Página 7 de 7

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 23 May 2023, 10:52
por Caba
Alexandre Xavier escribió: 22 May 2023, 19:42 Hay varios textos rabínicos tempranos que mencionan a Jesús, pero no son anteriores al Nuevo Testamento, sino algunos siglos posteriores.
Los documentos más antiguos sobre Jesús con cierta fiabilidad son las cartas de san Pablo y los Hechos de los Apóstoles, luego los evangelios sinópticos (de san Mateo, san Marcos y san Lucas) y finalmente el evangelio de san Juan. Hay también algunos pasajes fiables en los evangelios apócrifos y nósticos. Todo este material, favorable a Jesús porque fue escrito por sus seguidores, es bien anterior a las citas judías más tempranas, recogidas en el Talmud a partir del siglo V o, como muy pronto, a finales del siglo II; la datación talmúdica temprana es poco precisa. El Talmud, generalmente, se muestra muy hostil a Jesús en sus referencias y lo presenta como un hereje y un traidor. Ahora bien, está claro que no se acusa con furia de hereje y traidor... a un mero mito solar literario. Y, a pesar de no ser un material casi contemporáneo a Jesús, como las epístolas de san Pablo, es suficientemente cercano en el tiempo y más en el espacio, como para darle, por su contexto y su contenido, credibilidad sobre alguien bien conocido en el entorno rabínico... al ser un vecino a pocos quilómetros de donde el rabino de turno redactaba el pasaje talmúdico en el que se menciona a su poco estimado colega. Al revés que en el caso de Celso en su Discurso verdadero contra los cristianos o de las manifestaciones de Juliano el Apóstata y otros paganos que hablan sobre alguien conocido indirectamente, el Talmud habla sobre alguien físicamente conocido, en el entorno talmúdico cercano: son judíos hablando de otro judío al que detestan.
Si quieres documentación en castellano sobre las citas a Jesús en el Talmud, la tienes gratis y a porrillo. Así que te remito al blog del ya mencionado Antonio Piñero: https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83403.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83334.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83246.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83186.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 82925.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83306.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 83124.html; https://www.religiondigital.org/el_blog ... 60903.html.
No soy exhaustivo; me limito a una introducción general sobre el tema. Recomiendo también los libros Jesús, el Galileo armado, de José Montserrat Torrens y Jesús en el Talmud, de Peter Schäffer. Hay también un antievangelio judío, muy posterior (siglo XIII, aproximadamente)... en el que literalmente se acusa a Jesús de ser un hijo de pendonga, acusación muy antigua contra el gran maestro de Nazaré. Este antievangelio está traducido del hebreo al castellano: el Séfer Toledot Yeshu.
Una sucinta colección de los pasajes talmúdicos más relevantes sobre Jesús puede leerse en este enlace internético: https://atravesdelasescrituras.com/2016 ... el-talmud/.
He aquí otra recopilación breve mas incisiva y analítica: https://es.humanidades.literatura.narki ... as-y-jesus.
Te vuelvo a decir que no voy a discutir que Jesús fue un personaje histórico menor de esa época. Esto, "lo más fácil" para ti, no es lo que se debate, más bien otros asuntos.
Dosyogoro2 escribió: 22 May 2023, 22:58 Mucha libertad, pero luego se alega que es buena la falta de respeto hacia los demás. Sin respeto no hay libertad hacia los demás. Pues la libertad no es un hacer lo que me dé la gana, la libertad es una posición hacia los demás, no hacia uno mismo, que empieza con el respeto hacia los demás.
Estoy de acuerdo en todo el post, excepto en que el respeto empieza en los demás. Tengo la firme convicción de que una persona sana se respeta completamente a sí mismo. Y esto sin llegar a una idolatría del yo o a tener ínfulas insoportables. Lo comento porque, de la libertad, igualdad y fraternidad de la revolución francesa, muy apoyada en los discursos de Montesquieu, Rousseau y otros, sólo nos quedamos con la igualdad y la libertad. Lo de la fraternidad se extinguió en solidaridad y respeto. Falta, como siempre, mucho por avanzar en el tema, y creo que la fraternidad es la gran olvidada, tanto, que soy de la opinión de que la libertad y la igualdad sin fraternidad están cojas.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 23 May 2023, 13:29
por Alexandre Xavier
Albedrío escribió:Me repetiré, ya que esto resulta divertido, pero el problema de la argumentación de Alenxandre es básicamente que no convence a nadie. Entonces piensa que tiene una limitación para presentarse a un cargo público (quizás haya que empezar por cosas menos ambiciosas, como presidente de la comunicada de vecinos). Un enlace que encuentra cualquiera que use google: https://www.newtral.es/presentarse-elec ... /20221123/
Las revoluciones no las hacen los privilegiados, sino las víctimas de los privilegiados; por eso es tan difícil hacer una (buena) revolución; porque las palancas del poder las tienen los interesados en que todo siga como está y seguir rapiñando, por lo menos a corto y medio plazo.
Como ya he dicho otras veces aquí en Sofos Ágora, carguitos de ésos que sugieres son muy fáciles de obtener: presidente de una comunidad de vecinos, representante estudiantil en la enseñanza secundaria o la universidad, alcalde de aldea, sindicalista de base, etcétera... Son, claro, cargos sin remuneración, con tanto esfuerzo como los cargos pagados (o más) y sin posibilidades de subir a niveles políticamente decisivos. Por eso los partidos políticos tienen tantas dificultades para cubrir candidaturas municipales en las aldeas, y por eso el cargo de presidente de una comunidad de vecinos es algo de lo que todo el mundo huye y que suele darse a la fuerza, en una elección sin elección, valga la paradoja... porque si el forzoso candidato no quiere presentarse a las poco halagüeñas elecciones... la ley lo forzará a que, por turno y sin votación, sea presidente. Así que se presenta, lo votan por amplia mayoría... y a tragar.
No, padre. Hablo de cargos políticos de verdad. Ya que, al revés que tú, doy mi nombre real, se puede comprobar mi activismo político en la Asociación Solidaria con los Clientes de la Justicia y en general el movimiento antitogado español, en grupos antipoblacionistas solventes como el holandés Club de los Diez Millones (hablo holandés) en el antiguo partido político español Los Parados, en el plano académico con mis intentos de presentación, denuncia, refutación y superación de la ideología conocida como democratismo (que no es la democracia en sí como forma política, sino algo muy distinto) según mi tesis doctoral y otras actividades, incluida naturalmente mi actividad como jefe de escuela, de hecho, en el arqueoindividualismo. Ahí va un enlace internético al Club de los Diez Millones, que también tiene materiales en castellano: https://www.overpopulationawareness.org/es/.

A un plazo entre corto y medio, los que vamos en esta onda, políticamente, queremos presentarnos electoramente en coalición, naturalmente que por la izquierda (la derecha burguesa es inmovilista clasista y desarrollista económica sin esperanza) poniendo sobre la mesa, eso sí, los tres puntos clásicamente desatendidos por la izquierda.

+ La superpoblación.
+ La automatización de la producción, que convierte en pacotilla la vieja (y cargada de hipocresía histórica) pretensión laborista de trabajo bien pagado para todos como forma de integración social.
+ La nomocracia, literalmente el gobierno de la ley, pero de hecho la dictadura de los abogados, jueces y fiscales, igual que la teocracia, aparte de la etimología, no es el gobierno de Dios, sino la tiranía de los popes, curas, rabinos, dalailamas, ulemas, ayatoláes, patriarcas, sumos pontífices, monjas y demás miembros del clero.

Por ejemplo, en este sentido estoy en contacto con grupos políticos y sindicales españoles como la Confederación Nacional del Trabajo, el Bloque Nacionalista Galego, Sumar, Podemos, Más País y otros. Hay diversas fórmulas, combinables entre sí, como hacer una candidatura testimonial que a éstos les robe votos y los fuerce a hablar con nosotros más allá de un cotilleo intrascendente de puertas para adentro del despacho. También podemos ir desde el principio en coalición, o presentando a nuestros candidatos como independientes.
Soy de derechas, muy de derechas, de la derecha revolucionaria, lo cual no quita para que me alíe con sinceros revolucionarios de izquierdas para tres logros básicos.

+ Una renta universal incondicionada de vida digna y holgada, de cuantía y obtención que no resulten raquíticas ni humillantes para sus perceptores.
+ Un sistema electoral que acabe con la mafia de los partidos políticos y con la exclusión de los pobres en los cargos políticos electivos importantes, incluidos los cargos de jueces y fiscales como cargos políticos siempre electivos.
+ Un ambiente demográfico, económico, ecológico y cultural respetuoso a largo plazo con la biosfera del planeta en el que vivimos; o sea: no a la superpoblación... y al despilfarro... y al destrozo ecológico sistemático... y al crecimiento económico indefinido.

Y mira, Albedrío: te voy a dar el nombre de un viejo y honrado revolucionario español, al que conozco y con quien puedes contactar: Martín Sagrera.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 23 May 2023, 14:53
por Caba
Intentar cambiar el sistema desde dentro es un saludo al sol. Si consiguieses, pongamos el ejemplo, de algún representante, a continuación pasaríais a formar parte de la partitocracia, ni más ni menos, y os adueñaréis de vuestro trozo del pastel del poder.

Los sistemas se cambian desde fuera, exigiendo la libertad política total que todo ciudadano merece de forma legítima. Para ello se hace necesario hacer pedagogía de la política, entusiasmar a los ciudadanos para que nos demos cuenta una inmensa mayoría de que con nuestra libertad política no se juega, que no somos menores de edad, que nosotros elegimos a nuestros representantes en las instituciones sin distinción.

Evitar la oclocracia no es sencillo, pero se puede hacer.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 25 May 2023, 22:10
por Albedrío
Todo el mundo puede ver lo que sale si se googlea tu nombre, te recomiendo que lo hagas para que dejes de pedirle a la gente que te busque.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 27 May 2023, 02:42
por Dosyogoro2
Estoy de acuerdo que el respeto empieza en uno mismo. Pero la libertad empieza en el respeto a los demás. Y reitero no se puede respetar a los demás, sin respetarse primero a uno mismo; luego para dar la libertad hay que respetarse a uno mismo para respetar a los demás y desde ahí dar libertad a los demás.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 27 May 2023, 11:12
por Caba
Dosyogoro2 escribió: 27 May 2023, 02:42 Estoy de acuerdo que el respeto empieza en uno mismo. Pero la libertad empieza en el respeto a los demás. Y reitero no se puede respetar a los demás, sin respetarse primero a uno mismo; luego para dar la libertad hay que respetarse a uno mismo para respetar a los demás y desde ahí dar libertad a los demás.
Estoy de acuerdo @Dosyogoro2, esto para la libertad.
Nos restaría la igualdad y la fraternidad. Que no sé cómo lo ves, pero también entiendo que empiezan, siendo más general, en el amor hacia uno mismo (autoestima), y en el que dedicas hacia los demás sea también de calidad.

Al final, la tríada en la que se sustentó la revolución francesa se basa en esto. En una sana autoestima. Pero esto es teoría, ¿cómo logran los ciudadanos una sana autoestima? Porque ni con una buena Carta Magna que nos defienda del Estado correctamente se consigue tal. Sería, por tanto, utópico esperar que todos los soberanos del país, que todos los ciudadanos, tengan una autoestima sana y de calidad. Ya por no mencionar la información a la que tienen acceso.

En consecuencia, aunque construyamos una democracia más participativa, donde se nos considere a toda la ciudadanía como soberanos auténticos del Estado, y de este modo, de mayores de edad, con todas sus consecuencias, al final la oligarquía, el populismo y la oclocracia llaman a la puerta.

En fin, es lo que estaba reflexionando ahora mismo. No sé qué opinas al respecto.

Re: La Democracia es una mala Meritocracia ¿cómo mejorarla?

Publicado: 27 May 2023, 19:53
por Alexandre Xavier
Diego Gómez escribió:Mucha libertad, pero luego se alega que es buena la falta de respeto hacia los demás. Sin respeto no hay libertad hacia los demás. Pues la libertad no es un hacer lo que me dé la gana, la libertad es una posición hacia los demás, no hacia uno mismo, que empieza con el respeto hacia los demás.

Reiterando que los argumentos no hacen a nadie, es decir, los argumentos no tienen porque ser respetables, pero eso no quiere decir que no se respete a quien los presenta, pues son siempre diferentes la persona que presenta unos argumentos que los argumentos que presenta, los argumentos si tienen valor, o no, lo tienen por ellos mismos independientemente de la persona que los presente.

Por otra parte se alega libertad, pero luego se alega que hay que imponer una bajada de la población, ¿cómo se consigue ésto haciéndolo compatible con la libertad de los demás?

Si igualmente parece que se está en contra de medidas anticonceptivas, como se casa conseguir una bajada de la población, y otra vez como se casa todo ésto desde un discurso que no para de hablar de la libertad.

Es fácil hablar de la libertad en un sentido abstracto o sin ser plenamente consciente de qué concepto estamos hablando.

Como ya he expuesto muchas veces, en toda relación entre humanos, en todo sociedad, los humanos nos tratamos con dos estadios, uno sobre aquellos comportamientos que compartamos o no compartamos entendemos que son decisiones morales libres de cada cual y que por lo tanto no vamos a custodiar, ni vigilar, ni tutorial, ni sancionar, ni castigar, ni penalizar, ni corregir, ni intervenir; y otro sobre aquellos comportamientos que entendemos que son atentados contra lo que consideramos deben ser comportamientos libres y que por lo tanto debemos intervenir, corregir, penalizar, castigar, sancionar, tutorizar, vigilar, custodiar.

El tema es que este tema es muy complejo, en donde hay muchas formas diferentes de pensar, hay quienes consideran que sus comportamientos no son atentados contra la libertad (no se penaliza ningún comportamiento) mientras los demás si consideran que se está atentando contra una libertad y que por lo tanto hay que corregir (sancionar, penalizar, ...) ese atentado.

Por ejemplo si una persona rompe una relación sentimental sexual con otra, puede ser que está otra se sienta penalizada o que se atenta su libertad y decida entonces responder atentando contra ese atentado (y piense además que su atentado no es un atentado, sino otra decisión libre); cuando los demás consideran que romper una relación es una decisión moral libre y que no se puede atentar contra ella, y considere que no es un acto libre lo que considera es un atentado contra una libertad.

Por eso estos dos aspectos que se dan en toda relación entre humanos, tratos entre humanos (es como describir relaciones gravitatorias de muchos cuerpos diferentes, todos afectándose entre ellos) se dan desde muchas formas de relación entre humanos; no es sólo cuestión de las leyes institucionales de una jurisdicción o sociedad que consideran que se puede permitir o no se puede permitir (para proteger la libertad de los demás, y con ella la propia), es igualmente las relaciones que se dan en todo trato personal con otro.

Es imposible en un mundo social, que no haya tratos o relaciones entre humanos, en donde no haya formas legales de trato; alegar a que no haya intromisiones sociales desde los demás hacia los tratos entre personas, es alegar a que se imponga la ley del más fuerte (militarismos, mafias, crimines organizados, corporativismos no estatales que van ocupar el lugar del estado), en donde igualmente se va establecer desde las mismas relaciones o tratos entre humanos diferentes posiciones sobre la libertad de los humanos; y otra vez se alegará cuando se esté de forma sibilina atentado contra libertades que no son atentados contra ella, sino meras formas morales entre seres libres (cuando realmente no son libres, porque estarán siendo claramente penalizados o sancionados, mientras se intentan pasar por relaciones morales de libertad).

Para que se vea el caso voy precisamente a exagerar en casos particulares, el tema o debate no está en estos casos particulares, sino en comprender el argumento general, para a partir de ahí poder tratar cada caso particular. ¿Es realmente libre una persona para vestir como quiera si ello le afecta a conseguir un trabajo; es realmente libre una persona si tiene que usar el despertador para poder trabajar? ¿Es realmente libre una persona si alguien no le quiere vender el pan por su sexualidad? ¿Es realmente libre una persona si alguien no le quiere contratar porque está gordo?

Como digo es fácil hablar de libertad sin entrar en casos concretos, en donde hay que enfrentar si un comportamiento está dentro de una mera moralidad entre libertades (se compartan o no se compartan) o si un comportamiento está dentro de una injusticia, un atentado contra la libertad, en donde entonces para defender una libertad hay que entonces no considerar el otro acto como una libertad sino como una injusticia o maltrato o atentado contra la libertad y entonces poder intervenir, custodiar, vigilar, castigar, sancionar, penalizar, corregir, para proteger precisamente lo que se considera debe de ser libertad (moralidad libre, decisiones libres, se compartan o no se compartan).

No olvidar que si se penaliza a un juez por el hecho de ser juez, entonces el penalizador igualmente se tendría que imponer esa misma pena, porque está actuando como juez.
Hay exposiciones y pensamientos discursos del lenguaje que son incoherentes, y nunca saldrán de la incoherencia porque son incoherentes, lo que puede cambiar es que se cataloguen correctamente como incoherentes.
Empezaré mi respuesta por lo más fácil.
El caso, Diego Gómez, es que ya por segunda vez, metes contra mí la falacia del hombre de paja. No penalizo en sentido estricto (o sea, con sanción criminal propia, con pena privativa de libertad) a nadie por el mero hecho de que sea o haya sido juez. Sí que estoy a favor de penalizar políticamente a los jueces y fiscales españoles, quitándoles sus cargos y sus sueldos por votación popular. No tienen mi confianza política, así que voto por echarlos. Esto ya lo he dicho, así que ponte las pilas y deja de acusarme por lo que nunca he dicho y que no pienso. Para condenar a un juez por lo penal, primero hay que demostrar que prevaricó en sentido estricto, que condenó a un acusado sin pruebas de su culpabilidad. En fin, no me extrañaría nada que volvieras a acusarme con tu tranganillo de que acuso y condeno a los jueces por el mero hecho de ser jueces. Pero, en tal caso, te enfrentarás a la clásica pregunta: ¿eres tonto o te lo haces? Avisado quedas.
Sigo un poco en el mismo sentido, aunque en un tema diferente.
Dices, Diego Gómez (Dosyogoro) que parece que estoy en contra de medidas anticonceptivas. ¡Nueva falacia del hombre de paja! Señores: es de cajón que yo y todos los antipoblacionistas con dos dedos de frente estamos muy a favor de los anticonceptivos. Es que, si no lo estuviéramos, seríamos tontos del bote...

Ahora entraré en un asunto muy diferente; un asunto que no es la falacia del hombre de paja ni un error inocente al interpretarme. Se trata, en cambio, del serio tema de la conexión entre lo que se dice, lo que se piensa y lo que se hace.
Dices, Diego Gómez que los argumentos no hacen a nadie. ¡Pues te equivocas de medio a medio! Lo pondré con un ejemplo de los que hacen mojarse a quien pone tales ejemplos; pues los arqueoindividualistas, repito, nos mojamos en los temas conflictivos, en vez de discutir insulsamente sobre el sexo de los ángeles.
No existe una dosis segura al beber alcohol etílico. La única copa segura de bebida alcohólica es la que no se bebe. Si alguien, en biología humana, sigue diciendo que quizás haya consumos de alcohol sin riesgos para la salud a largo plazo, ése está en la misma situación de un terraplanista en geología y cosmología.
Un terraplanista, hoy, o es tonto, o se hace el tonto. Sencillamente, no se puede ser terraplanista de buena fe en la actualidad. La tierra es (aproximadamente) esférica, y eso no es una mera opinión, sino la verdad.
Y un vinatero, cosechero, destilero, bodeguero, cervecero, vendedor de bebidas alcohólicas en general, etcétera, que nos suelte que el consumo de vino, cerveza, coñac, aguardiente, vodca, etcétera, puede ser saludable con moderación, o es tonto o se hace el tonto. ¿Qué pasa, en realidad? Que se hace el tonto para mantener y acrecentar su negocio.
Un profesional de la venta de bebidas alcohólicas no merece respeto alguno cuando pregona la bondad salutífera del veneno que está ofreciendo con ánimo de lucro. Sabe de sobra que sus propias alegaciones son falsas. Lo mismo vale para quien produce o vende cocaína, heroína, tabaco, fentanilo o cualquier otra droga dura.

En este mundo hay gente que no es respetable, debido a que suelta unas argumentaciones que desvelan la corrupción de quien las emite.

Históricamente, Torquemada no era respetable, debido a las opiniones que este siniestro inquisidor tenía sobre los herejes y las brujas. Opiniones que, cómo no, llevaba rápida y ardientemente a la práctica.

Lo que pretende al final Diego Gómez es desvincular radicalmente la conducta no verbal de la gente de su conducta verbal; desvincular por completo lo que la gente dice de lo que la gente hace y de lo que la gente es. Y eso, claro, es un gran desatino. Lo que la gente dice y piensa nos indica mucho sobre lo que la gente hace y sobre lo que la gente es. Estoy rozando la perogrullada al soltar todo esto.

Bastante más interesante es, en cambio, la reflexión que hace Diego Gómez aquí sobre lo difícil que es hablar de libertad cuando se entra en casos concretos. ¡Mucho acierta Diego Gómez al hacer tal observación!

Hale: a mojarse, como con tesón hacemos los arqueoindividualistas una y otra vez.
Las teorías individualistas ingenuas sobre la libertad (y os lo digo yo, un individualista radical) han adolecido hasta hoy de negar o minusvalorar el efecto de campo. El ejemplo de los siete hijos nos lo aclarará fácilmente.
Puesto que el hombre no es un pez ni un pájaro, no puede vivir en el mar ni surcando los aires. De ahí que todos los hombres vivan en islas, desde la pequeñísima isla que es Rapanúi o Isla de Pascua hasta la isla enorme que es Eurasiáfrica. Ambas islas están rodeadas de mar, aunque físicamente dividamos a la segunda en dos continentes (África y Eurasia) y por complejas razones históricas, culturales, políticas y económicas dividamos ulteriormente a Eurasia en dos continentes, Europa y Asia.
En la Isla de Pascua, que una pareja tenga siete hijos se percibe de inmediato como un asunto no meramente privado de esa pareja. Pues el suelo habitable es tan limitado que, de inmediato, se plantea el problema de dónde alojar ahora y en el futuro a tal numerosa prole. Mas en una zona poco poblada de Eurasiáfrica, pongamos por ejemplo la zona central de Siberia, a caballo entre Rusia, Mongolia y China, la bajísima densidad demográfica hace, en la práctica, que se pueda considerar un asunto privado la prole de siete hijos por pareja. El problema ahí no es que tengan espacio, pues lo hay de sobra. El problema es que no se mueran de frío. La natalidad total va a seguir siendo muy baja, sencillamente porque en un territorio tan frío y seco la gente no quiere vivir.
O sea: el efecto de campo demográfico es minúsculo y negligible ante el mismo hecho (siete hijos por pareja) en Siberia Central, mas no en la Isla de Pascua... islita a miles de quilómetros de cualquier masa grande de tierra emergida sobre el mar.
Abordemos pues, bajo esta inusitada perspectiva, la jugosa pregunta de Diego Gómez: ¿Es realmente libre un fulano si alguien no lo quiere contratar porque está gordo? Bueno: los feos sabemos, y los gordos saben, que nuestras repelentes figuras nos ponen grandes vetos a la hora de ser contratados para un trabajo remunerado.
Ahora bien, lo que no concibe claramente Diego Gómez, taxista en la vida física extrainternética, es que el rollo del trabajo remunerado como regla obligada de vida no es de ninguna manera un hecho biológico innato, sino una construcción histórica cultural relativa, que tuvo un principio en la Historia humana, y que debería desaparecer en una sociedad realmente justa y libre.
Y eso está íntimamente conectado con la superpoblación. A la larga, esas parejas con un montón de hijos por pareja provocan un importante efecto de campo, incluso en Eurasiáfrica.
¿Libertad? Libertad, en este sentido, era lo que disfrutaban los siberianos que, a finales del paleolítico y principios del neolítico (entre veinte mil y siete mil años atrás) cruzaron a pie o en ligeras y pequeñas embarcaciones el estrecho de Bering, pasando a Alaska y, de ahí, a toda América. Este continente estaba deshabitado, así que no había policía de fronteras, ni aduanas, ni vallas, ni cercas, ni murallas, ni puertas guardadas con cerrojo. Se establecieron donde prefirieron hacerlo. No padecían patrias, Estados ni fronteras. Ni impuestos, ni abogados, ni banqueros, ni (en general) políticos embaucadores con importante poder.
Hoy todo está pillado y repartido. Las zonas del planeta con buen clima para vivir, y libres de graves inconvenientes como la malaria endémica, el vulcanismo, los terremotos, los minerales venenosos o radiactivos para el agua y el aire, etcétera... están todas habitadas y densamente. Los demasiados hombres reducen muchísimo la libertad de cada hombre.
Así que cierro este mensaje con una frase que, no por repetida y ultrapolémica en mi boca, deja de tener una importante dosis de verdad.

Si queremos ser razonablemente libres, ricos todos simultáneamente y no padecer esa abominación que es el trabajo remunerado... tenemos que ser muy pocos sobre este planeta.

Si alguno de vosotros conoce otra solución, que la diga...