Linux para vagos y para torpes.

Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2892
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Linux para vagos y para torpes.

Hola a todos.

Aquí, en el foro Sofos Ágora, necesariamente utilizamos el ordenador para filosofar. Y es fundamental utilizar bien las tecnologías informáticas para emanciparnos del academicismo filosófico, pues el academicismo filosófico tiene notas intrínsecas radicalmente antifilosóficas; sobre todo, la competitividad, la caducidad (sí, al mejor catedrático de metafísica lo mandan a hacer gárgaras cuando le llega la edad de jubilación) la jerarquía y el titulismo; todo en un entorno de intentar hacer dinero con la filosofía y de sumisión a la autoridad política estatal de turno (sin la cual sumisión no hay títulos mercantilizables, ni campus universitarios físicos, ni ingresos).
Este "nuevo socratismo" se basa pues en una avanzada tecnología liberadora (y en la asunción crítica del legado filosófico occidental u oriental).
Y aquí entra el Linux.
Este semifracasado sistema operativo lleva más de veinte años prometiendo lo que no cumple o cumple menos que a medias. En mi opinión, sigue siendo un proyecto flojísimo e incomodísimo para el usuario medio; aquí, para un filósofo que vierte sus reflexiones en un ordenador para compartirlas con otros filósofos.
En el hilo "¿Qué ha sido de los disquetes?" podéis encontrar un largo mensaje mío titulado "Esperanto y Linux", en el que describo mis fallidas relaciones con Linux; aunque ahora, eso sí, he conseguido utilizarlo regularmente con propósitos lúdicos, heurísticos y de distanciamiento meditativo (entre otros provechos). Ese mensaje lo he escrito con un Linux "domado" por mí (estable y sin riesgos para mi Windows).
Pero este mensaje no está escrito con Windows, ni con Linux... está escrito con MacOS, el sistema operativo de los ordenadores Apple Mackintosh. Utilizo una versión adaptada (se dice frecuentemente en mal castellano: "una versión portada") de MacOS que se puede utilizar en ordenadores compatibles no fabricados por Apple. Sí, eso es posible y mucho más en informática. Siempre he procurado que mi ordenador no sea para mí una opaca caja negra; quiero saber a grandes rasgos qué hace cuando lo utilizo, sobre todo por seguridad de datos y por eficacia.
Aunque soy capaz de montar un ordenador en unos cuantos minutos a partir de sus piezas, y también soy capaz luego de instalarle un sistema operativo completo con sus aplicaciones deseadas, sigue siendo cierto que no quiero pasarme la vida como una especie de informático sin sueldo, que es lo que sería si me quedara en el Linux y en sus tediosas consolas a palo seco.
El ordenador tiene que estar a mi servicio, que no yo al servicio del ordenador. O de Linux.
Así surge este nuevo hilo. Obviamente, ya el título indica que es, básicamente, un taller; un taller para los que quieren (queremos) utilizar Linux sin engorros ni complicaciones. Mas de ahí sacaremos consecuencias filosóficas jugosas, ya lo veréis. Será un taller de informática aplicada, muy fecundo filosóficamente.
A los indignados usuarios de Linux que estaréis leyendo estas líneas, y clamando que el pingüino al que adoráis es facilísimo de amaestrar, os voy a hacer una propuesta seria y de buena fe, para empezar.
Cread una instalación virtual de una buena versión de Linux, repleta de aplicaciones utilísimas de todo tipo para el usuario medio, con formato VHD, el formato que Microsoft usa para su emulador oficial de sistemas operativos, el emulador Microsoft Virtual PC. Y añadid en una partición de ese disco duro virtual (o en un disco duro virtual adicional) un somero Windows con una utilidad para intercambiar ficheros con la partición que contenga los datos de ese Linux virtual que hayáis creado.
Luego, bastará que coloquéis esa instalación virtual en un foro de descargas para el que quiera usarla descargándola entera o por partes (ya que será un fichero enorme).
Y así demostraréis a los vagos y torpes como yo lo majísimo y facilísimo de utilizar que es el Linux.
En estos casos, obras son amores.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo.es).
Avatar de Usuario
Nil
Mensajes: 5163
Registrado: 10 Jun 2011, 21:52

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Nil »

¿Quieres decir como esto?

http://virtualboxes.org/images/debian/
Spoiler: show
Avatar de Usuario
Tachikomaia
Mensajes: 15819
Registrado: 10 Ago 2011, 20:39
Rango personalizado: 1st Year Class D

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Tachikomaia »

"Y es fundamental utilizar bien las tecnologías informáticas para emanciparnos del academicismo filosófico"
Esto es como decir que antiguamente para lo mismo se requería usar bien la carreta o el martillo. No es fundamental. ¿Cuánto es "bien"? Con saber entrar al foro, postear, etc, ya está. Agrega encontrar lo que se busca, etc. ¿Qué más? Actualizar el antivirus, quitar malware, etc. ¿Saber usar Linux Y Windows? No, uno alcanza.

Soy demasiado vago como para seguir leyendo cosas con las que no concuerdo.
Imagen
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2892
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Hola de nuevo a Nil y a Tachikomaia. Y a todos.

Este mensaje sí que lo he escrito con Linux.

Dices, Tachikomaia, que "Soy demasiado vago como para seguir leyendo cosas con las que no concuerdo.".
Pues si actúas así, nunca pasarás de ser un filósofo malo o, como mucho, mediocre. En la filosofía no se opera como en el derecho o en la política, dos actividades humanas típicamente corruptas, donde la honradez es un caso raro. En el derecho o en la política, casi nadie busca la verdad objetiva ni la justicia limpia. Por eso un abogado o un candidato electoral se niegan a tener en cuenta en serio las razones del opositor que enfrenten en un juicio, o en una campaña electoral. En cambio, en la filosofía sí que hay que leer las razones de quien está en desacuerdo con uno mismo. Y hay que tomarlas en serio, aunque sea para discrepar de ellas. La ley del mínimo esfuerzo o ley del vago es fundamental en informática, de acuerdo. Pero en filosofía las cosas son diferentes. Con la filosofía intentamos llegar a los niveles superiores de verdad, bien y belleza, lo cual no se hace sin esfuerzo, lo cual se hace con esfuerzo. Soy un vago, eso está claro. Pero la mala vagancia, la vagancia degradante de no atender las razones de quien me lleva la contraria, haría de mí un mal filósofo. Y me interesa ser un filósofo excelente, haciendo esfuerzo cuando está claro que hay que hacerlo.
Vuelvo a la informática, Tachikomaia. Aquí sí que opera con pleno vigor la ley del vago. Es decir: un filósofo que usa ordenadores no tiene por qué pasar tiempo esforzándose en cosas que deben solucionar los informáticos. De hecho, los informáticos suelen ser gente eficiente y fiable, nada que ver con la mafia de los abogados, jueces y políticos.
Ahora bien, para usar los recursos informáticos de un modo que nos libere de las servidumbres asfixiantes y humillantes intrínsecas al academicismo filosófico, hay que dominarlos en un nivel claramente superior al nivel que mencionas.
Veamos un caso claro.
El editor de texto del foro Sofos Ágora es francamente malo, sin posibilidad de dar formato al texto de modo ágil, eficaz y compatible con los estándares habituales. De ahí iniciativas como el Dropbox del foro Sofos Ágora y alguna otra que surgirá, para poder mandar mensajes y archivos de texto con formato, que tengan un aspecto limpio, agradable y claro.
Dirás, Tachikomaia: bueno, eso no es más que aprender a utilizar un procesador de textos, nada del otro jueves.
Será: pero, incluso así, hay que cuidar unos cuantos detalles. Por ejemplo, que el procesador de textos haga copia periódica de seguridad, y que su formato sea compatible en exportación e importación.
En tu caso concreto: ya que más que Windows y Linux prefieres Windows o Linux, puesto que afirmas que con uno de los dos sistemas operativos alcanza para expresarse, al menos tendrás que cuidar de que, sea cual sea el que de ambos uses, el formato de texto que uses en uno de los dos resulte compatible con la ventana de mensajes del foro Sofos Ágora. Hay procesadores y editores de texto en Linux con serios problemas de compatibilidad en este sentido; te lo digo por experiencia.

Ahora, Nil, es lógico que enlace con tu sugerencia.
El enlace que me proporcionas, remite a una página desde donde se pueden descargar instalaciones virtuales de Linux en su versión o distribución Debian. El problema es su formato: esas instalaciones virtuales utilizan el formato de VirtualBox, incompatible con el formato VHD de Microsoft Virtual PC. Dado que este segundo emulador es, obviamente, el más recomendable para utilizar sistemas operativos antiguos de la empresa Microsoft, y que uso continuamente estos sistemas antiguos (aunque no obsoletos), lo que me interesa es seguir utilizando este emulador, en vez de gastar tiempo y complicaciones con la curva de aprendizaje de un nuevo emulador, VirtualBox.
¿Conoces, preciado Nil, algún conversor fiable que me permita descargar alguna de esas instalaciones virtuales y luego pasarla a formato VHD para seguir utilizando mi Microsoft Virtual PC? Recordad todos que este hilo es, básicamente, un taller de informática para usar Linux de manera fácil y rápida.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo.es).
Avatar de Usuario
Nil
Mensajes: 5163
Registrado: 10 Jun 2011, 21:52

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Nil »

No.

Lo mejor es que liberes una partición del disco duro y hagas dual boot.

http://www.instructables.com/id/How-to- ... PC-with-W/

Estas instrucciones son generalizables a otras versiones o distribuciones de estos sistemas operativos (por ejemplo windows vista y Debian)
Spoiler: show
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2892
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Hola de nuevo, Nil.
Conozco el arranque dual. Incidentalmente, te voy a pedir que no maltrates al castellano. Algunos aquí me han criticado por hablar en gallego, pero es que eso del dual boot no es castellano, ni gallego. Es inglés. Y un anglicismo perfectamente evitable. Con cosas como dual boot podemos acabar con frases como "Estartear el system hasta que aparezca el window de boot.". ¡Por desgracia, un espanglis de ínfima calidad, muy parecido al de mi sarcástica frase anterior, es ya frecuente en textos informáticos del castellano!
Voy ahora al fondo. Hace muchos años que conozco diversos tipos de arranque dual o múltiple para compartir Windows y Linux en el mismo ordenador. Y no los recomiendo en general. Solamente son buenos para una situación muy definida: la del usuario que utiliza Linux como sistema operativo principal y Windows como sistema operativo secundario, haciendo copia periódica de seguridad de los datos importantes en medio de almacenamiento extraíble.
Si no es así, y desde luego que en mi caso no es así, porque prefiero el sistema operativo Windows, con todo lo que toque algo tan delicado como el sistema de arranque en el disco duro interno principal del ordenador, me arriesgo a una serie de desastres, incluida la destrucción de todas las particiones. Incluso un daño menor, como su ocultamiento al gestor de arranque, puede causar un parón de horas o días en el ordenador. Y un intento de arreglo de tal situación, aunque sea hecho por un profesional muy probo de la informática, puede acabar en la pérdida definitiva de los datos y las configuraciones del disco duro.
Es como meterse voluntariamente en la boca del lobo. Bueno, más bien diré en la boca del juez. Y sé lo que hay que hacer con el juez, en vez de meterse en su boca.
Volviendo a lo nuestro: en este taller de informática promocionamos el Linux para vagos y torpes como yo, en vez de para gente habilísima, enamorada del Linux y con un montón de tiempo libre para trastear con este sistema.
Mira: desde la aparición de buenos programas para hacer correr sistemas operativos adicionales dentro de Windows, como Microsoft Virtual PC o VirtualBox, el Linux para vagos y para torpes es relativamente fácil para un usuario medio de Windows. La instalación inicial será en general lenta y tediosa, eso sí, pero una vez concluida es cómoda y estable.
Lo esencial es crear una instalación de Linux desde cero en un disco de formato VHD para Microsoft Virtual PC, como he hecho con el viejo Linex (Linux de Extremadura, año 2002) desde el cual te escribo este mensaje. O bien descargar una instalación ya hecha.
El problema es que casi todas las instalaciones virtuales de Linux van a estar en el formato VDI de VirtualBox, o en otros formatos que excluyen el formato nativo VHD de Microsoft Virtual PC. Y no abundan los conversores de formato para este caso.
Pero en tal caso basta aplicar la ley del vago: se descarga VirtualBox, se instala de manera permanente o provisional, se descarga la versión de Linex deseada (en mi caso, la versión Debian 6 en formato VDI), se expande el fichero comprimido, se instala en VirtualBox, y se utiliza la función de exportación, mal documentada por cierto y que aparece como "copiar" en vez de "exportar". Bueno, el caso es que esta función actúa bien y que se maneja por menúes gráficos a golpe de ratón, como nos gusta a los habituales de Windows.
Tras varias horas, he obtenido mi Debian 6 en Microsoft Virtual PC.
Es la versión más avanzada que he encontrado en el depósito de versiones de Linux que me has recomendado.
Tras detalles menores, que no incluyo aquí para no complicar demasiado las cosas, me encuentro con un Linux... en inglés. Funciona bastante mejor que el Linex, eso sí. Por ejemplo, tiene desde el principio acceso real a conexión internética inalámbrica, y un buen procesador de textos, del paquete de oficina OpenOffice. Hay algunos fallos menores, como la tendencia del sistema a no dar la hora debida ni el teclado inicial en castellano, por mucho que así se insista en las ventanas de configuración. Lo cierto, sin embargo, es que, tras hacer estos ajustes, en unos segundos tras el arranque resulta fácil escribir en perfecto castellano (o gallego); y el montaje de particiones en formato FAT32 funciona, ahora sí. Es decir, que compartir datos entre Windows y Linux resulta fácil y sin quebraderos de cabeza, en este caso.
Todo este paquete de dificultades va a seguir retrayendo al usuario medio. Si no corres ciego hacia tu pingüino, lo reconocerás.
Y, ya que hablamos de paquetes, ahora podría avanzar un poco e instalar el paquete de uno de los pocos programas originales de Linux que me han gustado: Krita. Este programa con nombre en sueco, que significa "Lápiz", es potente como programa artístico de dibujo y pintura, en vez de una birria como Gimp, que disfruta de una fama que no merece.
El problema es que las versiones de Krita en Windows (he probado con Windows XP y con Windows 7) tienen una carga muy lenta, que puede superar un minuto entero, y cierta inestabilidad, traducida sobre todo en que no se carga el fichero de ayuda. Bueno, son problemas menores, porque sólo se trata de esperar un minuto aproximadamente, y dispongo del típico manual de Krita en formato PDF. Eso sí, de nuevo es un manual en inglés, y la pretensión de que todos sepamos inglés, es, para bien o para mal, muy tendenciosa y nada neutral. Si seguimos en éstas, al castellano no lo acuchillará el gallego, menos el catalán y para nada el vascuence: lo acuchillará el inglés. Y me niego a eso.
Pero merecería la pena instalar Krita en el Debian 6 virtual del que ahora dispongo, con un rendimiento probablemente muy superior.
¿Puedes ayudarme en esto, Nil? ¿O puede alguno más de vosotros?
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo.es).
Última edición por Alexandre Xavier el 22 May 2015, 19:43, editado 1 vez en total.
Avatar de Usuario
Dosyogoro2
Mensajes: 5584
Registrado: 19 Ago 2014, 04:01
Rango personalizado: Dosyogoreando...

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Dosyogoro2 »

Pues yo me considero un vago y me encanta gnu/linux: de hecho no te puedo ayudar por mi propia vagancia, pues ya ni instalo windows, al revés hago virtuales con Virtualbox, cuando he tenido que soportar alguna que otra adecuación de juegos de póquer que no iban bien con el wine (un programa que sirve para operar programas windows, no es exactamente un emulador) de Linux.

Con windows hace falta el mismo nivel de curvatura de aprendizaje que con linux.

Casi todas las redes públicas de la famosa entre redes (internet) se hacen con servidores linux, pero esto reconozco que es otro tema.

A mí como si mañana todos acabamos hablando esperanto o inglés y se acabarán las disputas por culturas alienantes al sentido de lo que desean los humanos: prosperar, amar, ser amados y que no te maltraten.

Por cierto linux y sus programas tienen un gran nivel de traducción a múltiples idiomas.

Reconozco que a veces quien no está acostumbrado a usar los ordenadores les cuesta adecuarse a nuevos entornos, pero pasa igualmente con el avance o cambio entre entornos Windows. Pues anda que no era trabajoso el cambio de entorno de MS OFFICE del XP al 7: había que hacer un nuevo aprendizaje de uso desde casi el principio: menos lo más básico, claro.

Debian 6, creo que van por el 8. ¿Y sigues usando fat? ¿Por qué no NTFS de windows? Incluso creo que ya ha salido un nuevo sistema de archivos para windows.

Tampoco olvidar el tema de las EUFI (nuevas BIOS) que puede dar algún dolor de cabeza.

Te recomiendo Xubuntu, que a mí me ha gustado mucho, uso Kubuntu. Espero que tengas suerte con encontrarlo ya preparado para instalarlo en una máquina virtual de Microsoft Virtual PC.

Sobre lo de hacer un sistema ya terminado: eso depende de muchos factores: Windows de fábrica no viene terminado nunca, anda que no me hartado de buscar drivers para windows para adecuarlos a ordenadores de mi pasado, y de arreglar problemas en su día con el sistema teniendo que escribir en consola.
Hay exposiciones y pensamientos discursos del lenguaje que son incoherentes, y nunca saldrán de la incoherencia porque son incoherentes, lo que puede cambiar es que se cataloguen correctamente como incoherentes.
Avatar de Usuario
Serge
Mensajes: 6121
Registrado: 15 Oct 2010, 03:02
Rango personalizado: X

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Serge »

Hace muchos años estuve en una comunidad donde muchos usaban Linux y estaba tratando de aprender, una vez instale una de sus distribuciones (Mandrake) en una partición y a pesar de haberlo instalado nunca pude iniciarlo, porque no tenía el hardware (¿como decirlo en español?) requerido aparentemente. Ya antes de decidir instalarlo me había involucrado con el sistema Unix, que es sobre el cual esta hecho Linux, historicamente hablando, y tienen similitudes, es decir ya estaba algo familiarizado con los comandos y permisos de las consolas. Como me había dedicado un buen tiempo a eso pensé en estudiar programación, ingenieria de sistemas, etc pero me fui dando cuenta que aunque me interesaba no era algo que me apasionaba así que lo deje y me olvide por completo de Linux, que en realidad tenía pensado usarlo para experimentar con lenguajes de programación y con internet, porque tenía entendido que es mucho más estable y seguro que Windows, de ahi que como dice Dosyogoro sea el sistema más usado para configurar servidores. Recuerdo que en aquella epoca los administradores de sistemas de la comunidad a la que refiero se indignaban cuando se enteraban que alguien había configurado su servidor en Windows.

Bueno la cuestión es que durante el tiempo que estuve investigando me encontré con infinidad de manuales en la web para aprender a controlar el sistema operativo y que no sea al revés, es decir material hay a montones, y normalmente la gente involucrada con software abierto es bastante generosa cuando se trata de ayudar y compartir información. Recomiendo echarle un vistazo a sourceforge.net, para los que trabajen con gráficos, si quieren programas gratuitos parecidos a los de adobe hay uno que se llama Gimp y otro que se llama Inkscape, disponible para windows y linux, hay de todo, seguro hasta debe haber un programa gratuito para hacer modelos 3D y otras cosas que uno pueda imaginarse.

En cuanto al tema filosofico, creo que esto da para hablar sobre temas relacionados el derecho a la propiedad intelectual que esta en crisis, el software abierto es algo que se adapta fácilmente, porque los autores, programadores y diseñadores no sufren consecuencias económicas en este sentido.
«Si»
Avatar de Usuario
Alexandre Xavier
Mensajes: 2892
Registrado: 08 Feb 2012, 00:46
Rango personalizado: Filósofo revolucionario desde la tradición metafísica clásica, oriental y occidental.
Ubicación: Monforte de Lemos, Galicia.
Contactar:

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Alexandre Xavier »

Alexandre Xavier

Hola a todos de nuevo.

En mi mensaje de hoy predominará la consideración filosófica sobre las cuestiones informáticas concretas.
Lo primero será incidir en un viejo problema existencial expresado en el popular consejo "que los árboles no te impidan ver el bosque". O sea, el problema de que la situación puntual y transitoria impida observar la perspectiva de fondo, y de que los medios, sin interés en sí mismos, se hipertrofien indebidamente y se conviertan en fines.

Eso pasa mucho en lingüística, como se vio con el esperanto, y pasa mucho en informática, como se ha visto con el Linux.
¿Qué es, qué debe ser, el esperanto (o intentos comparables como el ido, la interlingua, etcétera? En principio, algo muy sencillo y fácil de entender: una lengua internacional muy fácil de hablar y escribir, con el vocabulario reconocible de las lenguas más habladas y más internacionalizadas, lo cual quiere decir que pesará más el vocabulario del chino que el del vascuence, y más el vocabulario del castellano que el del chino, porque el vocabulario del castellano (en gran medida común a las otras lenguas neolatinas y al muy internacional inglés) está más internacionalizado que el del chino, aunque el chino es una lengua más hablada. La gramática será regular, predecible y sin más excepciones que unas pocas formas apocopadas (abreviadas) de gran uso continuo; en general, se usa para esto la gramática de las grandes lenguas europeas occidentales, no porque sea la mejor (en realidad, las gramáticas de los diferentes tipos lingüísticos mundiales son funcionalmente equivalentes o casi) sino porque es la más estudiada y, así, es más fácil evitar sus fallos conocidos, como atribuir indebidamente género gramatical a sustantivos sin sexo real. Así, la gramática indoeuropea occidental muy regularizada y simplificada, más una ortografía fonética de alfabeto latino básico (el más difundido de todos) más una pronunciación fluida de tipo neolatino y polinesio, solamente con las cinco vocales del castellano, el vascuence o el griego moderno, dan el modelo real, y un modelo que funciona.
Hay grupos internéticos culturales que funcionan con lenguas de éstas, y que con ellas se comunican fácilmente para asuntos no lingüísticos que los interesan, sean la naturaleza del alma, las emigraciones masivas a los países ricos (por lo menos aparentemente ricos) o las consecuencias de automatizar la producción de bienes y servicios.
Y diréis: bueno, para eso ya tenemos el inglés. El esperanto y cosas parecidas no hacen ninguna falta.
Bueno, eso es verdad para el que ha aprendido a la perfección el inglés como lengua materna o extranjera. No para el resto. La discusión a fondo de asuntos culturales complejos requiere también un dominio a fondo de la lengua que se maneja.
Si aprender a fondo el inglés estuviera chupado, el problema ni siquiera se plantearía, y en esos foros culturales todo el mundo hablaría inglés por los codos.
No es así porque, para un adulto medio no anglófono, aprender inglés resulta difícil. En realidad, solamente la exposición lingüística predominante o excluyente en inglés (su uso predominante o único) da buenos resultados, en general, en su aprendizaje como lengua no nativa a edades tempranas; de ahí el auge de cosas como las guarderías y las escuelas anglófonas entre las clases pudientes del mundo no anglófono. Funciona, pero tiene sus inconvenientes; un caso claro y bien conocido es el del hijo de papá indio al que desde la cuna le han hablado en inglés en casa, luego en la guardería, la escuela y la universidad; y en el trabajo, y con su santa esposa india anglófona, y en las películas, los programas de televisión, los libros que lea, etcétera. Todo esto puede hacerse en la India actual. Mas la India sigue sin ser un país anglófono. De ahí la gran dificultad que nuestro hijo de papá experimentará por lo general para actos sin esfuerzo en su entorno, como escuchar un telediario en hindí (en otras zonas de la India, en bengalí, urdú, tamil, etcétera) o, para los alfabetizados, leer libros de su interés en la lengua india de la zona; más aún si va a escribir en esa lengua. Por eso se habla hoy en la India de una nueva casta: los ricos anglófonos, que no pueden hablar con el pueblo porque no lo entienden. Un fenómeno que nunca se dio con las antiguas (y, reconozcámoslo) abominables castas de la India.
Y es que, en general, resulta muy difícil expresarse a la perfección en dos lenguas muy diferentes entre sí, sean el ruso y el georgiano, el castellano y el vascuence, el francés y el flamenco o el hindí y el inglés.
Estas dificultades existen, y minimizarlas o silenciarlas no es camino de solución.
De modo comparable en muchos aspectos, hay serios problemas en el uso de sistemas operativos de uso popular. No me refiero aquí a aplicaciones informáticas de uso restringido, específicas para tareas técnicas muy concretas, como algún viejo sistema operativo utilizado para controlar vehiculos no tripulados que exploran más allá de Plutón, y que dejarían de funcionar (el tiempo que les quede en vida útil) con un sistema operativo más potente y actualizado.
No hablo de estos casos excepcionales, no. Hablo del usuario típico de ordenadores personales. Incluso para un usuario como yo, atípico en tantos aspectos y con grandes necesidades de manejo de lenguas, especialmente en la escritura, estos problemas son comunes.
Los ordenadores siguen teniendo importantes fallos; siguen siendo máquinas de complicado y precario manejo.
Hay muchas causas de ello; y, a estas alturas, la juventud de la informática ya no es una causa importante de esta chapuza. Desde el flanco científico y técnico, los ordenadores podrían ser ya máquinas comodísimas y segurísimas. Las causas de que no sea así son socioeconómicas y culturales. Por eso en Windows abundan las prácticas mafiosas lesivas económica y funcionalmente para los usuarios de este entorno informático. Por eso en Linux hay tal precariedad en el manejo de instrumentos básicos del ordenador, como son el ratón, el teclado y la pantalla.
Científicamente, hoy nada impide producir un Windows muy seguro y estable, ni un Linux muy seguro y estable. Las lavadoras modernas y las neveras modernas son así; y, de hecho, se trata de ordenadores con periféricos acoplados, en un caso para lavar con agua y detergente y en el otro caso para enfriar alimentos y bebidas.
Curiosamente, con este mismo mensaje se ha producido un fiasco, crache o "crash" del sistema, en el Linex (Linux de Extremadura) con el que lo he escrito. El sistema se ha colgado, ¡y eso que los linuxeros se ufanan de que Linux nunca se cuelga! Bueno, claro que tenía configuradas las copias de seguridad, pero el problema podían ser las últimas líneas, escritas en los últimos segundos a los que no llegara esa copia. Por lo cual hice una copia gráfica de esas líneas desde la pantalla mayor, la pantalla de Windows, y para mayor seguridad la grabé como fichero de dibujo en formato estándar BMP. Luego cerré forzadamente Linex, volví a cargar Linex y, efectivamente, entre la copia de seguridad y mi copia gráfica recuperé todo el texto, sin más problema que teclear de nuevo cuatro líneas de texto en letra grande.
En fin: de todo esto ya debería ocuparse automáticamente el sistema; para empezar, la copia de seguridad debería de ser por cada letra que se escribe (cada centésima de segundo). De hecho, ya hay programas y utilidades para copia continua de seguridad, que utilizo de vez en cuando. No pierdo mis materiales; desde hace muchos años los aseguro.
Y aquí entra una sorpresa que le ha entrado a Dosyogoro: ¿por qué utilizo, todavía, el viejo sistema de archivos FAT32? Pues no por descuido o dejadez, ciertamente que no.
Veamos, Dosyogoro: el estándar de particiones reconocido por todo sistema operativo serio, hoy, es precisamente FAT (típicamente, su variedad potente, FAT32). Incluso los sistemas que no lo usan nativamente pueden leer y escribir datos en una partición con ese sistema de archivos.
Entonces, dado que mi sistema operativo preferido es Windows XP, me conviene tenerlo montado en FAT32. Sé que puedo montarlo en NTFS, y que eso es lo que recomienda la empresa Microsoft. Pero, en realidad, no hay merma apreciable de rendimiento, y en cambio la compatibilidad y la accesibilidad son universales. Puedo recuperar datos y configuraciones desde un sencillo y obsoleto disquete cuadrado... si la partición a la que así voy a acceder, en modo de emergencia, tiene formato FAT32. El acceso a ese formato no falla nunca; a los otros, puede fallar. Y con mis datos y con mis configuraciones no se juega.
La mayor limitación del formato FAT32 es que no permite archivos de un tamaño mayor que cuatro gigabaites; y las particiones en formato FAT32 con tamaño mayor que doscientos gigabaites suelen dar problemas, recomendándose un máximo de treinta y dos gigabaites.
Mas para la instalación de Windows XP basta y sobra con ese tamaño. En realidad, incluso una partición FAT32 con cien gigabaites de tamaño funciona bien. Para almacenar ficheros que, por su naturaleza, han de ser muy grandes (y mejor sin fraccionarlos) pues se crean particiones adicionales en formato NTFS, y listo. Windows XP siempre reconoce nativamente el formato NTFS, incluso si está montado en FAT32 el propio Windows XP.
Y si el montaje es virtual, todavía es más importante la compatibilidad, en caso de tener que aplicar un programa recuperador de datos o de configuraciones. Cuando monto una instalación virtual de Windows XP en archivo VHD para Microsoft Virtual PC, siempre lo hago dándole formato interno FAT32. Es la manera de no tener problemas.
Sobre Debian 6 o Debian 8. Es cierto que continuamente salen nuevas versiones para alguna de las muchas distribuciones o presentaciones que hay de Linux. Pero, dado que siempre uso en la actualidad el Linux como sistema virtual, me conviene no estar a la ultimísima versión, pues su alto consumo en memoria de trabajo ralentizaría indebida e innecesariamente mi sistema. Las versiones con una antigüedad entre cuatro y diez años son las que me funcionan mejor para este propósito.
Y, bueno, ahora me preguntaréis Dosyogoro, Serge y los demás si estoy contento con las instalaciones un tanto anticuadas y arcaicas de Linux que estoy manejando.
Lo cierto es que sí.
Mis exigencias en Linux no son elevadas, precisamente porque sé que, en cuanto al usuario final, sigue siendo un sistema operativo chapucero, al que cuando no le falla una cosa le falla otra. Entonces, ya que soy traductor, no es problema mayor para mí que el Linux esté en inglés total o parcialmente, ni que carezca de soporte para lenguas de escritura exótica como el chino o el esperanto; pues no voy a usar Linux para escribirlas. En cambio, sí que necesito que Linux responda al teclado en castellano. Y que el ratón funcione a la primera, y que la resolución gráfica sea nítida y suficiente, en torno como mínimo a 800 por 600 píxeles.
Por eso, francamente hablando, el viejo Linex del año 2002 cubre bien mis necesidades. Con otras versiones, como el Debian 6, puedo explorar complementariamente algún otro aspecto, como el buen y famoso programa Krita para pintura artística, aunque realmente la mejora de rendimiento que tiene en su entorno nativo, Linux, no es muy grande sobre utilizarlo en entorno de Windows. Sí, he conseguido instalar Krita para Windows... porque Debian 6 incluye, ¡por fin!, un gestor automatizado en modo gráfico a golpe de ratón para instalar y desinstalar programas (cuando funciona la conexión internética, que en Linux falla con frecuencia).
Para lo que hago típicamente, o sea redactar, leer y oír materiales multilingües en escrituras exóticas, con estructura frecuentemente compleja (tablas, numeración de páginas, gráficos artísticos o técnicos, etcétera) y crear o contemplar pinturas artísticas, el Windows da ciento y raya al Linux.
Indirectamente sí que uso Linux en Windows, al aprovechar programas adaptados, "portados", desde Linux hasta Windows, como Krita, Inkscape, mtPaint, MyPaint, AbiWord, Sodipodi y otros.
Ahora voy a refutar fácilmente una alegación de Dosyogoro: "Con windows hace falta el mismo nivel de curvatura de aprendizaje que con linux.".
Pues no. Veámoslo con un ejemplo concreto. Ya que utilizo varios programas (sobre todo de pintura y dibujo) adaptados a Windows desde Linux, conozco la notable diferencia entre instalarlos en Linux e instalarlos en Windows. En Windows, claro, son ficheros ejecutables de instalación, normalmente con extensión EXE, y basta con activarlos cliqueando el ratón sobre ellos, procediendo luego a configurar con menúes y ventanas a los que se accede en entorno gráfico y moviendo el ratón, incluso si hay que introducir datos numéricos o verbales.
En cambio, en Linux... toma sistema de instalación por aquí, que en otra instalación de Linux será por allí, toma consolas de texto en fondo negro a palo seco en las cuales hay que escribir largas secuencias de mandatos, toma tener en cuenta las dependencias, que en muchos casos obligarán a cargar ficheros adicionales, cuya carga y cuya instalación tampoco son automáticas, toma el trabajo correspondiente para desinstalar...., toma crear un icono de acceso al programa, toma maniobras para desinstalar el programa... toma que la desinstalación no se cargue el Linux entero...
Mira, Dosyogoro: eso de que instalar Krita en Windows, por ejemplo en la última versión estable de Ubuntu, Ubuntu 14 (que tengo instalada) es tan fácil como hacerlo en Linux, ¿me lo dices o me lo cuentas? Lo cierto es que circulan en la Red cantidad de consejos y tutoriales para instalar Krita en Ubuntu, mientras que en Windows no hace falta ninguno. Es cierto que me tuve que buscar la vida para instalar Krita en Windows XP... porque ya habían quitado la no tan antigua versión correspondiente del depósito (en peor castellano: repositorio) oficial de Krita. Pero me fui a una página especializada en versiones antiguas, cogí por fin la versión para Windows XP y la instalé en un periquete. Creé también una versión portable, y otra versión portable para Windows 7; en Windows 7, además, utilizo con instalación normal la versión actual de Krita para Windows. También uso Krita en su sistema operativo original, Linux. Como veis, Krita es un programa que aprecio y que me tomo bien en serio.
Y ya que hablamos de versiones portables, Dosyogoro, ¿cuándo vamos a ver eso en Linux? Utilizo siempre que puedo, en Windows, versiones portables, por ahorro de tiempo y por la independencia que dan del ordenador en concreto que use, ya que las puedo llevar a otro ordenador sin más, o con sencillos ajustes de configuración la primera vez que las use en otro ordenador.
Por la propia estructura de estrambóticas y numerosas particiones en Linux (Ext1, Ext2, Ext3, Ext4, Swap, Reiser, etcétera) es francamente difícil crear y usar aplicaciones portables en Linux. Por eso y por el sistema de archivos, entre otras particularidades que complican la vida diaria en Linux.
En este punto, como en tantos otros, Windows es muy superior.
Diré de paso que el Ubuntu 14 me ha quedado instalado... con resolución baja de 640 por 480 píxeles, y que el menú de configuración me deniega subir a mayor resolución.
Reconozco que los depósitos internéticos con máquinas virtuales de Linux en Windows para descargar, tienen mucho material. El problema es que, de nuevo, el rendimiento concreto con los periféricos suele ser mediocre. A mí me basta, eso sí.
Hoxe por hoxe, uso o Ubuntu 14, con interface e menús en galego, o Linex do ano 2002, en castelán, e o Debian 6, en inglés; tres versións do Linux no meu ordenador, todas virtualizadas pró Microsoft Virtual PC. Teño tamén unha versión recente do Linex, ano 2014, mais consumiría demasiados recursos prá súa instalación virtual.
Serge: como traductor, te puedo sacar de apuros con "hardware". Esta palabra del inglés es muy anterior a la aparición de la informática, y se traducía al castellano como "quincallería, ferretería, herraje, piezas metálicas pequeñas". Luego se especializó, en informática, para designar a la parte física del ordenador, esa parte que es el soporte para poner en el ordenador los distintos programas y sistemas operativos que lo hacen funcionar. En castellano podemos llamar a esto, para el ordenador y aparatos electrónicos similares, "herraje" o "maquinaria". De todos modos, ya que se trata de un anglicismo muy internacional, y bien justificado al cubrir un nuevo uso frecuente, recomiendo su adopción en castellano; adaptándolo, eso sí, a la fonética y la ortografía del español. Así que quedaría como "jarduare", igual que su correlato lógico y de programación sería el "softuare". Puede que esto te escandalice, mas hace años que escribimos "fútbol", "chalé", "balé" o "tique", sin que por eso el balé sea menos artístico que el "ballet", y sin que el yas suene peor que el "jazz". Sigue habiendo quien escribe y hasta dice "pudding" porque el budín le sabe vulgar, aunque está igual de rico, sobre todo si es de chocolate. Y más de uno nos habla de la "lasag-na", ignorando que en italiano el dígrafo "gn" se pronuncia como "ñ" en español o castellano, por lo cual es mejor no romperse la cabeza y escribir el nombre de este plato italiano, la "lasagna" como "lasaña". Pronunciar esta palabra, así escrita, está tirado de fácil.
Luego, todos los que habéis intervenido en este hilo podéis alegar legítimamente que tengo una contradicción: despotrico (matizadamente) contra Linux, y después lo uso para escribir largos mensajes. O que mis descripciones delatan claramente que puedo destripar a fondo el Windows y manipular incluso su código fuente (que está desencriptado hace años por los jáqueres o "hackers") como haría un buen linuxero con su Linux. No reconozco explícitamente que lo haga; porque, como sabéis, por mi parte, a los abogados hostiles no les concedo ni cuerda para ahorcarlos, que la cuerda va muy cara. Así que si destripo y manipulo o no el código de Windows XP, queda "para secreto de sumario". Por no resultar cansino ni reiterativo, no os repetiré aquí lo mejor que, en mi opinión, puede hacerse con los jueces, los abogados, los tribunales y las leyes. Ya lo sabéis.
Reconozco, en un sentido, que soy un criptolinuxista en Windows, y que el control a fondo del sistema informático que manejo, en vez de permitir que el sistema me maneje a mí, es fundamental en mi caso. El Windows lo quiero, pero bien domado.
Aprovecho para contaros algo no muy conocido sobre Windows XP entre linuxeros. Windows XP es denominado a veces "el Linux de Windows", y hay buenas razones para esta hipérbole.
Windows XP salió tan bueno que la empresa fabricante, Microsoft, aplazó un par de veces su "muerte oficial" ante las numerosas protestas de millones de particulares y empresas que querían seguir usándolo. Pero, después del desastre de Windows Vista, ya la empresa quería vender su Windows 7, su Windows 8 y demás variantes, periódicamente.
Entonces, hace poco más de un año, en la primavera del 2014, Microsoft anuncia oficialmente su abandono de este sistema operativo.
Lo cierto es que ese anuncio tenía una jugosa parte oculta, típica de las ambiguas relaciones que Microsoft (pronunciación: Maicrosoft) mantiene con los jáqueres.
Porque ese anuncio significaba también: se acabaron las matanzas de seriales para Windows XP.
Los jáqueres, piratas informáticos o simplemente los usuarios que no se dejaban encarcelar por versiones preinstaladas de Windows XP, muy limitadas e inseguras, periódicamente ponían mejoras, actualizaciones y estabilizaciones en versiones y aplicaciones de Windows XP, para satisfacción de los usuarios y fastidio económico de la empresa Microsoft, que así no vendía sus nuevas y a menudo inútiles versiones de Windows o de Office (pronunciación: Ofis). Por lo cual, a menudo mataba los seriales; es decir, bloqueaba el uso de seriales pirateados a quien pretendiera utilizarlos para instalar Windows XP o algún otro programa de la misma empresa dentro de Windows XP.
Y esa matanza cesó desde abril del 2014. Entonces se afianzó la ya existente criptocomunidad de Windows XP libre. Incluso hay quien ha pedido que Microsoft declare el acceso abierto al código fuente de Windows XP, que de hecho es público hace años, repito. La empresa no hizo caso, claro, ya que sería dañar muy directamente su modelo de ingresos. Ahora bien, sí que empezó a regalar disimuladamente copias de Windows XP "para pruebas por parte de los instaladores de servidores internéticos". Copias fácilmente adaptables, ahora, a todo tipo de usuarios.
Veamos: a Microsoft, la piratería y la exploración independiente por parte de los usuarios siempre le han reportado réditos; publicidad indirecta, desde luego, y además información para mejorar sus productos. ¡Y discreto reclutamiento directo de jáqueres, una y otra vez, enseñando un buen fajo de dólares y con el eslogan de "si no puedes vencernos, únete a nosotros"!
En este sentido, Serge incide acertadamente en el asunto económico. Las licencias de uso basadas en ocultamiento del código de construcción dañan la fiabilidad del producto, sea en el jarduare o en los medicamentos.
Mas, por otro lado, pensar que en plan forzosamente gratuito vamos a tener la mayor de las calidades en informática (o en farmacia, o en arquitectura, etcétera) es iluso, por todo lo que sabemos de la naturaleza humana.
Esto no se aplica en filosofía, porque en filosofía es central la pregunta de cómo podemos librarnos realmente del dinero, y justamente es que no se puede responder a esa pregunta... cobrando por responderla.
Pero la informática no es lo mismo que la filosofía. En esta ciencia aplicada, la informática, sí que hay un lucro legítimo sin afectar a la calidad del producto.
Seré concretísimo: ¿pagaría, yo, por un buen Linux virtual en formato VHD para Microsoft Virtual PC, con buen soporte de ratón, teclado, pantalla, acceso internético, con cantidad de programas fiables para manejar oralmente o por escrito todo tipo de lenguas, con una amplia selección de programas artísticos de probada calidad para pintar y dibujar, y con los demás detalles esperables en una versión de Linux con buen acabado? Sí, claro que pagaría; el informático que haga eso no tiene por qué trabajar gratis, ni resulta esperable que lo haga. Eso sí, con libertad total por mi lado, luego de pagar, de hacer cuantas copias privadas quiera, con tal de no revenderlas sin permiso del primer vendedor. Esto es sencillo y fácil de entender, ¿a que sí?
Pues ahí tenéis el camino real al buen Linux: cobrar por un buen acabado (sin prácticas mafiosas como la activación obligatoria, la obsolescencia programada, etcétera) y tener en cuenta que ese acabado ha de ser tan bueno como en Windows y, a corto o medio plazo, mejor todavía que en Windows.
Hay un nicho de mercado sin explotar para el cliente honrado, no pirata en el mal sentido, que pagaría por un Linux realmente bien hecho, cuyo mecanismo interno fuera invisible porque de hecho todo se manejase por ventanas gráficas y ratón, igual que en MacOS y en Windows. Claro, con acceso al código fuente, pero teniendo en cuenta que teclear expresiones en una pantalla de fondo negro ha de ser una rarísima excepción, el síntoma de un fracaso; y no, como hasta ahora, el amargo pan de cada día en Linux.
Os lo dice un vago y un torpe (con todas las matizaciones legítimas a mi vaguería y mi torpeza) que sigue utilizando Linux.
Cordialmente, de Alexandre Xavier Casanova Domingo, correo electrónico trigrupo@yahoo.es (trigrupo arroba yahoo.es).
Avatar de Usuario
Dosyogoro2
Mensajes: 5584
Registrado: 19 Ago 2014, 04:01
Rango personalizado: Dosyogoreando...

Re: Linux para vagos y para torpes.

Mensaje por Dosyogoro2 »

Pues lo que leo, diría que es un publicista de Windows cobrando para decir paridas sobre Gnu/Linux.

Yo soy un tío muy vago, y apenas, por no decir que no uso la consola para nada en GNU/Linux, todo lo hago con el entorno gráfico: ratón y teclados (teclado en español sin problemas).

Yo que he sido usuario Windows sé que he manejado más o igual la consola de Windows que la de GNU/Linux.

A mi madre le tengo puesto un GNU/Linux y lo maneja ella para sus cosas bien.

Comprendo que como todo es la costumbre, y que nos cuesta cambiar lo que ya hemos aprendido, nos cuesta tener que de nuevo aprender una nueva curvatura de aprendizaje.

Pero pones a un niño a aprender a manejar a GNU/Linux y Windows: y la curvatura de aprendizaje es la misma.

La conversión de idiomas de las distribuciones GNU/Linux es impresionante: yo no tengo ningún problema con tener casi todo por no decir todo traducido al español.

Yo comprendo que hay gente que por costumbre, que por necesidad, que por trabajo o producciones o por temas de programas que sólo funcionan o que funcionan mejor o con mayor número de funciones, quieran usar windows: pues lo mejor siempre es algo subjetivo que tiene que ver con las circunstancias de cada uno: Y no tengo ningún interés en declarar a Gnu/Linux el salvador de todos los males informáticos, o que a todo el mundo le vendrá bien, o fanatismos sin sentido: sobre lo increíble que es aquel o cual sistema operativo.

Hay mucha gente que prefiere Windows, porque hay más vecinos con él, porque se puede compartir más popularmente soluciones, y muchas otras razones como ya he expuesto.

Pero lo que no comparto es se diga que no está traducido al español, que hay que usar demasiada consola y texto, que es más complicado que Windows; porque mis experiencias personales son que desde hace ya unos años (alrededor de 4: que me pase a GNU/Linux) son que siempre me lo he encontrado traducido, me he encontrado menos problemas que cuando instalaba Windows, y antes es cierto que usaba más la consola (no mucho, pero había que usarla); pero ahora apenas la uso.

Quizás sea por Debían 6 que me parece que lo instale una vez para probarlo, pero en seguida lo cambie para seguir con ubuntu, distribución derivada de debian, muy criticada entre los fanboys extremistas de GNU/Linux por ser como es.

Quizás la experiencia que tienes sí era achacable al pasado en donde Windows xp ganaba por facilidad y compatibilidad de uso comparándolas con antiguas distribuciones de GNU/Linux.


Sobre los intereses crematísticos de la industria de la informática tanto de hardware como de software: con sus obsolescencias programadas o sus desarrollos, con sus disputas jurídicas sobre las normas o patrones o protocolos para el desarrollo de los productos y programas para ser el dominante del mercado (zancadillas, malas praxis, técnicas empresariales y comerciales de mal gusto ético, etc.): pues que decir.

A pesar de ello es mejor lo obtenido que lo perdido, porque el mundo de la informática el desarrollo es esencial para ir mejorando y puliendo la maquinaria.


Sobre empresas Linux que cobran por instalar Linux: ya las hay, y ganan pasta: y no les importa que se vendan las copia de sus trabajos: de hecho: no se revenden porque son libres la copias, es decir, que cualquiera puede copiar los programas y sistemas operativos: se puede donar, participar, colaborar, se puede ayudar o colaborar de todas las maneras posibles para ello.

De hecho, hay clones que trabajan sobre las distribuciones de empresas famosas.

Empresas famosas que cobran por su trabajo sobre GNU/Linux, claro que sus servicios no son sólo el sistema: es la mantenibilidad, administración y seguridad de los sistemas, entre ostros servicios supongo.

Android está basado en Linux por cierto. Y dentro de nada estarán en el mercado nuevos móviles con distribuciones GNU/Linux, como ya hay otras distribuciones libres como la de Firefox para móviles.
Hay exposiciones y pensamientos discursos del lenguaje que son incoherentes, y nunca saldrán de la incoherencia porque son incoherentes, lo que puede cambiar es que se cataloguen correctamente como incoherentes.
Responder