Filosofa con tu verdadero nombre.

Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Moderador global
Mensajes: 2244
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Toni escribió:Es así, no los paso por el corrector
Bueno; ahora que has reconocido eso, vayamos a tu petición más o menos indirecta.
Los profesores de lengua castellana, o de idiomas extranjeros, los lingüistas, traductores, etcétera, sabemos bien hoy, sin duda alguna, que uno de los factores fundamentales para la buena ortografía o la buena gramática, y para el éxito idiomático de un niño, es el ejemplo que le dan sus padres.
O sea, en nuestro caso: que, puesto que no te preocupas de dar buena ortografía y buena gramática a tus escritos, eso lo notan tus hijos, cómo no, y entonces tienden a no dar importancia a escribir bien en castellano.
Te olerá a cuerno quemado el párrafo anterior, pero no es nada personal. Consulta a cinco o seis lingüistas, correctores de estilo ortográfico, profesores de redacción, etcétera, y te dirán lo mismo, poco más o menos. No me estoy inventando nada ahora mismo; seguro que te estás dando cuenta de ello.
La primera medida que puedes tomar por cuenta propia, pues, por el bien ortográfico y gramatical de tus hijos, es cuidar tu propia ortografía y tu propia gramática en castellano.
Vayamos ahora con lo del caso perdido.
Existe la dislexia, sí, y existen unas pocas patologías graves sicofísicas de efectos comparables. Quien las padece, sí que tiene graves problemas involuntarios en escribir decentemente el idioma que habla. Es un caso estadísticamente muy raro, y no padeces tal problema, Toni.
O sea: no existen los casos perdidos a la hora de respetar la ortografía y la gramática. Lo que tenemos, sencillamente, es gente que no cultiva la disciplina de autocorrección; y que instalada, en una comunicación meramente audiovisual, nunca o casi nunca lee ni escribe.
En el caso extremo esto se demuestra por rebote de efecto. O sea: bien sabes que soy un ratón de biblioteca. Y, sé sincero: ¿cuándo has visto, leído, oído, etcétera, que un ratón de biblioteca salpique sus escritos con gruesas y constantes faltas de ortografía, gramática, estilo, inteligibilidad, etcétera? ¡Pues nunca, claro! Los ratones de biblioteca no nos limitamos a la comunicación audiovisual, por imágenes y por voz, sino que constantemente leemos y escribimos. De ahí que cometemos muy pocas faltas.
El corolario está claro: tener buena ortografía y buena gramática no es caro ni, a la larga, difícil, mas requiere autodisciplina y constancia.
Pasemos, pues, a tu problema, y al modo razonable de resolverlo.
Lo primero es que no te engañes a ti mismo con falsas excusas de que eres un caso perdido y reconozcas que, sencillamente, no estás poniendo esfuerzo en escribir bien. Y, ya reconocido eso sin tapujos... ponte manos a la obra.
Como asunto de fondo, ya que eres marxista, pues ponte a leer a los clásicos de tu escuela filosófica en castellano, como José Carlos Mariátegui, José Sacristán o Ernesto Guevara, el Che. Y las buenas traducciones de clásicos marxistas, sean el propio Carlitos, su amigo Federiquito Engels (pronunciación: Énguels) Lenin, Althusser (pronunciación: Altusé) Bloch (pronunciación: Bloj) Gramsci (pronunciación: Granchi) Lukács (pronunciación: Lúcach) Mao Tse Tung, Eric Hobsbawm y tantos otros.
Y, de manera más inmediata, pasa a aprovechar los correctores automáticos. Me detendré un poco en cómo utilizarlos.

El castellano es una de las lenguas más habladas e influyentes del mundo. De ahí que todos los procesadores de textos con un buen equipo de desarrolladores detrás incluyen un corrector de formas, por mínimo que sea, para la redacción en castellano. Los mejores entre estos correctores, además, se adentran en la gramática, la claridad, la sintaxis y el estilo. Pero lo más urgente, en tu caso, es la ortografía. Y, para esto, te servirá cualquiera de estos correctores. Te hago notar que yo mismo utilizo, cuando redacto en castellano, correctores de los más avanzados, pues constantemente pulo el castellano que escribo. Mas, sin excesivas pretensiones, pasemos a tus primeros pasos, valga la redundancia. Con unos pocos ejemplos se verá fácilmente.

Pongamos que escribes lo siguiente en un mensaje: Hiba a decirte algo cuando se ha adelantado Gaav. El corrector saltará automáticamente en Hiba y marcará, en rojo o con otra marca gráfica bien visible, la errata; porque esta palabra no lleva hache, con lo cual remitirá a la forma correcta: Iba.

Pongamos que escribes lo siguiente en un mensaje: Pero lo mas urgente, en tu caso, es la ortografia. En este caso, el corrector automático (si es bueno) hará un análisis de contexto frasal y detectará que aquí la palabra más no equivale a pero, sino a máximamente y que, por tanto, ha de llevar acento gráfico. Por lo mismo, ortografía tiene acento gráfico en la penúltima vocal. Es un caso muy frecuente para ti, pues omites muchísimos acentos gráficos.

Y, finalmente, pongamos que escribes lo siguiente en un mensaje: Una verdadera rebolución comunista acabará con el poder mafioso de los avogados. Pues estaré de acuerdo con el fondo, mas el caso, para empezar, es que el corrector automático saltará con que la revolución se escribe con uve. Y, en cuanto a los que ejercen la profesión más mafiosa del mundo, está claro para el corrector ortográfico automático que, en castellano, son abogados con be, aunque en gallego son avogados con uve. Y, en ambas lenguas, ¡son unos corruptos!

La regla es sencilla: durante al menos seis meses, pasa siempre previamente por un corrector básico ortográfico y gramatical, los mensajes que envíes a Sofos Ágora. Tan sencillo como eso. Simplemente con que lo hagas, tu ortografía mejorará día a día, semana a semana; a ojos vista.

Y, además, sabes que predico con el ejemplo, utilizando frecuentemente estos correctores automáticos a la hora de redactar en las muchas lenguas por medio de las cuales envío mensajes electrónicos, del alemán al chino pasando por el catalán, el vascuence y el esperanto.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Moderador global
Mensajes: 2244
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Filosofa con tu verdadero nombre.

Mensaje por Alexandre Xavier »

La solución al problema de la inmigración masiva.


Sobre la inmigración se dicen muchas tonterías; y, por culpa del anonimato internético bajo seudónimo, ¡más tonterías todavía!
Pero, como este clube internético, Filosofa con tu verdadero nombre., solamente admite participantes con sus nombres reales, muerto el perro, se acabó la rabia, en este sentido.
Voy a poner en conexión, para empezar, dos hechos aparentemente inconexos.
El primer hecho es el continuo goteo de muertes por naufragio entre los desesperados que intentan llegar en pateras u otras precarias embarcaciones desde África a la Península Ibérica, y desde allí al resto de Europa.
El segundo hecho es el despliegue (más simbólico que real, se trata más de amenazar que de disparar) de barcos cañoneros ingleses contra los posibles barcos pesqueros gallegos, vascos, bretones, alemanes, etcétera, que desde la Unión Europea pretendan seguir pescando; ahora sin permiso por la abrupta y mal negociada salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, el tristemente célebre Brexit. Claro, al final los buques de guerra ingleses no van a hundir a tiros a los pesqueros gallegos o daneses, mas lo que sí podría haber es abordaje violento contra ellos desde los buques de guerra, auténtica piratería de Estado, más juicios y encarcelamientos en suelo inglés de esos pescadores europeos ahora infractores.

Parece que los dos hechos no tienen nada que ver. ¡Pues tienen mucho que ver!

A ver, y valga la redundancia: en este foro internético Sofos Ágora, y fuera de él, abundan los ilusos de derechas o de izquierdas, capitalistas o comunistas, que siguen preconizando el pleno empleo, el progreso económico sin fin y que todas las parejas tengan cuantos hijos quieran.
Y eso lleva a lo que lleva, indefectiblemente: a la pobreza, la guerra, la dictadura, incluida la dictadura judicial de jueces, fiscales y abogados, la inmigración masiva siempre rechazada en el territorio receptor, la contaminación, la destrucción de los recursos naturales, la pérdida de intimidad, libertad y privacidad, las prisas continuas, la competitividad a ultranza, etcétera.
Ante un recurso económico radicalmente inelástico, que es la caza en el mar, lo que llamamos pesca, no cabe otra salida que la reglamentación de cuánto se puede pescar, por quién, cuándo y bajo qué condiciones económicas, sociales y ecológicas.
No va a existir, que sepamos, innovación científica y técnica alguna que permita pescar indefinidamente a cada vez más pescadores y con capturas cada vez más abundantes.

El viejo lema educacionista, tan caro a los rojos, de que no des un pescado al pobre, dale una caña y enséñale a pescar, siempre bastante falso en el fondo, revela aquí, literalmente, que no se puede aplicar a la larga.

Los recursos ecológicos y económicos del planeta eran, son y serán limitados. Ninguna ideología política, económica y religiosa va a cambiar eso. Tampoco el avance científico y técnico puede hacer otra cosa que ampliar limitadamente algunos de estos recursos.
¿Qué sucede cuando pretendemos ir más allá de esos ineptos bajo seudónimo que se entretienen en pantallas electrónicas sin querer solucionar los problemas?
Pues, claro, que proclamamos, ¡la vida del ser humano individual es lo primero! Y, en consecuencia, nos negamos a aceptar que la muerte de negros y moros en pateras desde África o el Oriente Medio, intentando llegar a las costas europeas, sea una fatalidad ineludible como la puesta y la salida del sol.
Ahora bien, como ha llovido mucho desde que se ha pensado sobre estas cosas, sabemos qué es la naturaleza humana, qué limites, tendencias y posibilidades tiene. En consecuencia, sabemos también que la bonachona prédica cristiana, o socialista, de caridad y solidaridad para los recién llegados a las costas, es inoperante. Claro, es que, para empezar, los pobres de Europa de ninguna manera quieren una llegada masiva de otros pobres como ellos; que les harán la competencia y les harán vivir todavía peor. La ley de la oferta y la demanda, aquí, no se va a ablandar con llamamientos a la solidaridad entre los desposeídos y los poseedores. La inmigración masiva es objetivamente inaceptable; hay que acabar con ella.
Una revolución comunista seria, que ponga los principales medios de producción básica bajo control social real (sin que eso implique el control estatal general de la economía, control terrorífico en la práctica como sabemos por el espanto del marxismo de Estado) es muy necesaria, sí. Pero esa revolución no va a multiplicar milagrosamente los panes y los peces. Seguirán siendo limitados.
Una revolución comunista hecha en serio tiene que incluir, además, una gran reducción de la natalidad y la población, hasta estabilizar la población en unos pocos millones de individuos humanos para todo el planeta, como máximo. El referente objetivo es la foca cangrejera, el animal con tamaño parecido al hombre más numeroso en el planeta. Y no hay más de unos quince millones de focas cangrejeras.
Es bueno que no haya más de unos quince millones de hombres y mujeres en el mundo. Y que esa población estabilizada sea ecológicamente respetuosa con el planeta en el que va a vivir.
De este modo todos podremos ser ricos y pacíficos, sin tener que emigrar masivamente, y evitando vivir en lugares gélidos, tórridos, carentes de agua potable o bajo riesgo de terremotos, explosiones volcánicas y maremotos. No hará falta trabajar; la producción estará automatizada, y la actividad humana, en sentido productivo, sólo tendrá que ser de control, supervisión e investigación para la mejora de la producción. El hombre tendrá libre su tiempo para desarrollar sus gustos y cualidades, incluyendo la dimensión espiritual y la liberación metafísica.
Los negros y los moros ya no se ahogarán en el Mediterráneo. Ninguno de ellos.

Hale: ahora, a criticar y comentar. Pero sin la cobardía, los insultos y la superficialidad del seudónimo, que aquí no se admite.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Responder