La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Caba
Mensajes: 3102
Registrado: 07 Ene 2015, 12:22
Rango personalizado: Paso a paso

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Caba »

Caba escribió: 17 May 2023, 22:30 Xa sei a onde queres chegar, agora, dime cómo se chega aí partindo do mundo que temos.
Conste que si escribí la anterior contestación en gallego, fue por la efeméride. Ahora, creo que es bueno retomar el asunto en castellano para que nos entiendan todos, si es que no lo han hecho.

Tú ves un mundo al que te gustaría llegar, por favor, explícanos cómo lo harías partiendo del mundo actual.
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2872
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Alexandre Xavier »

Albedrío escribió:Parece mentira que quieras ser tan escrupuloso con el lenguaje y llames asesinato a toda muerte no natural.

Pero me gustaría saber, si matar a personas, según tú, siempre ha sido inmoral, cómo es posible que históricamente se defienda en casos como, por ejemplo, la defensa propia... o en caso de guerra, o en caso de pena de muerte.... etc, etc.

Pensar que nuestra propia moral es la única que existe y además es la única buena, sólo se puede mantener desde, precisamente, posiciones antidemocráticas, atribuyendo a todo al que piense diferente inmoralidad y por tanto, eliminándolo como interlocutor válido.

Cuando se habla con alguien antidemócrata siempre hay que preguntar que pasaría con la gente que piensa diferente en su "gobierno ideal". Porque se podrá defender que la eutanasia infantil es inmoral, pero lo que cuesta más defender es que no hay muchas personas que piensan diferente.

Y aquí tenemos la vuelta de hoja de la argumentación (si la moral no es convencional): ¿Cómo se decide quien tiene razón? ¿Quién lo decide? y, por último ¿Qué se hace con los que opinan diferente?
Antidemócratas los hay de muchas clases, como hay demócratas de muchas clases. No se os puede poner a todos los demócratas en el mismo saco... y no se nos puede poner a todos los antidemócratas en el mismo saco.

Dos ejemplos son paradigmáticos: los libertarios somos antidemócratas y los fascistas también son antidemócratas. Bueno; sí y no; oigamos al propio Benito Mussolini desde su obra La doctrina del fascismo, 1932.
Benito Mussolini escribió:“El fascismo niega que el número, por el solo hecho de ser número pueda dirigir las sociedades humanas, niega que este número pueda gobernar gracias a una consulta periódica. Afirma la desigualdad indeleble, fecunda y bienhechora de los hombres, que no es posible nivelar gracias a un hecho mecánico y exterior como el sufragio universal. Se puede definir a los regímenes democráticos como aquellos que dan al pueblo, de tiempo en tiempo, la ilusión de la soberanía [...]. El fascismo rechaza de la democracia la absurda mezcla convencional de igualdad política, el hábito de la irresponsabilidad colectiva, el mito de la felicidad y del progreso indefinido. Pero si la democracia puede entenderse de modo diferente, si ella significa no dejar al pueblo al margen del Estado, el fascismo puede ser definido por el que escribe estas líneas como una 'democracia organizada, centralizada y autoritaria.
En todo caso, sea o no sea del todo antidemocrático el fascismo, está claro que el libertarismo sí que es antidemócratico. Y no soy fascista, pero soy libertario.

Así que carece de sentido preguntarme qué pasaría con la gente que piensa diferente en mi gobierno ideal. Porque en este punto me ciño a lo que un gran escritor argentino, de derechas como yo, antidemócrata como yo, libertario como yo y detestador de los jueces como yo, dijo con magistral brevedad.
Jorge Luis Borges escribió:Algún día, los pueblos merecerán no tener gobiernos.
Los libertarios no queremos ningún tipo de gobierno. No queremos, para empezar, que unos patibularios recaudadores de impuestos nos quiten buena parte de lo que tenemos, con la poco elaborada estratagema de que hay que hacerlo por el bien común. Oye, Albedrío: ya soy mayorcito como para decidir qué quiero hacer con mis propiedades y cómo colaborar con otros, usando acordadamente mis propiedades y las de ellos, en asuntos de interés mutuo. No necesito que unos golfos apandadores, o sea los políticos profesionales, nos roben lo que tenemos para decidir por su propia cuenta lo que harán con nuestra plata.

No hay más principio obligatorio para todos, según un buen libertario, que impedir que el individuo se haga daño a sí mismo y, sobre todo, que haga daño a otros individuos.
Y no soy ingenuo. Ya no me chupo el dedo; o sea que reconozco sin ambages que la muy inteligente predicción y propuesta de Jorge Luis Borges, los pueblos sin gobiernos ni Estados, solamente podrá realizarse con una población cientos o miles de veces inferior a la actual, y ecológicamente respetuosa a largo plazo. Mas ese triple equilibrio libertario entre los hombres, el ecosistema y las dimensiones espirituales superiores de la existencia sí que es posible... dadas esas condiciones demográficas y ecológicas.

Mientras tanto: pensemos lo que pensemos de la homosexualidad (y no me parece un estado antropológico de lo más sano y normal) si dos hombres quieren casarse o dos mujeres quieren casarse... es un pacto libre entre dos individuos, que no los daña a ellos ni daña a terceros. Por tanto, no hay inconveniente, libertariamente, en admitir el matrimonio homosexual. Bueno es que el Estado no escudriñe la alcoba del ciudadano... ni su bolsillo.
Si fuera un fascista, bramaría contra el matrimonio homosexual, y hasta con los que se hacen callos manuales con las ipsaciones, delicado eufemismo donde los haya... Pero, como no lo soy, no bramaré contra las ipsaciones alegando que las ipsaciones impiden crear una nación fecunda, vigorosa, fuerte y llena de patriotas. Si dos hombres son sodomitas y oficializan su relación, como si dos mujeres son lesbianas y oficializan su relación, como si un fulano o una fulana es muy aficionado o aficionada a las ipsaciones... no hay daño a sí mismos ni a terceros. Caso cerrado, para un libertario. Y reitero que soy libertario. Bueno, Albedrío: reconozco que puedes alegar que, de tanto repetir que soy un libertario, quizás se pueda sospechar que no soy tan libertario cuanto pretendo ser, como en el caso de aquel supermacho que presumía de su gran harén de chicas y de dejarlas bien satisfechas con frecuencia... y luego era sodomita perdido. Dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Con la eutanasia infantil, que es una forma de infanticidio, la cosa es muy diferente, porque ahí hay un daño obvio, y muy grave, letal, contra un ser humano. No soy demócrata ni fascista, no quiero que me gobierne la mayoría ni que me gobierne un fascio redentor de la patria y los trabajadores. Ahora bien... por mi propia seguridad y la de todos, no quiero que se legitime matar a un ser humano simplemente porque (y sin pedirle su opinión al respecto) se estima que sufre demasiado para vivir dignamente.

Nota al margen. Me acabo de enterar, con gran satisfacción, de que el presidente del Tribunal Supremo de Ucrania es un corrupto (también es cierto que esta parte de los hechos ya la conocíamos todos) y de que lo han pillado tan con las manos en la masa, que sus propios colegas de toga y mafia se han visto en la penosa obligación de detenerlo y enchironarlo. El gachó se había pasado varios pueblos en una trama de sobornos que recibía de empresarios y políticos, sin descartarse que este juez haya pasado información y apoyo, cobrando por ello también, al bando enemigo en la guerra; o sea al bando de Rusia. Parece que, aparte del altísimo magistrado en cuestión, Vsévolod Kniázev (en ruso o en ucranio: Все́волод Кня́зев) hay otros jueces ucranios implicados en la trama de sobornos y favores.
Los revolucionarios antitogas sabemos perfectamente que hacer pagar por sus crímenes a un juez que delinque es dificilísimo, porque sus mafiosos compañeros de toga lo encubren hasta el final. Así que, cuando surge una ocasión como ésta, ¡aprovechémosla!
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
Albedrío
Mensajes: 1732
Registrado: 07 Nov 2019, 18:11

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Albedrío »

Yo creo que no sobra preguntar que pasaría con todas las personas que, como yo, pensamos diferente y no queremos una sociedad sin estado. Es fácil imaginar lo poco sostenible que es esa sociedad sin estado en cuanto unos pocos de mi forma de pensar se reúnan y empiecen a crear instituciones, se eliminará la sociedad que propones sin gobierno.

Así, que ¿qué se hace con la gente que piensa diferente? ¿Quién decide qué es lo moral? ¿Cómo se decide?

No sé, yo creo que son preguntas pertinentes.
Caba
Mensajes: 3102
Registrado: 07 Ene 2015, 12:22
Rango personalizado: Paso a paso

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Caba »

Albedrío escribió: 19 May 2023, 10:18 Yo creo que no sobra preguntar que pasaría con todas las personas que, como yo, pensamos diferente y no queremos una sociedad sin estado. Es fácil imaginar lo poco sostenible que es esa sociedad sin estado en cuanto unos pocos de mi forma de pensar se reúnan y empiecen a crear instituciones, se eliminará la sociedad que propones sin gobierno.

Así, que ¿qué se hace con la gente que piensa diferente? ¿Quién decide qué es lo moral? ¿Cómo se decide?

No sé, yo creo que son preguntas pertinentes.
Claro que son pertinentes. Pero, a mi entender, forman parte de una pregunta mayor. Una pregunta que ya he realizado y que no se responde y que vuelvo a traer:
Caba escribió: 18 May 2023, 15:04 Tú ves un mundo al que te gustaría llegar, por favor, explícanos cómo lo harías partiendo del mundo actual.
Saludos
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2872
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Alexandre Xavier »

Caba escribió:Tú ves un mundo al que te gustaría llegar, por favor, explícanos cómo lo harías partiendo del mundo actual.
Acabo de arreglar y subir al foro un cuarto relato del Ciclo Literario de Supreniranto, Erde y Supreniranto. Puedes leerlo en el nuevo hilo homónimo de este foro Sofos Ágora, en la sección Sublime.
Los cuatro relatos tienen orden cronológico, por lo que es recomendable leerlos por su orden de creación, o sea El mundo de Supreniranto., Supreniranto entrevista a Golemo., Supreniranto en Sisetua. y Erde y Supreniranto. Pero, si tienes cierta prisa en la respuesta que me pides, y me parece claro que la tienes... empieza por leer el último relato de los que me han encargado en el arqueoindividualismo, o sea Erde y Supreniranto. Esta última entrega, como es obvio, contiene numerosos elementos autobiográficos implícitos y explícitos.
Y, si te espantan tantas letras juntas... ya haremos resúmenes.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Avatar de Usuario
Albedrío
Mensajes: 1732
Registrado: 07 Nov 2019, 18:11

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Albedrío »

No es que espanten las letras juntas, lo que espanta es un estilo aburrido, lleno de circunloquios y digresiones, datos biográficos irrelevantes, sobreentendidos... que no vienen al caso y que tienen tan poca información por unidad de tiempo empleada que lleva al tedio y, lo que no falla, una sensación de tomadura de pelo.

Dicho de otra forma, simplemente es un estilo que le falta el respeto al lector, no respetando su tiempo y esfuerzo, que además tiene un cariz moralizante y aleccionador, tal que se diera la homilía a niños, de nuevo faltando al respeto al tratar al otro como si fuera idiota.

En definitiva, no se lo que hará Caba, pero yo me voy a limitar a pensar que simplemente no eres capaz de dar una respuesta coherente y pertinente. Supongo (y si alguien tiene estómago para leer a diletantes que me lo corrija) que darás vueltas sobre diferentes asuntos, para cambiar el tema de debate, sin entrar a resolver la duda o, con suerte, haciendo un circunloquio que nos lleve a la misma pregunta ¿Cómo vas a convencer a alguien de tus ideas?

Es más, ¿Alguna vez has convencido a alguien o tu estilo barroco y farragoso, además de tus continuas faltas de respeto, con apelaciones personales, simplemente hacen que los otros abandonen el debate?
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2872
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Alexandre Xavier »

Albedrío escribió:No es que espanten las letras juntas, lo que espanta es un estilo aburrido, lleno de circunloquios y digresiones, datos biográficos irrelevantes, sobreentendidos... que no vienen al caso y que tienen tan poca información por unidad de tiempo empleada que lleva al tedio y, lo que no falla, una sensación de tomadura de pelo.

Dicho de otra forma, simplemente es un estilo que le falta el respeto al lector, no respetando su tiempo y esfuerzo, que además tiene un cariz moralizante y aleccionador, tal que se diera la homilía a niños, de nuevo faltando al respeto al tratar al otro como si fuera idiota.

En definitiva, no se lo que hará Caba, pero yo me voy a limitar a pensar que simplemente no eres capaz de dar una respuesta coherente y pertinente. Supongo (y si alguien tiene estómago para leer a diletantes que me lo corrija) que darás vueltas sobre diferentes asuntos, para cambiar el tema de debate, sin entrar a resolver la duda o, con suerte, haciendo un circunloquio que nos lleve a la misma pregunta ¿Cómo vas a convencer a alguien de tus ideas?

Es más, ¿Alguna vez has convencido a alguien o tu estilo barroco y farragoso, además de tus continuas faltas de respeto, con apelaciones personales, simplemente hacen que los otros abandonen el debate?
Empezaré con algo obvio... para ponerte en tu sitio, de entrada, y bajarte los humos.
El hombre medio, el sudra, no es respetable. Jesucristo lo sabía, y bien caro le costó. Si el sudra fuera alguien respetable, hoy no tendríamos un mundo superpoblado, violento, que destruye al individuo con pretextos altruistas de carácter judío, cristiano, islámico, budista, marxista, fascista, democrático, patriótico o lo que sea.
El arqueoindividualismo no es blando ni condescendiente con las estupideces que cometen los sudras. Así que les falta al respeto. No se lo merecen. No todo el mundo es respetable. Para empezar, los abogados, jueces y fiscales, con su amo Satanás al frente... no son respetables, no.
Y, ya que Caba estará leyendo todo esto, es el momento de entrar con un cierto resumen, un resumen sobre cómo llegar al mundo que me gustaría, partiendo del mundo actual.
¿Cuál es actualmente el gran problema, el problema de los problemas?
La superpoblación.
¿Tiene solución? No a plazo inmediato, aunque a corto plazo se abren vías. Sí que tiene solución a medio y largo plazo.
La solución es una tasa de natalidad ligera pero claramente inferior a la tasa de mortalidad; lo que interesa es reducir la población a la mitad cada veintinco o incluso cincuenta años.
Partiendo del mundo actual, lo más práctico y mejor fundado es hacer ver a los sudras (en la medida en que su muy limitado entendimiento lo permite) que eso de que cada pareja tenga todos los hijos que quiera es una gran estupidez insostenible a la larga. ¿Y cómo podemos lograr eso? Pues exponiendo, con insistencia recalcitrante, los hechos reales y sus consecuencias. Al final, hasta el más obtuso de los sudras puede comprender una frase tan cierta como la que sigue.

No podemos reproducirnos como conejos y vivir como reyes.

Lo que, formulado ya positivamente, equivale a esta prometedora aserción.

Siendo muy pocos en este planeta, podemos ser riquísimos todos a la vez.

Al final del proceso de reducción de la natalidad y de la población, sabemos que la horquilla viable está entre unos miles y unos pocos millones; desde la cifra bíblica de ciento cuarenta y cuatro mil salvados hasta los quince millones del mamífero grande, distinto al hombre, con más ejemplares en el mundo: la foca cangrejera.

Mas todo esto conlleva una serie de visiones claras y de valores claros en múltiples niveles; no sólo en lo demográfico, económico y político; también en lo ético, estético, religioso... y, finalmente, en lo metafísico.
Un sudra, vaisia o chatría, o sea alguien de alguna entre las tres castas bajas, puede un día reflexionar, y concluir que prefiere no dar vueltas con su mente condicionada por los límites biológicos, reencarnando una y otra vez. En ese momento inicia el camino para convertirse en un bramín, ya en esta vida, sin necesitar reencarnarse para subir de casta. El sistema que propongo está, de entrada, para ayudar a ese buen hombre a obtener la gran liberación, el nirvana, el Reino de los Cielos... la felicidad eterna.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Caba
Mensajes: 3102
Registrado: 07 Ene 2015, 12:22
Rango personalizado: Paso a paso

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Caba »

Alexandre Xavier escribió: 20 May 2023, 13:58 El hombre medio, el sudra, no es respetable. Jesucristo lo sabía, y bien caro le costó.
Según el cristianismo precisamente Jesucristo se sacrificó, porque debo recordar que él lo eligió, muriendo en la cruz para el perdón de los pecados de la humanidad.

Lo que sucede es que tu discurso es clasista, y se fundamenta en la creencia de que con menos habitantes viviremos mejor. Toca a más...

Y lo lamento, pero tener menos habitantes en el planeta, no es sinónimo de vivir todos como reyes. No explicas nada, sólo como podría ser un método para disminuir la población mundial, pero no como se solucionan los problemas reales de la gente real.

Aún no he leído tu escrito en Sublime, en cuanto tenga tiempo lo leo, pero mucho me temo que todo esto es una superchería. Es como decir que con menos habitantes no habría guerras o intereses que solucionaran violentamente.
Avatar de Usuario
Albedrío
Mensajes: 1732
Registrado: 07 Nov 2019, 18:11

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Albedrío »

Además seguimos teniendo el problema principal: No es convincente, ni siquiera convence a una minoría. Así que la pregunta sigue sin ser contestada, ¿cómo se va a hacer eso? Quizás si usara un insulto que la gente entendiera...
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2872
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Mensaje por Alexandre Xavier »

Caba escribió:Según el cristianismo precisamente Jesucristo se sacrificó, porque debo recordar que él lo eligió, muriendo en la cruz para el perdón de los pecados de la humanidad.

Lo que sucede es que tu discurso es clasista, y se fundamenta en la creencia de que con menos habitantes viviremos mejor. Toca a más...

Y lo lamento, pero tener menos habitantes en el planeta, no es sinónimo de vivir todos como reyes. No explicas nada, sólo como podría ser un método para disminuir la población mundial, pero no como se solucionan los problemas reales de la gente real.

Aún no he leído tu escrito en Sublime, en cuanto tenga tiempo lo leo, pero mucho me temo que todo esto es una superchería. Es como decir que con menos habitantes no habría guerras o intereses que solucionaran violentamente.
A ver, Caba: un movimiento como el arqueoindividualismo, que se gesta desde mediados del siglo XIX, que rechaza radicalmente el adanismo, el penelopismo y el relativismo total... tiene todas las papeletas aparentes de no ser una superchería, ¿verdad? Pues eso. El análisis concreto desvelará la oportunidad o inoportunidad de cada propuesta que hacemos los arqueoindividualistas.
El cristianismo, para empezar, puede decir misa... pero no nos va a convencer, racionalmente, de que lo que suelta sobre Jesucristo es en todo una verdad histórica. Por ejemplo, la historia de la concepción virginal de María, madre de Jesús, embarazada sin haber conocido a varón, no tiene el más mínimo aval, y choca tanto con el silencio del propio Jesucristo como con el silencio de san Pablo; dos que no hubieran callado ante un hecho de tal importancia.
La exégesis bíblica independiente (no furiosamente anticristiana o contraria a Jesucristo, tampoco al revés) suele concluir que Jesús fundó un pequeño grupo con intenciones a la vez religiosas y políticas. Fracasó, siendo ejecutado por ello por el poder dominante en su circunstancia histórica (los ocupantes romanos) y por cierta connivencia de los judíos contrarios a él en su ejecución. Su (fracasado) reino también era de este mundo. Esto no anula la parte suprahistórica de su discurso, la parte que va más allá de la implantación de un reino de justicia en el Israel histórico y de la consiguiente expulsión de los invasores romanos.
La historicidad de Jesucristo está fuera de duda en ciencia histórica. No es un mero mito literario. Ahora bien, lo del autosacrificio en la cruz buscado por el propio Jesucristo... no tiene ningún aval histórico, más allá del hecho físico (físicamente posible e históricamente casi seguro) de su ejecución por crucifixión. Eso es una interpretación teológica que hacen sus discípulos para racionalizar y dulcificar el terrible golpe que, para ellos, supone la muerte de su maestro. Lo de la resurrección física ante muchos testigos es, por otra parte, tan fraudulento como el embarazo sin coito previo de su madre, María. De ahí que Nietzsche (pronunciación: Niche) y Reimarus concluyen, y con ellos la hermenéutica neotestamentaria independiente hasta hoy, que murió por su propia culpa; es decir, por incomodar a los romanos, particularmente al cruel y corrupto Poncio Pilatos... sin pruebas o indicios de que muriera para lavar las culpas de otros.
Los arqueoindividualistas no somos anticristianos ni agnósticos; reconocemos a Jesucristo como a un gran maestro espiritual, sin por ello dejar de someter a crítica sus enseñanzas.

Y, aunque es difícil establecer qué dijo realmente Jesús sin deformaciones (sobre todo por omisión deliberada) realizadas por sus propios discípulos, sabemos positivamente que Jesús no proponía lo que vulgarmente conocemos como altruismo. Este rabino decía, con acierto, algo muy distinto: ama al prójimo como a ti mismo. Ergo, el que no se ama a sí mismo tampoco puede amar al prójimo.

Enlazo aquí con tu acusación de que nuestro discurso es clasista. ¡Lo es! Para empezar, ponemos a Jesucristo muy por encima de la chusma judía y romana que acabó matándolo. ¡Todavía hay clases... y castas!

Como propone Jesús, los arqueoindividualistas empezamos por el amor a nosotros mismos. Ya que no es lo que vulgarmente se conoce como egoísmo, a sugerencia de Toni en este foro utilizamos otro vocablo, mimiaquismo, de origen suajili (swahili).
El mimiaquismo es la atención preferente a la propia felicidad. En el arqueoindividualismo rechazamos frontalmente el altruismo típico. Porque lleva a la autodestrucción. Aunque suene fea, la primerísima propuesta que hace el arqueoindividualismo a todo el que se interese por esta filosofía es la siguiente.

Busca como lo más importante tu propia felicidad completa.

Esto se puede tomar como el equivalente arqueoindividualista del principio primero budista, sólo una cosa es importante: cómo te liberas tú del dolor. Ahora que nuestro principio, en vez de formularse negativamente, se formula de manera positiva, ambiciosa y completa.
Entonces, Caba, me dirás: ¿qué pasa con los demás?
Los demás, en última instancia, no existen como yoes separados de ti mismo, de mí mismo o de Albedrío. Es decir: en el nivel supremo de la realidad, eso que las religiones y muchas filosofías llaman Dios, no hay varios yoes separados unos de otros, sino un único yo infinito, eterno y dichoso.
Por tanto, quien busca a fondo su propia felicidad está, de hecho, allanando el camino a que los demás sean, también, plenamente felices.

Todo esto, en última instancia, es metafísica. Mas en este mundo tan dominado por el Príncipe de los Abogados, ¿qué hacer, para empezar? Lo primero es reconocer que Satanás existe, que no es un mero símbolo lingüístico abstracto del mal. Y, a continuación, establecer la verdadera naturaleza de este ser, más allá de fantasías y espectaculares películas de exorcismos, así como conocer los límites de su poder.
Satanás existe. Es una entidad viva que llegó a estar en niveles existenciales altos, aunque no en el nivel supremo de la realidad, y que luego se desvió y pervirtió. El judeocristianoislamismo lo define como un ángel caído, definición muy acertada. Su nivel de vibración típico no es material denso, así que difícilmente puede encarnarse en el mundo animal sutilizado propio del ser humano. Para actuar ahí tiene que influir en los canales de comunicación que el mundo físico animal mantiene con otros niveles ya superiores, como el plano astral y el plano causal.
Y lo que busca Satanás es mantener un gran control del mundo físico, especialmente del nivel humano y otros niveles parecidos al nivel humano. Es un obseso del poder. Al no haber podido controlar el nivel supremo de la realidad (donde, por la propia naturaleza de este nivel, no puede haber dictadura ninguna) intenta compensar su fracaso mangoneando otros niveles y planos de la realidad donde sus habitantes son más vulnerables a sus trucos y supercherías. Por eso es tan amigo de los abogados, y abogado él mismo.
Satanás, aunque se cuida muy bien de no decirlo, es incapaz de crear o modificar las leyes físicas de los planos burdos materiales; por tanto no puede cambiar las leyes que rigen el mundo animal humano.
Pero puede usarlas a su favor. La ley de Malthus es real, tanto como la ley de la gravedad de Newton o la teoría de la evolución biológica de Darwin.

Más al grano: ¿tiende el ser humano, espontáneamente, a buscar el nirvana? ¡Sí, padre! No obstante, si está aterrorizado por la pobreza, la competitividad y otras formas de violencia... difícilmente puede. Satanás lo sabe, y por eso Satanás alienta la natalidad y la superpoblación. Satanás sabe que, en tales circunstancias, la ley de Malthus impedirá el paso de la población al estado pleno del bramín, y de ese modo su poder sobre el ser humano se mantendrá.

Hay una lógica, Caba. Una lógica que no se quiebra en el discurso arqueoindividualista. Escucha.

No hace falta un perfeccionismo detallista para dar a todo hombre y a toda mujer la oportunidad de la gran liberación. Porque basta con crear unas condiciones que no la impidan, que no la hagan casi imposible. Si hay la posibilidad, habrá de hecho el desarrollo. Nadie, cuando está sobrio un buen rato, quiere seguir en el horrible modo de ser propio del hombre, y de la mujer.

Si fuéramos, según el número áureo bíblico, solamente ciento cuarenta y cuatro mil (144000) los vivientes humanos en este planeta, ¿viviríamos todos como reyes? ¡Claro que sí! No trabajaríamos. Las máquinas trabajarían por nosotros, sin más que mantenimiento y retoques muy de vez en cuando. Y, con tanta reserva de alimentos y zonas vírgenes, todo posible con una población tan escasa, estaríamos a cubierto de hambrunas, o de vivir en peligrosos lugares con frecuentes terremotos o erupciones volcánicas. En mi relato El mundo de Supreniranto. se describe un nivel, plano o planeta físico en el que se vive así: Ugari. Ugari es, también, un nivel espiritual de la realidad, mucho más alto que el nivel humano ordinario. Allí van a parar seres humanos superiores y también otros seres inteligentes de tipo humanoide. Con todo, sigue siendo un nivel físico de realidad, donde se come, donde se respira, donde se ve y se oye.
Los siguientes relatos del ciclo literario de Supreniranto, en general, se van aproximando más a la realidad de la vida humana en la biosfera humana a principios del siglo XXI, y de cómo acercarla al concepto de la tierra sin mal en la filosofía guaraní. En guaraní se dice así: Yvy Marãe'ỹ. La letra y se pronuncia como una i gutural; la tilde ~ indica vocal nasal; en guaraní, si no hay acento gráfico, suele acentuarse tónicamente la última sílaba; el apóstrofo o pusó, ', indica una parada glotal.

Yvy Marãe'ỹ. La tierra sin mal. He ahí lo que busca el arqueoindividualismo. ¿Cómo solucionar los problemas de la gente real? Pues sin paternalismo: apoderándolos, a los seres humanos, para que puedan solucionar y arreglar por sí mismos sus problemas y asuntos. Saben hacerlo, de hecho... a condición de no ser crónicamente pobres. Lo que debemos hacer, pues, es convertirlos en ricos. Y la manera de lograrlo sin demagogia implica baja población, democracia real (por tanto, democracia directa) y respeto ecológico a la biosfera en la que vivimos.
¿No habría, con una población bajísima, intereses que se solucionaran violentamente? Puede que sí, mas serían mucho más infrecuentes esos casos que hoy, y mucho menos violentos.
¿No habría guerras con una población bajísima? No; esto sí que está claro como el agua, a diferencia de la respuesta a la pregunta anterior. Con, digamos, ciento cincuenta mil habitantes nada más en todo nuestro planeta no habrá guerras. Definitivo. Soldados con armas letales combatiendo a largo plazo en dos bandos enfrentados, para hacerse con una parte del territorio... eso sería imposible. La guerra y la superpoblación son dos cosas indisolublemente ligadas. No puede haber la una sin la otra, y la otra lleva a la una. La superpoblación lleva a la guerra. Y, aunque esto sea más difícil de ver, también es cierto que la guerra lleva a la superpoblación, a medio y largo plazo. Por eso los generales y políticos del bando perdedor tras una guerra están muy interesados en dar más niños (que luego serán soldados) al país derrotado y tomarse la revancha bélica.
El arqueoindividualismo es pacifista. No admite la guerra, y no admite la violencia como recurso ordinario para resolver los conflictos.

Termino, pero con una amistosa advertencia antes.
Antes se agarra a un mentiroso que a un cojo, bien lo sabes. Y el arqueoindividualismo, como escuela filosófica, ya existe formalmente desde hace unos nueve años, desde el año dos mil catorce (2014). Si el arqueoindividualismo fuera la tapadera del fascismo erudito o del capitalismo cruel con ribetes ecologistas (dos acusaciones que se le han hecho al arqueoindividualismo, en efecto) eso ya se hubiera destapado. Es imposible mentir durante nueve años sin que se coja al mentiroso de turno. Algún forero, de hecho, algún forero ya muerto (o que ha fingido su propia muerte para disimular que ya no quiere participar en el foro) me ha acusado, al exponer yo el arqueoindividualismo, de ser un genocida por mis ideas en política demográfica. Nunca, a pesar de su saña contra mí, pudo asentar su acusación.
Es muy cierto que me quiero cargar políticamente a los jueces, abogados, banqueros, políticos profesionales, tahúres organizadores de ruletas, cultivadores y vendedores de tabaco, recaudadores de impuestos y otros, aunque sin matarlos físicamente; se trata de hacerles perder su poder.
En cambio, no pretendo cargarme a los seres humanos. Pretendo, cosa muy distinta, que su natalidad sea, año tras año, ligeramente inferior a su mortalidad.
¿Soy un genocida o un superchero por pretender esto?
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo @ yahoo . es (trigrupo arroba yahoo punto es). La imagen del avatar gráfico es una fotografía que me identifica realmente, no retocada, tomada en septiembre del año 2017.
Responder