de enviarlos, el hecho de que tu corrector mostrase tus equibocaciones, con be, no serviría para que, en el futuro, aprendieras a escribir tus aciertos y tus equivocaciones, con uve correctamente.
O mucho me equiboco (o sea, bien escrito: equivoco) o lo que pasa es que nunca o casi nunca pasas tus mensajes por un corrector automático, antes de enviarlos.
¿Es así, o no?
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Responder