Los valores del comunismo

Alta Tension
Mensajes: 194
Registrado: 03 Jul 2020, 23:52

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alta Tension »

Objetivo completamente alcanzable, 15 millones de personas en todo el mndo. Sobran 7000000.
:roll:
ConanChe
Mensajes: 52
Registrado: 15 Abr 2022, 11:22

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por ConanChe »

JBELL escribió: 27 Abr 2022, 01:52
Alexandre Xavier escribió: 25 Abr 2022, 21:12 hasta alcanzar el nivel de umbral sostenible y deseable, que estaría como mucho en unos quince o veinte millones de habitantes en todo el planeta.
Con esa población mundial es imposible un estándar de vida moderno. Claro, a no ser que dotemos a los robots de conciencia. No existe posibilidad alguna de logar los niveles de progreso que tenemos con la cantidad de bienes y servicios que hoy nos facilitan enormemente la vida.

Me parece que debes repensar el umbral deseable Alex. Todo indica que te quedaste corto.
un estándar de vida moderno, no,

pero si esos 15/20 millones se agruparan en la franja ecuatorial, sin problemas de agua potable, sin problemas de frío, sin problemas de comida,

con armas para defenderse de los depredadores,

a las que habría que mantener, pero ese mantenimiento no necesitaría de robots,

yo sí lo encuentro realizable,

otra cosa, sería el ocio, claro :roll:
Última edición por ConanChe el 27 Abr 2022, 12:43, editado 1 vez en total.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2765
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alexandre Xavier »

Jbell escribió:Con esa población mundial es imposible un estándar de vida moderno. Claro, a no ser que dotemos a los robots de conciencia. No existe posibilidad alguna de logar los niveles de progreso que tenemos con la cantidad de bienes y servicios que hoy nos facilitan enormemente la vida.

Me parece que debes repensar el umbral deseable Alex. Todo indica que te quedaste corto.
Conan Che escribió:un estándar de vida moderno, no, pero si esos 15/20 millones se agruparan en la franja ecuatorial, sin problemas de agua potable, sin problemas de frío, sin problemas de comida, con armas para defenderse de los depredadores, a las que habría que mantener, pero ese mantenimiento no necesitaría de robots, yo sí lo encuentro realizable, otra cosa, sería el ocio, claro :roll:
Vaya, vaya. Nuestro mandamás Sajuuk acierta de nuevo, según se ve. Sus medidas de mandar al gallinero, o sea al foro secundario, a los que tienden a procacidades, ataques personales y mal rollo filosóficamente inane, han hecho efecto. Como se ve aquí, en el foro principal hay debates de verdad, con posiciones encontradas que, no obstante, excluyen en este caso el ataque personal. A mí me interesa mucho que me lleven filosóficamente la contraria. Es el modo seguro de ir depurando mis ideas. Mi norte es la verdad; porque la verdad es la herramienta por excelencia para obtener el objetivo último del individuo yoico, autoconsciente: ¡la felicidad!

Bueno; entro en harina.

En filosofía política contemporánea, suele caerse en un complejo y sutil error: el inmanentismo político, según el cual la política posee su propia dinámica, se basta a sí misma y no necesita referencia a nada más.
Pero, en realidad, la economía y la política son siempre realidades secundarias, que no tienen sentido sin apelar a realidades más primarias. El dinero, por ejemplo, al margen de que detesto a este artefacto social como detesto a los abogados, en sus usos relativos positivos (que los tiene, concedo) es tan anómico, tan carente de sentido propio, que un (algo cínico) dicho entre los ricachos suelta ese hombre es tan pobre que sólo tiene dinero.
Sabéis ambos, Jbell y Conan Che, que al revés de la gente en este foro que se encona a favor o en contra del capitalismo, el comunismo, la monarquía, la república, etcétera, soy frío y despegado con estas formas políticas y económicas. Soy comunista (o comunitarista) en muchos aspectos y capitalista (o liberal individualista) en muchos otros. Tomo cosas también de los demonizados talibanes, fascistas o nazis. También de los mucho menos demonizados anarquistas, ecologistas, monárquicos o socialdemócratas, etcétera, etcétera.
Y es que no soy un inmanentista político.
Incluso en un asunto político que me tomo con tanto encono como la eliminación política de los abogados, jueces y demás mafiosos togados, ¿voy a pensar que una justicia penal limpia, que proteja al débil inocente, es lo máximo de la vida humana? No; es un medio necesario para que quien no comete delitos sea protegido, en vez de atacado por los esbirros de Satanás en los tribunales, como ocurre hoy. Conseguido esto, hay que apuntar más alto.
¿Qué es eso más alto? Pues la felicidad, claro, como repito machaconamente en Sofos Ágora y en otros ámbitos.
Y yo (una víctima directa de los corruptos jueces, como quizá sabéis ya) no voy a ser feliz simplemente porque la teoría y la práctica establezcan, por ejemplo, que quien me acusa y declara falsamente contra mí es quien tiene que demostrar el delito del que, con su perjurio, me acusa mentirosamente. Eso simplemente garantiza que, si no cometo delitos, va a ser imposible condenarme; al revés de lo que ahora hacen los poderosos con sus víctimas inermes. Mas no es felicidad, sino solamente justicia. No basta para ser feliz.
Una buena política da a los individuos las bases materiales para iniciar el gran camino a la felicidad. Eso requiere seguridad económica, paz, justicia, protección ante enfermedades evitables, y acceso público a la educación y la cultura.
¿Qué tiene que ver la superpoblación con todo esto? Mucho, aunque no es fácil constatarlo a primera vista.
La naturaleza humana es una naturaleza animal, con matices, pero animal. Y, así, está sometida a la oscuridad propia de lo animal.
La búsqueda de la felicidad es una búsqueda espiritual, que no se enfanga en lo material animal. De ahí algo que, secularmente, hace que los pitagóricos, los yoguis... o actualmente los arqueoindividualistas, caigamos tan gordos: que proponemos la castidad meditativa, la bramacharia.
La finalidad principal del sexo es la reproducción. Ya que en la especie humana la reproducción es muy prestigiosa culturalmente, casi siempre, eso se ha traducido en una multiplicación de la población, hoy en unos siete mil quinientos millones de habitantes.
Y eso lleva a una insufrible complicación de la vida. Como hay tanta gente, la mayoría vive en precario, dado lo que es la condición humana. Las soluciones de reparto y de cogestión política son un cierto paliativo; ahora bien, no aumentan intrínsecamente la cuota de recursos naturales por individuo.
Jbell, por ejemplo, loa el pretendido progreso y las pretendidas comodidades de la vida moderna. Bueno, al margen de que ese progreso (¿?) me lleva a seguir, tras muchos años, condenado por un delito menor que no cometí, pese a mis esfuerzos porque se revise el caso, lo cual técnicamente me convierte en un delincuente ante todos vosotros, oficialmente, para mí hay un progreso que la superpoblación me impide disfrutar. ¿Cuál?
Pues en realidad lo que sugiere Conan Che: irme a vivir a un paraíso tropical o semitropical, matizando que quiero vivir allí con una alta automatización que me exima de las tareas penosas y peligrosas. No puedo hacerlo... porque todos esos paraísos están ya ocupados y, de hecho, muy degradados, por la alta densidad humana en esas zonas. Las zonas con baja densidad de población son hoy, sin excepción, zonas inhóspitas.

Voy ahora a dar una vuelta de tuerca. Os explicaré todo esto gráficamente, nunca mejor dicho.
Me refiero a las curvas de Bézier-Casteljau, más conocidas simplemente como curvas de Bézier. Sin embargo, en honor a la verdad del mérito científico, conviene reconocer que, casi simultáneamente a los trabajos del matemático e informático Pierre Bézier (pronunciación: Pier Besié) esas curvas fueron desarrolladas también por otro matemático (y físico) francés: Paul De Casteljau (pronunciación: Pol de Castelió o Pol de Castel Llo).
Un detalle que, seguro, interesará a Jbell, es que así Pierre Bézier como Paul De Casteljau trabajaron para la industria automovilística francesa. Sin el apoyo financiero de los fabricantes de coches (en cuyos departamentos de investigación aplicada trabajaban ambos matemáticos) difícilmente hubieran visto la luz sus trabajos con el detalle y el cuidado con que hoy los conocemos. Es decir, que aquí el capitalismo, las empresas fabricantes de automóviles muy vendidos, fue determinante para un importante desarrollo científico. Las cosas como son; los de derechas siempre reconocemos los hechos. Paul de Casteljau trabajó para la firma Citroën (pronunciación: Sitroán) y Pierre Bézier trabajó para la firma Renault (pronunciación: Renol). O sea, que ambos matemáticos fueron apoyados y financiados por dos gigantes automovilísticos franceses.
Como quizás ya sabéis, soy un entusiasta de la pintura y el dibujo, como espectador y como pintor activo.
Las curvas de Bézier-Casteljau, así en dos dimensiones como en tres dimensiones, fueron desarrolladas en un principio para mejorar las prestaciones y la seguridad de los automóviles; algo para lo que no bastaban las figuras geométricas simples que se enseñan en la escuela primaria, como el círculo, el triángulo, la recta o el cuadrado.
Las curvas de Bézier-Casteljau son un desarrollo matemático muy complejo, que incluye la cinética (el comportamiento de estas curvas en movimiento) y su desarrollo está lejos de haber concluido; siguen en investigación. Un enlace informativo en castellano relativamente asequible, dentro de la indudable dificultad del asunto, lo tenéis aquí: https://hmong.es/wiki/Bezier_curve.
Aunque algunos, aquí en Sofos Ágora, me acusan de no tener zorra idea de matemáticas, me he metido a fondo en las curvas de Bézier-Casteljau, incluyendo el material científico original publicado en inglés o francés por las revistas de matemáticas, geometría, informática, infografía y disciplinas conexas.
La razón es la transversalidad aplicativa de estas curvas. Pronto se vio, en efecto, que las curvas de Bézier-Casteljau tenían un número elevadísimo de aplicaciones: diseño automovilístico, desde luego, mas también arquitectura y urbanismo, astronomía, vulcanismo, meteorología, anatomía, fisiología, economía, sicología... y pintura, dibujo, teatro, cine, televisión, estética o artes visuales en general.
Lo que ocurre, de fondo, es que en la naturaleza no predominan las formas geométricas simples como el círculo, la cruz de brazos rectos, la pirámide, etcétera, aunque existan, como la esfera terrestre o los minerales cristalizados en hexaedros regulares. Predominan, en cambio, las complejísimas curvas de Bézier-Casteljau.
Los pintores siempre hemos sabido esto intuitivamente. Y, entonces, estas curvas de Bézier-Casteljau aparecieron (desde el decenio de 1991, aproximadamente) para mejorar los rudimentarios y toscos programas de pintura y dibujo con ordenador que existían hasta la fecha.
No os voy a pegar el gran rollo de estética, informática o geometría. Para lo que pretendo decir aquí, un par de ejemplos bastará.
El primero: ¿cómo hacer un intrincado dibujo de gran riqueza lineal explícita con líneas claras finas sobre fondo oscuro, por ejemplo en blanco (o amarillo) sobre negro) Por razones físicas y químicas, eso a los pintores nos resultaba sencillamente imposible (con pinturas al agua como la acuarela y la témpera, por ejemplo) o impreciso y caro, pues los rotuladores o lápices blancos o amarillos dan un resultado agrisado o verduzco en fondo negro. Hay trucos y técnicas para evitar esto, como la tinta sobre cera que luego se rasca superficialmente, pero de modo lento, caro e impreciso. Bueno, siempre se ha logrado hacerlo, mas con bastante esfuerzo.
Sin embargo, hoy, en la pantalla de ordenador, con las curvas de Bézier, podemos fácilmente pintar de modo directo con línea clara sobre fondo oscuro, o bien en negro sobre blanco cambiando luego el color de primer plano y el color de fondo. Después se graba el resultado, se imprime como esbozo, base para retoques o cuadro final... ¡y asunto resuelto! Así podemos ahora, por ejemplo, hacer algo tan difícil como líneas amarillas sobre fondo liso negro en témpera, incluso en acuarela.
El segundo ejemplo: ¿cómo hacer un entramado lineal curvo de gran complejidad (un retrato, un desnudo, un paisaje de exuberante follaje, etcétera) sin acabar rasgando el papel, el lienzo, etcétera, especialmente para quienes no tenemos un pulso y una retentiva figurativa que nos permitan ejecutar esa fase del cuadro rápidamente y con pocos remiendos? No todos somos Durero en ese aspecto... Pues de nuevo con las curvas de Bézier-Casteljau, preferentemente utilizando trazadores de gran calidad, como un buen ratón y, sobre todo, una tableta gráfica digitalizadora. Porque cada línea que se traza en el formato más adecuado (vectorial, preferentemente) es independiente de las muchas otras que se tracen (aunque luego se pueda combinar con otras líneas o curvas) de modo que un tropiezo o fallo en esa línea no emborrona al resto de la composición; la curva defectuosa se puede borrar o, más frecuentemente, mejorar retocándola, por separado. El resultado, también aquí, sirve en pantalla electrónica, papel impreso o lienzo pintado, como borrador, primera fase para añadir retoques u obra acabada completa, pues la infografía permite abordar los matices cromáticos del óleo, o la arquitectura compositiva del icono bizantino, etcétera.

En suma: ¿para qué tantas y tan complejas matemáticas?

Pues para mí, pintor de iconos bizantinos y arte espiritual meditativo, para llegar al plano simplicísimo de la yoidad libre del oprobio cármico y animal.

La felicidad está en la simplicidad. Aunque para lograr esa simplicidad haya que utilizar por el camino unos procedimientos de gran complejidad, como las curvas de Bézier-Casteljau para pintar cuadros que eleven al espectador a las regiones luminosas y bienaventuradas de la conciencia.
Y si queremos una existencia simple en lo material, debemos evitar la superpoblación. Progreso científico y técnico, sí. Pero abogados, banqueros, recaudadores de impuestos, políticos profesionales y superpoblación... pues no. En mi último relato, ya terminado, del Ciclo Literario de Supreniranto, o sea Supreniranto en Sisetua., podréis leer mucho sobre eso. Se trata de ofrecer a todos los hombres la oportunidad de pasar de animales a dioses.
He aquí mi primera respuesta a vosotros dos; una respuesta larga, como es frecuente en mis intervenciones sofosagorianas.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Alta Tension
Mensajes: 194
Registrado: 03 Jul 2020, 23:52

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alta Tension »

No tiene nada de realizable.
Avatar de Usuario
JBELL
Mensajes: 9625
Registrado: 31 Dic 2013, 20:16

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por JBELL »

Alex, la tecnología es compleja y requiere de la participación de muchísimas personas para desarrollarla y llevarla a la utilización práctica. Este es el argumento. A la gente claro que le gusta lo simple, pero siempre acompañado de mayores grados de comodidad y del mejor y más largo vivir posible; lo que sólo es factible con fuertes desarrollos futuros innovativos.

Siempre me ha parecido Alex que la capacidad resumir la argumentación es una gran virtud. Capacidad de síntesis, dicen.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2765
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alexandre Xavier »

Jbell escribió:Alex, la tecnología es compleja y requiere de la participación de muchísimas personas para desarrollarla y llevarla a la utilización práctica. Este es el argumento. A la gente claro que le gusta lo simple, pero siempre acompañado de mayores grados de comodidad y del mejor y más largo vivir posible; lo que sólo es factible con fuertes desarrollos futuros innovativos.

Siempre me ha parecido Alex que la capacidad resumir la argumentación es una gran virtud. Capacidad de síntesis, dicen
A ver, Jbell. El arqueoindividualismo no aparece formalmente como escuela de filosofía hasta el año 2014, y eso que su larguísimo período de formación empieza a mediados del siglo XIX, formalmente con la Revolución Europea de 1848.
Puedes imaginarte que al grupo de pensadores de la derecha radical y coherente, yo entre ellos, que hemos fundado finalmente esta escuela filosófica, nos ha costado mucho llegar a un adecuado punto de partida. Y que hemos tenido que manejar un montón de datos y perspectivas. Nada de resúmenes en plan de catecismo católico (o marxista) con dos o tres líneas por cuestión. Hemos tenido que examinar complicadísimos problemas en toda su complejidad, y en las no menos complicadas relaciones mutuas de unos problemas con otros.
Se trata de llegar a la felicidad plena del individuo, del yo, y para tal magna tarea no valen trucos resumidísimos.

Como muestra te voy a dar un botón, y bastará con ese botón.
He aludido a las curvas de Bézier-Casteljau. Bien, por interné no faltan los intentos de resumir lo que son esas curvas; empezando con los resúmenes hechos por el propio Pierre Bézier.
Bueno: pues intenta encontrar un solo mensaje realmente explicativo de esas curvas que baje de unas quinientas palabras de longitud. No encontrarás ni uno. Es decir, no encontrarás ninguno (de calidad aceptable ) con cien o doscientas palabras. La gran complejidad de estas curvas no lo permite; no se trata de algo tan simple como el teorema de Pitágoras.
Y tampoco es simple la relación entre desarrollo material y liberación espiritual del alma, el nirvana tan ansiado por nosotros los orientalistas. Eso sí: seguro que ya sabes que básicamente me interesa eso tan sutil para lo que el capitalismo o el marxismo no son, en el mejor de los casos, más que medios útiles transitorios.
El codicioso y estresado tiburón financiero de Wall Street no me interesa en su competitividad suicida. Y el abusivo comisario político comunista moscovita o pequinés, a la vez político, juez y verdugo, mucho menos todavía. Ya no ignoras del todo qué es lo que propongo.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Alta Tension
Mensajes: 194
Registrado: 03 Jul 2020, 23:52

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alta Tension »

La felicidad plena del individuo no existirá si hay 6000 o 10 mill.de pers en el mundo.
Avatar de Usuario
JBELL
Mensajes: 9625
Registrado: 31 Dic 2013, 20:16

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por JBELL »

Alexandre Xavier escribió: 01 May 2022, 18:02 He aludido a las curvas de Bézier-Casteljau.
Aludir no es suficiente. Debes explicitar cómo esas curvas hacen posible seguir innovando a tasas crecientes con una población tan pequeña como la que propones.

Te lo explico en pocas palabras. Lo que hace que sea factible el desarrollo de tecnologías innovativas complejas son las economías de escala; esto es que al beneficiar a muchísima gente es posible producirlas en forma automatizada haciéndolas factibles. Como en tu esquema hay poca gente, los costos asociados son imposibles de solventar y la producción imposible de acometer.

Te daré un simple ejemplo. Explícame como 100 personas producen un i-phone y todo el entramado logístico que se requiere para que las comunicaciones sean posibles a nivel mundial. Imposible, cierto? Nos explicas cómo es posible fabricar todas sus partes, cómo haces llegar esos i-phones a toda la gente y mantienes operativos todos los sistemas que están expuestos a tantos eventos destructores de la naturaleza; sólo por poner algunos ejemplos. Quizás en 5.000 años, con suerte

Cuando los conceptos se manejan y entienden, es perfectamente posible explicar la o las principales relaciones de causalidad que intervienen y cómo lo hacen de forma resumida; esto es, con síntesis.

Ya tenemos a muchos iluminados que realizan afirmaciones vacías de argumentación Alex. Si no puedes explicar lo que te partí enunciando, nos estás pidiendo que tengamos fe en lo que dices. Ya estaríamos hablando de religión y no de política. Menos aún de ciencia. El Alexandrismo ...
Avatar de Usuario
toni
Mensajes: 4301
Registrado: 14 Oct 2010, 21:24

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por toni »

Alexandre Xavier escribió: 25 Abr 2022, 21:12
Lo que buscamos, sencillamente, es una natalidad ligeramente por debajo de la mortalidad. Una disminución acumulativa de la población que permita, aproximadamente, reducirla a la mitad cada cincuenta años. Así, a mediados de este siglo estaría en tres mil millones o cuatro mil millones, a principios del siglo siguiente, el siglo XXII, en unos dos mil millones, y así sucesivamente hasta alcanzar el nivel de umbral sostenible y deseable, que estaría como mucho en unos quince o veinte millones de habitantes en todo el planeta. O sea, una tercera parte de la población actual en España, por ponerlo de modo gráfico e intuitivo. Llegados a ese punto, la población puede dejar de disminuir, y estabilizarse ya. El proceso debe ser lento, paulatino y bien controlado... para que no resulte catastrófico.
Si piensas que he sido ambiguo en mi respuesta, repróchamelo a vuelta de correo.
Perdona Alexandre mi mensaje anterior, que pienso que no fue muy acertado. En general estoy de acuerdo contigo en que la superpoblación es un problema que la humanidad se debe plantear y dar una respuesta. Segun lo veo yo, las culturas "más avanzadas", concientes o inconcientemente, yo pienso que inconcientemente, ya han tomado medidas contra aumentar la natalidad, y lo normal es tener un hijo o como maximo dos. El problema estaria en el llamado tercer mundo donde no tienen ni la educacion , ni los medios que tenemos aquí. Es decir, tenemos a medio mundo para culturalizar (si ellos lo aceptan) en no aumentar la población mundial. Lo que no podemos es imponer a nadie nada que responda a su libertad personal.

La cantidad sostenible en nuestro planeta yo la veo mayor que tu, pero vamos, es una cuestión a debatir, lo que si mantengo es que, seamos la cantidad que seamos, tengamos todo el oro del mundo, todos sus diamantes, todo su petroleo, todas nuestras cuentas bancarias repletas de euros y ser propietarios de todas las tierras................................No por ello seremos inmensamente ricos como tu decias..............................Seremos unos trabajadores que tendremos que trabajar y cultivar alimentos para vivir, porque ni el oro ni los diamantes se comen.

Es algo que ya hemos debatido otras veces y creo que concordamos con el fin, independientemente de la cantidad de población que estimemos oportuna para nuestro planeta. Si no es así, me señalas tus diferencias
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2765
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Los valores del comunismo

Mensaje por Alexandre Xavier »

Jbell escribió:Aludir no es suficiente. Debes explicitar cómo esas curvas hacen posible seguir innovando a tasas crecientes con una población tan pequeña como la que propones.

Te lo explico en pocas palabras. Lo que hace que sea factible el desarrollo de tecnologías innovativas complejas son las economías de escala; esto es que al beneficiar a muchísima gente es posible producirlas en forma automatizada haciéndolas factibles. Como en tu esquema hay poca gente, los costos asociados son imposibles de solventar y la producción imposible de acometer.

Te daré un simple ejemplo. Explícame como 100 personas producen un i-phone y todo el entramado logístico que se requiere para que las comunicaciones sean posibles a nivel mundial. Imposible, cierto? Nos explicas cómo es posible fabricar todas sus partes, cómo haces llegar esos i-phones a toda la gente y mantienes operativos todos los sistemas que están expuestos a tantos eventos destructores de la naturaleza; sólo por poner algunos ejemplos. Quizás en 5.000 años, con suerte

Cuando los conceptos se manejan y entienden, es perfectamente posible explicar la o las principales relaciones de causalidad que intervienen y cómo lo hacen de forma resumida; esto es, con síntesis.

Ya tenemos a muchos iluminados que realizan afirmaciones vacías de argumentación Alex. Si no puedes explicar lo que te partí enunciando, nos estás pidiendo que tengamos fe en lo que dices. Ya estaríamos hablando de religión y no de política. Menos aún de ciencia. El Alexandrismo ...
Saludos otra vez.
Tú mismo reconoces lo complejas que son estas cosas. Bien, prosigamos.
La complejidad inherente a la relación entre progreso material y liberación espiritual no impide apuntar avanzando sobre hechos cada vez más claros.
En primer lugar, reconozco sin tapujos que una población alta, densa y creciente es un poderoso estímulo a la innovación tecnocientífica, pues tal población permite hacer economías de escala. Mi propio ejemplo con la curva de Bézier-Casteljau lo deja claro, al vincular los desarrollos de ambos matemáticos con una demanda amplísima de automóviles por parte de una numerosa población francesa, europea y mundial: economía de escala dentro de un ámbito básicamente capitalista de mercado no directamente estatal (o sea, privado).
De lo anterior se deduce, sin dudas, que un escenario de población inferior en órdenes de muchos miles respecto a la actual, como veinte millones o (mejor, en mi opinión) unos ciento cuarenta y cuatro mil habitantes para todo el planeta, la innovación científica y tecnológica se enlentecería mucho; no podemos prever los detalles, pero seguro que sería mucho más lenta y mucho menos variada que en la actualidad.
Es evidente, por ejemplo, que si solamente hay unos ciento cuarenta y cuatro mil habitantes en todo el planeta, esa población estabilizada entre ciento cuarenta mil y ciento cincuenta mil habitantes hará un uso escaso, o ningún uso en absoluto, del teléfono móvil o celular, por lo cual todos los escasos aparatos de este tipo tendrían, probablemente, un único sistema operativo que cambiaría poco a través del tiempo.
Pero es que también sería mucho menor la necesidad de usar tales aparatos.
Al final, insisto, está la cuestión de los valores y los intereses.
Por ejemplo, en mi caso valoro mucho más una vida materialmente sencilla, previsible, segura, estable y en paz que el cambio continuo de sistemas y aparatos. Por ejemplo, como pintor y diseñador gráfico sigo utilizando aplicaciones... de hace unos treinta años. Claro que, también, utilizo otras más recientes y mucho más potentes. Pero, si he invertido mucho tiempo en llegar a dominar esos viejos programas, por otra parte potentes (y que frecuentemente dieron mucha plata a sus creadores) y estables, ¿por qué no seguir utilizándolos?
Recuerda: mi interés no está en ser el más rico del cementerio, ni el filósofo más mediático, contratado y adulado del mundo académico. Toda esa vanidad se deshace como el polvo entre mis manos. La liberación espiritual, o sea el acceso al nirvana, al Reino de los Cielos, a la felicidad en suma, es mi meta. Y romperme la cabeza con la enésima actualización del software o la cotización en bolsa de mis acciones para el próximo trimestre va contra la vida sencilla que es la propia de quien pretende liberarse de este mundo transitorio, doloroso e ilusorio.
Quizás, en este punto, un asunto muy espinoso te aclare más por dónde voy.
Sabes que no soy un sodomita, ni un desganado sexual, sino un mujeriego empedernido. Pues, incluso así, propugno (e intento practicar) la castidad meditativa a machamartillo. No soy un sacerdote católico; mis motivaciones son muy distintas. Quien desee la verdadera felicidad huirá del placer sexual como un hombre honrado huye de los abogados, o como ese hombre honrado apedrea a los abogados.
Incluso mucha gente que entiende o aprueba mi virulenta oposición a los profesionales de la toga, se llena de estupor ante mi decidida apuesta por la castidad. Entre ellos estarás tú, hombre dichosamente emparejado y casado con una mujer desde hace muchos años.
Pues, ¿por qué preconizo y practico esa castidad meditativa, esa bramacharia, ब्रह्मचर्य en sánscrito? Pues porque todo lo relativo a la vida sexual ata terriblemente al bajo plano animal del que quiero liberarme. Ya Pitágoras o Lao Tse sabían bien esto.

Apoyo, pues, al sistema político, económico, filosófico o religioso, que, en la práctica, más me simplifique y facilite la vida material humana. Sea el capitalismo, sea el marxismo, sea una síntesis de ambos, sea otra cosa. Lo que no quiero es romperme la cabeza apoyando a un energúmeno de izquierdas, que miente más que habla, y que en la contienda electoral se enfrenta a otro energúmeno como él, y que miente tanto como él, aunque de derechas. Apasionarse por alguno de estos dos fulleros de la política es meter la cabeza en las fauces de Satanás y su ejército de abogados o jueces.
Jesucristo, un gran maestro espiritual al fin y al cabo, tenía esto bien claro, y por eso nos recomendó buscar las riquezas del Cielo (el nivel espiritual superior) en vez de acumular riquezas en la Tierra (el nivel animal humano inferior).
No diré que sea sumamente fácil entender mi cosmovisión, que sea sumamente fácil entender qué pensamos y buscamos los arqueoindividualistas. Por el contrario, es bastante difícil.
Sin embargo, incluso así podemos seguir dialogando. De modo que a continuación te haré la pregunta pertinente.

Según tus propuestas, ¿qué debo hacer si pretendo pocos cambios y mucha estabilidad en mi vida material animal humana? Dicho de otra manera: dentro del sistema social que propones, ¿cómo puedo ejercer eficazmente mi derecho a no cambiar o a cambiar muy poco? Recuerda que soy de derechas hasta el final...
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Responder